/ jueves 10 de marzo de 2022

#SOY | Ellos también se cuidan

Mantenerse en forma ya no es algo exclusivo de las mujeres. Cada vez más, los hombres se preocupan por su aspecto y cuidado personal

El tiempo ha enterrado la idea de que el cuidado personal e incluso la vanidad son exclusivos de las mujeres. A los hombres del siglo 21 no sólo les preocupa el afeitado o la caída del cabello, sino también la depilación, el bronceado, el retoque de cejas o los tintes para pestañas, entre otras cosas.

Tampoco son ajenos a ellos los tratamientos para retardar la aparición de arrugas, combatir el sobrepeso o relajar los músculos cansados con masajes de hidroterapia.

Como parte de todos estos cambios generacionales, la piel de los hombres ya tampoco es el muro infranqueable que era en décadas pasadas y reclama suavidad.

Cada vez es más generalizada la idea de que una piel hidratada es una piel atractiva, sin importar el género.

Un estudio realizado por Nivea encontró que el 95 por ciento de los hombres se afeita diariamente y que cada día invierten más tiempo en obtener el mejor rasurado, ya sea con máquinas eléctricas o con rastrillos.

Pero hay otros rituales que se van incorporando al día a día de los hombres, como es el caso de la exfoliación o los aportes cosméticos que combaten la deshidratación.

Además de los tradicionales productos after shave que los caballeros utilizan para hidratar la piel después de rasurarse, se han ido incorporando otros hidratantes que impiden la evaporación del agua de la piel, mejoran la capacidad de las células de la capa superior para retener la humedad y actúan como escudo protector frente a las agresiones externas de la contaminación, el sol, las bajas temperaturas o la calefacción, entre otros factores.

Foto: AFP

Otro aspecto que cada vez se vigila más de cerca es el olor corporal. El cuerpo suda para regular su temperatura y ese proceso tiene su lado negativo: el olor desagradable y las temibles manchas en la ropa.

Por ello la ducha diaria, los desodorantes antitranspirantes y el agua de colonia resultan imprescindibles para luchar contra el sudor.

Otra de las obsesiones masculinas es el cabello, prioridad en el arreglo matutino, en el que los hombres dedican una media de siete minutos diarios para lavar y peinar.

Por otro lado, la calvicie, junto con la grasa y la caspa son algunos de los problemas que más le preocupan a este sector.

En contraparte, el varón del siglo 21 se preocupa por un corte con estilo y bien arreglado con un poco de espuma o gel de fijación.

Además, demandan productos para el pelo dos en uno -shampoo y acondicionador- para agilizar el proceso de lavado.

TRATAMIENTOS AMIGOS

Ante los tratamientos en centros estéticos, el público masculino es totalmente diferente al femenino y resulta más fiel, siempre que comprueba los efectos reales. Por ello es común que pidan información clara y concisa y que se dejen llevar menos por los reclamos publicitarios.

El más solicitado es la limpieza facial para acabar con los puntos negros y las impurezas, que es imprescindible una vez al año. Lo primero que se debe hacer es analizar el tipo de piel con el fin de aplicar los productos adecuados.

La sesión empieza con una limpieza que prepara la piel para recibir los productos. Si es necesario, la esteticista elimina los puntos negros que suelen aparecen en la nariz, barbilla y zona de las patillas. Después realiza una exfoliación para acabar con las células muertas y conseguir una mejor regeneración.

Posteriormente se aplica una mascarilla y se finaliza una con un agradable masaje que alivia la tensión en el cuello, pecho y mirada. Según las necesidades, el tratamiento puede terminar con la aplicación de cremas antienvejecimiento.

Las zonas del cuerpo que más se depilan los hombres son la espalda, la nuca, los hombros, el tórax y la barba. La incomodidad y roce con la ropa, los pelos enquistados o simplemente por estética son las razones por las que el hombre opta por la depilación por láser o eléctrica.

