/ lunes 8 de abril de 2024

El día se hizo de noche con el Eclipse Solar Total; miles vivieron un espectáculo único

Por unos momentos la ciudad de Durango se mostró oscura, siendo las 12:14 horas del mediodía

"Ya amaneció" fue la principal expresión que se escuchó este lunes alrededor de las 12:16 horas, después que la Luna ocultó al Sol, provocó que el día se hiciera de noche, y de nueva cuenta volvió la luz, en un evento astronómico que pocas veces sucede. Momentos previos, exactamente al mediodía, ya se notaba un escenario más oscuro, y esa tonalidad fue avanzando conforme el trayecto de los cuerpos celestes que este 8 de abril brindaron un espectáculo. El máximo eclipse comenzó a las 12:14:01 horas, en la ciudad de Durango.

Más de tres mil 800 personas vivieron una experiencia única desde el Museo Bebeleche, una de las sedes oficiales, donde fueron participes de este Eclipse Solar Total, fenómeno que no volverá a suceder dentro de 109 años. Fue el propio director de este recinto interactivo, Jesús Alfredo Andrade Gallegos, quien brindó para El Sol de Durango el recuento de lo sucedido este segundo lunes de abril del 2024, pues se superaron expectativas.

“Rebasó mucho la expectativa, nosotros teníamos la idea que llegaron mil 200 o mil 800 personas. Tuvimos extranjeros y turistas nacionales (…) de Hermosillo, Sinaloa, Torreón, y personas de Alemania, Dinamarca, Perú, Ecuador, sí tuvimos muchos visitantes extranjeros. Incluso tuvimos gente de Corea que nos visitaron en el museo”.

Personas con discapacidad visual también fueron partícipes a través del sonido

Fue un evento para todos, pues además que hubo lenguaje de señas al momento en que expertos narraban momento a momento este evento, también se tuvo en las diversas sedes un sistema denominado Miimdam, se trata de un dispositivo dirigido a personas con discapacidad visual.

Jorge Emilio Tuero Córdoba, de la ingeniería en semiconductores del Instituto Tecnológico de Durango (ITD), refirió que se trata de un aparato con sensores que traduce la luz del sol en sonido, y esto ayuda a personas con discapacidad visual a tener también una experiencia en este Eclipse Solar Total.

Jorge Emilio Tuero Córdoba, de la ingeniería en semiconductores del Instituto Tecnológico de Durango / Foto: Perla Rodríguez Contreras / El Sol de Durango

Es un invento de un egresado del ITD, y que ahorita trabaja en el Centro de Investigaciones Astronómico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). “Es un dispositivo que está conformado por un sensor se luz que mide en luz, por una tarjeta programable. El programa convierte la radiación del sol en sonido a través del sensor, esto nos permite generar a través de una bocina, una frecuencia emitida”.

Cuando el sol esté directamente sobre el sensor, o dando con toda potencia, sonará de manera aguda, y entre menos esté irradiando el sol, más grave sonará.

➡️ Entérate de todo lo que está pasando en Durango directo en tu celular. Suscríbete al canal de WhatsApp

El influencer duranguense, Rafa Carbajal, presente en el Museo Bebeleche, calificó esta experiencia como un evento emocionante, “estuvo muy chido, fue un ambiente total de fiesta, fiesta científica porque hubo cosas interesantes”.

Le tocó interactuar con gente de otras partes del mundo, como de Nicaragua, Estados Unidos, Canadá, Brasil y Argentina.

Astrónomos aficionados vivieron una experiencia emotiva

El Sol de Durango tuvo una charla con los fundadores del Taller de Astronomía Carta del Cielo de la Ciudad de México, Juana Sánchez Moreno y Guillermo Alfonso del Moral (maestro en educación y fundador del Club de Astronomía de la Escuela Superior de Física y Matemáticas del Instituto Politécnico Nacional), quienes llegaron a la capital duranguense provenientes de Pachuca, Hidalgo, y quienes tuvieron la oportunidad de ser espectadores también en el eclipse de 1991. Se consideran astrónomos aficionados desde 1986.

Juana Sánchez Moreno y Guillermo Alfonso del Moral, de Hidalgo, observaron el Eclipse Solar Total desde el Museo Bebeleche / Foto: Perla Rodríguez Contreras / El Sol de Durango

“Fue una experiencia única, estamos muy contentos, el cielo muy limpio, el clima muy templado y la gente muy amable”, expresó Sánchez Moreno.

Para Guillermo Alfonso del Moral resultó ser una experiencia muy emotiva. “Estoy muy contento, fue muy emotivo para mí, me emocioné hasta las lágrimas, porque este evento ya lo esperaba, y los resultados que obtuve, fueron muy buenos, tanto en la parcialidad como en la totalidad”. Él llegó a Durango con el mismo equipo que utilizó en el año 1991 para el eclipse sucedido en aquel momento.

