/ sábado 25 de mayo de 2019

El estrés es puerta para trastornos psicológicos

El estrés, ansiedad, depresión, u otros trastornos de salud mental tiene resultados a mediano o largo plazo fatales para la persona que los desarrolla

Reconocido popularmente como un padecimiento de salud mental, el estrés científicamente está estudiado como la puerta de inicio para la aparición de trastornos psicológicos y/o psiquiátricos, que a largo tiempo genera ansiedad, depresión, uso y abuso en el consumo de sustancias –alcohol y drogas-, tendencia suicida, bajo rendimiento académico y laboral, e incapacidad para mantener relaciones interpersonales sanas; Durango cuenta con factores claves para que la conducta de estrés en lo individual y colectivo, nazca y se desarrollo como “bomba de tiempo”.

“Originalmente el estrés no es un término médico ni psicológico, es un término que no proviene de la medicina sino de la mecánica, la ingeniería, y después algunos investigadores se comenzaron a interesar por éste, el equivalente del estrés es la ansiedad, y este mecanismo no es una respuesta realmente anómala, todos la tenemos, sin embargo, hay que tener en cómo la persona maneja en lo individual, la ansiedad”, apuntó Roberto Cárdenas Arreola, director de Normatividad y Atención Clínica del Instituto de Salud Mental del Estado de Durango.

El estrés, ansiedad, depresión, u otros trastornos de salud mental tiene resultados a mediano o largo plazo fatales para la persona que los desarrolla; debemos poner énfasis en que los seres humanos por genética traen predisposiciones a presentar en el trayecto de vida enfermedades físicas como mentales que por algún detonante el individuo habrá de padecerlas.

Las enfermedades de salud mental aún están estigmatizadas en la sociedad duranguense, en país de baja economía y niveles precarios de educación es más común y tomado como normal, una persona que se embriaga hasta perder la noción, o se droga por supuesto esparcimiento, que otra que por su propia cuenta o indicación, acude a una consulta psicológica o psiquiátrica para valoración.

Existen diferentes condiciones de estrés, comentó, en el trabajo por ejemplo hay presiones de todo tipo, igualmente un estudiante las tienen.

“Cada grupo de la población tenemos diferentes situaciones que nos pueden poner un mayor grado de prueba en temas que podamos manejar bien las situaciones, los problemas de salud mental no son sencillos de explicar, involucran aspectos biológicos, genes, el riesgo que tenemos de padecer enfermedades no los podemos modificar mucho, los problemas psicológicos, es importante tomar en cuenta las estrategias de afrontamiento que nos enseñaron papá y mamá, a resolver problemas, a comunicarlos, a buscar vías sanas de fuga para bajar los niveles de ansiedad, como hacer ejercicio, actividades artísticas”.

El entrevistado enmarcó una situación que es bastante repercusiva en la actualidad, los factores sociales.

Los factores sociales influyen de manera negativa, dijo, por infortunio en países como México, los especialistas apuntan que existen niveles de estrés laboral muy marcados, a los trabajadores se les exige tiempos excesivos de jornadas de trabajo, pocas vacaciones y los patrones consideran que ejercer gran presión en los empleados traerá mejores resultados, y eso está comprobado en país de primer mundo que es incorrecto.

“Someter a una persona a mucha presión lo que provocará es que sea menos productiva, habrá agotamiento y eso a su vez puede ser una puerta de entrada a los problemas de salud mental, el estrés crónico cuando rebasa las capacidades para lidiar con éste puede dar origen a problemas psicológicos en menor grado y otros como la depresión y la ansiedad principalmente”.

Y esto es una realidad en las economías pobres, mucho trabajo o presión, y poca paga y recompensa por lo que se hace; Roberto Cárdenas mencionó que la clase empresarial, así como a nivel general, la población desconoce, hay mucha ignorancia respecto a la salud mental, qué es y cómo se tratan los padecimientos de ésta.

Aclaró que el estrés por sí sólo no es un trastorno mental, habrá que desarrollar otras condicione: herencia, consumo de sustancias como alcohol y drogas, problemas emocionales no resueltos, eventos traumáticos que desembocan en situaciones psicológicas mal llevadas.

Si una persona mantiene niveles elevados de estrés por mucho tiempo, algunas de ellas, personas vulnerables porque no a todas les tiene que pasar, aclaró, pueden desarrollar con la mezcla de un detonante, problemas de salud mental.