Es un método seguro, pero caro, ya que los hombres necesitan más sesiones, ya que su vello es más duro debido a la presencia de andrógenos, que potencian y estimulan los folÌculos pilosos.

El hombre también se ha ido aficionando a los masajes. Uno de los más solicitados es el tailandés que ofrece una técnica de relajación que reequilibra la energía, estimula la flexibilidad del cuerpo y elimina cualquier vestigio de estrés, mediante estiramientos, presiones y masaje profundo.

El masaje shiatsu es otra buena opción para aliviar las tensiones, los dolores musculares, las lumbalgias y el estrés.

Es el toque de sensibilidad que a la gente le encanta en un hombre. Unas manos limpias con una piel suave y las uñas en perfecto estado son la mejor carta de presentación. A dúo con los pies cuidados y sin durezas. Con una sesión mensual de manicura y pedicura, siempre estarán impecables.

Foto: DPA

GIMNASIOS Y BALNEARIOS

Eliminar grasas, tonificar el cuerpo o relajar músculos cansados son algunos de los objetivos que los hombres persiguen en el gimnasio.

Unos abdominales definidos, glúteos bien formados, hombros fornidos y musculosos marcan la diferencia. Con tres o cuatros horas semanales se consiguen resultados muy aceptables.

Los balnearios actuales poco tienen que ver con los de antaño, asociados con la imagen decadente sólo aptos para mayores con dolencias reumáticas. Ahora cuentan con cabinas donde se realizan aplicaciones de fangos calientes, masajes debajo del agua, terapias de relax, estimulaciÛn de la circulación sanguínea, oxigenación y puesta a punto de la piel.

Además de chorros de agua de alta presión que actúan sobre los puntos terapéuticos elegidos. Resultan ideales para aliviar dolores musculares y combatir los depósitos de grasa.

ENVEJECER CON GRACIA

El declive físico, cognitivo, reproductivo e intelectual suele iniciarse al soplar las treinta y cinco velas en el pastel de cumpleaños y se afianza en los cinco años siguientes, según los profesionales médicos del envejecimiento y la belleza. La buena noticia es que hay autocuidados y medidas eficaces para ralentizar este proceso.

El concepto de “medicina preventiva y curativa a la vez”, llamado ‘Beauty Aging’ (envejecer con belleza) acompaña el paso de los años con un embellecimiento exterior e interior, mejorando el aspecto, metabolismo y salud, por medio de medidas saludables e intervenciones estéticas.

“Alrededor de los treinta cinco años, comenzamos a envejecer y no puedes cambiar cómo fue tu vida, pero a partir de esa edad puedes avanzar por el tiempo con la mejor salud y el mejor aspecto posible. Depende de ti”, según la doctora Marbelia Martínez especialista en medicina antienvejecimiento.

"Para reducir el impacto de la oxidación celular que nos hace envejecer, tenemos que buscar en nuestra vida el ‘equilibrio redox’, un estado que se ve favorecido al evitar el tabaquismo y el consumo de alcohol, la sobreexposición solar y los lugares muy contaminados", señala la doctora Martínez.

Envejecer es inevitable, pero al margen de la genética, es posible sumar años manteniendo la belleza y una buena salud, con calidad de vida, en definitiva.

"El envejecimiento es un proceso que depende, tanto de factores internos como externos y es, en este punto, en el que se puede trabajar para avanzar por el tiempo con la mejor salud y el mejor de los aspectos posibles", según la doctora Marbelia Martínez, de la Clínica de Cirugía plástica y estética Sensabell, de Valencia, España.

Foto: Especial

Existe un cierto consenso de que comenzamos a envejecer en términos

biológicos a mediados de la tercera década de vida, en torno a los 34-35 años, según esta especialista en Medicina Estética y Medicina Antienvejecimiento.

"A partir de ese momento podemos modelar cómo va a ser en cuestiones tan decisivas como la alimentación, el peso corporal, el sueño y hábitos de estilo de vida, con especial atención en el estrés, un factor que favorece la enfermedad y el envejecimiento", según explica Martínez.

