/ lunes 26 de agosto de 2019

Ha perdido Sahuatoba 50% de su superficie

Pudiera dejar de ser un espacio público, pues la mayoría de los ciudadanos desconoce que este pulmón principal de la ciudad de Durango

Luego de haber perdido durante los últimos años alrededor del 50% de su superficie original, el parque Sahuatoba hoy pudiera dejar de ser un espacio público, pues la mayoría de los ciudadanos desconoce que este pulmón principal de la ciudad de Durango, ha sido donado al Instituto de Conservación de Vida Silvestre, organismo creado por el gobierno municipal ya en la recta final de su periodo, para administrar el zoológico ahí ubicado, advirtió en entrevista con El Sol el maestro en ciencias, especialista en Urbanismo y Medio Ambiente, René Humberto Blancarte.

Blancarte Siqueiros, doctorante en la Universidad Autónoma de México –UNAM-, sostiene de entrada que el parque Sahuatoba es parte de la principal área verde de la ciudad de Durango, y desde su decreto como espacio público a la fecha este sitio ha perdido aproximadamente el 50% de su superficie destinada para vegetación para en su lugar ubicar escuelas, instituciones de gobierno, museos, infraestructura deportiva, calles y zoológico.

Al respecto, añade el entrevistado, que el Plan de Manejo de los parques Guadiana y Sahuatoba es un instrumento que otorga información para la administración del sitio.

Sin embargo, en los hechos, en la vida real, en el presente gobierno municipal no fue tomado en cuenta para involucrar a la sociedad en su conservación, realizar reforestaciones planeadas y elegir especies de árboles adecuadas para éste entorno, dar mantenimiento a sus lagos, tomar medidas de protección para la fauna silvestre incluida investigación al respecto, mejorar la calidad de los beneficios que otorga el sitio y dar mantenimiento a la infraestructura natural y construida que contribuyen a la calidad de vida de los ciudadanos.

Estos parques decayeron notablemente en los últimos años, lamentó el urbanista.

Al aportar más información sobre el estudio a profundidad que ha desarrollado, Blancarte Siqueiros añade que es conveniente puntualizar la inconformidad sobre el abastecimiento de agua a los parques Guadiana y Sahuatoba.

Aquí, explica que la principal parte de la decisión de retirar el suministro con el pozo localizado dentro de estos espacios para destinarlo al parecer a fraccionamientos cercanos que ya contaban con el servicio, es solamente una de las irregularidades que han exacerbado la circunstancia de este pulmón.

De manera particular –afirma- en el Sahuatoba hay situaciones que van desde la falta de mantenimiento de los sistemas de riego por goteo, hasta el no proveer al personal de los insumos y el equipo necesario para el riego con agua tratada de la planta de tratamiento ubicada al lado del lago de la china.

Asegura que una consecuencia fue el incendio en el mes de julio que afectó una zona de alta calidad y riqueza de vida silvestre en el Sahuatoba, el cual pudo evitarse o al menos haber impactado en menores proporciones.

Pero hay algo también que considero es importante compartir –continuó el entrevistado-, pues en estos últimos días de la presente administración municipal podemos perder como espacio público al parque Sahuatoba, pues para muchos ciudadanos es poco conocido que se ha donado al Instituto de Conservación de Vida Silvestre, un organismo creado por el actual gobierno municipal para administrar el zoológico Sahuatoba, hoy conocido como bioparque”.

Lo anterior, explica, fundado en que el artículo quinto transitorio del Reglamento del Instituto Municipal de Conservación de Vida Silvestre dice: “El gobierno municipal transferirá los terrenos del parque Sahuatoba, propiedad del municipio, así como el parque zoológico Sahuatoba al Instituto Municipal de la Vida silvestre de Durango”.

Este organismo descentralizado del municipio pretende ubicar gradualmente jaulas en todo el espacio del parque para colocar y distribuir a los animales del zoológico, por lo cual el sitio dejará de tener un acceso público y por ende las actividades como andar en bicicleta, pasear a tus animales de compañía, correr, jugar, relajarse, caminar, etcétera, ya no serán posibles en algún momento.

