Ver nota completa

Aumenta consumo de drogas en jóvenes de La Laguna

CIUDAD LERDO, Dgo. (OEM).- En los últimos 8 años se ha presentado un cambio de consumo de drogas y adicciones en los jóvenes de La Laguna de Durango desde los 12 a 17 años, debido a que se ha incrementado el uso del cristal y las benzodiacepinas, esta última se utiliza en la medicina como represores del Sistema Nervioso Central.

Así lo expresó la directora del Centro de Integración Juvenil (CIJ) en La Laguna de Durango, Patricia Ruvalcaba Torres, agregó que se ha incrementado alrededor del 30 por ciento el consumo de las benzodiacepinas en jovencitos de secundaria y preparatoria, pero estos medicamentos que son controlados, los adolescentes los consiguen generalmente en sus propios hogares.

Explicó que años atrás el consumo de este tipo de sustancias era mínimo, incluso no se presentaba en jóvenes o adolescentes, siendo por lo general pacientes adultos, quienes recibían tratamiento por adicción a estos fármacos antidepresivos.

Pero actualmente, el consumo de las benzodiacepinas se da en jovencitos de secundaria y preparatoria que han señalado obtenerlos dentro de sus hogares, “Normalmente no tenemos el botiquín bajo llave, por lo general no estemos vigilando cuántas pastillas tenemos y es ahí donde los muchachos empiezan a tomarlas y se comparten en las escuelas”.

Lee también: Encabeza obispo procesión del Domingo de Ramos 

El rango de edad en que se están consumiendo estas drogas es de 12 a 17 años de edad, así mismo también el cristal, que también se incrementó hasta en un 36 por ciento, lo cual se suma a este fenómeno de consumo entre los adolescentes, señaló Patricia Ruvalcaba.

Así mismo, la directora explicó que en la Comarca Lagunera existían muy pocos casos en atención por consumo de estas sustancias en adolescentes, pero desde el 2013 se incrementaron las cifras de manera considerable, de un 4 al 30 por ciento o más.

Ruvalcaba Torres mencionó que en la actualidad en el CIJ, de la atención que se brinda por consumo de drogas en los adolescentes de los 12 a los 19 años de edad, el 36 por ciento son por el uso de benzodiacepinas y el 30 por ciento en el caso del cristal.

Agregó que ante las estadísticas que van a la alza, el CIJ debe trabajar sobre programas que informen sobre los daños y consecuencias de estas sustancias principalmente, pero se debe tener la importante colaboración de los padres de familia, también resaltó la importancia de estudiar y trabajar sobre el desarrollo de las habilidades sociales de los jóvenes para poder afrontar estas situaciones y las invitaciones al consumo, así como en elevar la autoestima y fortalecer la comunicación asertiva.

Te puede interesar: Empresa de Lerdo fabricará uniformes escolares: Godínes

Por último Patricia Ruvalcaba señaló que se deben enfocar en el aspecto preventivo principalmente, porque existe mucha desinformación o información errónea que los jóvenes encuentran en diferentes plataformas y que no son adecuadas para su formación, además de que eso les puede ocasionar caer en el consumo.