/ domingo 31 de enero de 2021

Uno no escoge a sus hermanas, pero sí a sus candidatas

Rómulo Campuzano es un panista que por sus declaraciones a los medios de comunicación causa polémica al interior y fuera de su partido. De la alianza con el PRI y el PRD, aunque usted no lo crea, no todos los panistas ortodoxos como Rómulo, están convencidos de que sea lo mejor. Bueno, pero puede más el pragmatismo de los partidos que los principios que les han dado origen.

En el caso de Acción Nacional, el ideólogo Manuel Gómez Morin, la otra cara de la moneda, Diego Fernández de Ceballos, y no se diga Vicente Fox Quezada, que ya no sabemos si es panista, neopanista, del PRI o del PRD. Sin embargo, tienen un argumento para ir juntos: el bien superior de México y de Durango. Piensan que teniendo mayoría en San Lázaro se les abrirá las puertas del paraíso perdido.

No sabemos si el PRI y el PAN paguen la factura con sus militantes, simpatizantes o la sociedad por su alianza, eso se sabrá el próximo 6 de junio. Rómulo Campuzano, como dijo Irma Serrano, “no tiene pelos en la lengua”. Apoyar públicamente las aspiraciones y el proyecto político de Paty Flores Elizondo, en lugar de su hermana Gina, que también busca ser la candidata al distrito federal 04 podría tener dos lecturas: La primera, que no le ve a su hermana “piernas de jinete” y segundo, cree más en el futuro de Patricia Flores Elizondo. En una entrevista que le hicieron a Rómulo declaró: “en el PAN hay candidatas buenas y candidatas mejores”. Lo que Rómulo Campuzano quiso decir: mi hermana Gina es muy buena candidata, pero Paty Flores es mucho mejor. Bajo esta premisa, en política no basta ser buena, hay que ser la mejor.

Ya no falta mucho para saber el desenlace del distrito 04 federal. Lo que los aliancistas no se atreven a decirnos es lo que realmente está en juego en esta elección. Más allá del bien superior de Durango, sin duda alguna, está la sucesión del 2022. Por ejemplo, las presidencias municipales de Durango, Gómez Palacio y Lerdo. Y en primerísimo lugar, la continuidad de la llamada alternancia. Ya que hablamos de mujeres y traiciones, los priistas dan por hecho que será suya la presidencia municipal de Durango, a cambio de que Acción Nacional siga despachando en el Bicentenario. ¿Ya se dio cuenta usted que los partidos deciden por nosotros?, ¿y que acudimos a las urnas sólo para legitimar lo que deciden desde las cúpulas partidistas?

En una ocasión, platicando con Ricardo Pacheco le preguntamos: ¿tienes aspiraciones para ser candidato en 2021? Y nos contestó: “si estamos vivos, lo pensaré”. No se puede pensar en 2022 cuando no sabemos que sucederá este 2021. Pero como a los profesionales de la política no les podemos impedir que hagan planes y sueñen, tenemos que darles el beneficio de la duda. Por ejemplo, el TUCOM en contra de Paty Flores Elizondo no es casualidad, y tampoco lo es el apoyo que le da Rómulo Campuzano. Las militantes de Acción Nacional, unas buenas y otras mejores, en 2022 levantarán la mano por aquello de la paridad de género. En este tema, el que despacha en el Bicentenario ya está deshojando la margarita, moviendo sus piezas del ajedrez político, diciéndoles a todas y a todos lo que piensa, pero no les dice lo que va a hacer. No somos Walter Mercado, pero aquí en Durango en 2022 no habrá alianza. Si en esta ocasión tienen éxito, se podría repetir en 2024 para “sacar a patadas” de Palacio Nacional a MORENA. Como diría Ricardo Pacheco: Si llegamos vivos, ya veremos.

