imagotipo

Viven duranguenses color y diversión en desfile de la Fenadu

  • Belem Hernández
  • en LOCAL

 

Por primera vez participa contingente de elementos del Ejército Mexicano

 

 

Una mañana llena de colorido, baile, tradición y fantasía inundó la avenida 20 de Noviembre, el desfile “Utopía Duranguense” que forma parte de las actividades de la Feria Nacional Durango en su edición 2017 evocó recuerdos y lugares que se encuentran en el inconsciente de los duranguenses.

Con la presencia del gobernador José Rosas Aispuro Torres, su esposa, Elvira Barrantes, presidenta del DIF Estatal, el comandante de la Décima Zona Militar, Homero Mendoza, diputados locales y empresarios, en este primer fin de semana de Feria, los más de  50 carros alegóricos y comparsas, sorprendieron a grandes y pequeños con sus espectaculares diseños que plasman la identidad duranguense.

Te recomendamos: Durango es ejemplo de la fuerza de las alianzas: Ricardo Anaya

Minutos después de las 10 de la mañana el desfile arrancó de la calle Hidalgo con la participación del Ejército y Fuerza Aérea. El sol con sus rayos incandescentes no fue impedimento para que las niñas y niños sentados al borde del camellón con cara de sorpresa admiraran a la marcha de las fuerzas castrenses.

La estela en el cielo de las aeronaves dejaba ver las acrobacias que realizaban, enmarcando una bella postal de la Catedral Basílica Menor con la emblemática avenida y su colorido.

Payasos, zanqueros, vaqueros desataban risas y sorpresas ante diferentes rutinas que realizaban, los aplausos se dejaban escuchar por lo largo de la calle, las comparsas marcaban el ritmo pegajoso con temas como el corrido de Durango y Despacito.

Las bastoneras daban el toque de elegancia y belleza a la fiesta con pequeños vestidos de gala y sus botas blancas, mientras que sus labios rojos enmarcaban una gran sonrisa.

Los carros alegóricos del Lago de los Patos, la Fuente de la Ranas, el Callejón de las Mariposas, el Panteón de Oriente, Las Quebradas y su fauna, al igual que el cine, estaban llenos de recuerdos históricos para los asistentes, quienes con sombrilla en mano apuntaban a ellos y explicaban a los más pequeños alguna anécdota o historia que les sucedió en dichos lugares.

Lee también: Alcaldes construyen agenda municipal de alto impacto para México

La majestuosidad de grandes estructuras convertidas en animales o sitios emblemáticos conquistaron los corazones de los miles de asistes, quienes por cerca de dos horas presenciaron el recorrido tradicional.

Al término del espectáculo, el gobernador junto a su esposa, recorrió la Plaza de Armas, donde convivió con un buen número de visitantes y familias duranguenses, con quienes platicó y posó para la ya tradicional selfie.

No te pierdas: Aprueba Congreso la nueva Ley de Justicia Administrativa