/ martes 27 de noviembre de 2018

Unión matrimonial de Ilse Rodríguez y Alberto Flores

Familiares y amigos de la enamorada pareja los acompañaron en su misa de esponsales que tuvo lugar en el templo de Nuestra Señora de los Ángeles

Unen sus vidas para siempre con el indisoluble lazo del matrimonio, la pareja formada por la guapa Ilse Guadalupe Rodríguez Amaya y Alberto Flores Navarro, quienes decidieron contraer nupcias tras un hermoso noviazgo.

La feliz pareja de enamorados se dio cita en el hermoso Templo de Nuestra Señora de los Ángeles, para presenciar la emotiva ceremonia frente a Dios, y con sus familiares y amistades teniéndolos como testigos, ahí la pareja se juró amor eterno, al darse el “Sí, acepto” que los convierte en marido y mujer.

Los acompañaron en esta especial ceremonia sus orgullosos padres, José Alfredo Rodríguez y Yolanda Amaya, así como Esteban Flores Álvarez y Guadalupe Navarro de Flores.

Participaron en el cortejo nupcial los padrinos de anillos, Rodrigo Rojas y Claudia Flores, así como los padrinos de mancuerna, Leobardo Leyva y Jimena Rosas, entre otros.

Terminada la santa misa se ofreció una elegante recepción en el salón de eventos “El Palmar”, para disfrutar junto a sus seres queridos de una fiesta encantadora en su honor, y quienes los colmaron de felicitaciones y buenos deseos por esta bonita unión.

Los asistentes degustaron de exquisitos platillos, bebidas selectas, además bailaron al ritmo del grupo Vanguardia, y pasaron una noche inolvidable junto a los múltiples invitados, quienes brindaron por la dicha y felicidad de los recién casados.


Unen sus vidas para siempre con el indisoluble lazo del matrimonio, la pareja formada por la guapa Ilse Guadalupe Rodríguez Amaya y Alberto Flores Navarro, quienes decidieron contraer nupcias tras un hermoso noviazgo.

La feliz pareja de enamorados se dio cita en el hermoso Templo de Nuestra Señora de los Ángeles, para presenciar la emotiva ceremonia frente a Dios, y con sus familiares y amistades teniéndolos como testigos, ahí la pareja se juró amor eterno, al darse el “Sí, acepto” que los convierte en marido y mujer.

Los acompañaron en esta especial ceremonia sus orgullosos padres, José Alfredo Rodríguez y Yolanda Amaya, así como Esteban Flores Álvarez y Guadalupe Navarro de Flores.

Participaron en el cortejo nupcial los padrinos de anillos, Rodrigo Rojas y Claudia Flores, así como los padrinos de mancuerna, Leobardo Leyva y Jimena Rosas, entre otros.

Terminada la santa misa se ofreció una elegante recepción en el salón de eventos “El Palmar”, para disfrutar junto a sus seres queridos de una fiesta encantadora en su honor, y quienes los colmaron de felicitaciones y buenos deseos por esta bonita unión.

Los asistentes degustaron de exquisitos platillos, bebidas selectas, además bailaron al ritmo del grupo Vanguardia, y pasaron una noche inolvidable junto a los múltiples invitados, quienes brindaron por la dicha y felicidad de los recién casados.


Local

Uniformes escolares se entregaron en tiempo

Reconoció que hay talleres que se les dificulta ir con el ritmo exigido, y el caso de que había tallares que habían terminado y otros que aún contaban con material y se les reasignó

Local

Anuncian un nuevo vuelo a la CDMX

Una quinta frecuencia de vuelo de Durango a ciudad de México logra mayor conectividad

Local

Atiende gobierno salud de jóvenes

44% de estudiantes de preparatoria requieren lentes

Policiaca

Muere a 4 años de ser baleado

El hombre permaneció estos años en estado vegetativo, pero el domingo falleció por una neumonía consecuencia del disparo

Policiaca

Muere mujer en brutal accidente

Impactó su auto contra el muro de contención y contra un tráiler

Local

Solicitan trasplantes de órganos al HG 450

Las solicitudes más frecuentes son para córneas y riñones, aunque también para hígado, intestinos y páncreas: Martínez

Local

Anuncian un nuevo vuelo a la CDMX

Una quinta frecuencia de vuelo de Durango a ciudad de México logra mayor conectividad

Local

Uniformes escolares se entregaron en tiempo

Reconoció que hay talleres que se les dificulta ir con el ritmo exigido, y el caso de que había tallares que habían terminado y otros que aún contaban con material y se les reasignó