/ domingo 5 de julio de 2020

Jorge Rivas, duranguense internacional

El fotógrafo profesional llama a quedarse en casa y habla de su trabajo

“Creo que estos son momentos de quedarnos en casa si no es necesario salir, creo que no hemos entendido las dimensiones de este virus, es tiempo que nos toca cuidar a nuestros padres y personas que amamos”, dijo el prestigiado fotógrafo internacional de origen duranguense Jorge Rivas.

Agregó que “es tiempo para reflexionar en lo material que nos hemos convertido y que las pequeñas cosas de la vida a veces ni las valoramos. El simple hecho de despertar, de respirar, de tener salud, hay que agradecerlo. Lo demás viene y siempre hay maneras y formas de buscar salir adelante, pero si no tenemos salud es más difícil todo lo demás”.

Independientemente de tener una carrera exitosa en el mundo de la fotografía profesional, Jorge Rivas también es arquitecto y él mismo comentó cómo fue esa transición. “… Mi historia en cuanto ámbito profesional es un poco extraña, comencé estudiando la carrera de medicina en la Universidad Juárez del Estado de Durango, vengo de una familia de doctores, mis mejores amigos doctores literalmente, respiré medicina desde niño, pero siempre fui una persona muy creativa y muy soñador. De niño mi sueño más grande era trabajar en el circo, siempre he sido un admirador de todo lo que tiene que ver con el show business. Mi cambio, para muchas personas en especial mi familia, fue muy drástico. Después de 7 semestres de medicina dije ‘esto no es mi pasión’, así que hablé con mis papás; fue muy difícil porque para mí era más fácil seguir ese camino ya establecido por mi papá y mis hermanos (todo podría ser más fácil), así que me mudé a la ciudad de Monterrey y empecé a estudiar diseño gráfico, lo cual al primer mes dije ¡¿qué hice?!

Foto: Cortesía |

Esto es muy fácil para mí, ya que lo era y después de estar estudiando mil de capítulos, de un día para otro pues dije, tengo que hacer algo más complejo, así que empecé arquitectura y así me la llevé durante mucho tiempo haciendo dos carreras en la UdeM (Universidad de Monterrey), de la cual me gradué con tesis de honor como Arquitecto. Fue cuando mi familia creo que se dio cuenta que sí estudiaba y que sí me gustaba lo que hacía, pero la fotografía siempre fue parte de mí, desde muy chico era un peligro con la cámara porque me terminaba los rollos en minutos. Pero mi interés creció más cuando mi papá llegó a casa con una cámara profesional que uno de sus pacientes le había regalado, así que me apropié. Y así fueron mis inicios yendo a circos a tomar fotos, mi primera modelo, mi hermana Mary Paz, la cual siempre ha sido uno de mis apoyos más grandes que he tenido en mi vida, aunque ¡pobre! era tanta la perfección que yo buscaba en lograr buenas fotos, que a veces no la dejaba ni que comiera un día antes para que estuviera como las modelos de revistas que yo veía.

Empecé a hacer mancuerna con Aurora y Cristy Jiménez, de María de México para hacer mis locuras (a escondidas de mis papás por supuesto). En Monterrey empecé a experimentar más y mi primera sesión fue con un muy buen amigo, David Zorrilla, y de ahí me di cuenta que tenía el ojo y la creatividad para seguir en esto.

Antes la fotografía te hacía ser más cuidadoso y perfeccionista porque no teníamos cámaras digitales, así que siempre era un misterio y emoción ver el resultado de una sesión. Al término de mi carrera me mudé a EU por un año con mi hermano Homero, y él me siguió apoyando. Tomé muchos workshops en Brooks Institute of Photography en Santa Barbara, California, así como en el Tec de Monterrey campus Ciudad de México, donde mis maestros me veían muchísimas cualidades y actitudes para ser un fotógrafo profesional”.

Dice que siempre le gustó ver revistas de moda, lo que le daba emoción de pensar lo que sentiría que un trabajo de él fuera publicado en esas revistas, sin imaginar que un día lo lograría.

Su despegue en este mundo fue cuando obtuvo el segundo lugar a nivel nacional por unas fotos que le tomó a Paris Hilton en un evento probado que organizó la revista Vogue México y fue uno de sus maestros, Rolando Espinoza, quien lo inscribió para participar.

Después, Jorge se mudaría a los Estados Unidos gracias al apoyo de su hermano Homero y estudió la carrera de fotógrafo profesional en Hallmark Institute of Photography donde nuevamente se graduó con los honores más altos y obtuvo un premio especial del director de la carrera Don Ayotte, que raramente se otorgaba.