"Por algo hay personas de cincuenta que parecen más jóvenes y son más vitales que otras que no superan la cuarentena", destaca.

"Esto puede lograrse siguiendo las propuestas de un nuevo concepto denominado ‘Beauty Aging’ (envejecer con belleza o bellamente) que, sin pretender ignorar el paso del tiempo, consiste en adoptar medidas saludables para acompañar el paso de los años logrando un embellecimiento tanto exterior como interior", según Martínez.

Este concepto de “medicina preventiva y curativa a la vez” desarrollado por Sensabell, busca “mejorar el aspecto exterior, así como el metabolismo y salud interior, tratándola como un ser integral que requiere atención global y personalizada", explica.

“La cirugía estética, que mejora físicamente a la persona, la medicina estética de rejuvenecimiento facial y corporal, que cambia positivamente la calidad, textura y contorno de la piel del rostro y el cuerpo, sumados a los nuevos conceptos de medicina antienvejecimiento, tienen un triple impacto en la salud total”, destaca la doctora María Teresa Achiques, directora de Sensabell.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de #Soy ⬇️

El tiempo ha enterrado la idea de que el cuidado personal e incluso la vanidad son exclusivos de las mujeres. A los hombres del siglo 21 no sólo les preocupa el afeitado o la caída del cabello, sino también la depilación, el bronceado, el retoque de cejas o los tintes para pestañas, entre otras cosas.

Tampoco son ajenos a ellos los tratamientos para retardar la aparición de arrugas, combatir el sobrepeso o relajar los músculos cansados con masajes de hidroterapia.

Como parte de todos estos cambios generacionales, la piel de los hombres ya tampoco es el muro infranqueable que era en décadas pasadas y reclama suavidad.

Cada vez es más generalizada la idea de que una piel hidratada es una piel atractiva, sin importar el género.

Un estudio realizado por Nivea encontró que el 95 por ciento de los hombres se afeita diariamente y que cada día invierten más tiempo en obtener el mejor rasurado, ya sea con máquinas eléctricas o con rastrillos.

Pero hay otros rituales que se van incorporando al día a día de los hombres, como es el caso de la exfoliación o los aportes cosméticos que combaten la deshidratación.

Además de los tradicionales productos after shave que los caballeros utilizan para hidratar la piel después de rasurarse, se han ido incorporando otros hidratantes que impiden la evaporación del agua de la piel, mejoran la capacidad de las células de la capa superior para retener la humedad y actúan como escudo protector frente a las agresiones externas de la contaminación, el sol, las bajas temperaturas o la calefacción, entre otros factores.

Foto: AFP

Otro aspecto que cada vez se vigila más de cerca es el olor corporal. El cuerpo suda para regular su temperatura y ese proceso tiene su lado negativo: el olor desagradable y las temibles manchas en la ropa.

Por ello la ducha diaria, los desodorantes antitranspirantes y el agua de colonia resultan imprescindibles para luchar contra el sudor.

Otra de las obsesiones masculinas es el cabello, prioridad en el arreglo matutino, en el que los hombres dedican una media de siete minutos diarios para lavar y peinar.

Por otro lado, la calvicie, junto con la grasa y la caspa son algunos de los problemas que más le preocupan a este sector.

En contraparte, el varón del siglo 21 se preocupa por un corte con estilo y bien arreglado con un poco de espuma o gel de fijación.

Además, demandan productos para el pelo dos en uno -shampoo y acondicionador- para agilizar el proceso de lavado.

TRATAMIENTOS AMIGOS

Ante los tratamientos en centros estéticos, el público masculino es totalmente diferente al femenino y resulta más fiel, siempre que comprueba los efectos reales. Por ello es común que pidan información clara y concisa y que se dejen llevar menos por los reclamos publicitarios.

El más solicitado es la limpieza facial para acabar con los puntos negros y las impurezas, que es imprescindible una vez al año. Lo primero que se debe hacer es analizar el tipo de piel con el fin de aplicar los productos adecuados.

