/ lunes 23 de julio de 2018

El escándalo pega a esposa de Macron: quieren que testifique

Inculpan a Benalla, a su colaborador y a tres funcionarios policiales por agresión a manifestantes

PARÍS, Francia. Brigitte Macron, la esposa del presidente francés, podría ser convocada como testigo para declarar en el escándalo del responsable de seguridad del Palacio del Elíseo, Alexandre Benalla, acusado de agredir a dos manifestantes y usurpar credenciales policiales.

"Si Emmanuel Macron rehúsa dar explicaciones sobre ese escándalo, pediremos interrogar a su esposa", anunció ayer Ugo Bernalicis, diputado del movimiento de ultra izquierda France Insumisa.

El parlamentario argumenta que una de las misiones de Benalla era la seguridad de la pareja. Numerosas fotos y videos confirman que, entre otras funciones, ese funcionario de 26 años también se encargaba de la protección del matrimonio en los periodos de descanso y en actividades de carácter privado.

La justicia, mientras tanto, decidió anoche inculpar a Benalla, a su colaborador Vincent Crase y a tres funcionarios policiales de alto rango implicados en el caso.

El responsable de seguridad del Elíseo y su colaborador Vincent Crase fueron oficialmente acusados de “violencias en reunión”, “uso de insignias reglamentadas en lugares públicos y en forma indebida”, “malversación de imágenes de videos de seguridad” y “violación de secreto profesional”.

Esos cargos aluden a las agresiones cometidas contra dos personas en la manifestación del 1 de mayo, en las cuales actuaron usando un casco de protección y un brazalete que los identificaba como policías. Benalla también se hizo entregar las grabaciones de ese incidente.

Los tres policías inculpados fueron responsabilizados, por su parte, por haberle facilitado una copia de esos videos.

Como consecuencia de ese episodio, que se transformó en un escándalo político de grandes proporciones, la Asamblea Nacional se vio obligado ayer a retirar el proyecto de revisión de la Constitución, pues los partidos de la oposición de negaban a continuar tratando el tema hasta que el gobierno no terminara de aclarar su responsabilidad en el caso Benalla.

El proceso de explicación comenzará hoy con el testimonio público y bajo juramento del ministro de Interior, Gérard Collomb, que será transmitido por radio y televisión.

Esas declaraciones permitirán tener una primera idea de la verdadera dimensión política que puede tener ese escándalo.

En una reunión que tuvo lugar ayer con un círculo muy reducido de colaboradores, Macron reconoció que se han producido "disfunciones" en el "caso Benalla", cuyas actuaciones consideró "inaceptables" y se comprometió a tratar con firmeza, publicó la web del diario "Le Figaro".

Según la emisora "France Info", Macron aseguró que hablará en público del caso "cuando lo considere útil" y, por el momento, aguarda a las conclusiones de las diferentes investigaciones abiertas

Esta foto tomada el 1 de mayo de 2018 muestra al jefe de seguridad del Elysee, Alexandre Benalla (C) con una visera de la policía, al lado de Vincent Crase (C, izquierda), un asistente de seguridad para la fiesta Republic on the Move de Macron, mientras arrastran a un manifestante durante el 1 de mayo protestas en París.


PARÍS, Francia. Brigitte Macron, la esposa del presidente francés, podría ser convocada como testigo para declarar en el escándalo del responsable de seguridad del Palacio del Elíseo, Alexandre Benalla, acusado de agredir a dos manifestantes y usurpar credenciales policiales.

"Si Emmanuel Macron rehúsa dar explicaciones sobre ese escándalo, pediremos interrogar a su esposa", anunció ayer Ugo Bernalicis, diputado del movimiento de ultra izquierda France Insumisa.

El parlamentario argumenta que una de las misiones de Benalla era la seguridad de la pareja. Numerosas fotos y videos confirman que, entre otras funciones, ese funcionario de 26 años también se encargaba de la protección del matrimonio en los periodos de descanso y en actividades de carácter privado.

