/ viernes 5 de marzo de 2021

Cipactli, una maestra que aprende de la pandemia

Cambió el pizarrón por la computadora, el salón de clases está ahora en el comedor y su agenda es una pared en la que organiza sus pendientes de la escuela en la que da clases de español

Una pared convertida en pizarrón y agenda, es el lugar al que Cipactli Camacho Morales, todos los días recurre a primera hora para realizar la planeación de sus actividades diarias, pues con tres pequeñas a su cargo y ocho grupos de segundo grado de nivel secundaria es indispensable que la docente sea metódica y puntual en sus quehaceres.

Cada día es una odisea, pues su hija mayor Evelyn de apenas seis años, cursa el primer grado de primaria, por tanto es indispensable que la enseñe a leer y escribir, mientras que Daniela está en segundo grado de preescolar y Alondra con 19 meses de edad, es una bebe que demanda mucha atención.

“Todas la mañanas me programo en lo que haré”, comentó la maestra quien imparte la clase de español de lunes a viernes, “dependiendo de los días que tengo clase, divido los horarios, cuando no es así los dedico a revisar trabajos y de ahí, parto para poder apoyar a mis hijas en sus clases, mientras que por la tarde-noche limpio la casa”.

Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

Cuando inició la pandemia su hija menor no llegaba al año de edad y era necesario que estuviera al lado de su mamá, pero a casi un año de la tragedia que ha azotado al mundo entero, Cipactli se vio en la necesidad de buscar una guardería, pues al ubicarse Durango en semáforo amarillo dicha actividad se abrió con una porcentaje de ocupación del 50%, de esta manera saca provecho a las horas del día sabiendo que su hija está bien cuidada.

Llegó un momento en el que la maestra no sabía cómo actuar, así que buscó soluciones prácticas y rápidas, “Evelyn debe aprender a leer y escribir, pero avanzábamos muy poco, yo digo que es por los horarios que teníamos o porque ya todas estamos muy presionadas, entonces busqué información y encontré clases personalizadas, así que inscribí a mis dos hijas. Son dos clases las que reciben a la semana, eso me ha ayudado a desahogar mi trabajo y a ellas a avanzar en sus conocimientos”, comentó.

Todos los lunes, miércoles y jueves, la también licenciada en Comunicación imparte clases por Zoom, ahora solo son de 30 minutos, pues con grupos de más de 30 alumnos que están en plena adolescencia, ha sido todo un reto mantener su atención.

“Me ha pasado de todo”, narró la maestra Cipactli, pues existe un común denominador entre los adolescentes a los que imparte clase, pues las clases no son su prioridad, “cada semana les explicó la actividad que van a realizar, les pido trabajos breves y sencillos, ya que el método anterior no lo cumplían, decían que era demasiada carga de trabajo. Aun así con la reducción de horarios y tareas la mayoría nunca participa en clase e incluso ni encienden la cámara de su computadora o celular”.

Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

El trabajo en casa ha sido muy difícil, argumentó la entrevistada, pues aunado a su labor como docente, ahora debe tener al corriente en sus clases a sus hijas y mantener la casa ordenada, “hay días que la cabeza me explota, estoy cansada, aburrida y no me queda más que tranquilizarme yo sola, respiro y dejo el trabajo que no es prioridad”, en este volado sale perdiendo la limpieza de la casa.

Cuando se ve rebasada en trabajo, Cipactli busca ayuda de otra persona para que ponga en orden su hogar, pero no es de manera frecuente, pues los gastos para el cuidado de la bebe y enseñanza de sus otras dos hijas, asciende a más de tres mil pesos mensuales, más alimentación y el transporte.

Cuando los horarios y rutinas de las cuatro se habían normalizado, llegó la noticia que no quería escuchar, la guardería a la que acude Alondra cerró sus puertas, debido a que no cuentan con niños para solventar los gastos, por lo que se dio a la tarea de buscar un nuevo lugar y con la esperanza que el semáforo epidemiológico en Durango se mantenga en amarillo para que las estancias infantiles continúen con sus labores.

Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

El día internacional de la mujer Cipactli la pasará revisando trabajos y evaluando a cada alumno, pues el 11 de marzo debe entregar calificaciones, “mucha gente piensa que es fácil calificar, pero ahora que todo es digital, se ha complicado porque la mayoría de la evidencia que mandan los alumnos no se ven bien, y son pocos estudiantes los que hacen buenos trabajos y se esfuerzan, además los padres de familia no nos apoyan, así que tenemos que estar tras los muchachos con mensajes o correos para que entreguen sus trabajos”.

“La pandemia me ha enseñado que soy una mujer fuerte y puedo sacar a mis hijas adelante, al igual que a mis alumnos. Ellas ven que todos los días doy lo mejor como maestra y trato de que eso las llene de energía, por eso nunca dejo pasar el día sin darles un abrazo y decirles cuánto las quiero”, finalizó la maestra Cipactli.

Foto: León Alvarado | El Sol de Durango



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music

Una pared convertida en pizarrón y agenda, es el lugar al que Cipactli Camacho Morales, todos los días recurre a primera hora para realizar la planeación de sus actividades diarias, pues con tres pequeñas a su cargo y ocho grupos de segundo grado de nivel secundaria es indispensable que la docente sea metódica y puntual en sus quehaceres.

Cada día es una odisea, pues su hija mayor Evelyn de apenas seis años, cursa el primer grado de primaria, por tanto es indispensable que la enseñe a leer y escribir, mientras que Daniela está en segundo grado de preescolar y Alondra con 19 meses de edad, es una bebe que demanda mucha atención.

“Todas la mañanas me programo en lo que haré”, comentó la maestra quien imparte la clase de español de lunes a viernes, “dependiendo de los días que tengo clase, divido los horarios, cuando no es así los dedico a revisar trabajos y de ahí, parto para poder apoyar a mis hijas en sus clases, mientras que por la tarde-noche limpio la casa”.

Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

Cuando inició la pandemia su hija menor no llegaba al año de edad y era necesario que estuviera al lado de su mamá, pero a casi un año de la tragedia que ha azotado al mundo entero, Cipactli se vio en la necesidad de buscar una guardería, pues al ubicarse Durango en semáforo amarillo dicha actividad se abrió con una porcentaje de ocupación del 50%, de esta manera saca provecho a las horas del día sabiendo que su hija está bien cuidada.

Llegó un momento en el que la maestra no sabía cómo actuar, así que buscó soluciones prácticas y rápidas, “Evelyn debe aprender a leer y escribir, pero avanzábamos muy poco, yo digo que es por los horarios que teníamos o porque ya todas estamos muy presionadas, entonces busqué información y encontré clases personalizadas, así que inscribí a mis dos hijas. Son dos clases las que reciben a la semana, eso me ha ayudado a desahogar mi trabajo y a ellas a avanzar en sus conocimientos”, comentó.

Todos los lunes, miércoles y jueves, la también licenciada en Comunicación imparte clases por Zoom, ahora solo son de 30 minutos, pues con grupos de más de 30 alumnos que están en plena adolescencia, ha sido todo un reto mantener su atención.

“Me ha pasado de todo”, narró la maestra Cipactli, pues existe un común denominador entre los adolescentes a los que imparte clase, pues las clases no son su prioridad, “cada semana les explicó la actividad que van a realizar, les pido trabajos breves y sencillos, ya que el método anterior no lo cumplían, decían que era demasiada carga de trabajo. Aun así con la reducción de horarios y tareas la mayoría nunca participa en clase e incluso ni encienden la cámara de su computadora o celular”.

Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

El trabajo en casa ha sido muy difícil, argumentó la entrevistada, pues aunado a su labor como docente, ahora debe tener al corriente en sus clases a sus hijas y mantener la casa ordenada, “hay días que la cabeza me explota, estoy cansada, aburrida y no me queda más que tranquilizarme yo sola, respiro y dejo el trabajo que no es prioridad”, en este volado sale perdiendo la limpieza de la casa.