Esto le abrió las puertas para mudarse a NY a trabajar en el mundo de lo que tanto había soñado, el mundo de la moda.

Jorge ha fungido como asistente para sesiones de Victoria Secret, donde interactuó con modelos de talla mundial y con profesionales con los cuales ha tenido el placer y la fortuna de conocer a través de este tiempo que ya acumula tantos como los que han seguido desde su graduación en EU en el 2007, cuando se mudó a NY “a trabajar de asistente por dos años donde adquirí lo mejor de mi conocimiento trabajando con fotógrafos extraordinarios como Sarah Silver, Bill Diodato, Joe Oppedisano, Seth Sabal, David Turner y otros más. Esto me dio la experiencia para poder despegar por mi cuenta en un mundo tan competitivo, yo estaría allá solo 3 meses y me quedé 12 años”.

Entre los trabajos de mayor relevancia, Jorge comentó “siempre me han preguntado cuál es mi mejor fotografía y siempre respondo que aún no llega, porque el día que tenga esa fotografía, creo que ese día se terminó mi creatividad y mi imaginación.

Siempre me ha gustado estar creando, rompiendo esquemas, dando de qué hablar, a veces generando polémica, pero siempre respetando mis ideas y mis conceptos. Tengo varios trabajos que han sido importantes como mi primer editorial en una revista de Australia DNA (de esas que yo hojeaba y pensaba ‘qué padre sería tener mi trabajo impreso en esta publicación…’).

Foto: Cortesía |

Una oportunidad completamente diferente se puso en mi camino y trabajé casi dos años haciendo fotografía para la NFL (fotografía de deporte). Sesión especial con la marca Roberto Cavalli, fotografiando una edición especial de vestidos que viajaban por todo Estados Unidos como parte de una colección, la cual tiempo después me tocó ver en el Museo Metropolitano de Nueva York”.

Afirma que otro de sus grandes trabajos “fue poder crear una colección de retratos que representan la diversidad y cultura de México, la cual se presentó en Kuala Lumpur en Malasia con motivo del Bicentenario de México, la cual tiempo después se expuso en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México “I AM MEXICO”. A raíz de esto, en EU tuve otro proyecto muy importante llamado “Faces of Life” todo lo que se recaudó fue para ayudar a personas con VIH que no tenían para pagar sus tratamientos, recaudando bastante dinero”.

Otro trabajo importante fue la portada de la revista Vanidades Latinoamérica, misma que se vende en Time Square de Nueva York y en todo el mundo. Trabajó con cadenas latinas de televisión como Univisión de EU, Telemundo y Azteca América, ha cubierto eventos como Latin Grammys, Premios Juventud, Loreal, Fashion Week, NY, Fashion Week París, en libros y revistas, coffeetable books, blogs, diversos medios digitales e impresos en Alemania, Francia, México, Malasia, EU, Australia, etc.

Pero todo esto no hubiera sido posible sin el apoyo incondicional de su familia, la cual se encuentra integrada por el doctor Homero Rivas Martínez y su mamá María Paz Pizarro Villalobos, que son su mayor ejemplo. Además de sus hermanos Homero, René y Mary Paz, de los cuales se siente orgulloso de tenerlos como hermanos

Por último, Jorge Rivas Pizarro dijo que “ojalá esta parte de mi historia pueda inspirar a más personas a luchar por sus sueños y pasiones… y a sus padres y familias a que los apoyen.

Jamás olvidaré lo que mi papá me dijo años después que renuncié a medicina: “… Estoy muy orgulloso de ti hijo, de los tremendos pantalones para luchar contra todo y buscar y seguir tus ideales, porque si no haces lo que te gusta y te apasiona, jamás te realizarás ni como persona ni como profesional…”, concluyó.

“Creo que estos son momentos de quedarnos en casa si no es necesario salir, creo que no hemos entendido las dimensiones de este virus, es tiempo que nos toca cuidar a nuestros padres y personas que amamos”, dijo el prestigiado fotógrafo internacional de origen duranguense Jorge Rivas.

Agregó que “es tiempo para reflexionar en lo material que nos hemos convertido y que las pequeñas cosas de la vida a veces ni las valoramos. El simple hecho de despertar, de respirar, de tener salud, hay que agradecerlo. Lo demás viene y siempre hay maneras y formas de buscar salir adelante, pero si no tenemos salud es más difícil todo lo demás”.

