/ viernes 8 de marzo de 2019

Por un trabajo digno: Mujeres trabajadoras del Hogar

La voz de la experiencia de mujeres que han luchado y resistido para no ver vulnerados sus derechos laborales. Así conmemoran el Día Internacional de la Mujer

Limpiar, cocinar, atender, cuidar un hogar que con los años se ha convertido en una segunda casa pero ajena a fin de cuentas, es el día a día de miles de mujeres trabajadoras del hogar que por necesidad o sugerencia familiar un día tocaron la puerta de una vivienda para solicitar u ofrecer trabajo doméstico y han permanecido ahí durante 20, 30, 50 años… toda una vida.

La historia de Verónica Lourdes Valdés no es distinta a la de cientos de mujeres que como ella atienden hogares que no son propios. Hace poco menos de 15 años comenzó a laborar como empleada doméstica para lograr sostener los gastos de su casa después de atravesar un divorcio, entre semana trabaja en una escuela primaria, mientras que sábados y domingos los dedica a la casa con la que lleva ya cuatro años.

De acuerdo con las cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) entre el 2011 y 2015 había 2.3 millones de trabajadoras y trabajadores del hogar. Se estima que actualmente la cifra ha incrementado a 2.4 millones, de las cuáles el 95% son mujeres y solo un 5% lo constituyen los hombres.

Es considerado el sector con menos beneficios sociales, ya que el 76% carece de contrato laboral con prestaciones de ley y seguridad social. Siete de cada 10 trabajadoras ganan dos salarios mínimos, equivalente a cuatro mil 400 pesos y sólo un 20% logra obtener un pago de cinco salarios.

Durante los primeros años como trabajadora doméstica, Verónica ganaba 400 pesos a la semana y durante ese lapso se enfrentó a la dura realidad que rodea a este oficio; la violación de derechos humanos y laborales, pues su primer jefa constantemente le recriminaba sus acciones, en algunas ocasiones le alzaba la voz hasta llegar a los gritos y siempre se percibió la sequedad con la que la trataba, por fortuna solo toleró un mes en esas condiciones.

Años después, trabajó para otra mujer que le destinaba un trato similar, pero a diferencia de la anterior logró sobrellevar la situación durante un año debido a la existencia de un contrato que la empleadora le hizo firmar. Recuerda que esta ha sido la única ocasión que una patrona le ha proporcionado contrato con seguridad social, “me tenía dada de alta en el seguro pero con el salario más bajito que se podía, como ella tenía un negocio pues para poderme pagar me tenía como dada de alta así”, explicó.

Esta realidad no es exclusiva de unas cuantas mujeres, pues la mayoría han sido víctimas de acoso, hostigamiento o explotación laboral, incluso señaladas de robar pertenencias de las casas donde laboran. La situación creció hasta volverse insostenible y fue entonces cuando un grupo de mujeres, cansadas de los abusos, se organizó para crear el primer Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar (SINACTRAHO).

Para el año 2015 un par de trabajadoras comenzaron a plantearse la idea de crear un sindicato, tal como lo explicó en entrevista con El Sol de Durango, Ana Sofía Pablo López integrante del SINACTRAHO y responsable de la Secretaría de Finanzas dentro del mismo, “era momento de constituir una organización representante de todas las personas trabajadoras del hogar para incluirlas en todos los espacios públicos y políticos para poder exigir los derechos.”

El 30 de agosto de ese mismo año, más de 100 trabajadoras del hogar de diferentes estados como Chiapas, Puebla, Estado de México, Ciudad de México y Colima se reunieron para constituir el sindicato y seis meses después, el 18 de febrero de 2016, la Junta Local de Conciliación les entregó la toma de nota.

“Al ser un sindicato de trabajadoras del hogar no se creía mucho en lo que podíamos lograr o en el tema de la relación laboral que pudiéramos tener con los empleadores, incluso para crear el sindicato lo que hicimos fue negociar mucho con nuestros empleadores pues muchas veces el contrato se hace de manera verbal y al no tener en ese entonces un contrato, se hizo una constancia laboral, conscientes de que ya era momento de ese avance”, expresó Pablo López.

