/ sábado 7 de septiembre de 2019

Artefactos para la autodefensa

Agrupaciones feministas afirman que esto sería innecesario si la autoridad protegiera a las mujeres de la violencia de género

Las agresiones a mujeres y violencia de género van en aumento a nivel nacional, situación que ha creado nuevas opciones para la autodefensa, como el caso de la adquisición de dispositivos para seguridad como bastones eléctricos, chicharras y spray de gas pimienta. Aunque agrupaciones feministas señalan que esto sería innecesario porque la autoridad debiera protegerlas, lo cierto es que van en aumento su uso que según señalan expertos, están prohibidos por la ley pero hay un vacío legal a este respecto.

Actualmente se ha abierto un mercado para la comercialización de diversos productos de defensa personal, especialmente a través de internet donde reconocidas firmas como AMAZON ofrecen algunos de estos implementos a precios que van desde 100 a 600 pesos dependiendo el tamaño o la marca. Aunque también se venden de manera ocasional en algunos tianguis y abiertamente a través de internet incluso existen tutoriales para fabricar gases pimienta y protegerse así de algún ataque.

El comercio de estos artículos ya hace varios años que existe y se ha ampliado recientemente por la ola de ataques, acoso, violaciones y muchas agresiones que se han presentado en contra de mujeres que ya han decidido muchas de ellas portar un instrumento que les permita defenderse ante cualquier depredador o acosador.

Al reconocer que en Durango como muchas partes del país va a la alza el uso de estos instrumentos, la activista social Julieta Hernández Camargo, líder del colectivo “Sí Hay Mujeres en Durango”, es firme al precisar que no deberían utilizarse porque es deber de la autoridad brindar la seguridad. Ya hay señales de que se está usando con mayor frecuencia estos implementos, pero también se sabe del interés que han mostrado muchas féminas por adiestrarse en el arte de la defensa personal.

Ante la imposibilidad de respuesta por parte del Estado y del Municipio se está a las mujereas orillando a las mujeres hacía tomar este tipo de acciones para defender su integridad; es una realidad que no se puede negar, precisó la entrevistada.

“Aunque lo justifico, no estoy de acuerdo con esto porque es muestra de un Estado fallido que no cuidada a sus habitantes, especialmente a las mujeres que representan el 51% de la población y eso no está bien”, patentizó Hernández Camargo.

Lamentablemente esa mentalidad machista que aún permea en la sociedad mexicana a través de la cual los hombres se sienten superiores a las mujeres; de ahí que son agredidas física, sexual y psicológicamente, pero lo más grave es que está comprobado que un 80% de los ataques acontecen al interior o cercano al círculo familiar y muchas de las veces se guardan los “secretos familiares” porque el agresor es un hermano, un tío, el abuelo y hasta los propios padres.

En Durango ya van este año 20 asesinatos de mujeres, los protocolos para aplicar la Alerta de Género no están funcionando, la mujer se siente desprotegida y sobre todo acosada, observada como objeto de deseo y enjuiciada o satanizada solamente por la forma en que se viste”.

En muchos sitios de internet se ofrecen los llamados “teaser” o chicharras inmovilizadores en precios que van de 400 a 700 pesos dependiendo del tamaño y voltaje, aunque se advierte como instrumentos peligrosos si no se saben usar adecuadamente. Pero también están los más usados por las mujeres quizá por su precio, tamaño y efectividad, son los atomizadores o dispositivos que contienen gas pimienta pues vienen en muchos tamaños y presentaciones con costos desde 100 a 300 pesos dependiendo donde se compren.

Sin embargo existen hay otros lugares donde también se venden y es en tianguis ambulantes o algunas tiendas de productos tácticos. Los precios son muy variados en virtud del tamaño o marca del producto, pero las chicharras no bajan de 300 a 500 pesos. Y un spray de gas pimienta se puede conseguir hasta en 100 pesos, incluso los hay en forma de lápiz labial, lo que les hace muy cómodos para su portación en el bolso de una mujer.

Hernández Camargo insiste que la proliferación de estos artefactos se da por la incapacidad de la policía para brindar seguridad. Asimismo hay muchas dudas o vacíos de carácter legal en cuanto a la legalidad en el uso de estos instrumentos de seguridad personal, a decir de la informante indica que al parecer no están prohibidos, pero es un hecho que tampoco está regulada se venta y uso.

No se sabe si puede considerársele un arma a estos dispositivos, sin embargo existe la figura de Legítima Defensa donde la mujer atacada puede alegar que fue para defenderse ante cualquier ataque y ello sería una atenuante. Sería irracional que se le juzgue a una mujer por defenderse de esa manera.

