/ jueves 15 de agosto de 2019

[Videos] ¿Cómo protegerse en redes sociales?

Aunque en la actualidad gran parte de la población hace uso de las redes sociales, pocos conocen los riesgos a los que se pueden enfrentar sobre todo los niños y jóvenes

Aunque en la actualidad gran parte de la población hace uso de las redes sociales, pocos conocen los riesgos a los que se pueden enfrentar al compartir información de la vida personal sobre todo los niños y jóvenes.

Las redes sociales son una gran herramienta de comunicación, de fácil acceso y costo, sin embargo hay que estar pendientes de lo que se comparte e informa a los demás, y en el caso de los menores, los adultos tienen que supervisar lo que hacen.

Aquí te mostramos algunos de los problemas y algunos consejos para evitar esos riesgos:

  • Acatar la edad mínima requerida para abrir una cuenta

Aunque las redes sociales se han vuelto un medio de comunicación indispensable para chicos y grandes, no siempre se utilizan para un buen fin, existen algunos riesgos ya que muchos de los usuarios se manejan anónimamente, o simplemente algunas personas las utilizan para dañar a los demás.

Son los niños y jóvenes quienes principalmente son afectados pues por confianza o descuido pueden brindar demasiada información que puede comprometer su integridad, además que por popularidad aceptan agregar a su círculo a personas desconocidas.

Algunas de las acciones que pueden ayudarte a proteger a tu familia, sobretodo a los más pequeños es evitar compartir fotos de los niños con poca ropa, con el uniforme de la escuela, o cerca del vehículo familiar donde se aprecien las placas.

Es importante saber que las diferentes plataformas de Redes Sociales establecen un mínimo de edad para poder abrir una cuenta, es por eso que los padres de familia deben autorizar que sus hijos se unan a determinada red social y estén vigilantes del contenido que están viendo.

En la cuestión de la edad se establece también de acuerdo al país en el que se encuentren, en México así como en Estados Unidos se estable una edad de 13 años para Facebook, twitter y Snapchat, mientras que youtube pide una edad mínima de 16 años, aunque hay videos que solo pueden ver mayores de edad.

En algunos casos cuando se hace un reporte de una cuenta por ser menor a la edad requerida, la plataforma puede cerrar la cuenta.

  • No brindar demasiada información personal

Aunque son los jóvenes quienes se encuentran más vulnerables por revelar demasiada información personal en sus publicaciones, de manera general no se es consciente de todo lo que se comparte, datos como por ejemplo de las vacaciones en familia, pues no se sabe si una persona pueda aprovechar que la casa se encuentra sola.

Otra cuestión muy usual que se da en todas las redes sociales, es que las personas comparten en tiempo real el lugar en el que encuentran, por ejemplo un café, un restaurante, el cine, sin embargó son cuestiones que de preferencia no se deberían dar a conocer, aunque parezca algo inocente y solo se trate de buscar reacciones de los usuarios.

Existen personas que bajo el anonimato se dedican a utilizar esa información para sacar un beneficio, y pueden llegar a situaciones de extorsión o hasta secuestro.

  • Youtubers e Influencers

Precisamente por el surgimiento de las redes sociales, los más jóvenes toman como modelos a seguir a los youtubers e influencers, y hacen todo lo posible por parecerse a ellos y así lograr más seguidores o “amigos”.

Lo que no se dice, es que detrás de ellos hay un equipo de personas que les ayudan a preparar temas, su imagen, por más natural que pueda parecer el look, todo se cuida a detalle, es por eso que muchos inician con una imagen y ya cuando son más conocidos o famosos se ven algo diferentes.

La imagen de los influencers es como lo que anteriormente se decía de las revistas, que presentaban imágenes poco cercanas a la realidad y al físico de la mayoría de las personas, lo real es ellos en cada foto e imagen que se sube lleva una edición y producción detrás.

Deben entender que no todo es perfecto y que si sus fotos o videos no causan las reacciones que esperan, el mundo no se va a acabar. Eso también lleva a los usuarios jóvenes a aceptar las solicitudes de amistad, pues el ser popular se mide por su número de amigos y reacciones.

