/ domingo 22 de octubre de 2017

Aparecen notas de Einstein en Tokio: revelan su teoría de la felicidad

Saldrán a la venta el martes en la casa de subastas Winner de Jerusalén

Jerusalén.- Una nota que Albert Einstein le dio a un mensajero en Tokio porque no tenía monedas para darle propina, en la que explicaba brevemente su teoría para tener una vida feliz, ha salido a luz tras 95 años y será subastada en Jerusalén.

Corría el año 1922 y el físico nacido en Alemania, más famoso por su teoría de la relatividad, se encontraba de gira por Japón, ofreciendo conferencias.

Había sido informado recientemente de que iba a ser galardonado con el premio Nobel de Física y su fama, más allá de los círculos científicos, iba en aumento.

Un mensajero japonés llegó al Imperial Hotel de Tokio para entregarle a Einstein un mensaje. O bien el mensajero se negó a aceptar una propina, siguiendo las costumbres locales, o bien Einstein no tenía cambio para darle.

En cualquier caso, Einstein no quiso que el mensajero se fuera con las manos vacías, así que le escribió dos notas a mano en alemán, según el vendedor, familiar del mensajero.

"Quizás si tienes suerte estas notas acaben siendo mucho más valiosas que una simple propina", le dijo Einstein al mensajero, según el vendedor, un residente en Hamburgo (Alemania) que deseó permanecer en el anonimato.

Una nota, escrita en un folio con el membrete del Imperial Hotel Tokyo, afirma que "una vida sencilla y tranquila aporta más alegría que la búsqueda del éxito en un desasosiego constante".

La otra, en una hoja de papel, dice simplemente: "donde hay un deseo, hay un camino".

Foto: Facebook @AlbertEinstein

 

Resulta imposible saber si las notas eran una reflexión de Einstein acerca de su propia fama, dijo Roni Grosz, el archivista a cargo de la mayor colección de Einstein del mundo, en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Aunque las notas, hasta el momento desconocidas por los investigadores, carecen de valor científico, podrían arrojar algo de luz sobre los pensamientos íntimos del físico, cuyo nombre se convirtió en sinónimo de genio, según Grosz.

"Lo que estamos haciendo aquí es pintar el retrato de Einstein -el hombre, el científico, su efecto en el mundo- a través de sus escritos", afirmó Grosz.

"Esto es una piedra del mosaico", añadió.

Las dos notas saldrán a la venta el martes en la casa de subastas Winner de Jerusalén, junto con otros artículos, incluyendo dos cartas que Einstein escribió años después.

/amg

 

Jerusalén.- Una nota que Albert Einstein le dio a un mensajero en Tokio porque no tenía monedas para darle propina, en la que explicaba brevemente su teoría para tener una vida feliz, ha salido a luz tras 95 años y será subastada en Jerusalén.

Corría el año 1922 y el físico nacido en Alemania, más famoso por su teoría de la relatividad, se encontraba de gira por Japón, ofreciendo conferencias.

Había sido informado recientemente de que iba a ser galardonado con el premio Nobel de Física y su fama, más allá de los círculos científicos, iba en aumento.

Un mensajero japonés llegó al Imperial Hotel de Tokio para entregarle a Einstein un mensaje. O bien el mensajero se negó a aceptar una propina, siguiendo las costumbres locales, o bien Einstein no tenía cambio para darle.

En cualquier caso, Einstein no quiso que el mensajero se fuera con las manos vacías, así que le escribió dos notas a mano en alemán, según el vendedor, familiar del mensajero.

"Quizás si tienes suerte estas notas acaben siendo mucho más valiosas que una simple propina", le dijo Einstein al mensajero, según el vendedor, un residente en Hamburgo (Alemania) que deseó permanecer en el anonimato.

Una nota, escrita en un folio con el membrete del Imperial Hotel Tokyo, afirma que "una vida sencilla y tranquila aporta más alegría que la búsqueda del éxito en un desasosiego constante".

La otra, en una hoja de papel, dice simplemente: "donde hay un deseo, hay un camino".

Foto: Facebook @AlbertEinstein

 

Resulta imposible saber si las notas eran una reflexión de Einstein acerca de su propia fama, dijo Roni Grosz, el archivista a cargo de la mayor colección de Einstein del mundo, en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Aunque las notas, hasta el momento desconocidas por los investigadores, carecen de valor científico, podrían arrojar algo de luz sobre los pensamientos íntimos del físico, cuyo nombre se convirtió en sinónimo de genio, según Grosz.

"Lo que estamos haciendo aquí es pintar el retrato de Einstein -el hombre, el científico, su efecto en el mundo- a través de sus escritos", afirmó Grosz.

"Esto es una piedra del mosaico", añadió.

Las dos notas saldrán a la venta el martes en la casa de subastas Winner de Jerusalén, junto con otros artículos, incluyendo dos cartas que Einstein escribió años después.

/amg

 

Policiaca

Motociclista muere en el Felipe Pescador

Las primeras versiones señalan que chocó contra un poste

Local

Ciclistas se manifiestan a favor de la ciclovía

Fue el regidor Francisco Londres Botello, quien les informó sobre el proyecto y la decisión de suspender temporalmente la obra

Policiaca

Motociclista muere en el Felipe Pescador

Las primeras versiones señalan que chocó contra un poste

Sociedad

"Nuestra vida peligra", migrantes piden a México no ser deportados

Aseguran que no todas las personas que vienen en la caravana son malos y que la mayoría viene con ganas de trabajar

Justicia

Familia niega que diputado sea responsable de ataque con ácido a saxofonista

A través de una carta enviada a la opinión pública, Hernández García negó la participación de su esposo en los hechos

Policiaca

Jóvenes en moto se pasan luz roja y sufren accidente

El incidente ocurrió aproximadamente a las 01:30 horas, del sábado, en el cruce de avenida Universidad y bulevar Guadiana

Municipios

ISMED trabaja en coordinación con municipios

Para dar atención y detectar oportunamente los problemas de salud mental

Policiaca

Por presunto robo en escuela, municipales lo arrestan

De acuerdo con las estadísticas del SNSP, entre enero y noviembre del año pasado, la FGE, recibió 14 mil 342 denuncias por delitos contra el patrimonio