Guillermo Alfonso del Moral, maestro en educación y fundador del Club de Astronomía de la Escuela Superior de Física y Matemáticas del Instituto Politécnico Nacional / Foto: Perla Rodríguez Contreras / El Sol de Durango

Al ser cuestionado sobre la diferencia en ambas experiencias 1991/2024, Guillermo Alfonso del Moral expuso que la emoción y la tecnología, y es que en la década de los 90’s le tocaba revelar las fotografías por medios químicos, y varias de ellas circularon a nivel mundial.

“En Australia se imprimieron camisetas con las fotos de la corona solar que yo logré y se hizo una exposición en el Politécnico”.

“Elegimos a Durango por tres situaciones, el clima, el tiempo del eclipse y la calidad de su gente”.

Juana Sánchez Moreno, originaria de Pachuca, Hidalgo llegó a Durango para disfrutar de este evento / Foto: Perla Rodríguez Contreras / El Sol de Durango


Familias completas observaron el eclipse

Manuel Rivera, quien llegó al Museo Bebeleche para esta experiencia acompañado de su familia, resaltó la importancia de haber vivido este momento, pues es algo que tiene en el entendido que no volverá a suceder pronto.

“Una experiencia maravillosa, un fenómeno natural que vamos a tardar mucho tiempo a ver. Fue maravilloso cuando se oscureció totalmente, y ver el anillo de fuego, algo inolvidable”. Uno de sus hijos se dijo emocionado porque es la primera vez que le toca un evento astronómico así.

Manuel Rivera, Mónica García y sus hijos en el Museo Bebeleche / Foto: Perla Rodríguez Contreras / El Sol de Durango

“Creo que todo mundo quedamos maravillados de este fenómeno natural, y gracias a Dios que nos dio oportunidad de verlo. (…) No puede uno creer que son las 12:00 del día y se oscurece y pronto amanece otra vez, muy padre estuvo”, dijo por su parte Mónica García.

Jessica Monárrez calificó este momento como maravilloso, y que le gustaría que volviera a pasar, sin embargo, los tiempos no resultarían para ser espectadores en Durango por segunda vez.

Jessica Monárrez señala como maravillosa la experiencia de observar el eclipse / Foto: Perla Rodríguez Contreras / El Sol de Durango

"Ya amaneció" fue la principal expresión que se escuchó este lunes alrededor de las 12:16 horas, después que la Luna ocultó al Sol, provocó que el día se hiciera de noche, y de nueva cuenta volvió la luz, en un evento astronómico que pocas veces sucede. Momentos previos, exactamente al mediodía, ya se notaba un escenario más oscuro, y esa tonalidad fue avanzando conforme el trayecto de los cuerpos celestes que este 8 de abril brindaron un espectáculo. El máximo eclipse comenzó a las 12:14:01 horas, en la ciudad de Durango.

Más de tres mil 800 personas vivieron una experiencia única desde el Museo Bebeleche, una de las sedes oficiales, donde fueron participes de este Eclipse Solar Total, fenómeno que no volverá a suceder dentro de 109 años. Fue el propio director de este recinto interactivo, Jesús Alfredo Andrade Gallegos, quien brindó para El Sol de Durango el recuento de lo sucedido este segundo lunes de abril del 2024, pues se superaron expectativas.

“Rebasó mucho la expectativa, nosotros teníamos la idea que llegaron mil 200 o mil 800 personas. Tuvimos extranjeros y turistas nacionales (…) de Hermosillo, Sinaloa, Torreón, y personas de Alemania, Dinamarca, Perú, Ecuador, sí tuvimos muchos visitantes extranjeros. Incluso tuvimos gente de Corea que nos visitaron en el museo”.

Personas con discapacidad visual también fueron partícipes a través del sonido

Fue un evento para todos, pues además que hubo lenguaje de señas al momento en que expertos narraban momento a momento este evento, también se tuvo en las diversas sedes un sistema denominado Miimdam, se trata de un dispositivo dirigido a personas con discapacidad visual.

Jorge Emilio Tuero Córdoba, de la ingeniería en semiconductores del Instituto Tecnológico de Durango (ITD), refirió que se trata de un aparato con sensores que traduce la luz del sol en sonido, y esto ayuda a personas con discapacidad visual a tener también una experiencia en este Eclipse Solar Total.

Jorge Emilio Tuero Córdoba, de la ingeniería en semiconductores del Instituto Tecnológico de Durango / Foto: Perla Rodríguez Contreras / El Sol de Durango

Es un invento de un egresado del ITD, y que ahorita trabaja en el Centro de Investigaciones Astronómico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). “Es un dispositivo que está conformado por un sensor se luz que mide en luz, por una tarjeta programable. El programa convierte la radiación del sol en sonido a través del sensor, esto nos permite generar a través de una bocina, una frecuencia emitida”.

Cuando el sol esté directamente sobre el sensor, o dando con toda potencia, sonará de manera aguda, y entre menos esté irradiando el sol, más grave sonará.

➡️ Entérate de todo lo que está pasando en Durango directo en tu celular. Suscríbete al canal de WhatsApp

El influencer duranguense, Rafa Carbajal, presente en el Museo Bebeleche, calificó esta experiencia como un evento emocionante, “estuvo muy chido, fue un ambiente total de fiesta, fiesta científica porque hubo cosas interesantes”.