“Uno de los problemas que más combatimos con la salud mental es el estigma y éste tiene que ver con el desconocimiento de estos problemas, además de las creencias que las personas tienen de estas enfermedades, generalmente se asocian con debilidad y falta de capacidad, esto es muy recurrente en el ámbito laboral, y caen en el error de invertir esta situación exigiéndose más”.

Están los adictos al trabajo, agregó Cárdenas Arreola, en lugar de escoger vías sanas para relajar la tensión, la ansiedad o estrés laboral, lo duplican.

“En general dentro de la población del país y de Durango un problema principal es no conocer estos padecimientos, hay que entender que los factores sociales son importantes, tampoco significa que son los únicos determinantes, hay la combinación para que se generen otras conductas como es la tendencia suicida”.

Un dato como anexo: el 75% de los suicidios a nivel mundial se dan en economías bajas y México está dentro de estas. Esto indica que la pobreza, la falta de oportunidades, de empleo, tienen un papel importante en la aparición del estrés, lo que no tratado a tiempo y en buena forma, deriva en otras consecuencias mentales.

La Organización Mundial de la Salud apunta que el 50% de los trastornos mentales en la población mundial se presentará en la edad de los 14 años, es información reciente, señaló el entrevistado: los trastornos no son nuevos sino que se estudian con más empeño, y cuando asumíamos que estos jóvenes eran población que no tenían riesgo, ahora sabemos que muchos de ellos empezaron con problemas de salud mental que desencadenan factores de riesgo para el abuso de sustancias, ansiedad, depresión, conducta equívoca, en edades tempranas.

Haber descuidado esa realidad traerá para los próximos años una carga de problemas que ahora son notorios de social y familiarmente, acotó.

“Estudios recientes en el tema de las relaciones familiares indican que no es asunto de que haya hijos con familias monoparentales, sino el problema es cómo estaba la dinámica familiar antes de la separación o cómo llegó a la vida la persona en cuestión y cómo fue criado y educado”.

En el caso de la gente joven se puede medir los niveles de estrés o valorar signos de esto es a través del desempeño escolar, si es bueno o malo, la salud física, adecuada nutrición, si hace ejercicio, actividades lúdicas, y de manera indirecta ver cómo el niño o joven se relaciona con sus pares, si es agresivo o disyuntivo, o si no.

Los suicidios están relacionados con el estrés crónico, el entrevistado citó a una fuente de investigación sobre ese fenómeno en México, el doctor Guillerme Borgues quien establece que los casos de suicidio de jóvenes en el país están vinculados con personas que no estudiaban ni trabajaban, eso indica que tiene un alto riesgo de presentar conductas de este tipo.

“En los adultos el desconocimiento de estos problemas es un factor determinante para que el estrés cause estragos severos en sus vidas, el alto consumo de drogas y alcohol y la verdad la falta de voluntad política a nivel de desarrollar políticas públicas para realmente regular el consumo de este tipo de sustancias, presentan un doble riesgo porque alteran el funcionamiento cerebral, hacen a las personas más impulsivas, a su vez las predisponen a estados de ansiedad y depresivos y si sumamos los factores psicosociales y esto, se brinda las condiciones ideales para que se brinden este tipo de problemas, estrés y lo que ya hemos expuesto”.

El estrés es una realidad que se vive como derivado de la carga de trabajo, la frustración económica, la desorganización social, las deudas, la falta de empleo, de oportunidades y de una formación educativa y psicológica que deviene desde el hogar hasta las aulas de clases y la conducta que la persona representa en las calles.

Sus síntomas son variados y en hombres de refleja diferente que en las mujeres, respectivamente unos tienden al ensimismamiento y consumo de sustancias, alcohol y drogas, como medio de escape de sus complicaciones psicológicas y de conducta, mientras que la otra parte se hace más vulnerable a la ansiedad y depresión.

Un estrés mal llevado, prolongado, causará trastorno de ansiedad, y no la ansiedad natural, intrínseca al ser humano como mecanismo ésta de activación e impulso para lograr por la vía sana, objetivos y metas trazadas; esta ansiedad es la que puede conducir a trastornos de personalidad más complicados y estos a su vez a acciones fatales como el suicidio.

El estrés no es estrictamente un problema de salud mental, no tratado y tomando en cuenta los factores biológico, social, de educación, desarrollo de las primeras etapas de vida, puede conducir en la conjugación con otros detonantes –factores externos, situaciones de vida- a presentar cuadros de enfermedades mentales en la persona.

