/ domingo 16 de junio de 2024

Desde el pizarrón

Formación situada en el sistema educativo mexicano


En la publicación anterior, ofrecí algunos elementos históricos que han dado cariz a nuestro Sistema Educativo Mexicano, el surgimiento de su legislación, los principales postulados, algunos de sus ideólogos y la política que se ha seguido para hacer que el profesorado obtenga herramientas actualizadas para realizar intervenciones pedagógicas y didácticas de época, ante la transformación que van teniendo los educandos, producto de la evolución social. Hoy me quiero referir a una estrategia de la formación continua para maestras y maestros, que ha venido permeando durante los últimos tiempos, la formación situada.

La formación situada es una táctica de desarrollo profesional que se ha ido consolidando en el Sistema Educativo Mexicano como una respuesta a la necesidad de adaptar la capacitación docente al contexto real de la enseñanza; este enfoque pone énfasis en el aprendizaje en el lugar de trabajo, promoviendo la reflexión y la acción en situaciones concretas del aula y la escuela.

Para comprender la permeabilidad y el impacto que la formación situada ha tenido en los contextos escolares, es preciso primero poder identificar que ésta se sustenta en el principio de que el aprendizaje es más efectivo cuando se realiza en el contexto en el que se va a aplicar. A diferencia de los cursos teóricos, esta estrategia se centra en la práctica y en la resolución de problemas reales que enfrentan los docentes en su labor diaria, lo que facilita la transferencia de conocimientos y habilidades directamente al entorno educativo, fomentando una mejora continua y contextualizada.

En nuestro Sistema Educativo, los Consejos Técnicos Escolares (CTE), han sido una de las principales vías para la formación situada; las reuniones periódicas para analizar y discutir los problemas específicos de cada escuela, en que los docentes, junto con el equipo directivo, desarrollan planes de acción basados en las necesidades y características particulares de su comunidad escolar, han permitido la implementación de estrategias pedagógicas adaptadas y la mejora continua del proceso educativo.

Una de las figuras educativas que fueron establecidas para desempeñar un papel crucial en la formación situada son los Asesores Técnico Pedagógicos; estos profesionales tienen la encomienda de brindar apoyo y orientación directa en las escuelas, trabajando codo a codo con los docentes para identificar áreas de mejora y desarrollar prácticas pedagógicas efectivas. La asesoría in situ permite un acompañamiento personalizado y contextualizado, facilitando el aprendizaje activo y la aplicación inmediata de nuevas estrategias.

Adicionalmente, para apoyo de la formación situada se han creado las Comunidades de Aprendizaje, grupos de docentes que colaboran para resolver problemas comunes y compartir experiencias exitosas. Estas comunidades se basan en la premisa de que el aprendizaje colaborativo es fundamental para la formación situada; a través de reuniones regulares, observaciones de clases y discusiones reflexivas, los docentes pueden aprender unos de otros y adaptar sus prácticas a las necesidades específicas de sus alumnos.

La Formación Situada presenta algunos beneficios para el mejoramiento de la educación, por una parte asegura que el aprendizaje sea relevante y directamente aplicable, lo que aumenta la motivación y el compromiso de los docentes al centrarse en problemas reales del aula, los maestros pueden ver el impacto inmediato de sus nuevas habilidades y conocimientos; además, se promueve una cultura de mejora continua, donde los docentes están constantemente evaluando y ajustando sus prácticas basadas en la retroalimentación y la reflexión; también, la colaboración entre docentes fomenta el desarrollo profesional colectivo; al trabajar juntos, los maestros pueden compartir recursos, estrategias y apoyarse mutuamente en su crecimiento profesional, fortaleciendo así el sentido de comunidad y trabajo en equipo que permite una mayor adaptabilidad y flexibilidad en el desarrollo profesional, con lo que los docentes pueden ajustar sus prácticas de acuerdo con las necesidades específicas de sus estudiantes y el contexto escolar, lo que resulta en una educación más personalizada y efectiva; todos estos elementos conducen a una evolución constante de la calidad educativa.

A pesar de sus múltiples beneficios, la formación situada también enfrenta desafíos; su implementación efectiva requiere un compromiso fuerte por parte de todos los actores educativos, así como una adecuada coordinación y recursos suficientes; además, es crucial garantizar que los asesores y facilitadores estén bien preparados para apoyar a los docentes en el contexto específico de cada escuela, así como promover la colaboración y reflexión colectiva, con lo que se contribuirá a una mejora continua y sostenible de la calidad educativa; así, la formación situada se consolidará como una práctica fundamental para el fortalecimiento del Sistema Educativo Mexicano.


Formación situada en el sistema educativo mexicano


En la publicación anterior, ofrecí algunos elementos históricos que han dado cariz a nuestro Sistema Educativo Mexicano, el surgimiento de su legislación, los principales postulados, algunos de sus ideólogos y la política que se ha seguido para hacer que el profesorado obtenga herramientas actualizadas para realizar intervenciones pedagógicas y didácticas de época, ante la transformación que van teniendo los educandos, producto de la evolución social. Hoy me quiero referir a una estrategia de la formación continua para maestras y maestros, que ha venido permeando durante los últimos tiempos, la formación situada.

