imagotipo

En alerta Chihuahua por asesinato de El Gato en Jalisco

Por David Varela

La Fiscalía General del Estado identificó la zona noroeste de Chihuahua como la región en la que tenía influencia Jesús Luján Weckmann, operador financiero de la organización criminal La Línea, que fue asesinado el pasado lunes en Zapopan, Jalisco, y debido al nivel del sujeto apodado como El Gato, se activó una alerta en todas las corporaciones por las movilizaciones que pudieran generarse tras su deceso.

El sujeto abatido la mañana del lunes pasado, estaría encargado de movilizar al grupo armado conocido como Los Linces, desde Ciudad Juárez, Chihuahua, ya que operaba desde la frontera las acciones del grupo delictivo La Línea.

Los datos de inteligencia de la Agencia Estatal de Investigación, marcan a Jesús Luján Weckmann como uno de los líderes en Chi-huahua, incluso por encima de Arturo Quintana Quintana, alias El 80 y de Roberto González Montes, alias El 32.

El Gato, como se le apodaba, controlaba las operaciones desde Ciudad Juárez hasta Cuauhtémoc, Madera, Namiquipa, Gómez Farías, Villa Ahumada, Ascensión, Buenaventura, Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes, Galeana, Janos, Ignacio Zaragoza, Guadalupe Distrito Bravos, Praxedis G. Guerrero, principalmente.

Desde Ciudad Juárez, Jesús Luján Weckmann movilizaba a los integrantes de Los Linces, grupo armado que opera para La Línea y el Nuevo Cártel de Juárez.

Derivado del homicidio del líder de La Línea en Chihuahua, las corporaciones estatales y municipales emitieron una alerta, con el objetivo de estar preparados para cualquier movimiento que se derive del asesinato de Jesús Luján Weckmann.

Existe en el área de  inteligencia de la fiscalía general, la especulación de que fue dentro de la misma organización criminal que se ordenó el asesinato de quien fungía como operador financiero y encargado de movilizar a Los Linces.

Hasta hace poco, se le ubicaba en Ciudad Juárez, por lo que su estadía en Zapopan, Jalisco, se toma como la huida del propio Jesús Luján de La Línea, que habría acomodado ya a otra persona encargada de la zona noroeste de Chihuahua.

Si bien se menciona dicha información por las fuentes de inteligencia, no se descarta que el homicidio esté relacionado con unión entre el grupo Los Zetas y el Nuevo Cártel de Juárez.

Lo que sí se espera, es movimiento dentro de la estructura de la organización criminal, que pudiera derivar en el recrudecimiento de los enfrentamientos a balazos entre grupos del mismo grupo del narcotráfico.

Jesús Luján Weckmann, tiene familiares en Namiquipa, sector controlado por Arturo Quintana Quintana, alias El 80, quien estaría protegiendo a dichas personas, mientras que de la misma organización La Línea, se busca quitar la influencia que tenían.

Además, se prevé que los grupos rivales del Nuevo Cártel de Juárez, aprovechen la desestabilidad que causa la baja de uno de los organizadores y coordinadores de las operaciones en todo Chihuahua.
RECOMENDARON MAYOR SEGURIDAD AL GOBERNADOR PERO SE NEGÓ

El secretario general, César Jáuregui Robles dio a conocer que tras el asesinato de Jesús Luján Weckmann, se le recomendó al gobernador Javier Corral Jurado incrementar su seguridad personal, pero no accedió.

Fue el mismo Jáuregui Robles quien reconoció la alerta en la que entró la Fiscalía General del Estado, pues se ha visto, luego que grandes objetivos del Estado Mexicano son abatidos, se dan situaciones de enfrentamientos con otras instancias criminales que buscan apoderarse del territorio, o “la plaza”.

Aceptó que se tomarán medidas extra de seguridad e, incluso, al gobernador Javier Corral se le recomendó incrementar sus escoltas, pues fue el hoy fallecido quien lo amenazó durante la campaña. “No ha aceptado el gobernador”, dijo el secretario general.