/ viernes 17 de mayo de 2019

Temas de la República

Conservación del medio ambiente, otro tema ausente en campañas

A través de las redes sociales, hemos escuchado y leído la frase: “Menos plástico y más vida”, incluso algunos países han emprendido campañas para reducir el consumo de plástico de un solo uso, como el sorbete que aquí en México conocemos como “popote”.

Éste aproximadamente tiene una vida útil no mayor a 5 (cinco) minutos, para después ser desechado como residuo y terminar en los basureros, sin que los pepenadores se ocupen de ellos, por el tamaño diminuto y porque resulta un producto poco atractivo para los recicladores, porque imagínese usted cuántos popotes se necesitaría recolectar para hacer un reciclaje económicamente rentable.

De acuerdo con cifras de la red, el tiempo aproximado de degradación de un popote que los bares y restaurantes utilizan para brindarle una sensación de higiene a las bebidas que usted compra, es de 200 años, es decir, ese popote que usted usa durante dos o tres minutos (o lo que dure ingiriendo su bebida) no se desintegrará hasta 200 años después, usted y yo ya seremos polvo para entonces pero el popote apenas iniciará su periodo de desintegración, sin embargo, a pesar de lo anterior, las campañas no fijan posturas en relación con temas tan simples y a la vez tan complejos como el de combatir el consumo de plástico en nuestro país y en nuestra entidad, bueno ni siquiera las campañas locales para las presidencias municipales, se han preocupado por subir este tema al debate político.

De acuerdo con la campaña #MenosPlasticoMasVida, en Perú, en el mundo se utilizan 5 billones de bolsas de plástico al año, es decir, ¡casi 10 millones de bolsas por minuto! La pregunta es: ¿Cuántas de esas bolsas de plástico son utilizadas por usted? Cada vez que vamos a una tienda de conveniencia o a un expendio de cualquier cosa, nos llevamos el producto que compramos con una bolsa de plástico, cuando en realidad no la necesitamos, algunas veces son dos o tres productos los que compramos o consumimos y aún así, sentimos que no compramos nada si no salimos con la bolsa de plástico de la tienda de autoservicio.

De acuerdo con el World Economic Forum, The New Plastics Economy-Rethinking the future of plastics (2016), cada año se vierten hasta 10 millones de toneladas de plástico al mar, según la Según la Fundación Ellen MacArthur, si los actuales patrones de producción y consumo de plástico permanecen, hacia 2050 habrá más plástico en los océanos que peces, al momento en que usted está leyendo estas líneas, se están produciendo 500 millones de toneladas de plástico, de las cuales, 10 millones terminará en las playas y océanos, en donde la fauna marina confunde a las bolsas de plástico con medusas y las ingiere, con las nefastas consecuencias de hacerlo, tan sólo en junio del año pasado (2018), 18 cachalotes aparecieron muertos en distintas playas, con hasta 35 kilos de bolsas plásticas en su organismo, lo que nos brinda una idea del enorme reto al que nos enfrentamos.

Las aves marinas no son una excepción, se han realizado diversos estudios en ellas y se ha concluido por diferentes vías que cerca del 90% de ellas, han consumido plástico y es que las aves marinas no viven en el mar sino en las playas, en donde se dispara el consumo de plástico, estas bolsas de plástico que son confundidas por la fauna marina con alimento, tardan en degradarse hasta 400 años, aún en el mar en donde la sal coadyuva a su desintegración, 400 años que durarán flotando en nuestros mares, hasta que alguna tortuga, un cachalote, un tiburón o simplemente un pez, la ingiera y a este instante, cerca del 15% de las especies que ingieren plástico, ya se encuentran en la lista de especies en peligro de extinción, la basura en el mar, perjudica a 600 especies de fauna marina en forma directa y a toda la flora y fauna del océano.

Los residuos plásticos son trasladados por el hombre a los lugares más recónditos de la naturaleza, se han encontrado vasos de unicel que tardar hasta 1000 años en desintegrarse en la cumbre del Everest, en los cascos polares que se están derritiendo debido al calentamiento global y prácticamente no hay lugar de la tierra en donde no se encuentre basura de plástico y bueno en ocasiones que tengo el tiempo de platicar del tema, no pocas voces me dicen que mientras no les perjudique a ellos que los tontos peces se coman el plástico, empero, en realidad si debería importarnos, a esta persona en particular, le pregunté que si era cristiano o católico por lo menos, luego de preguntarme que qué tenía que ver eso, le pregunte ¿qué comía en Semana Santa? y me contestó que chuales, capirotada y… pescado, así que nosotros estamos consumiendo el plástico que los peces se comen en el mar, pero no lo entendemos así.

