/ lunes 8 de abril de 2019

A 17 años de su muerte, María Félix trasciende al mundo como un icono de la cinematografía mundial

Su talento y belleza impactante la convirtieron en una estrella de talla internacional y símbolo erótico del cine de habla hispana

Un día como hoy, hace 17 años, el cine mexicano perdió a una de sus máximas figuras: María Félix. Su imagen y su obra, sin embargo, permanecen latentes en la historia de nuestro país y, más aún, en el corazón del pueblo que la recuerda con admiración y cariño.

Fue por una de esas cosas raras del destino que La Doña falleció el mismo día en que cumplía 88 años, pues nació el 8 de abril de 1914, y dejó de existir el 8 de abril de 2002 mientras dormía en su residencia de Polanco, en la Ciudad de México. Un infarto al miocardio la dejó en brazos de Morfeo para siempre.

Dueña de una personalidad arrolladora y de carácter fuerte, María de los Ángeles Félix Güereña, nacida en Álamos, Sonora, arqueaba la ceja y dominaba su entorno con pasmosa seguridad y aplomo. Su talento y belleza impactante pronto la convirtieron en una estrella de talla internacional y símbolo erótico del cine de habla hispana.

Era todo un personaje. Más que María Félix, la actriz justamente interpretaba ese personaje que se había creado a la perfección, forjando desde entonces su leyenda.

También le llamaban María Bonita, en alusión a la melodía que le compusiera su entonces marido, Agustín Lara, cuando le cantaba aquello de “acuérdate de Acapulco, María bonita, María del alma…”

Foto: EFE

Han transcurrido 17 años desde su desaparición física, y sus películas permanecen en un lugar muy especial en el compendio de la cinematografía mundial. Títulos como El peñón de las ánimas, Doña Bárbara, Enamorada, Río escondido, Maclovia, La diosa arrodillada, Tizoc y La cucaracha, entre otras, le otorgaron el status de gran figura de la Época de Oro del Cine Mexicano; pero además, filmó en España, Italia, Francia, Argentina y Alemania.

Estuvo casada con Negrete, por cierto, lo mismo que con Lara --como ya dijimos--, Enrique Álvarez y Alex Berger; procreó un hijo, el actor Enrique Álvarez Félix.

La leyenda de La Doña incluye también, por supuesto, pleito por la cuantiosa herencia, la cual dejó a su chofer y asistente personal Luis Martínez de Anda; esto motivó que su cadáver, sepultado en el panteón Francés de La Piedad (CDMX) fuera exhumado por orden judicial al sospechar uno de sus hermanos que María Félix había sido asesinada. Genio y figura, hasta la sepultura.

Un día como hoy, hace 17 años, el cine mexicano perdió a una de sus máximas figuras: María Félix. Su imagen y su obra, sin embargo, permanecen latentes en la historia de nuestro país y, más aún, en el corazón del pueblo que la recuerda con admiración y cariño.

Fue por una de esas cosas raras del destino que La Doña falleció el mismo día en que cumplía 88 años, pues nació el 8 de abril de 1914, y dejó de existir el 8 de abril de 2002 mientras dormía en su residencia de Polanco, en la Ciudad de México. Un infarto al miocardio la dejó en brazos de Morfeo para siempre.

Dueña de una personalidad arrolladora y de carácter fuerte, María de los Ángeles Félix Güereña, nacida en Álamos, Sonora, arqueaba la ceja y dominaba su entorno con pasmosa seguridad y aplomo. Su talento y belleza impactante pronto la convirtieron en una estrella de talla internacional y símbolo erótico del cine de habla hispana.

Era todo un personaje. Más que María Félix, la actriz justamente interpretaba ese personaje que se había creado a la perfección, forjando desde entonces su leyenda.

También le llamaban María Bonita, en alusión a la melodía que le compusiera su entonces marido, Agustín Lara, cuando le cantaba aquello de “acuérdate de Acapulco, María bonita, María del alma…”

Foto: EFE

Han transcurrido 17 años desde su desaparición física, y sus películas permanecen en un lugar muy especial en el compendio de la cinematografía mundial. Títulos como El peñón de las ánimas, Doña Bárbara, Enamorada, Río escondido, Maclovia, La diosa arrodillada, Tizoc y La cucaracha, entre otras, le otorgaron el status de gran figura de la Época de Oro del Cine Mexicano; pero además, filmó en España, Italia, Francia, Argentina y Alemania.

Estuvo casada con Negrete, por cierto, lo mismo que con Lara --como ya dijimos--, Enrique Álvarez y Alex Berger; procreó un hijo, el actor Enrique Álvarez Félix.

La leyenda de La Doña incluye también, por supuesto, pleito por la cuantiosa herencia, la cual dejó a su chofer y asistente personal Luis Martínez de Anda; esto motivó que su cadáver, sepultado en el panteón Francés de La Piedad (CDMX) fuera exhumado por orden judicial al sospechar uno de sus hermanos que María Félix había sido asesinada. Genio y figura, hasta la sepultura.

Local

Los partidos deberán modificar convenios

Posiblemente la próxima semana sean registrados los candidatos de cada partido

Local

Que no se confronte a la gente: A. Yáñez

Dijo que brindará certidumbre, cohesión social y una propuesta seria.

Municipios

En crisis, productores caprinos de La Laguna

Enfrentan un déficit, al reducirse en un 50% el ganado del 2012 a la fecha

Gossip

Carmen Salinas lista para hacer reír en El tenorio cómico

A partir del 3 mayo, se presentará El tenorio cómico con la producción de Alejandro Gou.

Gossip

Mario Bautista replantea el rumbo de su vida profesional

Vuelve a los escenarios para dar difusión a la música urbana hecha en México

Futbol

El sueño de Diego Rosales es ser referente de Pumas

El chamaco levanta la mano ante la crisis felina; desea seguir los pasos de su ídolo Darío Verón

Futbol

Ya tiene fecha el partido de despedida de Christian Giménez

Cuauhtémoc Blanco,Riquelme, Tévez, entre otros, asistirán a la despedida del " Chaco"

Literatura

El libro evoluciona según las necesidades humanas: especialistas

En la charla El libro en México: del códice a nuestros días, especialistas coincidieron en los cambios que este objeto de estudio ha tenido con el paso de los años y cómo se ha transformado según lo que se ha requerido

Sociedad

Hospital General de Chihuahua, bajo cerco sanitario por bacteria

Uso inapropiado de medicamentos y antibióticos produce este tipo de microorganismos, advierten