En un principio sólo tenían afiliadas a 35 mujeres, a la fecha suman ya mil 500 trabajadoras del hogar e indirectamente han apoyado a más de cinco mil, sin embargo, resulta inquietante que de las cerca de cuatro millones que se tienen detectadas, menos de la cuarta parte se haya acercado al sindicato, incluso muchas de ellas desconocen la existencia del mismo.

Verónica es una de ellas, quien al platicarle sobre el sindicato y sus acciones, dijo desconocer que tenía la posibilidad de integrarse a un organismo que velara por sus derechos laborales, sin embargo no descartó la idea de algún día acercarse a ellos y buscar el apoyo y acompañamiento para ella y el resto de sus compañeras, principalmente a quienes se les ha negado un contrato o seguro social.

“Me parece muy bien este sindicato y más si las personas que están afiliadas pues son a las que tratan mal, porque las van a ayudar y eso del seguro está bien, porque muchas no tenemos nada, quisiéramos que ya de perdido fuera eso, por tener a donde ir cuando está uno enfermo, en lo que gasta uno en la medicina, tiene que gastar lo que no tiene, porque a veces gana uno exactamente para el día”

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que a finales de marzo o a principios de abril podría arrancar la prueba piloto de afiliación, con un esquema distinto y derecho al servicio de incapacidad, pensión guardería y velatorio. El pasado 30 de enero, el Consejo Técnico de la dependencia aprobó el plan presentado por el director general, Germán Martínez Cázares para dar cumplimiento a la sentencia de amparo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Pero esta idea no nació en el escritorio de una oficina o demandada por un funcionario público, fue a raíz de un caso que el Sindicato apoyó e hizo público: una trabajadora del hogar con antigüedad de 50 años solicitó a sus empleadores y posteriormente a la Junta de Conciliación y Arbitraje una indemnización por su retiro.

El resultado de la junta no favoreció a la trabajadora, pues sólo le pagaron un año de trabajo con salarios caídos y horas extras, por ello solicitó un amparo a la SCJN, quien dio luz verde para reabrir el caso por irregularidades en las declaraciones del empleador y sus familiares, sin embargo pese a todos los esfuerzos realizados, no lograron obtener el retroactivo de seguridad por los 50 años.

Ante esta situación, las organizaciones aliadas han señalado que las instituciones gubernamentales no reconocen ni regularizan los derechos de las 2.4 millones de trabajadoras del hogar, por su parte, el Sindicato solicitó que se declarara inconstitucional el artículo 13, fracción 2 y se envió una recomendación al IMSS para trabajar en el programa piloto del seguro social.

“Como dice la palabra, es un programa piloto dependerá mucho de los empleadores de las trabajadoras, también la difusión que hagamos y de la información que le hagamos llegar a las compañeras y el aseguramiento será a partir de esta fecha, aunque hayamos trabajado 10 o 15 años no podrá ser retroactivo, no se reconoce la antigüedad”, concluyó Pablo López.

Demandar derechos y establecer sueldos y horas laborales es y ha sido siempre una lucha interminable para estas organizaciones, principalmente para las afectadas pues el camino se ha tornado oscuro y pesado. Visibilizar esta labor a través de distintas acciones es un recurso positivo, pues recordemos el caso de la película del cineasta mexicano Alfonso Cuarón, “Roma”, a la que refiere Pablo López.

“Con Roma ha sido fundamental visibilizar más el trabajo de trabajadoras del hogar y sí ha sido fundamental, pero incluso como dice Alfonso, no se debe olvidar la lucha de las organizaciones que ya llevamos más de 18 años en este tema, posicionando e incidiendo para que se visibilice lo que no se ha querido ver.”

Limpiar, cocinar, atender, cuidar un hogar que con los años se ha convertido en una segunda casa pero ajena a fin de cuentas, es el día a día de miles de mujeres trabajadoras del hogar que por necesidad o sugerencia familiar un día tocaron la puerta de una vivienda para solicitar u ofrecer trabajo doméstico y han permanecido ahí durante 20, 30, 50 años… toda una vida.

La historia de Verónica Lourdes Valdés no es distinta a la de cientos de mujeres que como ella atienden hogares que no son propios. Hace poco menos de 15 años comenzó a laborar como empleada doméstica para lograr sostener los gastos de su casa después de atravesar un divorcio, entre semana trabaja en una escuela primaria, mientras que sábados y domingos los dedica a la casa con la que lleva ya cuatro años.

