/ lunes 11 de marzo de 2019

Visión

Más que por invitación, fue por curiosidad que asistí a una de las pláticas que impartió el diputado federal petista Gerardo Fernández Noroña, quien con su peculiar estilo abierto, dicharachero, malhablado y ciertamente informado, mantuvo la atención de los asistentes. Una plática estructurada que venera y proyecta la cuarta transformación.

Al terminar la adulación o presentación se abrió paso a la etapa de preguntas y respuestas. Antes de hablar de esta dinámica quiero rescatar lo más sobresaliente de la plática cuando Noroña dejó manifiesto respeto a la institucionalidad, es decir dejó entrever su respeto a las estructuras gubernamentales, también en algún momento habló de lo importante de contar con partidos políticos, sólidos transparentes etc., incluso llegó a comentar que ciertos partidos incluyendo al PT sobrevivían gracias a Dios y los arreglones; en sí el diputado citado se vio autocritico y respetuoso.

Pero volviendo a la etapa de preguntas y respuestas donde hubo de todo, razón por la cual me limitaré a comentar sobre las tres que yo le hice:

¿Qué piensa de la propuesta presentada por la fracción parlamentaria de MORENA en San Lázaro para reformar la Constitución para efecto de lograr bajar a la mitad del financiamiento público a partidos políticos?

Lo importante de abrirle paso a la democracia participativa pero mediante un ejercicio efectivo y constitucional, es decir respetar la consulta ciudadana que contempla el INE y no como la marca patito que se realizó para el aeropuerto de Texcoco.

¿Qué piensa de los organismos independientes a los cuales se les está bajando drásticamente el presupuesto, el riesgo es perder los contrapesos que los citados brindan?

¡Noroña al responder sacó lo rijoso y vividor que lleva dentro! Primero se alteró con lo del financiamiento a los partidos políticos, dijo que era indispensable financiar al 100% a los mismos, ya que de no hacerlo el narco lo pudiera hacer, ¿será?, el narco ya cogobierna en gran parte del territorio nacional ¿lo sabrá el vividor o servidor público de Noroña? Aparte comentó que si él se lanza a una elección no tiene por qué pagar con sus recursos una campaña, aquí está el meollo del punto, el rijoso petista es de los parásitos que han vivido y enriquecido del erario, no saben hacer otra cosa sólo invierten saliva.

¿Cuánto le ha costado al país el parasitismo político? y todo sin retribuir socialmente creando fuentes de empleo o tributando, su labor es seducir y provocar a los necesitados e inconformes, vaya cuadro, que contrastante que Tatiana Clouthier diputada por MORENA y vicecoordinadora propone reformar el artículo 41 de la Constitución para reducir el factor 65% a 32.5%.

La nueva fórmula implicaría un ahorro de casi 2 mil 500 millones de pesos, explicó en el presente la bolsa económica se obtiene de multiplicar el número de ciudadanos inscritos en el padrón electoral por el 65% del valor, diario de la unidad de medida y actualización (antes salario mínimo) el resultado de tal forma implica para este año 4 mil 965 millones de pesos del erario, para ser claro que los partidos políticos en años que no hay elecciones que se mantengan de aportaciones de simpatizantes y militantes como debe ser.

Esto a Noroña no le parece, ya que él quiere que en aras de salvar a la patria se le siga financiando al 100% a los partidos políticos, ¡parasitismo político en su máxima expresión! ¿Será congruente Noroña con la realidad de millones de pobres?, ¿será congruente con el plan de austeridad? o que se haga justicia pero en los bueyes de mi compadre.

Cuántos de esos vividores hay a lo largo y ancho del país, aquí tenemos ilustres que dirigen o representan partidos o sindicatos y viven en fraccionamientos de lujo y sus agremiados en fraccionamientos populares con un sinfín de limitaciones, que cinismo e incongruencia, el jefe dice vayan, el líder va por delante pregonando con el ejemplo.

En cuanto a la respuesta sobre la consulta ciudadana, igual el petista se molestó porque como buen fariseo comentó que al pueblo hay que tomarlo en cuenta, en eso se tradujo su respuesta cuando la pregunta era con un enfoque técnico, ¿cómo tomarlo en cuenta?, hablaba de la metodología y su legalidad pero no el rijoso, acorralado se vio evasivo y manipulador.

En cuanto a la respuesta a los organismos independientes sólo se limitó a criticarlos tildándolos de corruptos, aquí deja entre ver su rostro autoritario basado en el rechazo a las organizaciones civiles.

Para culminar con la polémica conferencia, reiteró el vividor, sacó su perfil demagogo por no decir populista, lamentable que el pueblo con el sudor de su frente tenga que mantener tanto parásito político.

