/ jueves 14 de enero de 2021

La pasión por las cuatro ruedas de The Beatles

Además de su gran pasión por la música, el cuarteto de Liverpool también tenía cierta debilidad por los coches cómodos, lujosos y rápidos

Definitivamente esta banda británica revolucionó la cultura pop de principios de la década de los 60 y hoy en día, es difícil que alguna persona en cualquier parte del planeta no sepa de su existencia o de su música, una que comenzó con una rebeldía juvenil y amable, hasta convertirse en una mezcla de psicodelia.

Sin embargo, los cuatro de Liverpool también se dejaron seducir por algunos vehículos especiales a lo largo de su carrera, y que ya han pasado a formar parte de la iconografía pop del siglo XX y hoy son objetos muy valiosos para los coleccionistas, así que hagamos un recorrido por los autos más destacados que formaron parte de la colección de cada uno de ellos.

PAUL McCARTNEY

El bajista, compositor y vocalista de Los Beatles primero tuvo un Aston Martin DB5, para después pasar al Aston Martin DB6, el cual contaba con una grabadora en el cuadro de mandos para aprovechar los momentos de inspiración que pudieran surgir mientras estaba al volante. Ambos vehículos los utilizaba para desplazarse por Londres a mediados de los años 60, cuando la banda ya se había mudado a la capital británica.

Aston Martin DB5 1964 / Cortesía de la marca

En su lista de coches también se incluyen un Austin Healey 3000, un Lamborghini 400GT de 1967, impulsado por un motor V12, un Lamborghini Espada S2 de 1972 y un limusina Hispano-Suiza.

JOHN LENNON

El primer coche de Lennon fue un Ferrari 330 GT 2+2 Coupe de 1965, en el que solía circular por Londres, acompañado por George Harrison, quien reafirmó la escasa pericia de John al volante. No podemos olvidar que cuando John se fue a vivir a Nueva York con Yoko Ono, le vendió su Mercedes-Benz 600 Pullman Limousine de 1970 a George.

Sin embargo, uno de sus autos más emblemáticos fue el Rolls-Royce Phantom V de 1965, originalmente pintado en color negro, y que se convirtió en una obra de arte sobre ruedas en 1966, durante la grabación del álbum Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club. El modelo británico equipaba un sistema de sonido con micrófono y altavoces exteriores, televisión, teléfono, frigobar y asientos abatibles que podían transformarse en cama.

Rolls Royce Phantom V / Cortesía de las marcas

GEORGE HARRISON

Uno de los coches más conocidos de Harrison fue un Mini Cooper Austin S modificado por el preparador inglés Harold Redford, el cual fue inmortalizado en la película Magical Mystery Tour de 1967.

Tras su muerte, el Mini perteneció a Eric Clapton por un periodo breve de tiempo, más tarde regresó a Olivia, su viuda, que lo mantiene en perfecto estado y de vez en cuando lo presta para ser exhibido en algún festival. Como buen aficionado a las carreras de F1, George tuvo un Ferrari Dino 246GT, así como un Jaguar E-type FHC 964.

Mini Cooper Austin S / Cortesía de la marca

RINGO STARR

El baterista de los Beatles se compró un Facel Vega Facel II, un vehículo capaz de superar los 200 km/h gracias a su ingeniería Chrysler Typhoon de turbina y que en la actualidad pertenece a Justin Banks, una empresa especializada en coches clásicos. En su lista también figuraron un Mercedes-Benz 280 SE 3.5 Coupé de 1969 y un Mini Cooper Radford De Ville de 1967.

Facel Vega Facel II de 1964 / Cortesía de la marca

Te recomendamos este podcast:

Definitivamente esta banda británica revolucionó la cultura pop de principios de la década de los 60 y hoy en día, es difícil que alguna persona en cualquier parte del planeta no sepa de su existencia o de su música, una que comenzó con una rebeldía juvenil y amable, hasta convertirse en una mezcla de psicodelia.