De acuerdo con las cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) entre el 2011 y 2015 había 2.3 millones de trabajadoras y trabajadores del hogar. Se estima que actualmente la cifra ha incrementado a 2.4 millones, de las cuáles el 95% son mujeres y solo un 5% lo constituyen los hombres.

Es considerado el sector con menos beneficios sociales, ya que el 76% carece de contrato laboral con prestaciones de ley y seguridad social. Siete de cada 10 trabajadoras ganan dos salarios mínimos, equivalente a cuatro mil 400 pesos y sólo un 20% logra obtener un pago de cinco salarios.

Durante los primeros años como trabajadora doméstica, Verónica ganaba 400 pesos a la semana y durante ese lapso se enfrentó a la dura realidad que rodea a este oficio; la violación de derechos humanos y laborales, pues su primer jefa constantemente le recriminaba sus acciones, en algunas ocasiones le alzaba la voz hasta llegar a los gritos y siempre se percibió la sequedad con la que la trataba, por fortuna solo toleró un mes en esas condiciones.

Años después, trabajó para otra mujer que le destinaba un trato similar, pero a diferencia de la anterior logró sobrellevar la situación durante un año debido a la existencia de un contrato que la empleadora le hizo firmar. Recuerda que esta ha sido la única ocasión que una patrona le ha proporcionado contrato con seguridad social, “me tenía dada de alta en el seguro pero con el salario más bajito que se podía, como ella tenía un negocio pues para poderme pagar me tenía como dada de alta así”, explicó.

Esta realidad no es exclusiva de unas cuantas mujeres, pues la mayoría han sido víctimas de acoso, hostigamiento o explotación laboral, incluso señaladas de robar pertenencias de las casas donde laboran. La situación creció hasta volverse insostenible y fue entonces cuando un grupo de mujeres, cansadas de los abusos, se organizó para crear el primer Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar (SINACTRAHO).

Para el año 2015 un par de trabajadoras comenzaron a plantearse la idea de crear un sindicato, tal como lo explicó en entrevista con El Sol de Durango, Ana Sofía Pablo López integrante del SINACTRAHO y responsable de la Secretaría de Finanzas dentro del mismo, “era momento de constituir una organización representante de todas las personas trabajadoras del hogar para incluirlas en todos los espacios públicos y políticos para poder exigir los derechos.”

El 30 de agosto de ese mismo año, más de 100 trabajadoras del hogar de diferentes estados como Chiapas, Puebla, Estado de México, Ciudad de México y Colima se reunieron para constituir el sindicato y seis meses después, el 18 de febrero de 2016, la Junta Local de Conciliación les entregó la toma de nota.

“Al ser un sindicato de trabajadoras del hogar no se creía mucho en lo que podíamos lograr o en el tema de la relación laboral que pudiéramos tener con los empleadores, incluso para crear el sindicato lo que hicimos fue negociar mucho con nuestros empleadores pues muchas veces el contrato se hace de manera verbal y al no tener en ese entonces un contrato, se hizo una constancia laboral, conscientes de que ya era momento de ese avance”, expresó Pablo López.

En un principio sólo tenían afiliadas a 35 mujeres, a la fecha suman ya mil 500 trabajadoras del hogar e indirectamente han apoyado a más de cinco mil, sin embargo, resulta inquietante que de las cerca de cuatro millones que se tienen detectadas, menos de la cuarta parte se haya acercado al sindicato, incluso muchas de ellas desconocen la existencia del mismo.

Verónica es una de ellas, quien al platicarle sobre el sindicato y sus acciones, dijo desconocer que tenía la posibilidad de integrarse a un organismo que velara por sus derechos laborales, sin embargo no descartó la idea de algún día acercarse a ellos y buscar el apoyo y acompañamiento para ella y el resto de sus compañeras, principalmente a quienes se les ha negado un contrato o seguro social.

