imagotipo

PED (V) conclusiones

  • Luis Alfredo Rangel Pescador

 

El documento en mención debería ser el trazo a seguir en la ruta del desarrollo social, económico y político de nuestro Estado, sin embargo a pocos les causa interés, no de hoy sino de siempre, se presenta para cumplir con el ritual que marca la Constitución, llenar el requisito, nada más, muestra de ello es que el poder Legislativo al que se le remitió para su publicación sólo corrió el trámite de Oficialía de Partes, ninguna opinión o consideración por parte de los legisladores, al igual que los señores secretarios del gabinete, salvo la excepción de René Almeida, titular de SAGADER, se ha escuchado mencionar las políticas públicas de cada dependencia alineada a los cuatro eje rectores, sin tratar de ser profeta, pero por las inercias, a la hora de la glosa del informe del primer año de gobierno, los cuestionamientos versarán sobre lo mediático, sobre lo circunstancial, no sobre el seguimiento y logros de las metas y objetivos planteados.

La población en general demanda acciones que le permitan en primer lugar tener las oportunidades para obtener el ingreso necesario para cubrir sus necesidades alimentarias, contar con el servicio público en salud y en educación como en seguridad, así lo refleja la consulta pública, incluso el pivote generador de la alternancia, que fue el hartazgo ante los casos evidentes de corrupción e impunidad, pasaron al décimo lugar de las prioridades exigidas, con el 5.6% de las opiniones.

Los cuatro últimos lugares los ocupan el deporte con el 4.6%, medio ambiente con el 4.4%, turismo con el 4.3% y ciencia con el 4.2%.

Si bien es cierto que en el medio político como en algunos segmentos de la sociedad se habla de la desilusión provocada por los insignificantes resultados después de 8 meses de gobierno, por parte de la Contraloría en materia de recuperación de dineros públicos como del ejemplar castigo a quien o quienes resulten responsables del quebranto financiero, también es cierto que el capital político del gobernante se mantiene en buen nivel, lo afirmo con uno de los termómetros más sensibles que puede ser sometido un funcionario, la presencia pública en eventos masivos.

En la pasada inauguración del estadio Francisco Villa, con un lleno total, aproximadamente seis mil personas, sólo porras y saludos recibió Aispuro, ni una sola rechifla, ni una sola voz protestante.

Pero los tiempos vuelan, también es cierto la percepción de la soledad en la que se desenvuelve el huésped del Bicentenario, ante las descalificaciones de algunos ediles, que exigen mayores atenciones de la administración gubernamental, no hubo respuesta alguna, ni de legislador, ni de funcionario publico, ni de los partidos que lo llevaron al poder que dijeran “esta boca es mía”

El Plan Estatal de Desarrollo no es la panacea para todos nuestros males, ni tampoco es el Corán al que no hay que cambiar ningún ápice, es eso, un plan que estará sujeto a las partidas presupuestales, a las circunstancias específicas que se vayan presentando, pero lo que sí es inmutable, es la expresión ciudadana, la voz que le pide a las autoridades el rumbo por el que hay que transitar, hagamos de este esfuerzo un instrumento de apoyo para el buen desarrollo, porque tanto azules, rojos, o amarillos, todos queremos el bien de Durango.

Cápsulas de sosa: Desde estas líneas expreso mi más sentido pésame a la familia Gutiérrez Puente por el lamentable fallecimiento de la estimada señora Margarita Puente de Gutiérrez, esposa de Emilio Gutiérrez Valles, ambos muy apreciados en la sociedad de Durango.

Por fin se destraba el proceso sucesorio en el Partido Acción Nacional, en breve asumirá la responsabilidad estatal la nueva dirigencia, con enormes retos por delante; retomar los principios del humanismo político, llevarlos a la praxis a la vida pública, en el gobierno estatal y en gobiernos municipales.

Hechos lamentables lo de los asesinatos a periodistas, las medidas anunciadas por el gobierno federal, no pasan de ser solo discurso, tendrán que asumirse acciones inmediatas desde el ámbito local.

Estamos a escasos quince días de las elecciones en el Estado de México, considerado como barómetro del 2018, no comparto la hipótesis de quienes afirman que el partido que gane, podrá con cierta facilidad ganar la presidencial, recordemos que con Fox y con Calderón, no se había ganado electoralmente esa entidad, y se dio el cambio.