/ sábado 18 de mayo de 2019

De padres a investigadores de feminicidios para hallar justicia

Jesús Benítez lucha porque se haga justicia en el asesinato de su hija Verónica, ultimada presuntamente por su esposo

La familia de Verónica Guadalupe Benítez Vega, estudiante de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, libró una lucha titánica contra el Estado para que su crimen fuera reconocido como feminicidio por las autoridades judiciales mexiquenses.

Sin embargo, ahora temen que el homicida y esposo, Luis Ángel Reyes, quien ya fue sentenciado a 55 de años de cárcel, con argucias legales de sus defensores, volteen el caso y él pueda obtener la libertad con un recurso legal gracias a la supuesta amistad que, aseguran, tener con magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México.

Su papá, Jesús Benítez, señaló que teme que esto se haga realidad, “pero lo único que queremos nosotros es que se haga justicia”, y aseguró que los peritajes demostraron que su hija no fue asesinada por dos personas que quisieron quitarle a su bebé, como afirmó el esposo.

EL CASO

Verónica Guadalupe fue encontrada sin vida el 6 de julio de 2017 en San José del Vidrio, Estado de México, con 17 heridas por arma blanca y golpes de un tabicón.

Su esposo, en sus primeras declaraciones reportó que habían sido víctimas de un intento de secuestro de su bebé, pero cayó en contradicciones y en los peritajes se descubrió que la víctima se había defendido y arañó a su agresor.

La piel que estaba en las uñas de la víctima era precisamente de Luis Ángel Reyes, a pesar que en principio se dijo que él mismo se había infringido las heridas para tener una coartada.

No obstante, dos personas que pasaron por ahí vieron que su esposo la golpeaba, junto con su mamá, justamente en la escena del crimen y el día de los hechos. Además, la señora alteró la escena del crimen, le quitó el celular a la víctima.

Además, el homicida fue apoyado por maestros de la escuela, donde trabajaba su mamá, quienes lo ayudaron a quitarse la ropa manchada de sangre, a lavarse y le prestaron un chaleco, lo cual fue observado por alumnos del quinto y sexto año de primaria.

Otra prueba en contra de Luis Ángel fue que Verónica Guadalupe tenía en su cuerpo dos trozos de metal, que correspondían a los cuchillos que usaba para la preparación de alimentos.

“Pero afortunadamente los peritos de la procuraduría, muy disciplinados y estudiosos, me sorprendieron, porque yo pensé que de ahí podría venir el fallo, todo lo hicieron perfecto, pero el problema está en los Ministerios Públicos”, comentó el padre de la víctima.

DOS AÑOS DESPUÉS

A casi dos años del feminicidio, precisó que no está resignado, porque era la hija más chica, "que ya nada es igual y mucha gente te dice échale ganas", pero su hogar y su familia están destrozados, “ya perdimos parte de nuestra vida, ya no va a ser igual”.

Originarios de San José del Vidrio, Estado de México, donde se cometió el crimen, informó que les costó mucho que las autoridades lo reconocieran como feminicidio y que los cinco agentes del Ministerio Público (MP) ponían trabas para todo, rechazaban incluso hacer reconstrucción de hechos.



La familia de Verónica Guadalupe Benítez Vega, estudiante de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, libró una lucha titánica contra el Estado para que su crimen fuera reconocido como feminicidio por las autoridades judiciales mexiquenses.

Sin embargo, ahora temen que el homicida y esposo, Luis Ángel Reyes, quien ya fue sentenciado a 55 de años de cárcel, con argucias legales de sus defensores, volteen el caso y él pueda obtener la libertad con un recurso legal gracias a la supuesta amistad que, aseguran, tener con magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México.

Su papá, Jesús Benítez, señaló que teme que esto se haga realidad, “pero lo único que queremos nosotros es que se haga justicia”, y aseguró que los peritajes demostraron que su hija no fue asesinada por dos personas que quisieron quitarle a su bebé, como afirmó el esposo.