En 2017, Algalita Marine Research and Education, descubrió una isla totalmente cubierta de plástico, en donde las corrientes a su alrededor eran vertiginosas y por ello, depositaban los plásticos en sus más de 2.6 millones de kilómetros cuadrados, es decir, el mar tuvo que encontrar un tiradero de basura natural, por supuesto en esa isla no se encontró fauna alguna, y se presentó al mundo como el ensayo que el mar nos está haciendo para gritar que si seguimos produciendo y consumiendo plástico, la tierra y el mar se convertirán en desiertos dentro de muy poco tiempo.

Las y los candidatos a la Presidencia Municipal, deberían de tomar este tema ausente de campañas que tiene que ver con todos nosotros como comunidad y sociedad, para plantear el mejor uso de los plásticos, el aumento de impuestos para quienes produzcan, vendan o comercialicen plásticos (sobre todo de un solo uso), como vasos o platos de unicel, sorbetes o popotes, bolsas para mandado o basura, entre muchas otras, sin duda alguna, es el momento de comenzar como electores a interesar a nuestros candidatos en temas como estos, porque si a usted o a mí nos interesan, créame que al candidato de cualquier partido político le va a interesar simple y sencillamente porque le interesa su voto.

Hasta la próxima semana y me despido esta vez, no solamente agradeciéndole el interés de su lectura, sino invitándolo a pensar ¿cómo podemos vivir con menos plástico en nuestras vidas? ¿Qué podemos proponer a nuestros candidatos para sumar vida y restar plástico en nuestros espacios?

Conservación del medio ambiente, otro tema ausente en campañas

A través de las redes sociales, hemos escuchado y leído la frase: “Menos plástico y más vida”, incluso algunos países han emprendido campañas para reducir el consumo de plástico de un solo uso, como el sorbete que aquí en México conocemos como “popote”.

Éste aproximadamente tiene una vida útil no mayor a 5 (cinco) minutos, para después ser desechado como residuo y terminar en los basureros, sin que los pepenadores se ocupen de ellos, por el tamaño diminuto y porque resulta un producto poco atractivo para los recicladores, porque imagínese usted cuántos popotes se necesitaría recolectar para hacer un reciclaje económicamente rentable.

De acuerdo con cifras de la red, el tiempo aproximado de degradación de un popote que los bares y restaurantes utilizan para brindarle una sensación de higiene a las bebidas que usted compra, es de 200 años, es decir, ese popote que usted usa durante dos o tres minutos (o lo que dure ingiriendo su bebida) no se desintegrará hasta 200 años después, usted y yo ya seremos polvo para entonces pero el popote apenas iniciará su periodo de desintegración, sin embargo, a pesar de lo anterior, las campañas no fijan posturas en relación con temas tan simples y a la vez tan complejos como el de combatir el consumo de plástico en nuestro país y en nuestra entidad, bueno ni siquiera las campañas locales para las presidencias municipales, se han preocupado por subir este tema al debate político.

De acuerdo con la campaña #MenosPlasticoMasVida, en Perú, en el mundo se utilizan 5 billones de bolsas de plástico al año, es decir, ¡casi 10 millones de bolsas por minuto! La pregunta es: ¿Cuántas de esas bolsas de plástico son utilizadas por usted? Cada vez que vamos a una tienda de conveniencia o a un expendio de cualquier cosa, nos llevamos el producto que compramos con una bolsa de plástico, cuando en realidad no la necesitamos, algunas veces son dos o tres productos los que compramos o consumimos y aún así, sentimos que no compramos nada si no salimos con la bolsa de plástico de la tienda de autoservicio.

De acuerdo con el World Economic Forum, The New Plastics Economy-Rethinking the future of plastics (2016), cada año se vierten hasta 10 millones de toneladas de plástico al mar, según la Según la Fundación Ellen MacArthur, si los actuales patrones de producción y consumo de plástico permanecen, hacia 2050 habrá más plástico en los océanos que peces, al momento en que usted está leyendo estas líneas, se están produciendo 500 millones de toneladas de plástico, de las cuales, 10 millones terminará en las playas y océanos, en donde la fauna marina confunde a las bolsas de plástico con medusas y las ingiere, con las nefastas consecuencias de hacerlo, tan sólo en junio del año pasado (2018), 18 cachalotes aparecieron muertos en distintas playas, con hasta 35 kilos de bolsas plásticas en su organismo, lo que nos brinda una idea del enorme reto al que nos enfrentamos.

