/ miércoles 1 de julio de 2020

En el T-MEC quedaron ‘rendijas’, señala Kenneth Smith

De acuerdo con el que fuera jefe negociador del tratado en la administración de EPN, en general el equipo del gobierno de AMLO respetó los acuerdos que se alcanzaron

La entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) trae diversas oportunidades para el país, pero también riesgos de demandas debido a “rendijas” que quedaron abiertas tras la negociación del Protocolo Modificatorio, anticipó Kenneth Smith, quien inició el proceso de modernización del acuerdo como jefe negociador del gobierno mexicano.

De acuerdo con el que fuera jefe negociador del tratado en la administración de Enrique Peña Nieto, en general el equipo del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador respetó los acuerdos que se alcanzaron con los países norteamericanos.

Foto: Notimex

No obstante, Smith reconoció que durante el proceso del Protocolo Modificatorio en temas laborales, medioambientales y de reglas de origen, que se llevó acabo el año pasado, el equipo encabezado por Jesús Seade aceptó “abrir ciertas rendijas” que podrían propiciar abusos por parte de Estados Unidos.

“La decisión del negociador en el Protocolo Modificatorio era apurar el cierre y llegar ya a un acuerdo que pudiera satisfacer a los demócratas en Estados Unidos. Hubo cosas buenas que se lograran como aclarar el mecanismo de selección de panelistas, pero se aceptó una serie de medidas en materia laboral que pueden afectar al país, como la posibilidad de tomar acciones en contra de empresas de las que se sospeche de una violación incluso antes de que el panel contra controversias haya tomado una decisión”, explicó en entrevista con El Sol de México.

Smith advirtió que hay riesgos de que la administración de Trump inicie con demandas contra México sobre todo en materia laboral, esto para fortalecer la imagen del mandatario estadounidense ante sindicatos y grupos proteccionistas de su país.

Agregó que entre las principales preocupaciones para el país estarán vigilar el proteccionismo de la administración estadounidense y evitar los abusos durante la campaña de reelección de Donald Trump, opinó Kenneth Smith, quien inició el proceso de modernización del acuerdo como jefe negociador del gobierno mexicano.

A más de tres años y medio después de que iniciaron las negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), bajo las amenazas del entonces nuevo presidente de Estados Unidos de salirse del principal bloque comercial del mundo, Smith asevera que el balance general del acuerdo es positivo para México.

“Vamos a tener grandes oportunidades con el acuerdo, pero hay reglas muy claras y estrictas que como país debemos cumplir para tener acceso irrestricto a Estados Unidos y Canadá. Tendremos que vigilar que el gobierno estadounidense cumpla también esas reglas y que no haya demandas frívolas en temas laborales y obstáculos al comercio”, subrayó.

No obstante reconoció que si no se hubiera sacado a la iniciativa privada, el llamado “Cuarto de Junto”, del último tramo de la negociación del Protocolo Modificatorio del T-MEC, quizás se hubiera tenido un acuerdo más benéfico para México.

A finales del año pasado, el Cuarto de Junto del sector privado, encabezado entonces por Moisés Kalach, se quejó de que el equipo de Jesús Seade prescindió de su consejo en el cierre de la negociación de los últimos detalles del T-MEC.

“Hay cosas que en el Protocolo Modificatorio hubieran podido quedar mejor si el Cuarto de Junto hubiera estado presente en todo momento. Son temas del capítulo laboral sobre todo en los que Estados Unidos tratará de utilizar estas rendijas que se abrieron, y que México deberá vigilar que no hay abusos y que si se presentan casos frívolos tengamos la habilidad de presentar argumentos en contra en un panel y ganar los casos”, apuntó.

LA OTRA CARA DE LA MONEDA

Además de las demandas que Estados Unidos pueda presentar contra México, Smith dijo que hay “otra cara de la moneda” que el país debe cuidar ante la entrada en vigor del T-MEC, que es la de asegurar que no haya políticas publicas contradictorias al tratado comercial.

“El gobierno federal ha apoyado atinadamente al T-MEC en su negociación, están adoptando al tratado e impulsándolo de manera activa, pero por otra parte salen políticas públicas como la de la Secretaría de Energía (Sener) para frenar las inversiones en energía renovable que pueden afectar al acuerdo comercial”, refirió.

Kenneth Smith subrayó que las políticas del gobierno federal deben ir de la mano del T-MEC en materia comercial, ya que medidas como la de la Sener o la consulta pública en Mexicali que canceló la construcción de la planta de Constellation Brands exponen al país a represalias comerciales que van desde demandas millonarias hasta que le cierren el acceso al mercado norteamericano y, sobre todo, a perder la credibilidad y confianza entre inversionistas nacionales y extranjeros.

