/ lunes 4 de marzo de 2024

El Bazar de Las Alamedas, un lugar para la ensoñación 

Carmen Nájera y Alejandro Castro representan a la familia duranguense de emprendedores que mezclan innovación y originalidad

Las Alamedas son un pulmón del centro histórico duranguense. Pasear bajo los álamos centenarios y recorrer el paseo de Las Moreras, con sus esculturas de leyendas y personajes, para llegar al lugar donde se cruza el Puente Analco, es uno de los mayores atractivos turísticos de la ciudad.

Por la mañana los paseantes disfrutan de la sombra de las arboledas y en el atardecer llega el momento de la iluminación de este lugar esencial, donde parejas y familias transitan este espacio de la identidad duranguense. Como en muchas ciudades, los comercios representan un pasatiempo preferido y las tiendas de las Alamedas son una ocasión única para encontrar un regalo. Así es como el Bazar de las Alamedas, ha cumplido su aniversario como uno de los lugares predilectos para la ensoñación.


Carmen Nájera y Alejandro Castro, son un matrimonio que ha puesto toda su ilusión en las antigüedades, entrar en su bazar de ocasión es como retroceder en el tiempo un par de siglos, al momento en el que nacieron Las Alamedas, y se puede descubrir un mundo de singularidades, como un reloj de pared con música, lámparas de mesa de noche con tallado en madera, espejos de nobleza familiar y toda clase de objetos con magia y seducción, desde una antigua mesa de procedencia alemana a platos decorativos ingleses y soviéticos, ropa vintage y pequeños accesorios que pueden despertar la curiosidad de grandes y pequeños.

El Bazar de Las Alamedas, un lugar para la ensoñación  / Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

Carmen Nájera y Alejandro Castro abren cada día el Bazar de las Alamedas, hay pinturas originales de artistas duranguenses y también alguna pieza de arte africano o europeo, la familia de emprendedores duranguenses tienen en sus profesiones de diseño de modas y arquitectura una pasión común, para fusionar lo selecto y lo popular, en un espacio selecto de piezas únicas de mueblería, joyería y todo tipo de productos de ocasión que esconden una historia única para los visitantes, y que celebra en esta primavera un año de vida, ofreciendo una puesta en valor del pequeño comercio y de los grandes sueños para un hogar, con los regalos perfectos para un ser querido y aquellos obsequios que dan sentido a la memoria y a los sueños.

El Bazar de Las Alamedas, un lugar para la ensoñación  / Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

Las Alamedas son un pulmón del centro histórico duranguense. Pasear bajo los álamos centenarios y recorrer el paseo de Las Moreras, con sus esculturas de leyendas y personajes, para llegar al lugar donde se cruza el Puente Analco, es uno de los mayores atractivos turísticos de la ciudad.

Por la mañana los paseantes disfrutan de la sombra de las arboledas y en el atardecer llega el momento de la iluminación de este lugar esencial, donde parejas y familias transitan este espacio de la identidad duranguense. Como en muchas ciudades, los comercios representan un pasatiempo preferido y las tiendas de las Alamedas son una ocasión única para encontrar un regalo. Así es como el Bazar de las Alamedas, ha cumplido su aniversario como uno de los lugares predilectos para la ensoñación.


Carmen Nájera y Alejandro Castro, son un matrimonio que ha puesto toda su ilusión en las antigüedades, entrar en su bazar de ocasión es como retroceder en el tiempo un par de siglos, al momento en el que nacieron Las Alamedas, y se puede descubrir un mundo de singularidades, como un reloj de pared con música, lámparas de mesa de noche con tallado en madera, espejos de nobleza familiar y toda clase de objetos con magia y seducción, desde una antigua mesa de procedencia alemana a platos decorativos ingleses y soviéticos, ropa vintage y pequeños accesorios que pueden despertar la curiosidad de grandes y pequeños.

El Bazar de Las Alamedas, un lugar para la ensoñación  / Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

Carmen Nájera y Alejandro Castro abren cada día el Bazar de las Alamedas, hay pinturas originales de artistas duranguenses y también alguna pieza de arte africano o europeo, la familia de emprendedores duranguenses tienen en sus profesiones de diseño de modas y arquitectura una pasión común, para fusionar lo selecto y lo popular, en un espacio selecto de piezas únicas de mueblería, joyería y todo tipo de productos de ocasión que esconden una historia única para los visitantes, y que celebra en esta primavera un año de vida, ofreciendo una puesta en valor del pequeño comercio y de los grandes sueños para un hogar, con los regalos perfectos para un ser querido y aquellos obsequios que dan sentido a la memoria y a los sueños.

El Bazar de Las Alamedas, un lugar para la ensoñación  / Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

Deportes

El primero del clásico villista es para Caliente

Durango derrotó 10-3 a Dorados de Chihuahua en encuentro de la LMB

Elecciones 2024

La polarización no es el camino: presidente del Observatorio Ciudadano

Como mexicanos, todos cuentan con los mismos derechos y obligaciones, por lo que de nada sirve mantener a los ciudadanos en disputa continua

Deportes

El alacrán picó cuatro veces

Durango goleó 4-1 a Mineros de Fresnillo en la Liga Premier

Municipios

Baloo y Kala disfrutan de un espacio renovado en el Zoológico Sahuatoba

Ambos osos juegan a través de dinámicas de enriquecimiento ambiental, que les pone el personal responsable de su cuidado para divertirlos y no pierdan su capacidad de cazar

Local

Recuerdos: Así fue la nevada de 1975 en Durango

El 30 de diciembre de 1975 amaneció en blanco Durango, con temperaturas de 7 grados bajo cero en Tepehuanes y Nuevo Ideal

Doble Vía

¿Cuántas tazas de café debo tomar al día para estar sano?

Según Polo Guerrero, doctor duranguense e influencer, tomar café no es malo como la gente piensa, y a continuación explica el por qué