Independientemente de tener una carrera exitosa en el mundo de la fotografía profesional, Jorge Rivas también es arquitecto y él mismo comentó cómo fue esa transición. “… Mi historia en cuanto ámbito profesional es un poco extraña, comencé estudiando la carrera de medicina en la Universidad Juárez del Estado de Durango, vengo de una familia de doctores, mis mejores amigos doctores literalmente, respiré medicina desde niño, pero siempre fui una persona muy creativa y muy soñador. De niño mi sueño más grande era trabajar en el circo, siempre he sido un admirador de todo lo que tiene que ver con el show business. Mi cambio, para muchas personas en especial mi familia, fue muy drástico. Después de 7 semestres de medicina dije ‘esto no es mi pasión’, así que hablé con mis papás; fue muy difícil porque para mí era más fácil seguir ese camino ya establecido por mi papá y mis hermanos (todo podría ser más fácil), así que me mudé a la ciudad de Monterrey y empecé a estudiar diseño gráfico, lo cual al primer mes dije ¡¿qué hice?!

Foto: Cortesía |

Esto es muy fácil para mí, ya que lo era y después de estar estudiando mil de capítulos, de un día para otro pues dije, tengo que hacer algo más complejo, así que empecé arquitectura y así me la llevé durante mucho tiempo haciendo dos carreras en la UdeM (Universidad de Monterrey), de la cual me gradué con tesis de honor como Arquitecto. Fue cuando mi familia creo que se dio cuenta que sí estudiaba y que sí me gustaba lo que hacía, pero la fotografía siempre fue parte de mí, desde muy chico era un peligro con la cámara porque me terminaba los rollos en minutos. Pero mi interés creció más cuando mi papá llegó a casa con una cámara profesional que uno de sus pacientes le había regalado, así que me apropié. Y así fueron mis inicios yendo a circos a tomar fotos, mi primera modelo, mi hermana Mary Paz, la cual siempre ha sido uno de mis apoyos más grandes que he tenido en mi vida, aunque ¡pobre! era tanta la perfección que yo buscaba en lograr buenas fotos, que a veces no la dejaba ni que comiera un día antes para que estuviera como las modelos de revistas que yo veía.

Empecé a hacer mancuerna con Aurora y Cristy Jiménez, de María de México para hacer mis locuras (a escondidas de mis papás por supuesto). En Monterrey empecé a experimentar más y mi primera sesión fue con un muy buen amigo, David Zorrilla, y de ahí me di cuenta que tenía el ojo y la creatividad para seguir en esto.

Antes la fotografía te hacía ser más cuidadoso y perfeccionista porque no teníamos cámaras digitales, así que siempre era un misterio y emoción ver el resultado de una sesión. Al término de mi carrera me mudé a EU por un año con mi hermano Homero, y él me siguió apoyando. Tomé muchos workshops en Brooks Institute of Photography en Santa Barbara, California, así como en el Tec de Monterrey campus Ciudad de México, donde mis maestros me veían muchísimas cualidades y actitudes para ser un fotógrafo profesional”.

Dice que siempre le gustó ver revistas de moda, lo que le daba emoción de pensar lo que sentiría que un trabajo de él fuera publicado en esas revistas, sin imaginar que un día lo lograría.

Su despegue en este mundo fue cuando obtuvo el segundo lugar a nivel nacional por unas fotos que le tomó a Paris Hilton en un evento probado que organizó la revista Vogue México y fue uno de sus maestros, Rolando Espinoza, quien lo inscribió para participar.

Después, Jorge se mudaría a los Estados Unidos gracias al apoyo de su hermano Homero y estudió la carrera de fotógrafo profesional en Hallmark Institute of Photography donde nuevamente se graduó con los honores más altos y obtuvo un premio especial del director de la carrera Don Ayotte, que raramente se otorgaba.

Esto le abrió las puertas para mudarse a NY a trabajar en el mundo de lo que tanto había soñado, el mundo de la moda.

Jorge ha fungido como asistente para sesiones de Victoria Secret, donde interactuó con modelos de talla mundial y con profesionales con los cuales ha tenido el placer y la fortuna de conocer a través de este tiempo que ya acumula tantos como los que han seguido desde su graduación en EU en el 2007, cuando se mudó a NY “a trabajar de asistente por dos años donde adquirí lo mejor de mi conocimiento trabajando con fotógrafos extraordinarios como Sarah Silver, Bill Diodato, Joe Oppedisano, Seth Sabal, David Turner y otros más. Esto me dio la experiencia para poder despegar por mi cuenta en un mundo tan competitivo, yo estaría allá solo 3 meses y me quedé 12 años”.