EL CASO

Verónica Guadalupe fue encontrada sin vida el 6 de julio de 2017 en San José del Vidrio, Estado de México, con 17 heridas por arma blanca y golpes de un tabicón.

Su esposo, en sus primeras declaraciones reportó que habían sido víctimas de un intento de secuestro de su bebé, pero cayó en contradicciones y en los peritajes se descubrió que la víctima se había defendido y arañó a su agresor.

La piel que estaba en las uñas de la víctima era precisamente de Luis Ángel Reyes, a pesar que en principio se dijo que él mismo se había infringido las heridas para tener una coartada.

No obstante, dos personas que pasaron por ahí vieron que su esposo la golpeaba, junto con su mamá, justamente en la escena del crimen y el día de los hechos. Además, la señora alteró la escena del crimen, le quitó el celular a la víctima.

Además, el homicida fue apoyado por maestros de la escuela, donde trabajaba su mamá, quienes lo ayudaron a quitarse la ropa manchada de sangre, a lavarse y le prestaron un chaleco, lo cual fue observado por alumnos del quinto y sexto año de primaria.

Otra prueba en contra de Luis Ángel fue que Verónica Guadalupe tenía en su cuerpo dos trozos de metal, que correspondían a los cuchillos que usaba para la preparación de alimentos.

“Pero afortunadamente los peritos de la procuraduría, muy disciplinados y estudiosos, me sorprendieron, porque yo pensé que de ahí podría venir el fallo, todo lo hicieron perfecto, pero el problema está en los Ministerios Públicos”, comentó el padre de la víctima.

DOS AÑOS DESPUÉS

A casi dos años del feminicidio, precisó que no está resignado, porque era la hija más chica, "que ya nada es igual y mucha gente te dice échale ganas", pero su hogar y su familia están destrozados, “ya perdimos parte de nuestra vida, ya no va a ser igual”.

Originarios de San José del Vidrio, Estado de México, donde se cometió el crimen, informó que les costó mucho que las autoridades lo reconocieran como feminicidio y que los cinco agentes del Ministerio Público (MP) ponían trabas para todo, rechazaban incluso hacer reconstrucción de hechos.



Local

Duranguenses, poquito "cabezones": Soledad Ruiz

Reforzó, de que además los duranguenses se van con la finta, y toman confianza porque hay confusión en la información cuando nos dicen que el primer de junio se reabren algunos sectores productivos, cuando en realidad el riesgo de contagio hoy es más latente

Policiaca

[Video] Viento derriba árbol en Zona Centro

Luego de cuantificar los daños, DMPC informó que no hubo lesionados

Local

Arrancan conclusión de Colector Pluvial

La obra será realizada por constructores locales, que generarán 85 empleos directos

Política

[Exclusiva] Slim impulsa norma para certificar al INE

Se busca aplicar un sistema de gestión de la calidad en la organización de procesos electorales

Mundo

Para EU, Hong Kong ya no es autónomo

Revoca estatus especial y lo eliminará como centro comercial mundial; siguen las protestas violentas

Finanzas

Disruptores | Apperto: el tango de la ciudad pequeña

La plataforma de comercio digital busca llegar a esos centros urbanos que no están en el mapa de Uber, Rappi o Nubank

Sociedad

Urge programa de regularización para estudiantes: Sylvia Schmelkes

La expresidenta del desaparecido INEE propone que por los efectos de la pandemia, los estudiantes no obtengan calificación y que todos pasen de grado

Mundo

Por fake news, van por aliados de Bolsonaro

La Policía Federa registró oficinas y residencias de decenas de personas vinculadas al "bolsonarismo"

Sociedad

Educación autogestiva: oportunidad ante el Covid-19

Dejar tareas y mandar copias escaneadas con actividades a los padres de los alumnos no cuenta como educación