“Me parece muy bien este sindicato y más si las personas que están afiliadas pues son a las que tratan mal, porque las van a ayudar y eso del seguro está bien, porque muchas no tenemos nada, quisiéramos que ya de perdido fuera eso, por tener a donde ir cuando está uno enfermo, en lo que gasta uno en la medicina, tiene que gastar lo que no tiene, porque a veces gana uno exactamente para el día”

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que a finales de marzo o a principios de abril podría arrancar la prueba piloto de afiliación, con un esquema distinto y derecho al servicio de incapacidad, pensión guardería y velatorio. El pasado 30 de enero, el Consejo Técnico de la dependencia aprobó el plan presentado por el director general, Germán Martínez Cázares para dar cumplimiento a la sentencia de amparo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Pero esta idea no nació en el escritorio de una oficina o demandada por un funcionario público, fue a raíz de un caso que el Sindicato apoyó e hizo público: una trabajadora del hogar con antigüedad de 50 años solicitó a sus empleadores y posteriormente a la Junta de Conciliación y Arbitraje una indemnización por su retiro.

El resultado de la junta no favoreció a la trabajadora, pues sólo le pagaron un año de trabajo con salarios caídos y horas extras, por ello solicitó un amparo a la SCJN, quien dio luz verde para reabrir el caso por irregularidades en las declaraciones del empleador y sus familiares, sin embargo pese a todos los esfuerzos realizados, no lograron obtener el retroactivo de seguridad por los 50 años.

Ante esta situación, las organizaciones aliadas han señalado que las instituciones gubernamentales no reconocen ni regularizan los derechos de las 2.4 millones de trabajadoras del hogar, por su parte, el Sindicato solicitó que se declarara inconstitucional el artículo 13, fracción 2 y se envió una recomendación al IMSS para trabajar en el programa piloto del seguro social.

“Como dice la palabra, es un programa piloto dependerá mucho de los empleadores de las trabajadoras, también la difusión que hagamos y de la información que le hagamos llegar a las compañeras y el aseguramiento será a partir de esta fecha, aunque hayamos trabajado 10 o 15 años no podrá ser retroactivo, no se reconoce la antigüedad”, concluyó Pablo López.

Demandar derechos y establecer sueldos y horas laborales es y ha sido siempre una lucha interminable para estas organizaciones, principalmente para las afectadas pues el camino se ha tornado oscuro y pesado. Visibilizar esta labor a través de distintas acciones es un recurso positivo, pues recordemos el caso de la película del cineasta mexicano Alfonso Cuarón, “Roma”, a la que refiere Pablo López.

“Con Roma ha sido fundamental visibilizar más el trabajo de trabajadoras del hogar y sí ha sido fundamental, pero incluso como dice Alfonso, no se debe olvidar la lucha de las organizaciones que ya llevamos más de 18 años en este tema, posicionando e incidiendo para que se visibilice lo que no se ha querido ver.”

Municipios

“No habrá metrobus”: AMLO

El recurso irá al Hospital General o a proyectos del agua, aseguró

Local

Metrobús beneficiaría a 123 mil laguneros: Alanís

El proyecto de movilidad urbana Metrobús que conectaría vía transporte público con autobuses ecológicos desde Lerdo hasta Matamoros a un costo por pasajero de 20 pesos.

Local

Esperan 1 millón de visitas para la Fenadu

La reducción de días, los espectáculos y la conectividad con otros estados, esperan que sea una de las causas para atraer más visitas y turismo

Local

Metrobús beneficiaría a 123 mil laguneros: Alanís

El proyecto de movilidad urbana Metrobús que conectaría vía transporte público con autobuses ecológicos desde Lerdo hasta Matamoros a un costo por pasajero de 20 pesos.

Local

Consulta exprés en GP pudo estar planeada: Mijares

Dijo que es importante que en el sistema político mexicano haya equilibrios para que el gobierno no tenga la facultad de tomar solo decisiones que pueden perjudicar a la gente por falta de infraestructura

Policiaca

Buscan a menor que se metió a bañar a un canal

Unidades de Protección Civil, policía y bomberos iniciaron la búsqueda del menor desde las 19:40 horas de este lunes 17 de junio

Cultura

Con "Las Herederas" IMAC inaugura el III Festival de Cine

La producción del 2018 del director paraguayo Marcelo Martinessi, es la cinta con la que se inauguró el tercer Festival Internacional de Cine de Durango.

Mundo

Próxima semana inicia proceso para "remover a millones de ilegales" : Trump

El presidente de EU adelantó en su cuenta de Twitter que Guatemala firmará un acuerdo del Tercer País Seguro