imagotipo

Actuar con urgencia en desafíos de migración y seguridad, pide Osorio

El secretario de Gobernación. Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que la interdependencia entre México y Estados Unidos exige que las fronteras sean más que líneas divisorias para convertirse también en puntos de unión, de colaboración e intercambio, y en los que la colaboración sea pilar de prosperidad y la seguridad de todos.

En su mensaje en el marco de la Conferencia sobre Seguridad y Prosperidad en Centroamérica que se llevó a cabo en Miami, Estados Unidos, el encargado de la política interior del país, dijo que los retos nacionales y regionales que se enfrentan en Centro y Norteamérica son múltiples y complejos, por lo que exige una acción decidida para hacerles frente.

Subrayó que, ante la dimensión de estos desafíos, lo mismo en materia de seguridad, que de migración o desarrollo, se debe actuar con sentido de urgencia.

“Como gobiernos estamos llamados a tomar decisiones de fondo, que permitan remontar inercias históricas y derribar limitantes para abrir mayores caminos al progreso. Decisiones que vayan a la raíz y a las causas de fondo de las problemáticas, y que no terminen siendo simples paliativos”, externó.

Posteriormente en un mensaje a medios, el funcionario, dijo que en esta conferencia, las diferentes delegaciones definieron como prioritario reforzar las acciones corresponsables ante problemáticas como la violencia, el narcotráfico o el tráfico de personas.

“Por ello, México y Estados Unidos nos hemos comprometido a acompañar el gran esfuerzo de fortalecimiento institucional que los gobiernos centroamericanos realizan. Los acuerdos que aquí se han tomado son fundamentales en este objetivo, y México se compromete a impulsarlos como parte de la agenda común para la construcción de un futuro de prosperidad compartida”, manifestó el titular de la Secretaría de Gobernación.

Agregó que a partir de este diálogo, el reto es aún mayor: pasar de los acuerdos a las acciones concretas, pues solo en los hechos será posible transitar del entendimiento, a una auténtica alianza regional en favor de la seguridad y la prosperidad.
Pide Kelly que ya no migren a EU

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se pronunció ayer contra la inmigración ilegal y expresó la disposición del gobierno de su país a cooperar para crear oportunidades de trabajo en América Central, y así evitar el flujo de indocumentados hacia territorio estadunidense.

El funcionario se refirió también al narcotráfico y a la lucha contra las organizaciones trasnacionales del crimen, durante el segundo día de sesiones de la Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica que se realiza en el Comando Sur de Miami.

El funcionario enfatizó que la solución de esos temas favorecería “los viajes legales y el comercio legal”.

“Nuestra misión está directamente afectada por lo que está sucediendo en América Latina”, dijo Kelly, tras señalar que los países de la región deben “concentrarse en proveer más oportunidades a sus ciudadanos”.

“La seguridad y la prosperidad van de la mano; No se puede hacer una sin la otra”, subrayó.

Kelly habló de su período al frente del Comando Sur de Estados Unidos y dijo que ahí conoció “de primera mano lo que la violencia está haciendo a nuestros vecinos centroamericanos”.

El secretario de Seguridad reconoció que los problemas de los países centroamericanos están relacionados con la demanda estadunidense de drogas y que como consecuencia de la violencia, las familias centroamericanas envían a sus “preciosos hijos” al norte.

Mencionó los peligros del viaje, en especial las bandas criminales y los abusos que sufren las mujeres y dijo que por ello con esta iniciativa “estamos tratando de dar a los ciudadanos de la región una opción”.

Kelly afirmó que no hay nada que le gustaría ver más al final de la conferencia “que más países se centren en proporcionar más oportunidades a sus ciudadanos”.