Cuando se ve rebasada en trabajo, Cipactli busca ayuda de otra persona para que ponga en orden su hogar, pero no es de manera frecuente, pues los gastos para el cuidado de la bebe y enseñanza de sus otras dos hijas, asciende a más de tres mil pesos mensuales, más alimentación y el transporte.

Cuando los horarios y rutinas de las cuatro se habían normalizado, llegó la noticia que no quería escuchar, la guardería a la que acude Alondra cerró sus puertas, debido a que no cuentan con niños para solventar los gastos, por lo que se dio a la tarea de buscar un nuevo lugar y con la esperanza que el semáforo epidemiológico en Durango se mantenga en amarillo para que las estancias infantiles continúen con sus labores.

Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

El día internacional de la mujer Cipactli la pasará revisando trabajos y evaluando a cada alumno, pues el 11 de marzo debe entregar calificaciones, “mucha gente piensa que es fácil calificar, pero ahora que todo es digital, se ha complicado porque la mayoría de la evidencia que mandan los alumnos no se ven bien, y son pocos estudiantes los que hacen buenos trabajos y se esfuerzan, además los padres de familia no nos apoyan, así que tenemos que estar tras los muchachos con mensajes o correos para que entreguen sus trabajos”.

“La pandemia me ha enseñado que soy una mujer fuerte y puedo sacar a mis hijas adelante, al igual que a mis alumnos. Ellas ven que todos los días doy lo mejor como maestra y trato de que eso las llene de energía, por eso nunca dejo pasar el día sin darles un abrazo y decirles cuánto las quiero”, finalizó la maestra Cipactli.

Foto: León Alvarado | El Sol de Durango



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music

Local

65 nuevos casos de Covid-19 en Durango

En el acumulado desde el inicio de la pandemia, se han registrado en la entidad un total de 33 mil 101 casos positivos

Local

Tomas clandestinas generan desperdicio de agua

Además afecta a los usuarios que tiene su contrato y pagan por el servicio, porque reduce la presión de las redes que llegan a los hogares, señaló Aguas del Municipio de Durango

Municipios

Durango vive una sequía de las más duras de la historia

Presidente de la Unión Ganadera Regional de Durango, Rogelio Soto Ochoa señalo que en lo que va de la administración federal se les han quitado todo tipo de apoyos a la ganadería

Ecología

DiCaprio, Kate Perry y Caetano Veloso piden a Biden evitar acuerdo ambiental con Brasil

"Se deben tomar acciones urgentes para enfrentar las amenazas de la Amazonía, pero un acuerdo con Bolsonaro no es la solución", señalan

Local

Se mantiene abierta selección de libros para próximo ciclo escolar en Durango

El funcionario estatal explicó que para el siguiente ciclo escolar se lleva a cabo la selección de libros, la cual está a disposición de los maestros en la plataforma que abre la Comisión Nacional de Libros Gratuitos

Local

Ayuntamientos deberán regular eventos masivos de campañas políticas en Durango

Nadie queremos regresar a los contagios masivos, por ello se tiene que poner orden en los eventos de campaña para cuidar a la ciudadanía, declaro Iván Gurrola

Local

Gina Campuzano denuncia a tuitera duranguense por ataque en redes sociales

La candidata del PAN, Gina Campuzano, denunció penalmente a una tuitera duranguense identificada como "@SoyMaestra", por difundir un meme en redes sociales sobre la panista

Sociedad

¿Cómo surgió el 4/20 símbolo de la marihuana?

La fecha se ha vuelto el símbolo del movimiento que defiende el uso de esta hierba

Local

Incrementa hasta un 15% consumo de agua en temporada de calor en Durango

Sí se continúa con prácticas de desperdicio, en 4 o 5 años, se puede presentar un problema de abastecimiento