La formación situada es una táctica de desarrollo profesional que se ha ido consolidando en el Sistema Educativo Mexicano como una respuesta a la necesidad de adaptar la capacitación docente al contexto real de la enseñanza; este enfoque pone énfasis en el aprendizaje en el lugar de trabajo, promoviendo la reflexión y la acción en situaciones concretas del aula y la escuela.

Para comprender la permeabilidad y el impacto que la formación situada ha tenido en los contextos escolares, es preciso primero poder identificar que ésta se sustenta en el principio de que el aprendizaje es más efectivo cuando se realiza en el contexto en el que se va a aplicar. A diferencia de los cursos teóricos, esta estrategia se centra en la práctica y en la resolución de problemas reales que enfrentan los docentes en su labor diaria, lo que facilita la transferencia de conocimientos y habilidades directamente al entorno educativo, fomentando una mejora continua y contextualizada.

En nuestro Sistema Educativo, los Consejos Técnicos Escolares (CTE), han sido una de las principales vías para la formación situada; las reuniones periódicas para analizar y discutir los problemas específicos de cada escuela, en que los docentes, junto con el equipo directivo, desarrollan planes de acción basados en las necesidades y características particulares de su comunidad escolar, han permitido la implementación de estrategias pedagógicas adaptadas y la mejora continua del proceso educativo.

Una de las figuras educativas que fueron establecidas para desempeñar un papel crucial en la formación situada son los Asesores Técnico Pedagógicos; estos profesionales tienen la encomienda de brindar apoyo y orientación directa en las escuelas, trabajando codo a codo con los docentes para identificar áreas de mejora y desarrollar prácticas pedagógicas efectivas. La asesoría in situ permite un acompañamiento personalizado y contextualizado, facilitando el aprendizaje activo y la aplicación inmediata de nuevas estrategias.

Adicionalmente, para apoyo de la formación situada se han creado las Comunidades de Aprendizaje, grupos de docentes que colaboran para resolver problemas comunes y compartir experiencias exitosas. Estas comunidades se basan en la premisa de que el aprendizaje colaborativo es fundamental para la formación situada; a través de reuniones regulares, observaciones de clases y discusiones reflexivas, los docentes pueden aprender unos de otros y adaptar sus prácticas a las necesidades específicas de sus alumnos.

La Formación Situada presenta algunos beneficios para el mejoramiento de la educación, por una parte asegura que el aprendizaje sea relevante y directamente aplicable, lo que aumenta la motivación y el compromiso de los docentes al centrarse en problemas reales del aula, los maestros pueden ver el impacto inmediato de sus nuevas habilidades y conocimientos; además, se promueve una cultura de mejora continua, donde los docentes están constantemente evaluando y ajustando sus prácticas basadas en la retroalimentación y la reflexión; también, la colaboración entre docentes fomenta el desarrollo profesional colectivo; al trabajar juntos, los maestros pueden compartir recursos, estrategias y apoyarse mutuamente en su crecimiento profesional, fortaleciendo así el sentido de comunidad y trabajo en equipo que permite una mayor adaptabilidad y flexibilidad en el desarrollo profesional, con lo que los docentes pueden ajustar sus prácticas de acuerdo con las necesidades específicas de sus estudiantes y el contexto escolar, lo que resulta en una educación más personalizada y efectiva; todos estos elementos conducen a una evolución constante de la calidad educativa.

A pesar de sus múltiples beneficios, la formación situada también enfrenta desafíos; su implementación efectiva requiere un compromiso fuerte por parte de todos los actores educativos, así como una adecuada coordinación y recursos suficientes; además, es crucial garantizar que los asesores y facilitadores estén bien preparados para apoyar a los docentes en el contexto específico de cada escuela, así como promover la colaboración y reflexión colectiva, con lo que se contribuirá a una mejora continua y sostenible de la calidad educativa; así, la formación situada se consolidará como una práctica fundamental para el fortalecimiento del Sistema Educativo Mexicano.


ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 16 de junio de 2024

Desde el pizarrón

Formación situada en el sistema educativo mexicano

Guillermo Adame Calderón

domingo 09 de junio de 2024

Desde el pizarrón

La formación continua

Guillermo Adame Calderón

domingo 26 de mayo de 2024

Desde el pizarrón

El significado del día del estudiante

Guillermo Adame Calderón

domingo 19 de mayo de 2024

Desde el pizarrón

Sociedades progresistas, maestros vanguardistas

Guillermo Adame Calderón

domingo 12 de mayo de 2024

Desde el pizarrón

Durango en los ojos del mundo

Guillermo Adame Calderón

domingo 05 de mayo de 2024

Desde el pizarrón

Acreditación de carreras.

Guillermo Adame Calderón

domingo 28 de abril de 2024

Desde el pizarrón

A propósito del día del niño

Guillermo Adame Calderón

Cargar Más