imagotipo

Política y derecho

  • Juventino Rodarte Solís

De la reelección

Los que se perfilan candidatos por los distritos III y VI, ya fueron diputados de representación proporcional, por lo que su experiencia es vasta (más que la de los otros) en el espacio legislativo.

En el presente proceso local se aplicará por primera vez la reforma al párrafo segundo de la Fracción II del Artículo 116 Constitucional, publicada en el Diario Oficial de la Federación el diez de febrero de 2014, mediante la cual los diputados podrían ser elegidos hasta por cuatro periodos legislativos consecutivos.

Ante tal expectativa, a continuación se tratará de los diputados que integran la actual Legislatura y que aspiran a ser reelectos, primero del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y luego del Partido Acción Nacional.

De acuerdo a los aspirantes del primer partido cuyo preregistro ya fue avalado por la Comisión de Procesos Internos estatal, los cuales podrían cambiar por circunstancias propias de la dinámica partidista y de los acuerdos o desacuerdos que prevalezcan. En tal caso, de acuerdo con la regla de oro de las convocatorias, se podría dar el caso que alguno o algunos de los prerregistrados, desistieren de su pretensión de ser candidatos, y dentro de los cuales podrían estar uno, dos o tres de los aspirantes a ser reelectos.

Del análisis de los aspirantes pre registrados, se concluye que los actuales diputados por los distritos ocho (con cabecera en Santa María del Oro) y once (con cabecera en la ciudad de Gómez Palacio) desean ser reelegidos, mientras que dos de los tres aspirantes que quedaron pre registrados para el distrito nueve con cabecera en Mapimí, también estarían dentro de los que pretenden ser reelectos.

En el supuesto que tres de los aspirantes pre registrados quedaren como candidatos del PRI, enfrentarían en el proceso electoral a los electores para convencerlos del porqué es positivo para ellos que sean reelectos, para lo cual tendrían que demostrar que tuvieron una participación, si no de excepción, por lo menos relevante en la acción legislativa, la cual es y debe ser siempre la actuación prioritaria de los señores diputados, y que, además, han sido gestores efectivos de los planteamientos hechos por sus representados, y que, por tanto, no sólo han conservado sino también fortalecido su relación personalizada entre representantes y de representados.

Los candidatos a diputados que ganaren la elección, podrían sumar sus acciones y tareas legislativas con aquellos candidatos que ya han sido legisladores y que regresarían a través de la reelección no inmediata como los citados, sino en forma mediata, que ya quedaron prerregistrados y que su actuación legislativa se sumaría a las de aquellos en el supuesto que, al igual que los citados, ganaren la elección y los cuales son: uno por el segundo distrito electoral local y otro por el tercer distrito, ambos con cabecera en esta ciudad, quienes ya fueron diputados electos por los distritos dos y tres de diferente integración a la presente; así como el que sería candidato a diputado por el sexto distrito ahora con cabecera en El Salto, Pueblo Nuevo, quien ya fue diputado por el mismo distrito con diferente conformación y cabecera que las actuales.

Además, se requiere tomar nota que los que se perfilan candidatos por los distritos tres y seis, también ya fueron diputados de representación proporcional en la legislatura 2013-2016, por lo que su experiencia es vasta (más que la de los otros) en el espacio legislativo.

Por lo que se refiere a los candidatos a diputados locales de la coalición PAN-PRD-MC, se percibe que existe una pugna acentuada por las candidaturas y que genera posiciones encontradas, ya que por un lado estarían las pretensiones del Gobernador resultante de la candidatura común PAN-PRD; por el otro las del alcalde capitalino quien tiene su vista en 2022 y quien desearía contar con aliados en la Legislatura próxima que terminaría en la etapa más conflictiva precisamente de la lucha por la candidatura que desde ahora se pretendería que fuera avalada por ambos partidos más el Partido Movimiento Ciudadano.

Dentro de tal pugna, sólo se percibe con claridad que el actual diputado que llegó por mayoría de votos obtenida en el cuarto distrito electoral con cabecera en la ciudad capital, será el seguro candidato por la coalición con miras a obtener la reelección.

En los restantes distritos capitalinos no existe claridad ni voluntad para que se diere la postulación para la reelección, aún cuando alguna de las diputadas actuales tendrían méritos más que suficientes para aspiran a la reelección, al igual que el diputado vencedor por el distrito local quinto con residencia también en la capital.

Éste ya se definió que iría por la diputación federal por el cuarto distrito, mientras que la diputada electa por el distrito local dos se inscribió para integrar la fórmula senatorial cuyo varón está decidido que sería el alcalde capitalino quien, al parecer, desea que lo acompañe en la fórmula la secretaria con licencia del actual Ayuntamiento y que en 2016 fue electa como regidora.

Por otra parte, la vencedora en el distrito número seis en 2016 y que lo fue con el aval primario del Partido de la Revolución Democrática, para la elección federal que viene y concurrente de la local, aspira a ser postulada y ganar por el primer distrito electoral federal.

En los distritos restantes, al margen que no son fáciles para vencer al o a los candidatos del partido oficial, no hay claridad de quiénes serían los candidatos, salvo, al parecer en el distrito nueve en el cual se comenta que tiene el perfil para ser un candidato quien ya lo fue y ganó por mayoría de 1998 a 2001.

Además, también se ha filtrado que aspiraría a ser diputada ahora por mayoría la actual titular de la Contraloría estatal, quien ya fue diputada de representación proporcional de 2001 a 2004, así como que ambos aspirantes podrían ser también candidatos por la vía plurinominal.

Si así fuere y obtuvieren la diputación, se sumarían a las tareas legislativas del aspirante a ser reelecto por el cuarto distrito electoral, en el supuesto que ganare.

Por parte de la coalición PAN-PRD-MC quedaría pendiente de definir si se llega al acuerdo para que sea postulada con miras a ser reelecta la actual diputada quien ganó la elección en 2016 en el tercer distrito electoral local, quien ahora enfrentaría a un candidato con amplia experiencia en las lides electorales y que fue candidato a presidente municipal en ese año y quien, al parecer, en el ámbito distrital, perdió la votación por menos de mil votos.

Tales son por ahora las expectativas que se perciben en materia de reelección.

Falta saber quiénes serán los candidatos federales y locales de Morena y que podrían resultar muy beneficiados para la victoria con el plus que les daría AMLO.