/ viernes 26 de julio de 2019

Se reduce incidencia de homicidios 12.5%

Durango dentro de los cinco estados a nivel nacional con mas baja incidencia en este delito con una tasa de 10 por cada 100 mil habitantes

La incidencia de homicidios en el estado de Durango se redujo en un 12.5% al pasar de 200 en 2017 a 175 en 2018, situando a nuestra entidad dentro de los cinco estados a nivel nacional con mas baja incidencia en este delito con una tasa de 10 por cada 100 mil habitantes y el promedio nacional se dispara a 29, así lo reveló ayer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) al dar a conocer las estadísticas preliminares, a nivel nacional y por entidad federativa, de los homicidios registrados en el país durante el año pasado.

Las estadísticas revelan que en 2018 se registraron 35 mil 964 homicidios en México. Es decir, una razón de 29 homicidios por cada 100 mil habitantes a nivel nacional, tasa que es superior a la registrada en 2017, que fue de 26 homicidios por cada 100 mil habitantes. Estas cifras se derivan de la estadística de defunciones registradas, a partir de los registros administrativos de defunciones accidentales y violentas, los cuales son generados por las entidades federativas y que son recopilados mensualmente por el INEGI.

Cabe señalar que la reducción del registro de homicidios es exponencial si se compara con el año de 2011 cuando se reportaron un total de mil 063.

Del año 2011 al 2014 esta cifra fue a la baja al contabilizar mil 063, en 2011; 822 en 2012; 473 en 2013; 348 en 2014 y 198 en 2015. En 2016 se incrementó la cifra a 214 homicidios y en 2017 se reportaron 200.

Durango figura así en el quinto lugar nacional con menos incidencia de homicidios con un total de 10 por cada 100 mil habitantes, superado por Yucatán con 3, Aguascalientes con 6 y Campeche y Coahuila con 8 respectivamente.

A partir de 2015, el INEGI capta información de presuntos homicidios directamente de los Servicios Médicos Forenses por medio de los certificados de defunción que emiten para las muertes accidentales y violentas. Además, capta datos en las Oficialías del Registro Civil a través de actas y certificados de defunción. Esta información se complementa con la proporcionada por las Agencias del Ministerio Público mediante cuadernos estadísticos.

Los homicidios forman parte de las defunciones accidentales y violentas, cuya clasificación se determina con base en las afecciones y lesiones (causas), la presunción del tipo de defunción y el motivo de la lesión, registrados por el certificante en el certificado de defunción. Las primeras dos son fundamentales para distinguir entre un presunto homicidio, un presunto accidente o un presunto suicidio, aunque en algunos casos el certificante carece de elementos suficientes para identificar la intencionalidad del hecho ocurrido.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) recolecta la información para generar la estadística de defunciones registradas, de manera directa, en las Oficialías del Registro Civil (certificados y actas de defunción), en las Agencias del Ministerio Público (cuadernos estadísticos de defunción) y en los Servicios Médicos Forenses (certificado de defunción). El certificado de defunción es el principal instrumento de captación, el cual contiene las causas que provocaron la muerte de una persona; el certificado es complementado con la información de las actas de defunción y de los cuadernos estadísticos de defunción. A partir de estos instrumentos, el INEGI utiliza la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud Décima Revisión (CIE-10), establecida por la Organización Mundial de la Salud, para la codificación estandarizada de la causa básica de la muerte.

La incidencia de homicidios en el estado de Durango se redujo en un 12.5% al pasar de 200 en 2017 a 175 en 2018, situando a nuestra entidad dentro de los cinco estados a nivel nacional con mas baja incidencia en este delito con una tasa de 10 por cada 100 mil habitantes y el promedio nacional se dispara a 29, así lo reveló ayer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) al dar a conocer las estadísticas preliminares, a nivel nacional y por entidad federativa, de los homicidios registrados en el país durante el año pasado.

Las estadísticas revelan que en 2018 se registraron 35 mil 964 homicidios en México. Es decir, una razón de 29 homicidios por cada 100 mil habitantes a nivel nacional, tasa que es superior a la registrada en 2017, que fue de 26 homicidios por cada 100 mil habitantes. Estas cifras se derivan de la estadística de defunciones registradas, a partir de los registros administrativos de defunciones accidentales y violentas, los cuales son generados por las entidades federativas y que son recopilados mensualmente por el INEGI.

Cabe señalar que la reducción del registro de homicidios es exponencial si se compara con el año de 2011 cuando se reportaron un total de mil 063.

Del año 2011 al 2014 esta cifra fue a la baja al contabilizar mil 063, en 2011; 822 en 2012; 473 en 2013; 348 en 2014 y 198 en 2015. En 2016 se incrementó la cifra a 214 homicidios y en 2017 se reportaron 200.

Durango figura así en el quinto lugar nacional con menos incidencia de homicidios con un total de 10 por cada 100 mil habitantes, superado por Yucatán con 3, Aguascalientes con 6 y Campeche y Coahuila con 8 respectivamente.

A partir de 2015, el INEGI capta información de presuntos homicidios directamente de los Servicios Médicos Forenses por medio de los certificados de defunción que emiten para las muertes accidentales y violentas. Además, capta datos en las Oficialías del Registro Civil a través de actas y certificados de defunción. Esta información se complementa con la proporcionada por las Agencias del Ministerio Público mediante cuadernos estadísticos.

Los homicidios forman parte de las defunciones accidentales y violentas, cuya clasificación se determina con base en las afecciones y lesiones (causas), la presunción del tipo de defunción y el motivo de la lesión, registrados por el certificante en el certificado de defunción. Las primeras dos son fundamentales para distinguir entre un presunto homicidio, un presunto accidente o un presunto suicidio, aunque en algunos casos el certificante carece de elementos suficientes para identificar la intencionalidad del hecho ocurrido.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) recolecta la información para generar la estadística de defunciones registradas, de manera directa, en las Oficialías del Registro Civil (certificados y actas de defunción), en las Agencias del Ministerio Público (cuadernos estadísticos de defunción) y en los Servicios Médicos Forenses (certificado de defunción). El certificado de defunción es el principal instrumento de captación, el cual contiene las causas que provocaron la muerte de una persona; el certificado es complementado con la información de las actas de defunción y de los cuadernos estadísticos de defunción. A partir de estos instrumentos, el INEGI utiliza la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud Décima Revisión (CIE-10), establecida por la Organización Mundial de la Salud, para la codificación estandarizada de la causa básica de la muerte.

Local

Gobernador se compromete a gestionar obras para Durango

El mandatario estatal acudió a la toma de protesta de la CMIC, donde hizo un recuento de las obras que se realizaron en materia hidráulica, carretera y escuelas

Policiaca

Destruye Ejército 5 hectáreas de amapola

No hubo personas detenidas y no pueden especificar a qué cártel pertenecen

Policiaca

Localizan 4 autos robados

En diferentes puntos de la ciudad, fueron localizados por elementos de la Policía Investigadora de Delitos