Yendo más lejos de la conferencia y como ciudadano manifiesto mi total simpatía con la propuesta del diputado federal por MORENA Sergio Gutiérrez Luna, el cual presentó una iniciativa de reforma constitucional la cual propone eliminar los organismos públicos locales electorales (OPLES) y así lograr un significativo estructural ahorro partiendo de que el Instituto Nacional Electoral (INE) absorba todo el quehacer electoral, para ubicar y proyectar: inaudito que México cuente con una organización dual electoral tanto federal y estatal lo que da una plantilla burocrática de 15 mil empleados, tan solo en el 2018 a los oples se le asignó un presupuesto de 14 mil millones de pesos para la realización de 24 elecciones sin contar lo que en paralelo se le destina al INE y a los partidos políticos, en sí indebidamente se cuenta con el sistema político electoral más caro del mundo, por ello tal iniciativa y la de Tatiana Clouthier de rebajar el 50% a los partidos políticos nos daría un ahorro aproximado de 16 mil millones de pesos anuales y si a esto le sumamos la iniciativa del diputado local Iván Gurrola Vega de homologar los procesos electorales tanto federales como estatales, se lograría otro ahorro y ya encarrerados por la vertiente de los ahorros si se recortan los tiempos de las campañas y se introdujera la urna electrónica se logra un mar de ahorro. En total se estaría logrando un ahorro de cuando menos unos 20 mil millones de pesos anuales que deberían ser recanalizados a verdaderas necesidades sociales.

Aquí lo curioso y hace preguntar es ¿por qué todo esto no se ha tomado en cuenta en el plan de austeridad de la 4T?, inconcebible e inaceptable y máxime cuando se han dado no recortes sino machetazos a áreas tan sensibles e importantes como al sector agrícola, minero, turístico, entre otros.

Como conclusión final para que se dé tal ahorro estructural se irá a requerir de una clase política patriótica y no una representada por puros vividores (salvo honrosas excepciones) que sólo quieren mantener el paraíso de privilegio para ellos. ¿Se irán a hacer el harakiri? Arriba el parasitismo político.

Más que por invitación, fue por curiosidad que asistí a una de las pláticas que impartió el diputado federal petista Gerardo Fernández Noroña, quien con su peculiar estilo abierto, dicharachero, malhablado y ciertamente informado, mantuvo la atención de los asistentes. Una plática estructurada que venera y proyecta la cuarta transformación.

Al terminar la adulación o presentación se abrió paso a la etapa de preguntas y respuestas. Antes de hablar de esta dinámica quiero rescatar lo más sobresaliente de la plática cuando Noroña dejó manifiesto respeto a la institucionalidad, es decir dejó entrever su respeto a las estructuras gubernamentales, también en algún momento habló de lo importante de contar con partidos políticos, sólidos transparentes etc., incluso llegó a comentar que ciertos partidos incluyendo al PT sobrevivían gracias a Dios y los arreglones; en sí el diputado citado se vio autocritico y respetuoso.

Pero volviendo a la etapa de preguntas y respuestas donde hubo de todo, razón por la cual me limitaré a comentar sobre las tres que yo le hice:

¿Qué piensa de la propuesta presentada por la fracción parlamentaria de MORENA en San Lázaro para reformar la Constitución para efecto de lograr bajar a la mitad del financiamiento público a partidos políticos?

Lo importante de abrirle paso a la democracia participativa pero mediante un ejercicio efectivo y constitucional, es decir respetar la consulta ciudadana que contempla el INE y no como la marca patito que se realizó para el aeropuerto de Texcoco.

¿Qué piensa de los organismos independientes a los cuales se les está bajando drásticamente el presupuesto, el riesgo es perder los contrapesos que los citados brindan?

¡Noroña al responder sacó lo rijoso y vividor que lleva dentro! Primero se alteró con lo del financiamiento a los partidos políticos, dijo que era indispensable financiar al 100% a los mismos, ya que de no hacerlo el narco lo pudiera hacer, ¿será?, el narco ya cogobierna en gran parte del territorio nacional ¿lo sabrá el vividor o servidor público de Noroña? Aparte comentó que si él se lanza a una elección no tiene por qué pagar con sus recursos una campaña, aquí está el meollo del punto, el rijoso petista es de los parásitos que han vivido y enriquecido del erario, no saben hacer otra cosa sólo invierten saliva.

¿Cuánto le ha costado al país el parasitismo político? y todo sin retribuir socialmente creando fuentes de empleo o tributando, su labor es seducir y provocar a los necesitados e inconformes, vaya cuadro, que contrastante que Tatiana Clouthier diputada por MORENA y vicecoordinadora propone reformar el artículo 41 de la Constitución para reducir el factor 65% a 32.5%.