Considera que de implementarse, se cambiará el uso que tiene destinado el parque sin haber consultado a los duranguenses, y se contradirá al artículo 127 del reglamento de servicios públicos municipales que habla de: “garantizar que la ciudad de Durango y los centros de población del municipio cuenten con obras viales, jardines, parques públicos y áreas verdes de uso común debidamente equipadas; con la infraestructura y los servicios públicos necesarios, de acuerdo con la legislación aplicable”.

Será –advirtió- una acción impuesta que modificará actividades, identidad y arraigo que el espacio posee para dar prioridad a un erróneamente denominado bioparque.

Luego, refuerza: “según el estudio social y opinión de usuarios del actual plan de manejo de los parques Guadiana y Sahuatoba, existe una tendencia de opinión desfavorable al zoológico, ya que: a) siete de cada diez usuarios de los parques consideran que el zoológico no está en un lugar adecuado; b) nueve de cada diez opinan que las condiciones en que viven los animales no es buena y, c) seis de cada diez considera que no debe permanecer el zoológico”.

El punto principal con respecto a los animales va más allá del manejo de especies, es la gestión del bienestar de los animales resguardados en el lugar; “es indispensable la conciencia ambiental de algunos colaboradores y usuarios sobre lo que éstos seres vivos aportan, pero sobre todo los beneficios que ofrecen a la comunidad que los visita y contempla. Se les debe corresponder en fomentar su respeto y actuar para y por ellos”.

Es considerar –agregó- que por su majestuosidad y atracción se les alimenta y salvaguarda, pero además es lograr que cuenten con las condiciones cercanas que en sus ecosistemas tendrían al estar en libertad; “es también incluir manejo de estrés, investigación, conservación de especies, bioética y educación ambiental para la conciencia de la vida y el entorno natural. Estos son principios que difunde la Asociación Mundial de Zoológicos y Acuarios (WAZA).

Luego, al especialista cuestiona: “A nivel ciudad, de qué sirvió argumentar por un lado la importancia de las áreas verdes y por el otro destinar todo un parque público a un uso específico que limitará beneficios como la actividad física y la salud, entre otros”.

El Bando Municipal 2017-2019, en su eje 6 -Un Durango saludable y con equilibrio ecológico- y párrafo V, habla del propósito de: “Incrementar los metros cuadrados de área verde por habitante para cumplir con el estándar establecido por la Organización de las Naciones Unidas, a través de la construcción de parques y espacios recreativos, para la preservación de los sistemas ecológicos”.

La reducción de áreas verdes y arbolados en la ciudad es grave, la disponibilidad de áreas verdes en Durango es baja, para explicar esto primero debemos considerar lo que el artículo 3 del reglamento de parques y jardines dice en su inciso XII: “las áreas verdes son aquellas sembradas de especies vegetales en los parques, jardines, glorietas, camellones, áreas de donación por fraccionamientos, áreas peatonales adornadas con plantas...”.

Aquí, René Humberto Blancarte asevera que al identificar las áreas verdes públicas dentro de la expansión urbana de Durango al mes de agosto de 2019, mediante análisis con imágenes de satélite y la estimación de calidad y cantidad de vegetación, resulta que los espacios destinados como área verde pública otorgan una disponibilidad de 3.8 metros cuadrados por habitante. Aun, al considerar el -parque de las naciones, pero la disponibilidad efectiva, que es únicamente la superficie provista de vegetación y suelo permeable es aproximada a los 2.5 metros cuadrados por habitante.

Por lo tanto, la pérdida de un espacio verde para el disfrute y goce de los duranguenses no es cualquier cosa, nos afecta en la disponibilidad, proximidad, disfrute, beneficios y accesibilidad de áreas verdes para los ciudadanos, repercute en las condiciones óptimas del medio ambiente de la ciudad e influye en el nivel de acciones que podrían mitigar los efectos de la ciudad al cambio climático, entre otras.

A pregunta expresa, Blancarte Suqueiros anota que el artículo 79 del bando municipal 2004-2007 consideraba a los parques Guadiana y Sahuatoba como patrimonio natural del municipio, citaba que: “se realizarán acciones para su rescate, conservación y desarrollo sustentable, evitando su reducción y deterioro”.

A pesar de existir el mismo párrafo en el reglamento de los parques Guadiana y Sahuatoba en su artículo 8, en esa administración y las posteriores el detrimento de espacio de los parques ha sido paulatina.