Le tocó interactuar con gente de otras partes del mundo, como de Nicaragua, Estados Unidos, Canadá, Brasil y Argentina.

Astrónomos aficionados vivieron una experiencia emotiva

El Sol de Durango tuvo una charla con los fundadores del Taller de Astronomía Carta del Cielo de la Ciudad de México, Juana Sánchez Moreno y Guillermo Alfonso del Moral (maestro en educación y fundador del Club de Astronomía de la Escuela Superior de Física y Matemáticas del Instituto Politécnico Nacional), quienes llegaron a la capital duranguense provenientes de Pachuca, Hidalgo, y quienes tuvieron la oportunidad de ser espectadores también en el eclipse de 1991. Se consideran astrónomos aficionados desde 1986.

Juana Sánchez Moreno y Guillermo Alfonso del Moral, de Hidalgo, observaron el Eclipse Solar Total desde el Museo Bebeleche / Foto: Perla Rodríguez Contreras / El Sol de Durango

“Fue una experiencia única, estamos muy contentos, el cielo muy limpio, el clima muy templado y la gente muy amable”, expresó Sánchez Moreno.

Para Guillermo Alfonso del Moral resultó ser una experiencia muy emotiva. “Estoy muy contento, fue muy emotivo para mí, me emocioné hasta las lágrimas, porque este evento ya lo esperaba, y los resultados que obtuve, fueron muy buenos, tanto en la parcialidad como en la totalidad”. Él llegó a Durango con el mismo equipo que utilizó en el año 1991 para el eclipse sucedido en aquel momento.

Guillermo Alfonso del Moral, maestro en educación y fundador del Club de Astronomía de la Escuela Superior de Física y Matemáticas del Instituto Politécnico Nacional / Foto: Perla Rodríguez Contreras / El Sol de Durango

Al ser cuestionado sobre la diferencia en ambas experiencias 1991/2024, Guillermo Alfonso del Moral expuso que la emoción y la tecnología, y es que en la década de los 90’s le tocaba revelar las fotografías por medios químicos, y varias de ellas circularon a nivel mundial.

“En Australia se imprimieron camisetas con las fotos de la corona solar que yo logré y se hizo una exposición en el Politécnico”.

“Elegimos a Durango por tres situaciones, el clima, el tiempo del eclipse y la calidad de su gente”.

Juana Sánchez Moreno, originaria de Pachuca, Hidalgo llegó a Durango para disfrutar de este evento / Foto: Perla Rodríguez Contreras / El Sol de Durango


Familias completas observaron el eclipse

Manuel Rivera, quien llegó al Museo Bebeleche para esta experiencia acompañado de su familia, resaltó la importancia de haber vivido este momento, pues es algo que tiene en el entendido que no volverá a suceder pronto.

“Una experiencia maravillosa, un fenómeno natural que vamos a tardar mucho tiempo a ver. Fue maravilloso cuando se oscureció totalmente, y ver el anillo de fuego, algo inolvidable”. Uno de sus hijos se dijo emocionado porque es la primera vez que le toca un evento astronómico así.

Manuel Rivera, Mónica García y sus hijos en el Museo Bebeleche / Foto: Perla Rodríguez Contreras / El Sol de Durango

“Creo que todo mundo quedamos maravillados de este fenómeno natural, y gracias a Dios que nos dio oportunidad de verlo. (…) No puede uno creer que son las 12:00 del día y se oscurece y pronto amanece otra vez, muy padre estuvo”, dijo por su parte Mónica García.

Jessica Monárrez calificó este momento como maravilloso, y que le gustaría que volviera a pasar, sin embargo, los tiempos no resultarían para ser espectadores en Durango por segunda vez.

Jessica Monárrez señala como maravillosa la experiencia de observar el eclipse / Foto: Perla Rodríguez Contreras / El Sol de Durango

Local

Esteban Villegas impulsa más obras en Vicente Guerrero

Entre 2023 y lo que va de 2024, se han invertido 33.5 millones de pesos en este municipio

Local

¿Sabías que en el lago de la feria, alguna vez hubo delfines?

Para reunir a los delfines con su ambiente marino, se arrojaron 30 toneladas de sal al lago, a fin de aclimatarlos y así presentarlos ante miles de familias

Local

Presentarán en agosto Plan de Desarrollo Urbano; dará crecimiento ordenado a la ciudad

La intención es que la ciudad no crezca más allá de cuatro mil hectáreas hasta el año 2040

Local

“Estamos incompletos, faltas tú”; el conmovedor mensaje del gym al que iba Ixchel

La partida de Ixchel ha causado conmoción y ha dejado roto el corazón de propios y extraños

Local

Datos que quizá no sabías sobre las instalaciones de la Feria de Durango

En el año 2006 se estrenó el actual recinto ferial, llamado Centro Estatal de Convenciones y Ferias, sobre una superficie siete veces más grande a las antiguas instalaciones

Deportes

Festejarán 27 años de vida al lado del olímpico “Piolín” Martínez

La Asociación de Exboxeadores del Estado de Durango invitan a su tradicional torneo Futuros Campeones