Es evidente que hay ignorancia y omisiones por parte de la población, sea en el ámbito laboral, escolar, familiar o social, sobre cómo, por qué, aparece el estrés. También de las repercusiones que esto conlleva y los medios incorrectos que la población que lo padece utiliza para mitigar su presencia.

ALGUNAS ESTADÍSTICAS CON RELACIÓN A FACTORES INDIRECTOS Y DIRECTOS AL ESTRÉS

Durango suma 53 suicidios a la fecha. En 2018 la tasa anual disminuyó 3.8% aunque no es tomada como una tendencia para los años siguientes.

De acuerdo con la edición más cercana de la Encuesnta Nacional de Consumo de Drogas y Alcohol, de 2018 y efectuada entre 2017 y 2016, el consumo de sustancias a nivel nacional en la población de 12 a 65 años de edad pasó de una tasa de 4.1% a 9.9% en el periodo de 2002 a 2016. Mientras tanto en Durango según información proporcionada por la Comisión para la Atención Contra Riesgos Sanitarios del Estado, Durango en 2017 ocupó el segundo lugar a nivel nacional en menores de edad que fuman tabaco; puerta inicial para el consumo de otras sustancias licitas e ilícitas nocivas para la salud física y mental.

Además datos de la encuesta arriba citada la tasa de suicidio en 2017 en el estado rebasó la media nacional que es de 5.3% de casos por cada 100 mil habitantes a 6.8%.

Reconocido popularmente como un padecimiento de salud mental, el estrés científicamente está estudiado como la puerta de inicio para la aparición de trastornos psicológicos y/o psiquiátricos, que a largo tiempo genera ansiedad, depresión, uso y abuso en el consumo de sustancias –alcohol y drogas-, tendencia suicida, bajo rendimiento académico y laboral, e incapacidad para mantener relaciones interpersonales sanas; Durango cuenta con factores claves para que la conducta de estrés en lo individual y colectivo, nazca y se desarrollo como “bomba de tiempo”.

“Originalmente el estrés no es un término médico ni psicológico, es un término que no proviene de la medicina sino de la mecánica, la ingeniería, y después algunos investigadores se comenzaron a interesar por éste, el equivalente del estrés es la ansiedad, y este mecanismo no es una respuesta realmente anómala, todos la tenemos, sin embargo, hay que tener en cómo la persona maneja en lo individual, la ansiedad”, apuntó Roberto Cárdenas Arreola, director de Normatividad y Atención Clínica del Instituto de Salud Mental del Estado de Durango.

El estrés, ansiedad, depresión, u otros trastornos de salud mental tiene resultados a mediano o largo plazo fatales para la persona que los desarrolla; debemos poner énfasis en que los seres humanos por genética traen predisposiciones a presentar en el trayecto de vida enfermedades físicas como mentales que por algún detonante el individuo habrá de padecerlas.

Las enfermedades de salud mental aún están estigmatizadas en la sociedad duranguense, en país de baja economía y niveles precarios de educación es más común y tomado como normal, una persona que se embriaga hasta perder la noción, o se droga por supuesto esparcimiento, que otra que por su propia cuenta o indicación, acude a una consulta psicológica o psiquiátrica para valoración.

Existen diferentes condiciones de estrés, comentó, en el trabajo por ejemplo hay presiones de todo tipo, igualmente un estudiante las tienen.

“Cada grupo de la población tenemos diferentes situaciones que nos pueden poner un mayor grado de prueba en temas que podamos manejar bien las situaciones, los problemas de salud mental no son sencillos de explicar, involucran aspectos biológicos, genes, el riesgo que tenemos de padecer enfermedades no los podemos modificar mucho, los problemas psicológicos, es importante tomar en cuenta las estrategias de afrontamiento que nos enseñaron papá y mamá, a resolver problemas, a comunicarlos, a buscar vías sanas de fuga para bajar los niveles de ansiedad, como hacer ejercicio, actividades artísticas”.

El entrevistado enmarcó una situación que es bastante repercusiva en la actualidad, los factores sociales.

Los factores sociales influyen de manera negativa, dijo, por infortunio en países como México, los especialistas apuntan que existen niveles de estrés laboral muy marcados, a los trabajadores se les exige tiempos excesivos de jornadas de trabajo, pocas vacaciones y los patrones consideran que ejercer gran presión en los empleados traerá mejores resultados, y eso está comprobado en país de primer mundo que es incorrecto.

