imagotipo

Choque deja dos muertos

  • El Sol de Durango
  • en Policía

Una muerte instantánea sufrió ayer por la mañana, entre hierros retorcidos, la joven Andrea Hernández Rodríguez, de 34 años de edad, quien se desempeñaba como vigilante de una empresa privada de seguridad, al momento de viajar de copiloto en un auto Nissan Tsuru conducido por su compañero de trabajo, Jorge Rocha Navarro, quien resultó herido y falleció al ser internado en el Hospital General de Zona 1 del Seguro Social.

De acuerdo a la información proporcionada a El Sol de Durango por el vocero de la Dirección Municipal de Seguridad Pública, Miguel Ángel Barretero Villa, el horrible encontronazo lateral vehicular ocurrió a eso de las siete horas a la altura del crucero del bulevar Francisco Zarco y calle  Orilla del Mundo, en la colonia Octavio Paz, por donde circulaba el auto Nissan, manejado por el ahora occiso Jorge.

Al tratar de tomar bulevar ubicado por el antiguo camino a Contreras, allá por el Hospital Siquiátrico,  éste  le invadió el carril de circulación a la camioneta que tripulaba José Luis Moreno, quien se dirigía a su trabajo y no pudo evitar el percance y embistió de lleno al Tsuru en su parte lateral derecha donde quedó sin vida entre hierros retorcidos la joven Andrea Hernández Rodríguez, mientras que en pocos minutos personal tanto de paramédicos de la Cruz Roja de la Dirección Municipal de Protección Civil ocurrieron  al lugar del accidente para prestar auxilio a los ocupantes de ambos vehículos.

Por la joven Andrea ya nada pudieron hacer, mientras que rescataron  a su compañero Jorge y lo trasladaron junto con José Luis, de 33 años de edad, quien tripulaba una camioneta Toyota pick-up Tundra, modelo 2000, color cobre, al citado hospital, donde falleció el primero.

De lo anterior conoció el agente del Ministerio Público en turno adscrito a la Fiscalía General del Estado, quien levantó las averiguaciones correspondientes y una vez que con la ayuda de “las quijadas de la vida” los elementos de Protección Civil Municipal rescataron el cuerpo sin vida de la joven, al igual que el de  su compañero, quien falleció minutos más tarde en el hospital, ordenó que fuera llevado al anfiteatro del Servicio Médico Forense para la práctica de la necropsia de ley.