  • Necesario establecer un tiempo determinado para navegar

Otra cuestión que afecta el uso excesivo de redes sociales, es que las personas pierden mucho tiempo de su día en estar checando lo que se publica, dejan de lado sus deberes o las relaciones de amistad o momentos en familia por estar en la red.

No solo los jóvenes tienen este problema, pues adultos comienzan a tener problemas en el trabajo por descuidar su labor y pasar demasiado tiempo con el celular o en la computadora navegando en internet, casi como una dependencia.

Ante ello se deben establecer tiempos, principalmente restringir sus horas de uso a los menores de edad. De no hacerlo se corre el riesgo que se convierta en adicción y pueda generar problemas de aislamiento, irritabilidad y trastornos del sueño.

  • Estar atentos ante opiniones negativas e incitación al odio.

Es cierto que todos somos libres de expresar una diferente opinión de los demás, pero el respeto debe ser lo principal al hacerlo, pero en las redes sociales es común ver como sobre una publicación se pueden generar opiniones negativas, y que lastiman la autoestima del usuario.

Al parecer muchas personas expresan comentarios exageradamente negativos, insultos e incitan a los demás a las agresiones, pero es porque se esconden detrás de la pantalla, pues en la vida real es difícil que alguien hagan ese tipo de expresiones, pero se escudan en las redes sociales, como los llamados “trolles”.

  • Círculos que promueven conductas destructivas

Además de los seguidores y amigos, se pueden encontrar grupos más cerrados en las redes dónde se promueven conductas destructivas como la drogadicción, anorexia, bulimia, consumo de alcohol, conductas sexuales o suicidio.

En esos grupos o círculos más cerrados, los usuarios al tener interés en el mismo tema, intercambian ideas o maneras para seguir con esas conductas sin que los familiares o amigos puedan enterarse. Al sentirse parte de algo, los jóvenes aceptan todo tipo de recomendaciones, los padres deben revisar a que grupos pertenecen sus hijos.

  • Los Challenge o retos

Comportamientos como retos, son una tendencia que se propaga también a través de las redes sociales y aunque algunos pueden ser graciosos e inofensivos, hay retos que llevan a la persona que los realiza a poner en riesgo su salud o hasta la vida.

Entre esos retos se detecto el de la Ballena Azul, una serie de pruebas que al final culminaba en un suicidio, el desaparecer durante algunas horas, sin pensar en que la familia podría verse afectada al no saber nada del menor.

  • Atención ante la suplantación de identidad

El compartir imágenes y datos privados, se puede ser objeto de robo de identidad o suplantación, se crean una cuenta falsa con toda la información bajo otro nombre, pero con toda la intención de dañar a la persona y a otros.

  • Grooming, sexting y sextorsión.

El grooming es cuando un adulto trata de engañar a un menor y así conseguir que le envié imágenes o vídeos en los que aparezca con poca ropa o desnudo, incluso pueden citar al menor.

El sexting consiste en enviar mensajes, imágenes o vídeos con contenido sexual a la pareja o ligue, pero quien a su vez comparte todo eso con alguien más o lo publica.

En el caso de sextorsión es la amenaza de compartir las imágenes o vídeos en los que aparezcas con una actitud erótica o pornográfica. Por eso es importante pensar 2 veces antes de compartir ese tipo de fotos o videos, aunque también se puede ser víctima de hackeo o robo del celular y obtienen el contenido.

Todos estos puntos son cuestiones que los padres deben saber, estar atentos limitar el tiempo en las redes de sus hijos y estar monitoreando constantemente que es lo que ven o publican en las redes y que tienen en su celular, porque el peligro es verdadero.

Aunque en la actualidad gran parte de la población hace uso de las redes sociales, pocos conocen los riesgos a los que se pueden enfrentar al compartir información de la vida personal sobre todo los niños y jóvenes.

Las redes sociales son una gran herramienta de comunicación, de fácil acceso y costo, sin embargo hay que estar pendientes de lo que se comparte e informa a los demás, y en el caso de los menores, los adultos tienen que supervisar lo que hacen.