Asimismo la activista social dijo que lamentablemente priva el desconocimiento de las leyes por parte de los ciudadanos, para el caso de muchas mujeres tienen aún esa idea falsa de creer que es derecho de sus maridos que las golpeen y por ello no demandan. La amenaza permanente del agresor cuando es familiar cercano es una de las principales razones por las que muchas mujeres no actúan legalmente.

Sin embargo hay dudas sobre si es legal su venta y portación, aunque realmente tienen mucha demanda y especialmente las mujeres están comprando como método de defensa ante cualquier ataque, sobre todo con la tendencia hacía la violencia de género.

A este respecto se acudió a un especialista en leyes, mismo que solicitó omitir su nombre, y quien precisa que en Durango ninguna ley permite a ciudadano alguno la utilización de los instrumentos multicitados. No obstante en defensa propia a la hora de un alegato judicial puede ser argumento a favor de la víctima, por defender su integridad.

Asimismo se le cuestionó en torno a que tan válido es usarlos en el caso de la legítima defensa, ante lo cual indicó que si es factible, pero si no es así no puede usarse porque ningún ordenamiento de carácter legal lo permite, sea la Constitución Mexicana o la local. El portar un gas pimienta o un teaser es lo equivalente a portar una navaja, la autoridad si lo detecta está facultada para el decomiso porque está prohibido su uso, asegura el especialista entrevistado.

Asimismo reconoce que se ha hecho práctica común la venta y uso de estos dispositivos, pero ello no implica que sean legales. Asimismo reconoce que en México existe un vacío legal y se debería legislar al respecto.

Las agresiones a mujeres y violencia de género van en aumento a nivel nacional, situación que ha creado nuevas opciones para la autodefensa, como el caso de la adquisición de dispositivos para seguridad como bastones eléctricos, chicharras y spray de gas pimienta. Aunque agrupaciones feministas señalan que esto sería innecesario porque la autoridad debiera protegerlas, lo cierto es que van en aumento su uso que según señalan expertos, están prohibidos por la ley pero hay un vacío legal a este respecto.

Actualmente se ha abierto un mercado para la comercialización de diversos productos de defensa personal, especialmente a través de internet donde reconocidas firmas como AMAZON ofrecen algunos de estos implementos a precios que van desde 100 a 600 pesos dependiendo el tamaño o la marca. Aunque también se venden de manera ocasional en algunos tianguis y abiertamente a través de internet incluso existen tutoriales para fabricar gases pimienta y protegerse así de algún ataque.

El comercio de estos artículos ya hace varios años que existe y se ha ampliado recientemente por la ola de ataques, acoso, violaciones y muchas agresiones que se han presentado en contra de mujeres que ya han decidido muchas de ellas portar un instrumento que les permita defenderse ante cualquier depredador o acosador.

Al reconocer que en Durango como muchas partes del país va a la alza el uso de estos instrumentos, la activista social Julieta Hernández Camargo, líder del colectivo “Sí Hay Mujeres en Durango”, es firme al precisar que no deberían utilizarse porque es deber de la autoridad brindar la seguridad. Ya hay señales de que se está usando con mayor frecuencia estos implementos, pero también se sabe del interés que han mostrado muchas féminas por adiestrarse en el arte de la defensa personal.

Ante la imposibilidad de respuesta por parte del Estado y del Municipio se está a las mujereas orillando a las mujeres hacía tomar este tipo de acciones para defender su integridad; es una realidad que no se puede negar, precisó la entrevistada.

“Aunque lo justifico, no estoy de acuerdo con esto porque es muestra de un Estado fallido que no cuidada a sus habitantes, especialmente a las mujeres que representan el 51% de la población y eso no está bien”, patentizó Hernández Camargo.

Lamentablemente esa mentalidad machista que aún permea en la sociedad mexicana a través de la cual los hombres se sienten superiores a las mujeres; de ahí que son agredidas física, sexual y psicológicamente, pero lo más grave es que está comprobado que un 80% de los ataques acontecen al interior o cercano al círculo familiar y muchas de las veces se guardan los “secretos familiares” porque el agresor es un hermano, un tío, el abuelo y hasta los propios padres.

En Durango ya van este año 20 asesinatos de mujeres, los protocolos para aplicar la Alerta de Género no están funcionando, la mujer se siente desprotegida y sobre todo acosada, observada como objeto de deseo y enjuiciada o satanizada solamente por la forma en que se viste”.

En muchos sitios de internet se ofrecen los llamados “teaser” o chicharras inmovilizadores en precios que van de 400 a 700 pesos dependiendo del tamaño y voltaje, aunque se advierte como instrumentos peligrosos si no se saben usar adecuadamente. Pero también están los más usados por las mujeres quizá por su precio, tamaño y efectividad, son los atomizadores o dispositivos que contienen gas pimienta pues vienen en muchos tamaños y presentaciones con costos desde 100 a 300 pesos dependiendo donde se compren.

