/ lunes 11 de febrero de 2019

Visión

En una de sus conferencias mañaneras el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, comentó que el pueblo ya está cansado de tanta inche tranza. Y siendo muy contundente dijo que no será cómplice de la corrupción por lo que denunciará a los jueces que incurran en actos desleales.

Para contextualizar este tema ¡de la corrupción!, según Transparencia Internacional a ésta la define como el abuso del poder encomendado para beneficio propio: y tal organismo cada año realiza un reporte y en su última edición 2018 se demuestra el aumento de la corrupción en el sector público en 180 países evaluados.

Desde el punto de vista cualitativo la democracia a escala mundial está en decadencia, esto significa que si hay corrupción hay menos democracia en los sistemas políticos e instituciones y desde el punto de vista cuantitativo se lleva a cabo una calificación del 0 al 100 donde el 0 se refiere a un país muy corrupto y el 100 todo lo contrario. Ante tal medición Dinamarca fue el que sacó el primer lugar con 88 puntos de los 180 países, seguido por Nueva Zelanda con 87, en el lado opuesto Sudán del Sur y Siria obtuvieron una evaluación de 13 puntos y Somalia en el honroso último lugar con 10, ¿y México? ocupa la mediocre posición 138, lo que nos coloca a nivel de países como Líbano, Papúa, Nueva Guinea.

Ahora bien ante un enfoque general la corrupción es un acto de deshonestidad y la honestidad es un valor y los valores universales se inculcan desde el ámbito familiar y académico, aquí el problema es que es muy difícil ser vertical en un mundo de tantas curvas. Para explicar en México se conjuga el razonamiento de que el que no tranza no avanza y esto tiene que ver con la corrupción desmedida que se asoma prácticamente en todas las esferas teniendo como origen y base la corrupción institucionalizada, esta plataforma de la impunidad.

La corrupción citada se concibe desde las entrañas del legislativo, es decir se hacen leyes a modo donde en la letra chiquita se asoma el diablo, otros vicios para efecto de crear la corrupción institucionalizada está el ramo 23, el cual lo direcciona el Ejecutivo federal y meten las manos los legisladores para explicar de tal ramo se manejan muchísimos recursos en una total discrecionalidad por parte del Ejecutivo, lo que le da al mismo facultades metaconstitucionales y de ahí el garrote y la zanahoria, para los que se alinean (gobiernos locales) la zanahoria, y para los que no el otro, y aparte los legisladores asignaban obras y por ello reciben el mentado moche.

Desgraciadamente en nuestro país el abanico de modalidades de corrupción es muy amplio (clientelismo, colusión, conflicto de intereses, evasión fiscal. extorsión, fraudes, lavado de dinero, nepotismo, prestanombres, sobornos, etc.) al final un sistema tan torcido tiende a torcer a la sociedad y si ésta trae en su origen histórico la corrupción entonces podemos entender porqué México está entre los países más corruptos.

Ahora entrando al terreno de las conclusiones, propicio preguntar o comentar ¿qué se debe hacer para disminuir o revertir la corrupción? según Transparencia Internacional la única forma es a través de instituciones sólidas y democráticas (autónomas), libertad de prensa y una ciudadanía participativa y proactiva, es decir que por un lado sirva de contrapeso del gobierno al tener una verdadera participación institucional en el ejercicio de la administración pública y por el otro comprometida con denunciar los actos de corrupción.

Desgraciadamente en México la división de poderes ha sido una falacia como la transparencia y rendición de cuentas, y mientras no se den estas de forma institucional difícilmente cesará la corrupción.

P.D. Ante tal panorama oscuro una luz, el Senado mandó a la Cámara de Diputados un oficio para aprobar las reformas al artículo 19 constitucional en las que se prevé la prisión oficiosa para 12 nuevas figuras como el huachicoleo, Ricardo Monreal líder de Morena en el senado advierte que la lucha debe alcanzar a los delincuentes de cuello blanco y empresarios, con dedicación a los distinguidos dueños de la cadena Hidrosina.

En una de sus conferencias mañaneras el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, comentó que el pueblo ya está cansado de tanta inche tranza. Y siendo muy contundente dijo que no será cómplice de la corrupción por lo que denunciará a los jueces que incurran en actos desleales.