La justicia, mientras tanto, decidió anoche inculpar a Benalla, a su colaborador Vincent Crase y a tres funcionarios policiales de alto rango implicados en el caso.

El responsable de seguridad del Elíseo y su colaborador Vincent Crase fueron oficialmente acusados de “violencias en reunión”, “uso de insignias reglamentadas en lugares públicos y en forma indebida”, “malversación de imágenes de videos de seguridad” y “violación de secreto profesional”.

Esos cargos aluden a las agresiones cometidas contra dos personas en la manifestación del 1 de mayo, en las cuales actuaron usando un casco de protección y un brazalete que los identificaba como policías. Benalla también se hizo entregar las grabaciones de ese incidente.

Los tres policías inculpados fueron responsabilizados, por su parte, por haberle facilitado una copia de esos videos.

Como consecuencia de ese episodio, que se transformó en un escándalo político de grandes proporciones, la Asamblea Nacional se vio obligado ayer a retirar el proyecto de revisión de la Constitución, pues los partidos de la oposición de negaban a continuar tratando el tema hasta que el gobierno no terminara de aclarar su responsabilidad en el caso Benalla.

El proceso de explicación comenzará hoy con el testimonio público y bajo juramento del ministro de Interior, Gérard Collomb, que será transmitido por radio y televisión.

Esas declaraciones permitirán tener una primera idea de la verdadera dimensión política que puede tener ese escándalo.

En una reunión que tuvo lugar ayer con un círculo muy reducido de colaboradores, Macron reconoció que se han producido "disfunciones" en el "caso Benalla", cuyas actuaciones consideró "inaceptables" y se comprometió a tratar con firmeza, publicó la web del diario "Le Figaro".

Según la emisora "France Info", Macron aseguró que hablará en público del caso "cuando lo considere útil" y, por el momento, aguarda a las conclusiones de las diferentes investigaciones abiertas

Esta foto tomada el 1 de mayo de 2018 muestra al jefe de seguridad del Elysee, Alexandre Benalla (C) con una visera de la policía, al lado de Vincent Crase (C, izquierda), un asistente de seguridad para la fiesta Republic on the Move de Macron, mientras arrastran a un manifestante durante el 1 de mayo protestas en París.


Local

Acuerdan promoción Durango y Mazatlán

Los acuerdos que benefician a ambos destinos son siempre positivos para una reactivación económica más eficiente

Policiaca

Muere bebé por maltrato familiar

Al parecer por maltrato familiar, debido a que presentó diversas heridas en varias partes del cuerpo

Deportes

Culmina otra exitosa “Semana RecreActiva Inmude 2020”

Se tuvieron en esta ocasión más de 150 inscritos premiados

Gossip

Top dog, el desafío que descubre al "Mejor Perro de América”

Este show pone a prueba las habilidades de concursantes caninos junto con sus dueños y entrenadores por un premio con causa

Cultura

Premio Mayor, a la memoria de Carlos Monsiváis

La Lotería Nacional develará este lunes en el Museo del Estanquillo el billete que conmemora el décimo aniversario luctuoso del escritor

Sociedad

“Estamos en la pelea por el agua”, reiteran agricultores de Chihuahua

Aseguran que de continuar el trasvase de las presas Madero y Boquilla se va a generar un problema social

Sociedad

Sedena gasta mil 176 mdp por Covid-19

Suman 107 militares fallecidos, 3 mil 876 positivos al contagio y 283 ocuparon una cama en hospitales

Gossip

Interpretar a Chisca Garza me provocó pesadillas: Cassandra Sánchez-Navarro

Darle vida a esta problemática mujer en la serie El Dragón, generó en la actriz sensaciones desagradables

Política

A la Corte, reformas electorales estatales

Según registros del máximo tribunal del país, a la fecha, hay una veintena de acciones de inconstitucionalidad promovidas