/ lunes 26 de octubre de 2020

Chilenos entierran legado de Pinochet, avalan nueva Constitución

Abrumadora mayoría en plebiscito vota por el cambio; carta magna debe unir al país: Piñera

SANTIAGO. Los chilenos aprobaron por una aplastante mayoría reemplazar la actual Constitución, redactada durante la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990), y avanzar en la redacción de una nueva a través de una asamblea elegida exclusivamente para ese propósito, en una jornada histórica tras el estallido social del año pasado que abrió la puesta al cambio.

“Oh, Chile despertó, Chile despertó”, gritaron las miles de personas que se congregaron en la céntrica plaza Italia de Santiago, para celebrar el triunfo por un 78.27% de la opción “Apruebo” al cambio constitucional, versus el 21.73% que obtuvo la alternativa por el “Rechazo”.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Ni de joven pensé que en Chile seriamos capaces de unirnos para semejante cambio (...) Nunca vi tanta gente votando y con ganas de votar, de querer participar”, dijo María Isabel Ñúñez, de 46 años, ejecutiva de ventas de un banco, quien caminaba de la mano junto a su hija de 20 por la céntrica plaza de Santiago, epicentro de las manifestaciones que estallaron hace un año en Chile.

Al interior del palacio de gobierno, fuertemente custodiado por la Policía, el presidente Sebastián Piñera -que se mostró neutral frente al referéndum- pidió a los chilenos que la nueva Constitución sea un marco de “unidad” para el futuro.

“Hasta ahora la Constitución nos ha dividido. A partir de hoy, todos debemos colaborar para que la nueva Constitución sea el gran marco de unidad, de estabilidad y de futuro”, dijo el mandatario, escoltado por todo su gabinete de ministros.

Sobre el órgano que debe escribir el nuevo texto, la otra pregunta que se planteó en la histórica votación, se impuso con un 79.06% la opción de la convención constitucional, que estará integrada solo por ciudadanos electos para ese fin y será paritaria.

Las 155 personas que integrarán la convención ciudadana que redactará la nueva Constitución serán elegidas por votación popular el 11 de abril del año que viene y a partir de entonces tendrán un margen de nueves meses, prorrogables una sola vez por tres meses más, para elaborar el texto de la nueva Carta Magna.

El texto resultante será sometido a un referéndum, ya en 2022, que será de voto obligatorio y en el que los ciudadanos decidirán si lo aprueban o rechazan.

Tras posponerse en abril debido a la propagación del Covid-19, las autoridades decidieron llevar adelante el plebiscito bajo estrictos protocolos sanitarios.

La oposición de izquierda se mostró partidaria del cambio en todo momento mientras que los cuatro partidos de derecha que integran la coalición gubernamental se mostraron divididos, entre los que defendían a ultranza el cambio constitucional y quienes apoyaban elaborar un nuevo Texto Fundamental.

El acuerdo político para abrir la puerta a una nueva carta magna surgió tras una ola de protestas del año pasado, originadas en reclamos que van desde críticas al sistema capitalista hasta mejorar condiciones en salud y educación.

La votación, la más importante en tres décadas de democracia, se planteó precisamente como la vía institucional para poner fin a la mayor crisis social desde el retorno a la democracia, que dejó una treintena de fallecidos y miles de heridos, además de graves señalamientos por violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad.

Ideada por el neoliberal Jaime Guzmán, aunque reformada más de 50 veces en democracia, la Constitución de Pinochet es considerada la madre de las desigualdades del país por fomentar la privatización de servicios básicos.

Para gran parte de la sociedad chilena, el triunfo del “apruebo” supone una victoria de las demandas ciudadanas por un modelo socioeconómico más justo que emanaron de las calles en 2019 y que clamaban por “más derechos social.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

SANTIAGO. Los chilenos aprobaron por una aplastante mayoría reemplazar la actual Constitución, redactada durante la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990), y avanzar en la redacción de una nueva a través de una asamblea elegida exclusivamente para ese propósito, en una jornada histórica tras el estallido social del año pasado que abrió la puesta al cambio.

“Oh, Chile despertó, Chile despertó”, gritaron las miles de personas que se congregaron en la céntrica plaza Italia de Santiago, para celebrar el triunfo por un 78.27% de la opción “Apruebo” al cambio constitucional, versus el 21.73% que obtuvo la alternativa por el “Rechazo”.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Ni de joven pensé que en Chile seriamos capaces de unirnos para semejante cambio (...) Nunca vi tanta gente votando y con ganas de votar, de querer participar”, dijo María Isabel Ñúñez, de 46 años, ejecutiva de ventas de un banco, quien caminaba de la mano junto a su hija de 20 por la céntrica plaza de Santiago, epicentro de las manifestaciones que estallaron hace un año en Chile.