Recordó que en el caso de la política de la Sener se ponen en riesgo inversiones por seis mil millones de dólares, lo que metería al país en una disputa comercial multimillonaria que le afectaría en un contexto de caída de la economía y menores ingresos.

“México tienen la oportunidad de crecer con el T-MEC como un polo de atracción de inversión pero va a depender de nosotros aprovecharlo y crear políticas correctas para generar un ambiente de negocios y la atracción de inversión”, apuntó.

Al final, Smith subraya que el tratado que entra en vigor este miércoles es un gran instrumento porque garantiza continuidad de libre comercio en la región, el cual estaba amenazado al inicio de la negociación.

Apuntó que las amenazas de Trump de salirse del bloque comercial fueron reales y pudieron afectar considerablemente a México si las hubiera cumplido.

“Él (Trump) sí cree las cosas que dice y hace, y muchas veces depende de los miembros de su gabinete, de las propias Cortes en Estados Unidos y del sector privado de su país el frenarlo”, indicó.

Por ello, Smith se dice satisfecho con el resultado que entra en vigor hoy, con el que asegura que México obtuvo muchos beneficios que, ahora, le toca al gobierno aprovechar.

“Definitivamente ganamos con el T-MEC”, concluyó.



Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

La entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) trae diversas oportunidades para el país, pero también riesgos de demandas debido a “rendijas” que quedaron abiertas tras la negociación del Protocolo Modificatorio, anticipó Kenneth Smith, quien inició el proceso de modernización del acuerdo como jefe negociador del gobierno mexicano.

De acuerdo con el que fuera jefe negociador del tratado en la administración de Enrique Peña Nieto, en general el equipo del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador respetó los acuerdos que se alcanzaron con los países norteamericanos.

Foto: Notimex

No obstante, Smith reconoció que durante el proceso del Protocolo Modificatorio en temas laborales, medioambientales y de reglas de origen, que se llevó acabo el año pasado, el equipo encabezado por Jesús Seade aceptó “abrir ciertas rendijas” que podrían propiciar abusos por parte de Estados Unidos.

“La decisión del negociador en el Protocolo Modificatorio era apurar el cierre y llegar ya a un acuerdo que pudiera satisfacer a los demócratas en Estados Unidos. Hubo cosas buenas que se lograran como aclarar el mecanismo de selección de panelistas, pero se aceptó una serie de medidas en materia laboral que pueden afectar al país, como la posibilidad de tomar acciones en contra de empresas de las que se sospeche de una violación incluso antes de que el panel contra controversias haya tomado una decisión”, explicó en entrevista con El Sol de México.

Smith advirtió que hay riesgos de que la administración de Trump inicie con demandas contra México sobre todo en materia laboral, esto para fortalecer la imagen del mandatario estadounidense ante sindicatos y grupos proteccionistas de su país.

Agregó que entre las principales preocupaciones para el país estarán vigilar el proteccionismo de la administración estadounidense y evitar los abusos durante la campaña de reelección de Donald Trump, opinó Kenneth Smith, quien inició el proceso de modernización del acuerdo como jefe negociador del gobierno mexicano.

A más de tres años y medio después de que iniciaron las negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), bajo las amenazas del entonces nuevo presidente de Estados Unidos de salirse del principal bloque comercial del mundo, Smith asevera que el balance general del acuerdo es positivo para México.

“Vamos a tener grandes oportunidades con el acuerdo, pero hay reglas muy claras y estrictas que como país debemos cumplir para tener acceso irrestricto a Estados Unidos y Canadá. Tendremos que vigilar que el gobierno estadounidense cumpla también esas reglas y que no haya demandas frívolas en temas laborales y obstáculos al comercio”, subrayó.

No obstante reconoció que si no se hubiera sacado a la iniciativa privada, el llamado “Cuarto de Junto”, del último tramo de la negociación del Protocolo Modificatorio del T-MEC, quizás se hubiera tenido un acuerdo más benéfico para México.

A finales del año pasado, el Cuarto de Junto del sector privado, encabezado entonces por Moisés Kalach, se quejó de que el equipo de Jesús Seade prescindió de su consejo en el cierre de la negociación de los últimos detalles del T-MEC.

“Hay cosas que en el Protocolo Modificatorio hubieran podido quedar mejor si el Cuarto de Junto hubiera estado presente en todo momento. Son temas del capítulo laboral sobre todo en los que Estados Unidos tratará de utilizar estas rendijas que se abrieron, y que México deberá vigilar que no hay abusos y que si se presentan casos frívolos tengamos la habilidad de presentar argumentos en contra en un panel y ganar los casos”, apuntó.