Entre los trabajos de mayor relevancia, Jorge comentó “siempre me han preguntado cuál es mi mejor fotografía y siempre respondo que aún no llega, porque el día que tenga esa fotografía, creo que ese día se terminó mi creatividad y mi imaginación.

Siempre me ha gustado estar creando, rompiendo esquemas, dando de qué hablar, a veces generando polémica, pero siempre respetando mis ideas y mis conceptos. Tengo varios trabajos que han sido importantes como mi primer editorial en una revista de Australia DNA (de esas que yo hojeaba y pensaba ‘qué padre sería tener mi trabajo impreso en esta publicación…’).

Foto: Cortesía |

Una oportunidad completamente diferente se puso en mi camino y trabajé casi dos años haciendo fotografía para la NFL (fotografía de deporte). Sesión especial con la marca Roberto Cavalli, fotografiando una edición especial de vestidos que viajaban por todo Estados Unidos como parte de una colección, la cual tiempo después me tocó ver en el Museo Metropolitano de Nueva York”.

Afirma que otro de sus grandes trabajos “fue poder crear una colección de retratos que representan la diversidad y cultura de México, la cual se presentó en Kuala Lumpur en Malasia con motivo del Bicentenario de México, la cual tiempo después se expuso en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México “I AM MEXICO”. A raíz de esto, en EU tuve otro proyecto muy importante llamado “Faces of Life” todo lo que se recaudó fue para ayudar a personas con VIH que no tenían para pagar sus tratamientos, recaudando bastante dinero”.

Otro trabajo importante fue la portada de la revista Vanidades Latinoamérica, misma que se vende en Time Square de Nueva York y en todo el mundo. Trabajó con cadenas latinas de televisión como Univisión de EU, Telemundo y Azteca América, ha cubierto eventos como Latin Grammys, Premios Juventud, Loreal, Fashion Week, NY, Fashion Week París, en libros y revistas, coffeetable books, blogs, diversos medios digitales e impresos en Alemania, Francia, México, Malasia, EU, Australia, etc.

Pero todo esto no hubiera sido posible sin el apoyo incondicional de su familia, la cual se encuentra integrada por el doctor Homero Rivas Martínez y su mamá María Paz Pizarro Villalobos, que son su mayor ejemplo. Además de sus hermanos Homero, René y Mary Paz, de los cuales se siente orgulloso de tenerlos como hermanos

Por último, Jorge Rivas Pizarro dijo que “ojalá esta parte de mi historia pueda inspirar a más personas a luchar por sus sueños y pasiones… y a sus padres y familias a que los apoyen.

Jamás olvidaré lo que mi papá me dijo años después que renuncié a medicina: “… Estoy muy orgulloso de ti hijo, de los tremendos pantalones para luchar contra todo y buscar y seguir tus ideales, porque si no haces lo que te gusta y te apasiona, jamás te realizarás ni como persona ni como profesional…”, concluyó.

Local

Se reactiva en Durango la industria cinematográfica

En 2019 se generó una derrama de 154 millones de pesos en 10 proyectos

Local

Se integra la UJED a Consejo de Posgrado

Por decisión unánime de los integrantes del Consejo Mexicano de Estudios de Posgrado, la Universidad Juárez del Estado de Durango se integra a este organismo

Deportes

Reconocen a Humberto Orozco Renz apasionado del futbol soccer

Homenaje al formador de jugadores de élite profesional, impulsor de futbol por más de 45 años en Durango

Local

Celebró la Unipoli 15 años de existencia

En ceremonia virtual en la que estuvieron presentes el rector de la Institución, Francisco Ibarra Guel y el equipo de directores

Local

Secretario de Educación en Durango positivo a Covid-19

El secretario de Educación Rubén Calderón Lujan se suma a la lista de funcionarios en Durango a someterse a pruebas de Covid-19

Justicia

Juez califica de legal detención de El Marro en Guanajuato

La audiencia en contra del líder del Cártel de Santa Rosa de Lima se desarrolla en el penal de Puentecillas, lugar al que fue trasladado el martes

Municipios

Definen acciones en Nuevo Ideal en el Pacto de Responsabilidad Social

Se buscará hacer cumplir el Pacto de Responsabilidad Social

Policiaca

Accidente multiple, 2 lesionados

Participaron un vehículo del servicio público, una camioneta particular y un camión de pasajeros

Local

Se integra la UJED a Consejo de Posgrado

Por decisión unánime de los integrantes del Consejo Mexicano de Estudios de Posgrado, la Universidad Juárez del Estado de Durango se integra a este organismo