Aquí te mostramos algunos de los problemas y algunos consejos para evitar esos riesgos:

  • Acatar la edad mínima requerida para abrir una cuenta

Aunque las redes sociales se han vuelto un medio de comunicación indispensable para chicos y grandes, no siempre se utilizan para un buen fin, existen algunos riesgos ya que muchos de los usuarios se manejan anónimamente, o simplemente algunas personas las utilizan para dañar a los demás.

Son los niños y jóvenes quienes principalmente son afectados pues por confianza o descuido pueden brindar demasiada información que puede comprometer su integridad, además que por popularidad aceptan agregar a su círculo a personas desconocidas.

Algunas de las acciones que pueden ayudarte a proteger a tu familia, sobretodo a los más pequeños es evitar compartir fotos de los niños con poca ropa, con el uniforme de la escuela, o cerca del vehículo familiar donde se aprecien las placas.

Es importante saber que las diferentes plataformas de Redes Sociales establecen un mínimo de edad para poder abrir una cuenta, es por eso que los padres de familia deben autorizar que sus hijos se unan a determinada red social y estén vigilantes del contenido que están viendo.

En la cuestión de la edad se establece también de acuerdo al país en el que se encuentren, en México así como en Estados Unidos se estable una edad de 13 años para Facebook, twitter y Snapchat, mientras que youtube pide una edad mínima de 16 años, aunque hay videos que solo pueden ver mayores de edad.

En algunos casos cuando se hace un reporte de una cuenta por ser menor a la edad requerida, la plataforma puede cerrar la cuenta.

  • No brindar demasiada información personal

Aunque son los jóvenes quienes se encuentran más vulnerables por revelar demasiada información personal en sus publicaciones, de manera general no se es consciente de todo lo que se comparte, datos como por ejemplo de las vacaciones en familia, pues no se sabe si una persona pueda aprovechar que la casa se encuentra sola.

Otra cuestión muy usual que se da en todas las redes sociales, es que las personas comparten en tiempo real el lugar en el que encuentran, por ejemplo un café, un restaurante, el cine, sin embargó son cuestiones que de preferencia no se deberían dar a conocer, aunque parezca algo inocente y solo se trate de buscar reacciones de los usuarios.

Existen personas que bajo el anonimato se dedican a utilizar esa información para sacar un beneficio, y pueden llegar a situaciones de extorsión o hasta secuestro.

  • Youtubers e Influencers

Precisamente por el surgimiento de las redes sociales, los más jóvenes toman como modelos a seguir a los youtubers e influencers, y hacen todo lo posible por parecerse a ellos y así lograr más seguidores o “amigos”.

Lo que no se dice, es que detrás de ellos hay un equipo de personas que les ayudan a preparar temas, su imagen, por más natural que pueda parecer el look, todo se cuida a detalle, es por eso que muchos inician con una imagen y ya cuando son más conocidos o famosos se ven algo diferentes.

La imagen de los influencers es como lo que anteriormente se decía de las revistas, que presentaban imágenes poco cercanas a la realidad y al físico de la mayoría de las personas, lo real es ellos en cada foto e imagen que se sube lleva una edición y producción detrás.

Deben entender que no todo es perfecto y que si sus fotos o videos no causan las reacciones que esperan, el mundo no se va a acabar. Eso también lleva a los usuarios jóvenes a aceptar las solicitudes de amistad, pues el ser popular se mide por su número de amigos y reacciones.

  • Necesario establecer un tiempo determinado para navegar

Otra cuestión que afecta el uso excesivo de redes sociales, es que las personas pierden mucho tiempo de su día en estar checando lo que se publica, dejan de lado sus deberes o las relaciones de amistad o momentos en familia por estar en la red.

No solo los jóvenes tienen este problema, pues adultos comienzan a tener problemas en el trabajo por descuidar su labor y pasar demasiado tiempo con el celular o en la computadora navegando en internet, casi como una dependencia.

Ante ello se deben establecer tiempos, principalmente restringir sus horas de uso a los menores de edad. De no hacerlo se corre el riesgo que se convierta en adicción y pueda generar problemas de aislamiento, irritabilidad y trastornos del sueño.

  • Estar atentos ante opiniones negativas e incitación al odio.

Es cierto que todos somos libres de expresar una diferente opinión de los demás, pero el respeto debe ser lo principal al hacerlo, pero en las redes sociales es común ver como sobre una publicación se pueden generar opiniones negativas, y que lastiman la autoestima del usuario.

