imagotipo

Si hay mujeres en Durango

  • Julieta Hernandez Carmargo

 

Doce deseos de las mujeres para 2018

 

Año nuevo 2018 y al sonido de las 12 campanadas y al comer cada una de las 12 uvas vienen a mi mente los 12 deseos que las mujeres esperamos de los gobiernos de todos los niveles y también de la sociedad.

Los deseos de las mujeres para 2018 son:

1.- No más violencia; Durango está arriba de la media nacional, 66.6 de porcentaje de  mujeres que han recibido algún tipo de violencia a lo largo de su vida.

  1. No morir asesinada en manos del patriarcado, en Durango cerramos 2017 con 30 homicidios de mujeres.

3.- No ser violadas; Durango sigue manteniendo más de una denuncia diaria de  violación sexual, recuerde que los delitos en general se denuncian un 10%, los sexuales se denuncian menos, ya que la mayoría los cometen un familiar cercano (193 hasta noviembre)

4.- No sufrir acoso callejero, deje de pensar que  “el piropo” es halagador, está probado, hay estudios científicos que afirman que las mujeres que sufren acoso callejero sienten miedo a ser violadas, ¿usted  cree que una mujer sale a la calle para que un desconocido opine sobre su cara o su cuerpo?

5.- Que se pague el sueldo que les corresponde conforme a derecho; en Durango las mujeres reciben un 25% menos de pago que los hombres en trabajos iguales.

6.- Terminar con la violencia doméstica; muchas mujeres le temen a la calle, pero hay muchas más que viven en terror en su propia casa, la violencia familiar está alcanzando límites elevados principalmente porque casi nunca se castiga, hay impunidad, lo que provoca que se siga cometiendo este delito, “al cabo no pasa nada”.

7.- No  usar  la palabra ‘mujer’ como insulto y sinónimo de debilidad. Es muy usual que escuchemos ese tipo de descalificaciones “pareces mujer”, “caminas como niña”, “lloras como mujer” y una serie de usos descalificativos que se da a la palabra mujer.

8.-  No perpetuar  estereotipos; las mujeres no son débiles, las mujeres no piensan sólo en zapatos, los hombres no todos son fuertes y tampoco todos sólo piensan en sexo. No hay  ‘tareas de hombres’ y ‘tareas de mujeres’. Los estereotipos de ‘belleza’ han provocado que algunas mujeres mueran por querer cumplirlos.

9.- Tener igual acceso a la educación y la salud integral. La igualdad en la diferencia, las mujeres requieren acceder a la educación y que en las escuelas se promueva igual trato, un trato sin violencia y perspectiva de género; la salud de la mujer requiere un trato igual pero diferenciado y es ahí donde tendrán que poner cuidado las autoridades educativas y de salud.

10.- Decidir sobre todo los ámbitos de su vida. Sobre todo en su sexualidad y su reproducción.

11.- No más violencia obstétrica, ni muerte materna. No más “así no gritabas cuando te lo hacían”, ni operaciones quirúrgicas innecesarias y desde luego cumplir con el protocolo de atención a mujeres embarazadas.

Pero sobretodo el máximo deseo de las mujeres:

12.- Acceso a la justicia; que las mujeres accedamos y que no haya impunidad, ni indiferencia, ni simulación en el caso de los asuntos de las mujeres por parte de las autoridades.