“Someter a una persona a mucha presión lo que provocará es que sea menos productiva, habrá agotamiento y eso a su vez puede ser una puerta de entrada a los problemas de salud mental, el estrés crónico cuando rebasa las capacidades para lidiar con éste puede dar origen a problemas psicológicos en menor grado y otros como la depresión y la ansiedad principalmente”.

Y esto es una realidad en las economías pobres, mucho trabajo o presión, y poca paga y recompensa por lo que se hace; Roberto Cárdenas mencionó que la clase empresarial, así como a nivel general, la población desconoce, hay mucha ignorancia respecto a la salud mental, qué es y cómo se tratan los padecimientos de ésta.

Aclaró que el estrés por sí sólo no es un trastorno mental, habrá que desarrollar otras condicione: herencia, consumo de sustancias como alcohol y drogas, problemas emocionales no resueltos, eventos traumáticos que desembocan en situaciones psicológicas mal llevadas.

Si una persona mantiene niveles elevados de estrés por mucho tiempo, algunas de ellas, personas vulnerables porque no a todas les tiene que pasar, aclaró, pueden desarrollar con la mezcla de un detonante, problemas de salud mental.

“Uno de los problemas que más combatimos con la salud mental es el estigma y éste tiene que ver con el desconocimiento de estos problemas, además de las creencias que las personas tienen de estas enfermedades, generalmente se asocian con debilidad y falta de capacidad, esto es muy recurrente en el ámbito laboral, y caen en el error de invertir esta situación exigiéndose más”.

Están los adictos al trabajo, agregó Cárdenas Arreola, en lugar de escoger vías sanas para relajar la tensión, la ansiedad o estrés laboral, lo duplican.

“En general dentro de la población del país y de Durango un problema principal es no conocer estos padecimientos, hay que entender que los factores sociales son importantes, tampoco significa que son los únicos determinantes, hay la combinación para que se generen otras conductas como es la tendencia suicida”.

Un dato como anexo: el 75% de los suicidios a nivel mundial se dan en economías bajas y México está dentro de estas. Esto indica que la pobreza, la falta de oportunidades, de empleo, tienen un papel importante en la aparición del estrés, lo que no tratado a tiempo y en buena forma, deriva en otras consecuencias mentales.

La Organización Mundial de la Salud apunta que el 50% de los trastornos mentales en la población mundial se presentará en la edad de los 14 años, es información reciente, señaló el entrevistado: los trastornos no son nuevos sino que se estudian con más empeño, y cuando asumíamos que estos jóvenes eran población que no tenían riesgo, ahora sabemos que muchos de ellos empezaron con problemas de salud mental que desencadenan factores de riesgo para el abuso de sustancias, ansiedad, depresión, conducta equívoca, en edades tempranas.

Haber descuidado esa realidad traerá para los próximos años una carga de problemas que ahora son notorios de social y familiarmente, acotó.

“Estudios recientes en el tema de las relaciones familiares indican que no es asunto de que haya hijos con familias monoparentales, sino el problema es cómo estaba la dinámica familiar antes de la separación o cómo llegó a la vida la persona en cuestión y cómo fue criado y educado”.

En el caso de la gente joven se puede medir los niveles de estrés o valorar signos de esto es a través del desempeño escolar, si es bueno o malo, la salud física, adecuada nutrición, si hace ejercicio, actividades lúdicas, y de manera indirecta ver cómo el niño o joven se relaciona con sus pares, si es agresivo o disyuntivo, o si no.

Los suicidios están relacionados con el estrés crónico, el entrevistado citó a una fuente de investigación sobre ese fenómeno en México, el doctor Guillerme Borgues quien establece que los casos de suicidio de jóvenes en el país están vinculados con personas que no estudiaban ni trabajaban, eso indica que tiene un alto riesgo de presentar conductas de este tipo.

“En los adultos el desconocimiento de estos problemas es un factor determinante para que el estrés cause estragos severos en sus vidas, el alto consumo de drogas y alcohol y la verdad la falta de voluntad política a nivel de desarrollar políticas públicas para realmente regular el consumo de este tipo de sustancias, presentan un doble riesgo porque alteran el funcionamiento cerebral, hacen a las personas más impulsivas, a su vez las predisponen a estados de ansiedad y depresivos y si sumamos los factores psicosociales y esto, se brinda las condiciones ideales para que se brinden este tipo de problemas, estrés y lo que ya hemos expuesto”.

El estrés es una realidad que se vive como derivado de la carga de trabajo, la frustración económica, la desorganización social, las deudas, la falta de empleo, de oportunidades y de una formación educativa y psicológica que deviene desde el hogar hasta las aulas de clases y la conducta que la persona representa en las calles.