Para contextualizar este tema ¡de la corrupción!, según Transparencia Internacional a ésta la define como el abuso del poder encomendado para beneficio propio: y tal organismo cada año realiza un reporte y en su última edición 2018 se demuestra el aumento de la corrupción en el sector público en 180 países evaluados.

Desde el punto de vista cualitativo la democracia a escala mundial está en decadencia, esto significa que si hay corrupción hay menos democracia en los sistemas políticos e instituciones y desde el punto de vista cuantitativo se lleva a cabo una calificación del 0 al 100 donde el 0 se refiere a un país muy corrupto y el 100 todo lo contrario. Ante tal medición Dinamarca fue el que sacó el primer lugar con 88 puntos de los 180 países, seguido por Nueva Zelanda con 87, en el lado opuesto Sudán del Sur y Siria obtuvieron una evaluación de 13 puntos y Somalia en el honroso último lugar con 10, ¿y México? ocupa la mediocre posición 138, lo que nos coloca a nivel de países como Líbano, Papúa, Nueva Guinea.

Ahora bien ante un enfoque general la corrupción es un acto de deshonestidad y la honestidad es un valor y los valores universales se inculcan desde el ámbito familiar y académico, aquí el problema es que es muy difícil ser vertical en un mundo de tantas curvas. Para explicar en México se conjuga el razonamiento de que el que no tranza no avanza y esto tiene que ver con la corrupción desmedida que se asoma prácticamente en todas las esferas teniendo como origen y base la corrupción institucionalizada, esta plataforma de la impunidad.

La corrupción citada se concibe desde las entrañas del legislativo, es decir se hacen leyes a modo donde en la letra chiquita se asoma el diablo, otros vicios para efecto de crear la corrupción institucionalizada está el ramo 23, el cual lo direcciona el Ejecutivo federal y meten las manos los legisladores para explicar de tal ramo se manejan muchísimos recursos en una total discrecionalidad por parte del Ejecutivo, lo que le da al mismo facultades metaconstitucionales y de ahí el garrote y la zanahoria, para los que se alinean (gobiernos locales) la zanahoria, y para los que no el otro, y aparte los legisladores asignaban obras y por ello reciben el mentado moche.

Desgraciadamente en nuestro país el abanico de modalidades de corrupción es muy amplio (clientelismo, colusión, conflicto de intereses, evasión fiscal. extorsión, fraudes, lavado de dinero, nepotismo, prestanombres, sobornos, etc.) al final un sistema tan torcido tiende a torcer a la sociedad y si ésta trae en su origen histórico la corrupción entonces podemos entender porqué México está entre los países más corruptos.

Ahora entrando al terreno de las conclusiones, propicio preguntar o comentar ¿qué se debe hacer para disminuir o revertir la corrupción? según Transparencia Internacional la única forma es a través de instituciones sólidas y democráticas (autónomas), libertad de prensa y una ciudadanía participativa y proactiva, es decir que por un lado sirva de contrapeso del gobierno al tener una verdadera participación institucional en el ejercicio de la administración pública y por el otro comprometida con denunciar los actos de corrupción.

Desgraciadamente en México la división de poderes ha sido una falacia como la transparencia y rendición de cuentas, y mientras no se den estas de forma institucional difícilmente cesará la corrupción.

P.D. Ante tal panorama oscuro una luz, el Senado mandó a la Cámara de Diputados un oficio para aprobar las reformas al artículo 19 constitucional en las que se prevé la prisión oficiosa para 12 nuevas figuras como el huachicoleo, Ricardo Monreal líder de Morena en el senado advierte que la lucha debe alcanzar a los delincuentes de cuello blanco y empresarios, con dedicación a los distinguidos dueños de la cadena Hidrosina.

sábado 13 de abril de 2019

TAL CUAL

lunes 01 de abril de 2019

Otra polémica iniciativa

lunes 25 de marzo de 2019

Controvertida iniciativa

sábado 23 de marzo de 2019

ANÁLISIS

martes 19 de marzo de 2019

Revocación o reelección

sábado 16 de marzo de 2019

Análisis

lunes 11 de marzo de 2019

Visión

lunes 04 de marzo de 2019

Visión

sábado 02 de marzo de 2019

VISIÓN

lunes 25 de febrero de 2019

Visión

Cargar Más