/ domingo 25 de agosto de 2019

La sequía ya causa estragos

La muerte de ganado es eminente, ante el nulo crecimiento del pasto por falta de lluvias

GUADALUPE VICTORIA, Dgo. (OEM).- La muerte de ganado en la región de Los Llanos a causa de la difícil sequía que se ha vivido, es eminente e inevitable, es cierto que ya han caído algunas lluvias, pero el tiempo que duró sin llover esta cobrado una factura muy cara a la gente del campo.

En esta reflexión o comentario han coincidido presidentes de comisariados ejidales, jefes de cuartel y ganaderos en general, señalando que el sector más golpeado ha sido el social, el que menos tiene, los ejidatarios que están a la voluntad del cielo para que lleguen las lluvias a tiempo y con ello crezca el pasto que pueda alimentar su ganado, ya que el estarles llevando al campo comida y agua es prácticamente imposible y sumamente caro, de ahí que al agotarse el poco alimento y el agua, el animal enflaca y muere, y de estas muertes hay muchísimas que no se reportan a las autoridades y por ende no están incluidas en los porcentajes oficiales.

Reconocieron que lo poco que pueda hacer cualquier gobierno no evitará dichas muertes, pero sí pudiera evitarse en un fututo si se trabaja en obras de conservación de suelos y aguas, poniendo como ejemplo los dos o tres aguaceros fuertes que han caído en los últimos tres días, millones de litros cúbicos de agua en los llanos que tristemente sólo se ven pasar por las calles y arroyos de la región, porque no hay una infraestructura que les ayude a detener esa agua y conservarla, obras como una buena presa o bordos de gran dimensión que mantengan esos millones de litros cúbicos del vital líquido.

También coinciden en señalar que la aplicación de la Ley Ganadera sería una acción de cualquier gobierno aplaudible, ya que no se tiene control de los agostaderos, los cuales están devastados por la sobre carga animal, y que cada vez que los campesinos pueden compran una animal más, en una área que ya no puede mantener nada porque esta devastada, y es necesario que la autoridad regule dicha acción para que se pueden levantar y recuperar los agostaderos, pero eso le corresponde a las autoridades competentes, y con el paso de los años se podrá enfrentar un problema natural como la sequía, con la carga correcta y conservación de agua en el campo.

GUADALUPE VICTORIA, Dgo. (OEM).- La muerte de ganado en la región de Los Llanos a causa de la difícil sequía que se ha vivido, es eminente e inevitable, es cierto que ya han caído algunas lluvias, pero el tiempo que duró sin llover esta cobrado una factura muy cara a la gente del campo.

En esta reflexión o comentario han coincidido presidentes de comisariados ejidales, jefes de cuartel y ganaderos en general, señalando que el sector más golpeado ha sido el social, el que menos tiene, los ejidatarios que están a la voluntad del cielo para que lleguen las lluvias a tiempo y con ello crezca el pasto que pueda alimentar su ganado, ya que el estarles llevando al campo comida y agua es prácticamente imposible y sumamente caro, de ahí que al agotarse el poco alimento y el agua, el animal enflaca y muere, y de estas muertes hay muchísimas que no se reportan a las autoridades y por ende no están incluidas en los porcentajes oficiales.

Reconocieron que lo poco que pueda hacer cualquier gobierno no evitará dichas muertes, pero sí pudiera evitarse en un fututo si se trabaja en obras de conservación de suelos y aguas, poniendo como ejemplo los dos o tres aguaceros fuertes que han caído en los últimos tres días, millones de litros cúbicos de agua en los llanos que tristemente sólo se ven pasar por las calles y arroyos de la región, porque no hay una infraestructura que les ayude a detener esa agua y conservarla, obras como una buena presa o bordos de gran dimensión que mantengan esos millones de litros cúbicos del vital líquido.

También coinciden en señalar que la aplicación de la Ley Ganadera sería una acción de cualquier gobierno aplaudible, ya que no se tiene control de los agostaderos, los cuales están devastados por la sobre carga animal, y que cada vez que los campesinos pueden compran una animal más, en una área que ya no puede mantener nada porque esta devastada, y es necesario que la autoridad regule dicha acción para que se pueden levantar y recuperar los agostaderos, pero eso le corresponde a las autoridades competentes, y con el paso de los años se podrá enfrentar un problema natural como la sequía, con la carga correcta y conservación de agua en el campo.

Local

Diabetes, la 2da causa de muerte: SS

Sólo en el Instituto Mexicano del Seguro Social 71 mil 646 derechohabientes cuentan con dicha patología

Local

Aprueban reformas a Ley de Pensiones

En caso específico de aquellos que perciben ingresos bajo el esquema hora, semana, mes y cuyo pago es inferior a dos salarios mínimos

Local

Se presentan nevadas en cuatro municipios: PC

Las temperaturas para la capital del estado, rondarían entre los cinco y siete grados centígrados

Celebridades

A los 89 años, fallece el actor y comediante Niall Tóibín

A lo largo de su extensa carrera, interpretó a una serie de personajes memorables para el público

Justicia

Expulsan a 16 alumnos de la UNAM por agredir a mujeres

En el último año suman quejas en contra de 385 presuntos agresores, la mayoría en campus de CU

Finanzas

Pagó Pemex más de 3 mil mdp por seguridad

Ayer había todavía computadoras apagadas, y los controles de entrada y salida del personal y de las pipas tampoco funcionaban

Política

El ombudsperson no responde a ideologías ni a partidos... alza la voz: Luis Raúl González

Asegura que la característica del ombudsperson es alzar la voz y denunciar los abusos del poder, y desea éxito a su sucesora Rosario Piedra Ibarra

Sociedad

Como un Rockstar, así pasó Evo Morales su segundo día de asilo en México

Para cubrir los gastos del expresidente en México, los diputados de Morena se ofrecieron a hacer coperacha

Finanzas

Prevén desaceleración en ventas del Buen Fin

El alza en el salario mínimo, la baja inflación, las remesas y el tipo de cambio estable pueden jugar a favor del consumo