/ domingo 18 de agosto de 2019

Björk hipnotiza al público mexicano con show vanguardista

La cantante pidió que no se tomaran fotos ni videos para no distraerse

Como cápsula del tiempo, la carpa recién estrenada en el Parque Bicentenario, fue el vehículo para la travesía futurista emprendida al universo de Björk, con sonidos new age y atmósferas sicodélicas ofrecidas mediante su espectáculo multimedia Cornucopia.

Una hora y media de concierto fue suficiente para que la artista islandesa regalara al público mexicano un derroche de color y enigma a través de su voz llena de matices, donde lo exótico y la extravagancia se unieron al mensaje de “salvemos al planeta”.

Foto Cortesía

El show, que fue el primero de cinco que Björk dará en la CdMx, sólo se había visto en el The Shed de Nueva York y con el cual la cantante de 53 años hipnotizó a sus seguidores, algunos de ellos le prodigaron su amor con gritos de ¡Te amo!, ¡Cásate conmigo!

Envuelta en imágenes multicolores que en ocasionalmente reproducían su rostro del cual salían plantas y enfundada en trajes futuristas creados por Olivier Rousteing e Iris Van Herpen Björk asombraba más a los espectadores, mientras ella estaba concentrada en lo suyo.

Por eso, antes de abrirse el delgado telón blanco, una voz pidió que no se tomaran fotos, ni videos, para no distraerse y logró que también el público estuviera absorto con lo que veía en escena.

Vestida de holanes y con cuernos en la cabeza, como un fauno vanguardista, Björk se hizo acompañar por flautistas y el coro de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), además de sus músicos como Manú Delago, que se perdían en la escena en los momentos en que las imágenes poblaban todo.

Foto Cortesía

Temas como Utopía que es el nombre del reciente disco de la artista, lanzado en 2017, se escuchó pero la que abrió el concierto fue The Gate. La islandesa abrió su presentación, Body Memory, Loss, Sue me, Hidden Place y Venus is a boy, Isobel, entre otros formaron parte del montaje creado y producido por la artista multidisciplinaria.

Fue al final del concierto que la cantante dijo “Gracias y mi español es horrible” y los presentes querían más canciones, pero el show había cumplido su cometido de ser uno de los mejores que se han presentado recientemente en nuestro país.

Cabe mencionar que la puesta en escena conceptual con un despliegue de arte y performance es y dirigido por la cineasta argentina Lucrecia Martel y la colaboración del artista visual James Merry.


Como cápsula del tiempo, la carpa recién estrenada en el Parque Bicentenario, fue el vehículo para la travesía futurista emprendida al universo de Björk, con sonidos new age y atmósferas sicodélicas ofrecidas mediante su espectáculo multimedia Cornucopia.

Una hora y media de concierto fue suficiente para que la artista islandesa regalara al público mexicano un derroche de color y enigma a través de su voz llena de matices, donde lo exótico y la extravagancia se unieron al mensaje de “salvemos al planeta”.

Foto Cortesía

El show, que fue el primero de cinco que Björk dará en la CdMx, sólo se había visto en el The Shed de Nueva York y con el cual la cantante de 53 años hipnotizó a sus seguidores, algunos de ellos le prodigaron su amor con gritos de ¡Te amo!, ¡Cásate conmigo!

Envuelta en imágenes multicolores que en ocasionalmente reproducían su rostro del cual salían plantas y enfundada en trajes futuristas creados por Olivier Rousteing e Iris Van Herpen Björk asombraba más a los espectadores, mientras ella estaba concentrada en lo suyo.

Por eso, antes de abrirse el delgado telón blanco, una voz pidió que no se tomaran fotos, ni videos, para no distraerse y logró que también el público estuviera absorto con lo que veía en escena.

Vestida de holanes y con cuernos en la cabeza, como un fauno vanguardista, Björk se hizo acompañar por flautistas y el coro de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), además de sus músicos como Manú Delago, que se perdían en la escena en los momentos en que las imágenes poblaban todo.

Foto Cortesía

Temas como Utopía que es el nombre del reciente disco de la artista, lanzado en 2017, se escuchó pero la que abrió el concierto fue The Gate. La islandesa abrió su presentación, Body Memory, Loss, Sue me, Hidden Place y Venus is a boy, Isobel, entre otros formaron parte del montaje creado y producido por la artista multidisciplinaria.

Fue al final del concierto que la cantante dijo “Gracias y mi español es horrible” y los presentes querían más canciones, pero el show había cumplido su cometido de ser uno de los mejores que se han presentado recientemente en nuestro país.

Cabe mencionar que la puesta en escena conceptual con un despliegue de arte y performance es y dirigido por la cineasta argentina Lucrecia Martel y la colaboración del artista visual James Merry.


Local

Durangueñas se sumarán a paro

Poco a poco dependencias públicas y privadas se unen a un movimiento que tiene como objetivo visibilizar el papel que juega la mujer en la sociedad

Local

Inauguran foro sobre derechos indígenas

Es necesario impulsar la igualdad y equidad, encontrar formas para el mejoramiento de las políticas públicas con perspectiva de derechos indígenas: Adrian Alanis

Local

Durangueñas se sumarán a paro

Poco a poco dependencias públicas y privadas se unen a un movimiento que tiene como objetivo visibilizar el papel que juega la mujer en la sociedad

Policiaca

Encuentran cadáver en el Guadalupe

La información recabada por este medio es que aparentemente lo atropellaron y abandonaron en el lugar