Además, el decreto de 1927 del Estado de Durango en su artículo uno dice “que los terrenos que forman el actual rancho de -La China- se destinarán para la formación de un parque público que se dominará Parque Guadiana.

Este decreto incluía los terrenos actuales de ambos parques Guadiana y Sahuatoba. En su artículo dos contempla que los terrenos que formarán este parque quedarán siempre destinados exclusivamente a su objeto, y no podrán en ningún tiempo ser enajenados, gravados ni rentados en todo ni en parte, ni destinarse a otros fines que no sean los de servicio público.

Considero –dice- que para no permitir la pérdida del parque Sahuatoba como un espacio público recreativo, es importante expresar una inconformidad y tomar en cuenta también la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano que en su artículo 75 en su sexto inciso dice: “los espacios públicos destinados originalmente a la recreación, el deporte y zonas verdes destinados a parques, jardines o zonas de esparcimiento, no podrán ser destinados a otro uso”.

Para cerrar, el doctorante de la UNAM, formula una reflexión: Podemos suponer que para los Duranguenses los parques Guadiana y Sahuatoba tienen un valor intangible; necesitamos sumar, la participación ciudadana es clave para el futuro de esta ciudad, valoremos escuchar opiniones de la comunidad científica y expertos en diferentes disciplinas, ambientalistas y sociedad civil, pero valoremos también la participación y expresión de manera responsable y respetuosa.

Luego de haber perdido durante los últimos años alrededor del 50% de su superficie original, el parque Sahuatoba hoy pudiera dejar de ser un espacio público, pues la mayoría de los ciudadanos desconoce que este pulmón principal de la ciudad de Durango, ha sido donado al Instituto de Conservación de Vida Silvestre, organismo creado por el gobierno municipal ya en la recta final de su periodo, para administrar el zoológico ahí ubicado, advirtió en entrevista con El Sol el maestro en ciencias, especialista en Urbanismo y Medio Ambiente, René Humberto Blancarte.

Blancarte Siqueiros, doctorante en la Universidad Autónoma de México –UNAM-, sostiene de entrada que el parque Sahuatoba es parte de la principal área verde de la ciudad de Durango, y desde su decreto como espacio público a la fecha este sitio ha perdido aproximadamente el 50% de su superficie destinada para vegetación para en su lugar ubicar escuelas, instituciones de gobierno, museos, infraestructura deportiva, calles y zoológico.

Al respecto, añade el entrevistado, que el Plan de Manejo de los parques Guadiana y Sahuatoba es un instrumento que otorga información para la administración del sitio.

Sin embargo, en los hechos, en la vida real, en el presente gobierno municipal no fue tomado en cuenta para involucrar a la sociedad en su conservación, realizar reforestaciones planeadas y elegir especies de árboles adecuadas para éste entorno, dar mantenimiento a sus lagos, tomar medidas de protección para la fauna silvestre incluida investigación al respecto, mejorar la calidad de los beneficios que otorga el sitio y dar mantenimiento a la infraestructura natural y construida que contribuyen a la calidad de vida de los ciudadanos.

Estos parques decayeron notablemente en los últimos años, lamentó el urbanista.

Al aportar más información sobre el estudio a profundidad que ha desarrollado, Blancarte Siqueiros añade que es conveniente puntualizar la inconformidad sobre el abastecimiento de agua a los parques Guadiana y Sahuatoba.

Aquí, explica que la principal parte de la decisión de retirar el suministro con el pozo localizado dentro de estos espacios para destinarlo al parecer a fraccionamientos cercanos que ya contaban con el servicio, es solamente una de las irregularidades que han exacerbado la circunstancia de este pulmón.

De manera particular –afirma- en el Sahuatoba hay situaciones que van desde la falta de mantenimiento de los sistemas de riego por goteo, hasta el no proveer al personal de los insumos y el equipo necesario para el riego con agua tratada de la planta de tratamiento ubicada al lado del lago de la china.

Asegura que una consecuencia fue el incendio en el mes de julio que afectó una zona de alta calidad y riqueza de vida silvestre en el Sahuatoba, el cual pudo evitarse o al menos haber impactado en menores proporciones.

