imagotipo

Temas de la república

  • Horacio Palencia Meza

Soplan vientos de cambio en la UJED

No podríamos elaborar un análisis completo de cada uno de ellos, así que por el valor de su tiempo y el espacio de estas líneas, sólo mencionaré a los que cuentan con posibilidades de obtener el triunfo en la contienda.

El cambio en la rectoría de la Universidad Juárez del Estado de Durango, nuestra nunca bien ponderada UJED, está pronto a llegar, el proceso está abierto y desde el Ejecutivo estatal, se ha dicho que no se meterá la mano por nadie y los cercanos al mandatario estatal, aseguran que no solamente es una frase trillada, sino que no se ha recibido a nadie de los aspirantes a sustituir a Erasmo Návar García, quien sale con más externalidades que resultados, tratando de impulsar desde su silla a Óscar Reyes Escalera, director de Facultad de Odontología, lo que en otros tiempos, sería una gran ventaja.

Sin embargo, en estos nuevos tiempos, lejos de ser una garantía, también es una desventaja, con todo, Reyes Escalera manifiesta que cuenta con el apoyo de 10 directores de facultades de la UJED, aunque la mayoría de esos directores, tienen sus propias aspiraciones, por lo que sus adversarios señalan que sólo son cuatro o máximo cinco, los que podrían -dije podrían- apoyar esta causa (la de Reyes Escalera).

Esto sucede, mientras Jesús Soto Rivera (exsecretario general del Sindicato Spaujed), Fernando Carrasco (Facultad de Veterinaria), Jorge Cisneros (Facultad de Medicina), Manuel Gutiérrez Corral, exdirector general de Administración de la UJED y exdirector de la Escuela Comercial Práctica; José Melchor Velázquez Reyes, actual director de la Facultad de Economía y Administración; Alfredo Gallegos, exdirector de la Facultad de Ciencias Exactas; Rubén Solís Ríos, también exdirector de la Facultad de Economía y Administración; Manuel Murillo, investigador de tiempo completo en la Facultad de Veterinaria; así como Enrique García Carranza, levantan la mano, más lo que se acumulen en la semana, y es que amable lector(a), el único requisito para ser candidato a rector, es contar con el aval de 250 firmas de maestros de la UJED, así que podrían seguir surgiendo si la convocatoria lo permite.

No podríamos elaborar un análisis completo de cada uno de ellos, así que por el valor de su tiempo y el espacio de estas líneas, sólo mencionaré a los que cuentan con posibilidades de obtener el triunfo en la contienda, comenzando con García Carranza, quien afirmó a este matutino, que está listo para servir a los universitarios y que si de algo está convencido, es de que la UJED, debe ser libre y autónoma, para tomar sus propias decisiones, hacía la reconstrucción de la unidad universitaria. Abogado, maestro y doctor en Derecho, el ex catedrático de la Universidad, trae el estigma de ser el “gallo de Zambrano” ¿será?

Rubén Solís Ríos, (el de mayor edad pero quizá también el de mayor experiencia dentro de la UJED), tiene la ventaja de tener varios años en campaña, lo que ya vimos con AMLO que efectivamente sí es una gran ventaja, Solís Ríos, primero dejó “correr el borrego” por las pasillos de la Universidad, de que contaba con el aval, del titular del poder ejecutivo.

Empero, ante la debacle del PRIAN, éste se acercó con la senadora electa Margarita Valdés, quien lo asesora y lo acompaña abiertamente, incluso ante los medios de comunicación, esto en otros tiempos, quizá habría sido motivo suficiente para descalificar al exdirector de la FECA del proceso, ya que la inviolabilidad de la autonomía, había sido  -hasta ahora- una bandera insustituible para cualquier aspirante a encabezar a la Universidad, pero no hoy, no ahora, cuando el cambio es la esperanza de México.

De Manuel Murillo, se dice que es un verdadero académico, que convocaría mejores tiempos de calidad y certificación para la UJED, contrario a Rubén Solís, Murillo no es “grillo”, es un investigador que fue funcionario de la Rectoría en los tiempos de Rubén Calderón, actual secretario de Educación del Estado, a quien seguramente no debe serle desconocido este aspirante.

Manuel Gutiérrez Corral, fue director de la Escuela Comercial Práctica y posteriormente fungió como director general de Administración de la propia UJED, al igual que Manuel Murillo, tampoco es un político, es un contador público, con posgrado en Administración Pública, que ha venido proponiendo y exponiendo innovaciones para realzar a la Universidad y realizar mejor las tareas, en pocas palabras, eficientar el quehacer universitario.

Falta muy poco, para conocer el desenlace de esta trama de color azul y oro, lo que está en juego es la continuidad o la autonomía de una Universidad que busca recuperar su prestigio entre las nuevas generaciones de jóvenes, que acuden día con día a recibir su preparación profesional, la moneda está en el aire.

Feliz fin de semana para usted y los suyos.