Sin embargo existen hay otros lugares donde también se venden y es en tianguis ambulantes o algunas tiendas de productos tácticos. Los precios son muy variados en virtud del tamaño o marca del producto, pero las chicharras no bajan de 300 a 500 pesos. Y un spray de gas pimienta se puede conseguir hasta en 100 pesos, incluso los hay en forma de lápiz labial, lo que les hace muy cómodos para su portación en el bolso de una mujer.

Hernández Camargo insiste que la proliferación de estos artefactos se da por la incapacidad de la policía para brindar seguridad. Asimismo hay muchas dudas o vacíos de carácter legal en cuanto a la legalidad en el uso de estos instrumentos de seguridad personal, a decir de la informante indica que al parecer no están prohibidos, pero es un hecho que tampoco está regulada se venta y uso.

No se sabe si puede considerársele un arma a estos dispositivos, sin embargo existe la figura de Legítima Defensa donde la mujer atacada puede alegar que fue para defenderse ante cualquier ataque y ello sería una atenuante. Sería irracional que se le juzgue a una mujer por defenderse de esa manera.

Asimismo la activista social dijo que lamentablemente priva el desconocimiento de las leyes por parte de los ciudadanos, para el caso de muchas mujeres tienen aún esa idea falsa de creer que es derecho de sus maridos que las golpeen y por ello no demandan. La amenaza permanente del agresor cuando es familiar cercano es una de las principales razones por las que muchas mujeres no actúan legalmente.

Sin embargo hay dudas sobre si es legal su venta y portación, aunque realmente tienen mucha demanda y especialmente las mujeres están comprando como método de defensa ante cualquier ataque, sobre todo con la tendencia hacía la violencia de género.

A este respecto se acudió a un especialista en leyes, mismo que solicitó omitir su nombre, y quien precisa que en Durango ninguna ley permite a ciudadano alguno la utilización de los instrumentos multicitados. No obstante en defensa propia a la hora de un alegato judicial puede ser argumento a favor de la víctima, por defender su integridad.

Asimismo se le cuestionó en torno a que tan válido es usarlos en el caso de la legítima defensa, ante lo cual indicó que si es factible, pero si no es así no puede usarse porque ningún ordenamiento de carácter legal lo permite, sea la Constitución Mexicana o la local. El portar un gas pimienta o un teaser es lo equivalente a portar una navaja, la autoridad si lo detecta está facultada para el decomiso porque está prohibido su uso, asegura el especialista entrevistado.

Asimismo reconoce que se ha hecho práctica común la venta y uso de estos dispositivos, pero ello no implica que sean legales. Asimismo reconoce que en México existe un vacío legal y se debería legislar al respecto.

Local

Artistas recibirán apoyos para combatir con arte al Covid

Podrán participar de las diversas convocatorias que se lanzarán a través de las redes sociales del ICED

Municipios

Re-aperturan guarderías de Canatlán

A menos de un 20% de su capacidad se encuentran estancias infantiles, como La Manzanitas

Local

Eliminación de Prodecon, vulnera contribuyentes: Coparmex

La Coparmex pide al Gobierno estatal tomar a su cargo la defensa y asesoría de los contribuyentes, luego de la eliminación del 75% del presupuesto para la dependencia federal

Gossip

El espectáculo en vivo, moribundo

La incertidumbre reina entre la industria musical, que se debate entre el dudoso éxito de los conciertos online y la lejana esperanza de volver a los escenarios

Local

Eliminación de Prodecon, vulnera contribuyentes: Coparmex

La Coparmex pide al Gobierno estatal tomar a su cargo la defensa y asesoría de los contribuyentes, luego de la eliminación del 75% del presupuesto para la dependencia federal

Municipios

Suspenden en Lerdo actividades de Cribissa

Obras Públicas municipales colocaron los sellos y cinta amarilla de la suspensión de actividades

Municipios

Re-aperturan guarderías de Canatlán

A menos de un 20% de su capacidad se encuentran estancias infantiles, como La Manzanitas

República

Balean instalaciones de Policía Estatal en Santa María del Río, SLP

El ataque se registró horas después del operativo mediante el que se capturó a un integrante del Cártel de Santa Rosa de Lima en un fraccionamiento de Villas de Pozos

Municipios

Apoyan regidores priistas a 6 personas pensionadas

Francisco Bardán dejó en claro que estas personas se ganaron su derecho a la pensión, y esto es muy grave, pues los afecta económicamente