/ martes 21 de enero de 2020

Riesgo de retroceso en salud: Benitez

Pide PRI revisar minuciosamente convenio de adhesión al Insabi; la cobertura del Seguro Popular era integral

La implementación no planificada del INSABI representa un riesgo de retroceso en la cobertura de servicios de salud para los mexicanos, afirmó el presidente del PRI estatal, Luis Enrique Benítez Ojeda tras reprobar en rueda de prensa la amenaza del gobierno federal a los gobernadores de no darles recursos adicionales si no se adhieren al nuevo esquema de salud; “no debe haber regateo en la atención de la salud de la población”, aseguró.

Al fijar la posición del PRI en torno a la desaparición del Seguro Popular para dar pasó al INSABI, dijo que el gobernador José Rosas Aispuro Torres tiene razón en pedir revisar exhaustivamente la adhesión o no al nuevo esquema de salud en México, porque a los duranguenses les ha costado décadas de trabajo el forjar un aparato de salud con clínicas, hospitales y unidades médicas de alto nivel, como para entregarlas en un plumazo al gobierno federal.

El INSABI, dijo, es una aventura porque los mexicanos aún no sabemos si va a funcionar o no en la práctica, además a la fecha no cuenta con reglas de operación ni lineamientos porque no hay una estructura orgánica ni tiene destinado un presupuesto claro.

Benítez Ojeda condenó la amenaza del gobierno federal a los gobernadores al decirles que no habrá recursos adicionales de salud si no firman el convenio de adhesión al INSABI, “como si no fuera también ellos representantes de los mexicanos que deben ser atendidos, porque la Constitución marca como un derecho humano la atención a la salud”, aseveró.

Detalló que el Seguro Popular no debió de haber desaparecido si todavía no estaba claro el nuevo esquema de salud, lo que ha provocado una deficiente cobertura y cobros indebidos a la población.

Hizo una comparativa entre el nuevo esquema de salud y el Seguro Popular, en donde se aprecia que en el tercer nivel de atención, antes cubierto de manera gratuita, ahora con el INSABI el tratamiento deberá ser pagado por el paciente.

Acompañado por la secretaria general del partido, la diputada Catalina Mercado Gallegos y el delegado del CEN priista en Durango, Roberto Padilla Márquez, el dirigente priista indicó que los servicios de atención para trasplantes y cáncer deberán ser pagados por el paciente, mientras que el Seguro Popular los cubría y eran sin ningún costo para el beneficiario.

Por otra parte, recordó que la póliza del Seguro Popular que era integral, debido a que tenía una cobertura de la gran mayoría de los tratamientos requeridos por el paciente, y se podía hacer extensiva a toda la familia, mientras que el INSABI no permite tener ninguno de estos beneficios.

También explicó que el Seguro Popular tenía a su cargo la mitad de los derechohabientes en México; aumentó la cobertura en servicios de salud, asegurando a 86 de cada 100 mexicanos y la mortalidad infantil disminuyó casi en un 40%, al final de su existencia. Gracias al Seguro Popular la gente no tenía que vender sus casas para tener acceso a tratamiento de enfermedades costosas como el cáncer, o tratamientos como un trasplante, y de esa manera quebrar su economía.

Con el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) no se ha hecho público su forma de financiamiento, los recursos no se asignan de acuerdo al número de afiliados o derechohabientes, sino de manera discrecional; tampoco hay criterios de afiliación o elegibilidad, además que se centralizarán de nuevo los servicios de salud pública, dificultando la atención para las personas en el interior de la república.

La implementación no planificada del INSABI representa un riesgo de retroceso en la cobertura de servicios de salud para los mexicanos, afirmó el presidente del PRI estatal, Luis Enrique Benítez Ojeda tras reprobar en rueda de prensa la amenaza del gobierno federal a los gobernadores de no darles recursos adicionales si no se adhieren al nuevo esquema de salud; “no debe haber regateo en la atención de la salud de la población”, aseguró.

Al fijar la posición del PRI en torno a la desaparición del Seguro Popular para dar pasó al INSABI, dijo que el gobernador José Rosas Aispuro Torres tiene razón en pedir revisar exhaustivamente la adhesión o no al nuevo esquema de salud en México, porque a los duranguenses les ha costado décadas de trabajo el forjar un aparato de salud con clínicas, hospitales y unidades médicas de alto nivel, como para entregarlas en un plumazo al gobierno federal.

