imagotipo

Buenos deseos del 2018 elevan número de aspirantes a candidatos

  • Benito Ortega Hernández

 

El priismo tradicional en Durango sigue con el estire y afloja para conseguir que los candidatos a senadores  y diputados federales y locales, sean perfiles con experiencia y trayectoria política, y que provengan de los sectores, organizaciones y adherentes, con lo cual se trataría de desviar la perspectiva del aspirante presidencial José Antonio Meade, para privilegiar a ciudadanos frescos que abanderen las causas del PRI.

Son muchas las versiones que circulan por la “banda ancha” de las especulaciones, y lo cierto, según comentan los que saben, es que aún no hay nada para nadie, y los que van a tomar las decisiones siguen a la escucha de propuestas a favor y en contra de quienes están en la palestra de los posibles nominados a una candidatura.

El escenario electoral en Durango se mantiene tenso, ya que el resto de los Partidos tampoco han definido candidaturas, y todo lo que se oye son especulaciones generadas al calor de filias y fobias de quienes pueden obtener los espacios por los que se contenderá en el 2018.

Las expectativas de quienes pretenden participar en las elecciones constitucionales del 2018, cambian de acuerdo a quienes hacen los comentarios. Hay quienes afirman que siguen latentes las sorpresas, una vez que los precandidatos a la Presidencia de la República, Ricardo Anaya del Frente por México que conforman PAN, PRD y MC, José Antonio Meade de la coalición PRI, PAN y PVEM, y de la que unieron al PT, PAS y Morena con Andrés Manuel López, visiten cada uno por su lado, el territorio duranguense. El plazo para hacerlo finaliza el 11 de febrero, en que concluye esta etapa de las precampañas.

En el PRI los momios benefician un día a unos y otro día a otros. Para el Senado siguen firmes los nombres de Esteban Villegas, Adán Soria, Ricardo López, Rubén Escajeda, Óscar García y Otniel García. Los politólogos señalan que Ricardo Pacheco, jerarca cetemista y líder del Congreso local, sin mucho aspaviento tiene amarrada la candidatura por un escaño, aunque puede ser por la vía de Representación Proporcional también.

En el caso de las mujeres priistas que pueden complementar la fórmula de Mayoría Relativa, siguen las actuales diputadas federales Rocío Rebollo y Alicia Gamboa, así como Lourdes Quiñones, con amplia experiencia legislativa, pero sin arraigo en Durango.

Por el PAN, PRD y MC, el escenario se torna más difícil para tomar las decisiones, o más sencillo, si se ve desde el punto de vista de que son menos los posibles: Dicen que la primera posición de la fórmula ya la tiene segura el actual presidente municipal, José Ramón Enríquez. Mientras que en la segunda que es para el sector femenil, Rodolfo Elizondo insiste por su sobrina Patricia Flores, y no quitan el dedo del renglón con posibilidad de ser tomadas en cuenta las diputadas locales, Gina Campuzano y Patricia Jiménez, así como la secretaria del Ayuntamiento de Durango, Claudia Hernández. Por el lado de los perredistas y Movimiento Ciudadano, el único que se mueve, pero con posibilidades de buscar una curul federal, es el expetista Marcos Cruz, actual secretario de Desarrollo Social del Estado.

Dicen los que saben en esto de la prospectiva electoral que en la decisión final de este frente, lleva mano el gobernador José Aispuro Torres, quien se ha encargado de mantener blindados a quienes pudieran ser los ungidos. Aunque los que conocen a Ricardo Anaya, afirman que pugnará por quienes simpatiza y lo apoyaron en Durango.

En Morena, PAS y PT, nadie se atreve a especular, porque la decisión dependerá del dueño del primer partido, Andrés Manuel López. Unos dicen que en la fórmula del Senado irá Alejandro González. Otros que Iván Ramírez. Lo cierto es que la tómbola y la encuesta de AMLO será la que defina.

Los deseos de año nuevo ocasionan que las expectativas positivas de quienes pretenden ser actores de la contienda constitucional, se incrementen aunque sea de manera superficial. Enero será mes crucial en el acomodo de la justa electoral, conforme a los tiempos que marca el calendario oficial diseñado por el INE. Que 2018 sea pleno en conseguir objetivos personales.