La sesión empieza con una limpieza que prepara la piel para recibir los productos. Si es necesario, la esteticista elimina los puntos negros que suelen aparecen en la nariz, barbilla y zona de las patillas. Después realiza una exfoliación para acabar con las células muertas y conseguir una mejor regeneración.

Posteriormente se aplica una mascarilla y se finaliza una con un agradable masaje que alivia la tensión en el cuello, pecho y mirada. Según las necesidades, el tratamiento puede terminar con la aplicación de cremas antienvejecimiento.

Las zonas del cuerpo que más se depilan los hombres son la espalda, la nuca, los hombros, el tórax y la barba. La incomodidad y roce con la ropa, los pelos enquistados o simplemente por estética son las razones por las que el hombre opta por la depilación por láser o eléctrica.

Es un método seguro, pero caro, ya que los hombres necesitan más sesiones, ya que su vello es más duro debido a la presencia de andrógenos, que potencian y estimulan los folÌculos pilosos.

El hombre también se ha ido aficionando a los masajes. Uno de los más solicitados es el tailandés que ofrece una técnica de relajación que reequilibra la energía, estimula la flexibilidad del cuerpo y elimina cualquier vestigio de estrés, mediante estiramientos, presiones y masaje profundo.

El masaje shiatsu es otra buena opción para aliviar las tensiones, los dolores musculares, las lumbalgias y el estrés.

Es el toque de sensibilidad que a la gente le encanta en un hombre. Unas manos limpias con una piel suave y las uñas en perfecto estado son la mejor carta de presentación. A dúo con los pies cuidados y sin durezas. Con una sesión mensual de manicura y pedicura, siempre estarán impecables.

Foto: DPA

GIMNASIOS Y BALNEARIOS

Eliminar grasas, tonificar el cuerpo o relajar músculos cansados son algunos de los objetivos que los hombres persiguen en el gimnasio.

Unos abdominales definidos, glúteos bien formados, hombros fornidos y musculosos marcan la diferencia. Con tres o cuatros horas semanales se consiguen resultados muy aceptables.

Los balnearios actuales poco tienen que ver con los de antaño, asociados con la imagen decadente sólo aptos para mayores con dolencias reumáticas. Ahora cuentan con cabinas donde se realizan aplicaciones de fangos calientes, masajes debajo del agua, terapias de relax, estimulaciÛn de la circulación sanguínea, oxigenación y puesta a punto de la piel.

Además de chorros de agua de alta presión que actúan sobre los puntos terapéuticos elegidos. Resultan ideales para aliviar dolores musculares y combatir los depósitos de grasa.

ENVEJECER CON GRACIA

El declive físico, cognitivo, reproductivo e intelectual suele iniciarse al soplar las treinta y cinco velas en el pastel de cumpleaños y se afianza en los cinco años siguientes, según los profesionales médicos del envejecimiento y la belleza. La buena noticia es que hay autocuidados y medidas eficaces para ralentizar este proceso.

El concepto de “medicina preventiva y curativa a la vez”, llamado ‘Beauty Aging’ (envejecer con belleza) acompaña el paso de los años con un embellecimiento exterior e interior, mejorando el aspecto, metabolismo y salud, por medio de medidas saludables e intervenciones estéticas.

“Alrededor de los treinta cinco años, comenzamos a envejecer y no puedes cambiar cómo fue tu vida, pero a partir de esa edad puedes avanzar por el tiempo con la mejor salud y el mejor aspecto posible. Depende de ti”, según la doctora Marbelia Martínez especialista en medicina antienvejecimiento.

"Para reducir el impacto de la oxidación celular que nos hace envejecer, tenemos que buscar en nuestra vida el ‘equilibrio redox’, un estado que se ve favorecido al evitar el tabaquismo y el consumo de alcohol, la sobreexposición solar y los lugares muy contaminados", señala la doctora Martínez.

Envejecer es inevitable, pero al margen de la genética, es posible sumar años manteniendo la belleza y una buena salud, con calidad de vida, en definitiva.