El INSABI, dijo, es una aventura porque los mexicanos aún no sabemos si va a funcionar o no en la práctica, además a la fecha no cuenta con reglas de operación ni lineamientos porque no hay una estructura orgánica ni tiene destinado un presupuesto claro.

Benítez Ojeda condenó la amenaza del gobierno federal a los gobernadores al decirles que no habrá recursos adicionales de salud si no firman el convenio de adhesión al INSABI, “como si no fuera también ellos representantes de los mexicanos que deben ser atendidos, porque la Constitución marca como un derecho humano la atención a la salud”, aseveró.

Detalló que el Seguro Popular no debió de haber desaparecido si todavía no estaba claro el nuevo esquema de salud, lo que ha provocado una deficiente cobertura y cobros indebidos a la población.

Hizo una comparativa entre el nuevo esquema de salud y el Seguro Popular, en donde se aprecia que en el tercer nivel de atención, antes cubierto de manera gratuita, ahora con el INSABI el tratamiento deberá ser pagado por el paciente.

Acompañado por la secretaria general del partido, la diputada Catalina Mercado Gallegos y el delegado del CEN priista en Durango, Roberto Padilla Márquez, el dirigente priista indicó que los servicios de atención para trasplantes y cáncer deberán ser pagados por el paciente, mientras que el Seguro Popular los cubría y eran sin ningún costo para el beneficiario.

Por otra parte, recordó que la póliza del Seguro Popular que era integral, debido a que tenía una cobertura de la gran mayoría de los tratamientos requeridos por el paciente, y se podía hacer extensiva a toda la familia, mientras que el INSABI no permite tener ninguno de estos beneficios.

También explicó que el Seguro Popular tenía a su cargo la mitad de los derechohabientes en México; aumentó la cobertura en servicios de salud, asegurando a 86 de cada 100 mexicanos y la mortalidad infantil disminuyó casi en un 40%, al final de su existencia. Gracias al Seguro Popular la gente no tenía que vender sus casas para tener acceso a tratamiento de enfermedades costosas como el cáncer, o tratamientos como un trasplante, y de esa manera quebrar su economía.

Con el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) no se ha hecho público su forma de financiamiento, los recursos no se asignan de acuerdo al número de afiliados o derechohabientes, sino de manera discrecional; tampoco hay criterios de afiliación o elegibilidad, además que se centralizarán de nuevo los servicios de salud pública, dificultando la atención para las personas en el interior de la república.

Local

Casi 4 mil asuntos han concluido en el Poder Judicial

En dos meses el Poder Judicial emitió más de 2 mil sentencias en las ramas civil, mercantil, familiar y penal

Deportes

Gracias a la tecnología, ajedrecistas siguen en acción

Con partidas españolas e italianas, continúan entrenando grandes elementos del ajedrez en Durango

Policiaca

Incautan 60 mil litros de diésel huachicol

El motivo de la detención es que el tractocamión traía los vidrios polarizados

Local

Durango duplicará atención hospitalaria por Covid-19

Se han realizado 75 pruebas para detectar Covid-19, de los cuales siete casos han sido positivos con una lamentable defunción

República

Se registra la primera muerte en Morelos por coronavirus

El gobernador Cuauhtémoc Blanco confirmó el fallecimiento de un hombre de 37 años

Deportes

Diego Arreola se prepara para triunfar

Logro su sueño de llegar a Europa pero las competencias se aplazaron luego de la pandemia mundial Covid-19

Deportes

Suspenden Torneo nacional de futbol Sub-10 por Covid-19

Estaba programado para los días del 12 al 17 de marzo siendo la sede la ciudad de Culiacán, Sinaloa y se prorroga hasta nuevo aviso

Local

Durango llegará a los 32 grados centígrados

Contrastan las mañanas frescas de entre 7 y 5 grados centígrados, con las tardes superiores a los 30 grados

Local

Cae un 80% el transporte de pasajeros

La CTM asegura que anteriormente se realizaban cerca de 350 mil movilizaciones