Al interior del palacio de gobierno, fuertemente custodiado por la Policía, el presidente Sebastián Piñera -que se mostró neutral frente al referéndum- pidió a los chilenos que la nueva Constitución sea un marco de “unidad” para el futuro.

“Hasta ahora la Constitución nos ha dividido. A partir de hoy, todos debemos colaborar para que la nueva Constitución sea el gran marco de unidad, de estabilidad y de futuro”, dijo el mandatario, escoltado por todo su gabinete de ministros.

Sobre el órgano que debe escribir el nuevo texto, la otra pregunta que se planteó en la histórica votación, se impuso con un 79.06% la opción de la convención constitucional, que estará integrada solo por ciudadanos electos para ese fin y será paritaria.

Las 155 personas que integrarán la convención ciudadana que redactará la nueva Constitución serán elegidas por votación popular el 11 de abril del año que viene y a partir de entonces tendrán un margen de nueves meses, prorrogables una sola vez por tres meses más, para elaborar el texto de la nueva Carta Magna.

El texto resultante será sometido a un referéndum, ya en 2022, que será de voto obligatorio y en el que los ciudadanos decidirán si lo aprueban o rechazan.

Tras posponerse en abril debido a la propagación del Covid-19, las autoridades decidieron llevar adelante el plebiscito bajo estrictos protocolos sanitarios.

La oposición de izquierda se mostró partidaria del cambio en todo momento mientras que los cuatro partidos de derecha que integran la coalición gubernamental se mostraron divididos, entre los que defendían a ultranza el cambio constitucional y quienes apoyaban elaborar un nuevo Texto Fundamental.

El acuerdo político para abrir la puerta a una nueva carta magna surgió tras una ola de protestas del año pasado, originadas en reclamos que van desde críticas al sistema capitalista hasta mejorar condiciones en salud y educación.

La votación, la más importante en tres décadas de democracia, se planteó precisamente como la vía institucional para poner fin a la mayor crisis social desde el retorno a la democracia, que dejó una treintena de fallecidos y miles de heridos, además de graves señalamientos por violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad.

Ideada por el neoliberal Jaime Guzmán, aunque reformada más de 50 veces en democracia, la Constitución de Pinochet es considerada la madre de las desigualdades del país por fomentar la privatización de servicios básicos.

Para gran parte de la sociedad chilena, el triunfo del “apruebo” supone una victoria de las demandas ciudadanas por un modelo socioeconómico más justo que emanaron de las calles en 2019 y que clamaban por “más derechos social.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Deportes

Diego Campillo a repechaje con el Tapatío

Club Deportivo Tapatío, busca dar la sorpresa con una victoria este martes, cuando visite a la Jaiba Brava de Tampico Madero en el Estadio de Tamaulipas

Local

Despenalización de marihuana repercutirá en instituciones de salud

“No quiero que mis hijos sean víctimas en el futuro de una mala decisión que tomemos en el presente”, dice el diputado Esteban Villegas Villarreal al referirse a la despenalización de la marihuana

Local

La pandemia está fuera de control: Salomón Chertorivski

El exsecretario de salud durante el sexenio de Felipe Calderón, señaló que el Gobierno federal ha fallado en el combate al Covid-19 en todos los sentidos, de ahí que el número de casos no para

Finanzas

Kaspi, la fintech que se comió el mercado de Kazajistán

La app atiende a ocho millones de habitantes, en un país que tiene 19 millones de personas

Mundo

En este bar está prohibido hablar del coronavirus

Este bar de Roma ofrece un oasis para aquellos que ya no quieren saber nada de una pandemia que se acerca a su primer año

Celebridades

Festival de Cine de Barrio rendirá homenaje a Charlie Montana

El Festival de Cine de Barrio se realizará este año en Iztapalapa

Sociedad

Tamaulipas busca salvar la Navidad en pandemia

La SS lanzó una campaña para evitar reuniones y así reducir el número de contagios y defunciones

Finanzas

Ya podrás cambiarte de Afore a través de una app

Según la Consar, estos trámites estarán disponibles a partir de los primeros meses de 2021

Cine

Recorte a la cultura es censura: cineastas

El realizador Everardo González dijo que la hegemonía va contra la libertad de expresión