"El envejecimiento es un proceso que depende, tanto de factores internos como externos y es, en este punto, en el que se puede trabajar para avanzar por el tiempo con la mejor salud y el mejor de los aspectos posibles", según la doctora Marbelia Martínez, de la Clínica de Cirugía plástica y estética Sensabell, de Valencia, España.

Foto: Especial

Existe un cierto consenso de que comenzamos a envejecer en términos

biológicos a mediados de la tercera década de vida, en torno a los 34-35 años, según esta especialista en Medicina Estética y Medicina Antienvejecimiento.

"A partir de ese momento podemos modelar cómo va a ser en cuestiones tan decisivas como la alimentación, el peso corporal, el sueño y hábitos de estilo de vida, con especial atención en el estrés, un factor que favorece la enfermedad y el envejecimiento", según explica Martínez.

"Por algo hay personas de cincuenta que parecen más jóvenes y son más vitales que otras que no superan la cuarentena", destaca.

"Esto puede lograrse siguiendo las propuestas de un nuevo concepto denominado ‘Beauty Aging’ (envejecer con belleza o bellamente) que, sin pretender ignorar el paso del tiempo, consiste en adoptar medidas saludables para acompañar el paso de los años logrando un embellecimiento tanto exterior como interior", según Martínez.

Este concepto de “medicina preventiva y curativa a la vez” desarrollado por Sensabell, busca “mejorar el aspecto exterior, así como el metabolismo y salud interior, tratándola como un ser integral que requiere atención global y personalizada", explica.

“La cirugía estética, que mejora físicamente a la persona, la medicina estética de rejuvenecimiento facial y corporal, que cambia positivamente la calidad, textura y contorno de la piel del rostro y el cuerpo, sumados a los nuevos conceptos de medicina antienvejecimiento, tienen un triple impacto en la salud total”, destaca la doctora María Teresa Achiques, directora de Sensabell.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de #Soy ⬇️

Local

Violencia en otras entidades preocupa a empresarios duranguenses

“Violencia en otras entidades preocupa, somos un estado hermano, lo que pase en Chihuahua, en Mazatlán y Zacatecas”, indicó el presidente de Jóvenes Canaco

Doble Vía

¿Chumel Torres en Durango? Captan al youtuber en bar de la ciudad capital

Este fin de semana el influencer visitó un bar de la Zona Centro de la ciudad de Durango

Municipios

De niña soñaba con ser bombera, hoy protege Gómez Palacio

Con casi 20 años como paramédico, Alejandra Zamarripa asegura que disfruta mucho su noble oficio ya que le permite ayudar a la gente

Local

Covid-19: duranguenses relajan medidas sanitarias

Actualmente son pocas las personas que se interesan en cuidar su salud de manera preventiva, señaló Alan González, empresario de Laboratorios Privados

Local

Muebles domésticos entran a dinámica de consumo

El estilo de vida de las nuevas generaciones es ir de acuerdo a las tendencias, y si tienen las posibilidades económicas, van cambiando sus muebles aunque se encuentren en buen estado

Local

Urge mayor participación de los docentes: Rubén Calderón

Hacer que los docentes tengan una mayor y profunda intervención en la toma de decisiones en la formación de las nuevas generaciones es la tarea mas urgente de la SEED afirmó Rubén Calderón Luján

Sociedad

Violencia se expande a Michoacán y Colima

Tras el “jueves negro” en Ciudad Juárez, la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, anunció que se tomará unos días para someterse a una operación quirúrgica

Doble Vía

Tamagotchi y otros juguetes que fueron la sensación en los años 90’s

Es momento de ponerse melancólico y recordar algunos juguetes de los años 90s que marcaron a toda una generación, lo que resulta casi imposibles de olvidar

Mundo

El Jardín del Edén en Irak, ahora es un desierto por la sequía

Los pantanales del sur de Irak fueron declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2016, tanto por su biodiversidad como por su historia