Pero hay algo también que considero es importante compartir –continuó el entrevistado-, pues en estos últimos días de la presente administración municipal podemos perder como espacio público al parque Sahuatoba, pues para muchos ciudadanos es poco conocido que se ha donado al Instituto de Conservación de Vida Silvestre, un organismo creado por el actual gobierno municipal para administrar el zoológico Sahuatoba, hoy conocido como bioparque”.

Lo anterior, explica, fundado en que el artículo quinto transitorio del Reglamento del Instituto Municipal de Conservación de Vida Silvestre dice: “El gobierno municipal transferirá los terrenos del parque Sahuatoba, propiedad del municipio, así como el parque zoológico Sahuatoba al Instituto Municipal de la Vida silvestre de Durango”.

Este organismo descentralizado del municipio pretende ubicar gradualmente jaulas en todo el espacio del parque para colocar y distribuir a los animales del zoológico, por lo cual el sitio dejará de tener un acceso público y por ende las actividades como andar en bicicleta, pasear a tus animales de compañía, correr, jugar, relajarse, caminar, etcétera, ya no serán posibles en algún momento.

Considera que de implementarse, se cambiará el uso que tiene destinado el parque sin haber consultado a los duranguenses, y se contradirá al artículo 127 del reglamento de servicios públicos municipales que habla de: “garantizar que la ciudad de Durango y los centros de población del municipio cuenten con obras viales, jardines, parques públicos y áreas verdes de uso común debidamente equipadas; con la infraestructura y los servicios públicos necesarios, de acuerdo con la legislación aplicable”.

Será –advirtió- una acción impuesta que modificará actividades, identidad y arraigo que el espacio posee para dar prioridad a un erróneamente denominado bioparque.

Luego, refuerza: “según el estudio social y opinión de usuarios del actual plan de manejo de los parques Guadiana y Sahuatoba, existe una tendencia de opinión desfavorable al zoológico, ya que: a) siete de cada diez usuarios de los parques consideran que el zoológico no está en un lugar adecuado; b) nueve de cada diez opinan que las condiciones en que viven los animales no es buena y, c) seis de cada diez considera que no debe permanecer el zoológico”.

El punto principal con respecto a los animales va más allá del manejo de especies, es la gestión del bienestar de los animales resguardados en el lugar; “es indispensable la conciencia ambiental de algunos colaboradores y usuarios sobre lo que éstos seres vivos aportan, pero sobre todo los beneficios que ofrecen a la comunidad que los visita y contempla. Se les debe corresponder en fomentar su respeto y actuar para y por ellos”.

Es considerar –agregó- que por su majestuosidad y atracción se les alimenta y salvaguarda, pero además es lograr que cuenten con las condiciones cercanas que en sus ecosistemas tendrían al estar en libertad; “es también incluir manejo de estrés, investigación, conservación de especies, bioética y educación ambiental para la conciencia de la vida y el entorno natural. Estos son principios que difunde la Asociación Mundial de Zoológicos y Acuarios (WAZA).

Luego, al especialista cuestiona: “A nivel ciudad, de qué sirvió argumentar por un lado la importancia de las áreas verdes y por el otro destinar todo un parque público a un uso específico que limitará beneficios como la actividad física y la salud, entre otros”.

El Bando Municipal 2017-2019, en su eje 6 -Un Durango saludable y con equilibrio ecológico- y párrafo V, habla del propósito de: “Incrementar los metros cuadrados de área verde por habitante para cumplir con el estándar establecido por la Organización de las Naciones Unidas, a través de la construcción de parques y espacios recreativos, para la preservación de los sistemas ecológicos”.

La reducción de áreas verdes y arbolados en la ciudad es grave, la disponibilidad de áreas verdes en Durango es baja, para explicar esto primero debemos considerar lo que el artículo 3 del reglamento de parques y jardines dice en su inciso XII: “las áreas verdes son aquellas sembradas de especies vegetales en los parques, jardines, glorietas, camellones, áreas de donación por fraccionamientos, áreas peatonales adornadas con plantas...”.