Sin embargo, los cuatro de Liverpool también se dejaron seducir por algunos vehículos especiales a lo largo de su carrera, y que ya han pasado a formar parte de la iconografía pop del siglo XX y hoy son objetos muy valiosos para los coleccionistas, así que hagamos un recorrido por los autos más destacados que formaron parte de la colección de cada uno de ellos.

PAUL McCARTNEY

El bajista, compositor y vocalista de Los Beatles primero tuvo un Aston Martin DB5, para después pasar al Aston Martin DB6, el cual contaba con una grabadora en el cuadro de mandos para aprovechar los momentos de inspiración que pudieran surgir mientras estaba al volante. Ambos vehículos los utilizaba para desplazarse por Londres a mediados de los años 60, cuando la banda ya se había mudado a la capital británica.

Aston Martin DB5 1964 / Cortesía de la marca

En su lista de coches también se incluyen un Austin Healey 3000, un Lamborghini 400GT de 1967, impulsado por un motor V12, un Lamborghini Espada S2 de 1972 y un limusina Hispano-Suiza.

JOHN LENNON

El primer coche de Lennon fue un Ferrari 330 GT 2+2 Coupe de 1965, en el que solía circular por Londres, acompañado por George Harrison, quien reafirmó la escasa pericia de John al volante. No podemos olvidar que cuando John se fue a vivir a Nueva York con Yoko Ono, le vendió su Mercedes-Benz 600 Pullman Limousine de 1970 a George.

Sin embargo, uno de sus autos más emblemáticos fue el Rolls-Royce Phantom V de 1965, originalmente pintado en color negro, y que se convirtió en una obra de arte sobre ruedas en 1966, durante la grabación del álbum Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club. El modelo británico equipaba un sistema de sonido con micrófono y altavoces exteriores, televisión, teléfono, frigobar y asientos abatibles que podían transformarse en cama.

Rolls Royce Phantom V / Cortesía de las marcas

GEORGE HARRISON

Uno de los coches más conocidos de Harrison fue un Mini Cooper Austin S modificado por el preparador inglés Harold Redford, el cual fue inmortalizado en la película Magical Mystery Tour de 1967.

Tras su muerte, el Mini perteneció a Eric Clapton por un periodo breve de tiempo, más tarde regresó a Olivia, su viuda, que lo mantiene en perfecto estado y de vez en cuando lo presta para ser exhibido en algún festival. Como buen aficionado a las carreras de F1, George tuvo un Ferrari Dino 246GT, así como un Jaguar E-type FHC 964.

Mini Cooper Austin S / Cortesía de la marca

RINGO STARR

El baterista de los Beatles se compró un Facel Vega Facel II, un vehículo capaz de superar los 200 km/h gracias a su ingeniería Chrysler Typhoon de turbina y que en la actualidad pertenece a Justin Banks, una empresa especializada en coches clásicos. En su lista también figuraron un Mercedes-Benz 280 SE 3.5 Coupé de 1969 y un Mini Cooper Radford De Ville de 1967.

Facel Vega Facel II de 1964 / Cortesía de la marca

Te recomendamos este podcast:

Local

Llega “Durango, un mundo de cine”, la nueva apuesta de promoción turística

El objetivo de esta campaña es promocionar a la entidad como una joya escondida del norte de México para las grandes producciones cinematográficas

Local

Sorprenden explosiones en Cerro de Mercado; habitantes acusan daños

La Dirección Municipal de Protección Civil confirmó que las explosiones las llevó a cabo la Sedena, correspondiente a la detonación de pólvora vieja a cielo abierto en espacio controlado

Municipios

Cansados de esperar, ciudadanos bachean carretera Peñón Blanco-Yerbanís

Un grupo de hombres se unió en equipo, y utilizó recursos propios a fin de brindar atención al grave deterioro de la rúa

Local

Poder Judicial federal se pronuncia con un rechazo a la reforma planteada por Morena

El coordinador de magistrados en el XXV circuito federal en Durango, advirtió que la generalización de la existencia de un sistema corrupto en el país no tiene sustento

Local

¿Ya la visitaste? Miles de duranguenses disfrutan de la nueva Alberca 460

Esta obra tuvo una inversión de más de 13 millones de pesos, según informó el alcalde Toño Ochoa