Rómulo Campuzano es un panista que por sus declaraciones a los medios de comunicación causa polémica al interior y fuera de su partido. De la alianza con el PRI y el PRD, aunque usted no lo crea, no todos los panistas ortodoxos como Rómulo, están convencidos de que sea lo mejor. Bueno, pero puede más el pragmatismo de los partidos que los principios que les han dado origen.

En el caso de Acción Nacional, el ideólogo Manuel Gómez Morin, la otra cara de la moneda, Diego Fernández de Ceballos, y no se diga Vicente Fox Quezada, que ya no sabemos si es panista, neopanista, del PRI o del PRD. Sin embargo, tienen un argumento para ir juntos: el bien superior de México y de Durango. Piensan que teniendo mayoría en San Lázaro se les abrirá las puertas del paraíso perdido.

No sabemos si el PRI y el PAN paguen la factura con sus militantes, simpatizantes o la sociedad por su alianza, eso se sabrá el próximo 6 de junio. Rómulo Campuzano, como dijo Irma Serrano, “no tiene pelos en la lengua”. Apoyar públicamente las aspiraciones y el proyecto político de Paty Flores Elizondo, en lugar de su hermana Gina, que también busca ser la candidata al distrito federal 04 podría tener dos lecturas: La primera, que no le ve a su hermana “piernas de jinete” y segundo, cree más en el futuro de Patricia Flores Elizondo. En una entrevista que le hicieron a Rómulo declaró: “en el PAN hay candidatas buenas y candidatas mejores”. Lo que Rómulo Campuzano quiso decir: mi hermana Gina es muy buena candidata, pero Paty Flores es mucho mejor. Bajo esta premisa, en política no basta ser buena, hay que ser la mejor.

Ya no falta mucho para saber el desenlace del distrito 04 federal. Lo que los aliancistas no se atreven a decirnos es lo que realmente está en juego en esta elección. Más allá del bien superior de Durango, sin duda alguna, está la sucesión del 2022. Por ejemplo, las presidencias municipales de Durango, Gómez Palacio y Lerdo. Y en primerísimo lugar, la continuidad de la llamada alternancia. Ya que hablamos de mujeres y traiciones, los priistas dan por hecho que será suya la presidencia municipal de Durango, a cambio de que Acción Nacional siga despachando en el Bicentenario. ¿Ya se dio cuenta usted que los partidos deciden por nosotros?, ¿y que acudimos a las urnas sólo para legitimar lo que deciden desde las cúpulas partidistas?

En una ocasión, platicando con Ricardo Pacheco le preguntamos: ¿tienes aspiraciones para ser candidato en 2021? Y nos contestó: “si estamos vivos, lo pensaré”. No se puede pensar en 2022 cuando no sabemos que sucederá este 2021. Pero como a los profesionales de la política no les podemos impedir que hagan planes y sueñen, tenemos que darles el beneficio de la duda. Por ejemplo, el TUCOM en contra de Paty Flores Elizondo no es casualidad, y tampoco lo es el apoyo que le da Rómulo Campuzano. Las militantes de Acción Nacional, unas buenas y otras mejores, en 2022 levantarán la mano por aquello de la paridad de género. En este tema, el que despacha en el Bicentenario ya está deshojando la margarita, moviendo sus piezas del ajedrez político, diciéndoles a todas y a todos lo que piensa, pero no les dice lo que va a hacer. No somos Walter Mercado, pero aquí en Durango en 2022 no habrá alianza. Si en esta ocasión tienen éxito, se podría repetir en 2024 para “sacar a patadas” de Palacio Nacional a MORENA. Como diría Ricardo Pacheco: Si llegamos vivos, ya veremos.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 16 de abril de 2021

Ni la vacuna se salva

Un conocido político duranguense, actualmente senador con licencia, ha dicho: “Todo es político, nada se politiza, sólo se partidiza”.

Álvaro San Juan

viernes 09 de abril de 2021

De cal y de arena

Álvaro San Juan

domingo 04 de abril de 2021

De cal y de arena

Álvaro San Juan

Cargar Más