imagotipo

Temas de la república

  • Horacio Palencia Meza

Adiós a Nueva Alianza y los cambios que vienen

Con todo, esperamos que Nueva Alianza pueda reorganizarse y aparecer de nueva cuenta en el escenario político nacional, porque a pesar de que mantiene el registro en 18 estados del país, ayer sufrió un duro golpe que lo envía a la banca política, por lo menos durante los próximos tres años.

El Partido Nueva Alianza nació como un partido liberal que contaba con una premisa: defender la educación pública y de calidad, premisa que traicionó, al traicionar a su progenitora, la maestra Elba Esther Gordillo.

Ésta puso como último presidente de ese instituto político a su secretario particular, Luis Castro Obregón, un académico o intelectual venido a político, con espíritu de policía investigador, espíritu que le nació durante su paso por la Secretaría de Gobernación y que le obligaba a espiar a todo el mundo, no solamente a sus adversarios políticos, sino a sus líderes y militantes, a través de cámaras escondidas, teléfonos intervenidos, plumas con micrófono y otras estrategias que le permitían conocer sus posibles movimientos, al más puro estilo de James Bond.

Fuera de lo anterior, el Partido Nueva Alianza, era -sin duda- una excelente opción política y digo era, porque el día de ayer, el Instituto Nacional Electoral (INE) emitió un acuerdo sobre la pérdida del registro de Nueva Alianza a nivel nacional, así como los lineamientos sobre cómo habrá de llevarse a cabo el procedimiento de liquidación correspondiente para ése partido político.

Al margen de lo anterior, Nueva Alianza aún tiene representantes populares a nivel federal, estatal y local, y su último Presidente anunció que la fuerza turquesa pretende regresar hacia el 2021, pero la verdad dudo mucho que sea con perfiles como el de Castro Obregón, si esa agrupación política regresa, tendrá que ser de la mano de verdaderos maestros, que le sumen a Juan Díaz de la Torre, como el durangueño Alfredo Valles Mendoza, exlíder sindical y exdiputado federal, exlíder de la fracción turquesa en la Cámara Baja y exsecretario general del partido a nivel nacional, no con aspirantes a intelectuales como Castro Obregón, sino verdaderos maestros, que saben el sentir del magisterio, porque conocen el olor del gis y del pintarrón.

Con todo, esperamos que Nueva Alianza pueda reorganizarse y aparecer de nueva cuenta en el escenario político nacional, porque a pesar de que mantiene el registro en 18 estados del país, ayer sufrió un duro golpe que lo envía a la banca política, por lo menos durante los próximos tres años y la verdad, el partido resulta una fresca opción a la hora de sufragar y no solo eso, también cuenta con excelentes cuadros en su operación política nacional, como Ricardo Heredia y otro de Durango, Víctor Hugo García R.

Paralelamente a lo anterior, esta semana se volvió a tocar el tema de los poderosos súper delegados del próximo Gobierno Federal, con la arista de Morelos, en donde el experredista Rabindranath Salazar (así se llama, lo juro), deja el espacio para Hugo Eric Flores, quien será el encargado de lidiar con las gambetas del gobernador Cuauhtémoc Blanco, quien desde ya, ha resultado un dolor de cabeza para presidenta nacional de MORENA, Yeidckol Polevnsky.

Esta semana también se tocó el tema de la Reforma Educativa en el Congreso de la Unión, particularmente en la Cámara de Diputados, en donde salta a la vista con fluorescente marcatextos, la beligerancia y la intolerancia de los legisladores morenistas en este tema, ¿la razón? Simple, muchos de ellos son parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, la famosísima CNTE, sí, la misma que durante el período de aprobación de la Reforma, secuestraron vías de comunicación, incendiaron edificios enteros, quemaron archivos históricos, marcharon encuerados por las calles de la Ciudad de México, esos, son los que ahora son los flamantes diputados del partido que a partir de diciembre próximo, será dueño del país, no sólo del poder Ejecutivo y Legislativo, sino de la mayoría en los Congresos estatales, lo que les coloca en inmejorable situación política, nada mal para un partido que lleva dos sexenios de vida, los mismos dos sexenios que tuvo de vida Nueva Alianza.

Vaya que la política es de contrastes, de eso, no cabe la menor duda.

Excelente fin de semana para usted y los suyos.