Las aves marinas no son una excepción, se han realizado diversos estudios en ellas y se ha concluido por diferentes vías que cerca del 90% de ellas, han consumido plástico y es que las aves marinas no viven en el mar sino en las playas, en donde se dispara el consumo de plástico, estas bolsas de plástico que son confundidas por la fauna marina con alimento, tardan en degradarse hasta 400 años, aún en el mar en donde la sal coadyuva a su desintegración, 400 años que durarán flotando en nuestros mares, hasta que alguna tortuga, un cachalote, un tiburón o simplemente un pez, la ingiera y a este instante, cerca del 15% de las especies que ingieren plástico, ya se encuentran en la lista de especies en peligro de extinción, la basura en el mar, perjudica a 600 especies de fauna marina en forma directa y a toda la flora y fauna del océano.

Los residuos plásticos son trasladados por el hombre a los lugares más recónditos de la naturaleza, se han encontrado vasos de unicel que tardar hasta 1000 años en desintegrarse en la cumbre del Everest, en los cascos polares que se están derritiendo debido al calentamiento global y prácticamente no hay lugar de la tierra en donde no se encuentre basura de plástico y bueno en ocasiones que tengo el tiempo de platicar del tema, no pocas voces me dicen que mientras no les perjudique a ellos que los tontos peces se coman el plástico, empero, en realidad si debería importarnos, a esta persona en particular, le pregunté que si era cristiano o católico por lo menos, luego de preguntarme que qué tenía que ver eso, le pregunte ¿qué comía en Semana Santa? y me contestó que chuales, capirotada y… pescado, así que nosotros estamos consumiendo el plástico que los peces se comen en el mar, pero no lo entendemos así.

En 2017, Algalita Marine Research and Education, descubrió una isla totalmente cubierta de plástico, en donde las corrientes a su alrededor eran vertiginosas y por ello, depositaban los plásticos en sus más de 2.6 millones de kilómetros cuadrados, es decir, el mar tuvo que encontrar un tiradero de basura natural, por supuesto en esa isla no se encontró fauna alguna, y se presentó al mundo como el ensayo que el mar nos está haciendo para gritar que si seguimos produciendo y consumiendo plástico, la tierra y el mar se convertirán en desiertos dentro de muy poco tiempo.

Las y los candidatos a la Presidencia Municipal, deberían de tomar este tema ausente de campañas que tiene que ver con todos nosotros como comunidad y sociedad, para plantear el mejor uso de los plásticos, el aumento de impuestos para quienes produzcan, vendan o comercialicen plásticos (sobre todo de un solo uso), como vasos o platos de unicel, sorbetes o popotes, bolsas para mandado o basura, entre muchas otras, sin duda alguna, es el momento de comenzar como electores a interesar a nuestros candidatos en temas como estos, porque si a usted o a mí nos interesan, créame que al candidato de cualquier partido político le va a interesar simple y sencillamente porque le interesa su voto.

Hasta la próxima semana y me despido esta vez, no solamente agradeciéndole el interés de su lectura, sino invitándolo a pensar ¿cómo podemos vivir con menos plástico en nuestras vidas? ¿Qué podemos proponer a nuestros candidatos para sumar vida y restar plástico en nuestros espacios?

Local

Ha recibido Secoed 258 denuncias en el año: AF

Se informó que también se han inhabilitado a 44 funcionarios

Local

Preside  Aispuro Torres Comisión de la Conago

28 entidades federativas avalaron por unanimidad el nombramiento

Local

Reducir el presupuesto a Normales, un error: Salazar

Incongruente hablar de valorar la figura del maestro mientras el presupuesto se puede reducir en el periodo de la formación

Turismo

Alistan Día de muertos en Morelia

Con 150 actividades se llevarán a cabo las tradicionales festividades mexicanas en la entidad michoacana

Gossip

Se despide Hoy no me puedo levantar

El productor Alejandro Gou aseguro es la ultima puesta en escena del exitoso musical 

Cultura

Exhiben un rostro femenino inédito en "Otras Mujeres. La decisión de no tener hijos"

En el marco de FOTOMÉXICO 2019 se presenta otras Mujeres. La decisión de no tener hijos

Gossip

Regresa a México el homenaje a Michael Jackson

El espectáculo se basa en la esencia del cantante con sus canciones más representativas

Gossip

Willem Dafoe será dirigido por Guillermo del Toro en Nightmare Alley

El actor participará en Nightmare Alley, la nueva película del realizador mexicano que comenzará filmaciones el año siguiente y dónde compartirá créditos con Bradley Cooper, Cate Blanchett y Rooney Mara

Sociedad

Sicarios de Culiacán, menores de 25 años de edad

El titular del IMJU, Carlos Alonso Ramírez, exhortó a los jóvenes que participaron en los hechos a no perder el camino de la legalidad