Aquí, René Humberto Blancarte asevera que al identificar las áreas verdes públicas dentro de la expansión urbana de Durango al mes de agosto de 2019, mediante análisis con imágenes de satélite y la estimación de calidad y cantidad de vegetación, resulta que los espacios destinados como área verde pública otorgan una disponibilidad de 3.8 metros cuadrados por habitante. Aun, al considerar el -parque de las naciones, pero la disponibilidad efectiva, que es únicamente la superficie provista de vegetación y suelo permeable es aproximada a los 2.5 metros cuadrados por habitante.

Por lo tanto, la pérdida de un espacio verde para el disfrute y goce de los duranguenses no es cualquier cosa, nos afecta en la disponibilidad, proximidad, disfrute, beneficios y accesibilidad de áreas verdes para los ciudadanos, repercute en las condiciones óptimas del medio ambiente de la ciudad e influye en el nivel de acciones que podrían mitigar los efectos de la ciudad al cambio climático, entre otras.

A pregunta expresa, Blancarte Suqueiros anota que el artículo 79 del bando municipal 2004-2007 consideraba a los parques Guadiana y Sahuatoba como patrimonio natural del municipio, citaba que: “se realizarán acciones para su rescate, conservación y desarrollo sustentable, evitando su reducción y deterioro”.

A pesar de existir el mismo párrafo en el reglamento de los parques Guadiana y Sahuatoba en su artículo 8, en esa administración y las posteriores el detrimento de espacio de los parques ha sido paulatina.

Además, el decreto de 1927 del Estado de Durango en su artículo uno dice “que los terrenos que forman el actual rancho de -La China- se destinarán para la formación de un parque público que se dominará Parque Guadiana.

Este decreto incluía los terrenos actuales de ambos parques Guadiana y Sahuatoba. En su artículo dos contempla que los terrenos que formarán este parque quedarán siempre destinados exclusivamente a su objeto, y no podrán en ningún tiempo ser enajenados, gravados ni rentados en todo ni en parte, ni destinarse a otros fines que no sean los de servicio público.

Considero –dice- que para no permitir la pérdida del parque Sahuatoba como un espacio público recreativo, es importante expresar una inconformidad y tomar en cuenta también la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano que en su artículo 75 en su sexto inciso dice: “los espacios públicos destinados originalmente a la recreación, el deporte y zonas verdes destinados a parques, jardines o zonas de esparcimiento, no podrán ser destinados a otro uso”.

Para cerrar, el doctorante de la UNAM, formula una reflexión: Podemos suponer que para los Duranguenses los parques Guadiana y Sahuatoba tienen un valor intangible; necesitamos sumar, la participación ciudadana es clave para el futuro de esta ciudad, valoremos escuchar opiniones de la comunidad científica y expertos en diferentes disciplinas, ambientalistas y sociedad civil, pero valoremos también la participación y expresión de manera responsable y respetuosa.

Local

Buscan equilibrio ecológico diputados

Constructores deben donar un árbol por cada 5 cajones de estacionamiento

Policiaca

Hombre queda prensado en choque contra autobús

Cuando era atendido en el HG 450, chofer prensado falleció

Local

Constancia digital de identificación se puede tramitar en línea: Cornejo

Las constancias digitales para identificación podrán tramitarse a finales de mayo y hasta el 1 de septiembre de 2020

Local

Sancionan a autobuses por no acatar medidas

Se vigilarán paradas, a donde acudirán elementos de Inspectores de Transportes a fin de concientizar a los usuarios a evitar esta situación

Local

Anuncia J. Salum un plan de créditos

Serán cinco millones del financiamiento preautorizados por el cabildo, por una cantidad de 50 millones de pesos y el resto que serán de diferentes fuentes

Local

Un éxito fue el foro "Eval2020"

La evaluación debe influir en las decisiones de los gobiernos ante la crisis del Covid-19

México

Gobierno presenta informe sobre caso de Guardería ABC ante CIDH

El subsecretario de DH, Alejandro Encinas, reveló que hay inconformidades con los montos de indemnización, por lo que existen 82 litigios ante la CEAV

Local

Buscan equilibrio ecológico diputados

Constructores deben donar un árbol por cada 5 cajones de estacionamiento

Local

Constancia digital de identificación se puede tramitar en línea: Cornejo

Las constancias digitales para identificación podrán tramitarse a finales de mayo y hasta el 1 de septiembre de 2020