La nueva fórmula implicaría un ahorro de casi 2 mil 500 millones de pesos, explicó en el presente la bolsa económica se obtiene de multiplicar el número de ciudadanos inscritos en el padrón electoral por el 65% del valor, diario de la unidad de medida y actualización (antes salario mínimo) el resultado de tal forma implica para este año 4 mil 965 millones de pesos del erario, para ser claro que los partidos políticos en años que no hay elecciones que se mantengan de aportaciones de simpatizantes y militantes como debe ser.

Esto a Noroña no le parece, ya que él quiere que en aras de salvar a la patria se le siga financiando al 100% a los partidos políticos, ¡parasitismo político en su máxima expresión! ¿Será congruente Noroña con la realidad de millones de pobres?, ¿será congruente con el plan de austeridad? o que se haga justicia pero en los bueyes de mi compadre.

Cuántos de esos vividores hay a lo largo y ancho del país, aquí tenemos ilustres que dirigen o representan partidos o sindicatos y viven en fraccionamientos de lujo y sus agremiados en fraccionamientos populares con un sinfín de limitaciones, que cinismo e incongruencia, el jefe dice vayan, el líder va por delante pregonando con el ejemplo.

En cuanto a la respuesta sobre la consulta ciudadana, igual el petista se molestó porque como buen fariseo comentó que al pueblo hay que tomarlo en cuenta, en eso se tradujo su respuesta cuando la pregunta era con un enfoque técnico, ¿cómo tomarlo en cuenta?, hablaba de la metodología y su legalidad pero no el rijoso, acorralado se vio evasivo y manipulador.

En cuanto a la respuesta a los organismos independientes sólo se limitó a criticarlos tildándolos de corruptos, aquí deja entre ver su rostro autoritario basado en el rechazo a las organizaciones civiles.

Para culminar con la polémica conferencia, reiteró el vividor, sacó su perfil demagogo por no decir populista, lamentable que el pueblo con el sudor de su frente tenga que mantener tanto parásito político.

Yendo más lejos de la conferencia y como ciudadano manifiesto mi total simpatía con la propuesta del diputado federal por MORENA Sergio Gutiérrez Luna, el cual presentó una iniciativa de reforma constitucional la cual propone eliminar los organismos públicos locales electorales (OPLES) y así lograr un significativo estructural ahorro partiendo de que el Instituto Nacional Electoral (INE) absorba todo el quehacer electoral, para ubicar y proyectar: inaudito que México cuente con una organización dual electoral tanto federal y estatal lo que da una plantilla burocrática de 15 mil empleados, tan solo en el 2018 a los oples se le asignó un presupuesto de 14 mil millones de pesos para la realización de 24 elecciones sin contar lo que en paralelo se le destina al INE y a los partidos políticos, en sí indebidamente se cuenta con el sistema político electoral más caro del mundo, por ello tal iniciativa y la de Tatiana Clouthier de rebajar el 50% a los partidos políticos nos daría un ahorro aproximado de 16 mil millones de pesos anuales y si a esto le sumamos la iniciativa del diputado local Iván Gurrola Vega de homologar los procesos electorales tanto federales como estatales, se lograría otro ahorro y ya encarrerados por la vertiente de los ahorros si se recortan los tiempos de las campañas y se introdujera la urna electrónica se logra un mar de ahorro. En total se estaría logrando un ahorro de cuando menos unos 20 mil millones de pesos anuales que deberían ser recanalizados a verdaderas necesidades sociales.

Aquí lo curioso y hace preguntar es ¿por qué todo esto no se ha tomado en cuenta en el plan de austeridad de la 4T?, inconcebible e inaceptable y máxime cuando se han dado no recortes sino machetazos a áreas tan sensibles e importantes como al sector agrícola, minero, turístico, entre otros.

Como conclusión final para que se dé tal ahorro estructural se irá a requerir de una clase política patriótica y no una representada por puros vividores (salvo honrosas excepciones) que sólo quieren mantener el paraíso de privilegio para ellos. ¿Se irán a hacer el harakiri? Arriba el parasitismo político.

lunes 24 de junio de 2019

Visión

sábado 22 de junio de 2019

TAL CUAL

lunes 17 de junio de 2019

Visión

sábado 15 de junio de 2019

TAL CUAL

lunes 10 de junio de 2019

Visión

sábado 08 de junio de 2019

TAL CUAL

lunes 03 de junio de 2019

Visión

lunes 27 de mayo de 2019

Visión

sábado 25 de mayo de 2019

TAL CUAL

lunes 20 de mayo de 2019

Visión 2019

Cargar Más