Sus síntomas son variados y en hombres de refleja diferente que en las mujeres, respectivamente unos tienden al ensimismamiento y consumo de sustancias, alcohol y drogas, como medio de escape de sus complicaciones psicológicas y de conducta, mientras que la otra parte se hace más vulnerable a la ansiedad y depresión.

Un estrés mal llevado, prolongado, causará trastorno de ansiedad, y no la ansiedad natural, intrínseca al ser humano como mecanismo ésta de activación e impulso para lograr por la vía sana, objetivos y metas trazadas; esta ansiedad es la que puede conducir a trastornos de personalidad más complicados y estos a su vez a acciones fatales como el suicidio.

El estrés no es estrictamente un problema de salud mental, no tratado y tomando en cuenta los factores biológico, social, de educación, desarrollo de las primeras etapas de vida, puede conducir en la conjugación con otros detonantes –factores externos, situaciones de vida- a presentar cuadros de enfermedades mentales en la persona.

Es evidente que hay ignorancia y omisiones por parte de la población, sea en el ámbito laboral, escolar, familiar o social, sobre cómo, por qué, aparece el estrés. También de las repercusiones que esto conlleva y los medios incorrectos que la población que lo padece utiliza para mitigar su presencia.

ALGUNAS ESTADÍSTICAS CON RELACIÓN A FACTORES INDIRECTOS Y DIRECTOS AL ESTRÉS

Durango suma 53 suicidios a la fecha. En 2018 la tasa anual disminuyó 3.8% aunque no es tomada como una tendencia para los años siguientes.

De acuerdo con la edición más cercana de la Encuesnta Nacional de Consumo de Drogas y Alcohol, de 2018 y efectuada entre 2017 y 2016, el consumo de sustancias a nivel nacional en la población de 12 a 65 años de edad pasó de una tasa de 4.1% a 9.9% en el periodo de 2002 a 2016. Mientras tanto en Durango según información proporcionada por la Comisión para la Atención Contra Riesgos Sanitarios del Estado, Durango en 2017 ocupó el segundo lugar a nivel nacional en menores de edad que fuman tabaco; puerta inicial para el consumo de otras sustancias licitas e ilícitas nocivas para la salud física y mental.

Además datos de la encuesta arriba citada la tasa de suicidio en 2017 en el estado rebasó la media nacional que es de 5.3% de casos por cada 100 mil habitantes a 6.8%.

Municipios

Semáforo naranja indica mayor unión entre los gobiernos: Marina Vitela

Gobierno de Gómez Palacio trabaja en conjunto con el gobierno de Durango, reiteró la presidenta Marina Vitela

Local

Se han registrado más de 25 robos en un mes en Durango

Preocupa a CANACO ola de robos en la ciudad, es importante mantener el estatus de ciudad segura: Mauricio Holguín

Cultura

Realizarán el primer Encuentro de Pueblos Indígenas Durango 2021

Este año se conmemora el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, con actividades del 5 al 9 de agosto en Durango

Local

Piden suspender "bandas" estudiantiles del próximo 6 de agosto en Durango

El líder estudiantil del Instituto Tecnológico de Durango, hizo un llamado a las autoridades para evitar que este fin de semana se desarrollen las "bandas", con las que se celebrará la graduación de los estudiantes

Local

¡Entérate! Éstas son las restricciones para el semáforo naranja en Durango

Este miércoles 4 de agosto el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro Torres, dio a conocer las nuevas medidas preventivas ante el cambio de semáforo epidemiológico naranja

Local

Incrementa a 71% la ocupación hospitalaria en Durango por Covid-19

De acuerdo con la Secretaría de Salud del Estado, actualmente están hospitalizados con ventilador mecánico 47 pacientes con Covid-19 en las instituciones de salud de Durango

Local

Cruz Roja Durango atiende alrededor de mil 600 emergencias generales

Meses atrás y debido al confinamiento, habían bajado los servicios particularmente los fines de semana, informó Rubén Ruvalcaba, coordinador de socorristas de Cruz Roja de Durango

Municipios

Reciben apoyo familias del sector Ladrillero de Vicente Guerrero

Se continúa trabajando por los diferentes sectores del municipio, esto con el fin de fortalecer la economía de las familias

Municipios

Semáforo naranja indica mayor unión entre los gobiernos: Marina Vitela

Gobierno de Gómez Palacio trabaja en conjunto con el gobierno de Durango, reiteró la presidenta Marina Vitela