Al parecer muchas personas expresan comentarios exageradamente negativos, insultos e incitan a los demás a las agresiones, pero es porque se esconden detrás de la pantalla, pues en la vida real es difícil que alguien hagan ese tipo de expresiones, pero se escudan en las redes sociales, como los llamados “trolles”.

  • Círculos que promueven conductas destructivas

Además de los seguidores y amigos, se pueden encontrar grupos más cerrados en las redes dónde se promueven conductas destructivas como la drogadicción, anorexia, bulimia, consumo de alcohol, conductas sexuales o suicidio.

En esos grupos o círculos más cerrados, los usuarios al tener interés en el mismo tema, intercambian ideas o maneras para seguir con esas conductas sin que los familiares o amigos puedan enterarse. Al sentirse parte de algo, los jóvenes aceptan todo tipo de recomendaciones, los padres deben revisar a que grupos pertenecen sus hijos.

  • Los Challenge o retos

Comportamientos como retos, son una tendencia que se propaga también a través de las redes sociales y aunque algunos pueden ser graciosos e inofensivos, hay retos que llevan a la persona que los realiza a poner en riesgo su salud o hasta la vida.

Entre esos retos se detecto el de la Ballena Azul, una serie de pruebas que al final culminaba en un suicidio, el desaparecer durante algunas horas, sin pensar en que la familia podría verse afectada al no saber nada del menor.

  • Atención ante la suplantación de identidad

El compartir imágenes y datos privados, se puede ser objeto de robo de identidad o suplantación, se crean una cuenta falsa con toda la información bajo otro nombre, pero con toda la intención de dañar a la persona y a otros.

  • Grooming, sexting y sextorsión.

El grooming es cuando un adulto trata de engañar a un menor y así conseguir que le envié imágenes o vídeos en los que aparezca con poca ropa o desnudo, incluso pueden citar al menor.

El sexting consiste en enviar mensajes, imágenes o vídeos con contenido sexual a la pareja o ligue, pero quien a su vez comparte todo eso con alguien más o lo publica.

En el caso de sextorsión es la amenaza de compartir las imágenes o vídeos en los que aparezcas con una actitud erótica o pornográfica. Por eso es importante pensar 2 veces antes de compartir ese tipo de fotos o videos, aunque también se puede ser víctima de hackeo o robo del celular y obtienen el contenido.

Todos estos puntos son cuestiones que los padres deben saber, estar atentos limitar el tiempo en las redes de sus hijos y estar monitoreando constantemente que es lo que ven o publican en las redes y que tienen en su celular, porque el peligro es verdadero.

Policiaca

Encuentran a dos adolescentes muertas en GV

Fue la tarde del sábado cuando encontraron el cuerpo de la joven de 17 años y con signos de violencia

Policiaca

Mujer mayor y bebé sufren quemaduras con gasolina

Una chispa alcanzó la barrica con gasolina y provocó el incendio que dejó heridos a ambos

Policiaca

Choque en periférico de Lerdo deja 7 heridos

Una pipa invadió el carril de un autobús, por la rapidez del momento no logró frenar y terminó impactándose

Justicia

Defensa de Rosario Robles pide legalidad al CJF

Sus abogados ya le notificaron a la exsecretaria de Sedesol fue del parentesco del juez Delgadillo con la Diputada Dolores Padierna

Sociedad

Aún le faltan a México 40 años de pobreza

Bajo la actual tendencia, hasta 2060 todos los mexicanos tendrían acceso a la canasta básica

Deportes

Generales doblegado

Los Saraperos de Saltillo vencieron a los duranguenses con un marcador de 8-6

Policiaca

Encuentran a dos adolescentes muertas en GV

Fue la tarde del sábado cuando encontraron el cuerpo de la joven de 17 años y con signos de violencia

Municipios

Sin esperanzas de lluvias en GP

El gobierno federal está retirando apoyos para el campo: Pedro Luna

Municipios

Abrirán abogados bufete jurídico gratuito en GP

El objetivo es apoyar jurídicamente a familias de bajos recursos: José Alejandro Moreno