LA OTRA CARA DE LA MONEDA

Además de las demandas que Estados Unidos pueda presentar contra México, Smith dijo que hay “otra cara de la moneda” que el país debe cuidar ante la entrada en vigor del T-MEC, que es la de asegurar que no haya políticas publicas contradictorias al tratado comercial.

“El gobierno federal ha apoyado atinadamente al T-MEC en su negociación, están adoptando al tratado e impulsándolo de manera activa, pero por otra parte salen políticas públicas como la de la Secretaría de Energía (Sener) para frenar las inversiones en energía renovable que pueden afectar al acuerdo comercial”, refirió.

Kenneth Smith subrayó que las políticas del gobierno federal deben ir de la mano del T-MEC en materia comercial, ya que medidas como la de la Sener o la consulta pública en Mexicali que canceló la construcción de la planta de Constellation Brands exponen al país a represalias comerciales que van desde demandas millonarias hasta que le cierren el acceso al mercado norteamericano y, sobre todo, a perder la credibilidad y confianza entre inversionistas nacionales y extranjeros.

Recordó que en el caso de la política de la Sener se ponen en riesgo inversiones por seis mil millones de dólares, lo que metería al país en una disputa comercial multimillonaria que le afectaría en un contexto de caída de la economía y menores ingresos.

“México tienen la oportunidad de crecer con el T-MEC como un polo de atracción de inversión pero va a depender de nosotros aprovecharlo y crear políticas correctas para generar un ambiente de negocios y la atracción de inversión”, apuntó.

Al final, Smith subraya que el tratado que entra en vigor este miércoles es un gran instrumento porque garantiza continuidad de libre comercio en la región, el cual estaba amenazado al inicio de la negociación.

Apuntó que las amenazas de Trump de salirse del bloque comercial fueron reales y pudieron afectar considerablemente a México si las hubiera cumplido.

“Él (Trump) sí cree las cosas que dice y hace, y muchas veces depende de los miembros de su gabinete, de las propias Cortes en Estados Unidos y del sector privado de su país el frenarlo”, indicó.

Por ello, Smith se dice satisfecho con el resultado que entra en vigor hoy, con el que asegura que México obtuvo muchos beneficios que, ahora, le toca al gobierno aprovechar.

“Definitivamente ganamos con el T-MEC”, concluyó.



Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Local

Ya podrás pagar el agua a través de una App

A fin de evitar largas filas y cuidar la salud de sus usuarios, AMD lanza el servicio digital Xaldo, a través del cual se podrán realizar los pagos del servicio

Local

Urgen apoyos especiales para el campo: CNC

De no contar con un respaldo por parte de la federación, el encarecimiento de alimentos será inminente y los apoyos de gobierno locales serán insuficientes para atender la situación

Local

Responde Poder Judicial a demandas de abogados

Se advierte que el proceso deberá iniciarse ante un órgano jurisdiccional competente y hasta el momento, la titular del TSJ no ha sido notificada de ninguna denuncia

Cultura

Hallazgos que sorprenden y que solo tienen las librerías de viejo

Date una vuelta por estos espacios y descubre la magia que existe detrás de cada una de sus páginas

Mundo

Ébola causa 32 muertos en 74 casos en la RD del Congo, alerta la OMS

Esta epidemia es la peor de la historia de la RDC y la segunda más grave del mundo, después de la que asoló África occidental de 2014 a 2016

Salud

Pacientes con trasplante de hígado, con menos cuadros graves por Covid-19

Sin embargo, los pacientes con trasplante de hígado y un tratamiento inmunosupresor son más susceptibles a contagiarse de Covid-19

Mundo

Covid-19 "desaparecerá" y los niños son inmunes: Trump

El presidente de EU mantuvo que los menores son casi inmunes al virus, esto para defender la apertura de escuelas, una teoría que ha hecho que Facebook y Twitter le censuren

Gossip

Voy a limpiar mi nombre: Plácido Domingo niega acoso sexual

El cantante de ópera dijo "cuando supe que tenía el coronavirus me prometí a mí mismo que si salía vivo lucharía para limpiar mi nombre"

Mundo

Para conseguir la paz hay que destruir las armas nucleares: Papa

Francisco exhortó a que "las voces proféticas de los supervientes de Hiroshima y Nagasaki continúen sirviéndonos de advertencia a nosotros y a las generaciones venideras"