/ viernes 16 de octubre de 2020

Asústame: La monja de Catedral, la novia eterna de Durango

Cada noche en la ciudad de Durango, si pones atención podrás ver en lo más alto de la torre de Catedral a una monja que está a la espera de su amado

Cuando la noche cobija la ciudad de Durango, puedes ver en lo más alto de la torre de Catedral a una monja que está a la espera de su amado, quien le juro amor eterno y jamás regresó por ella.

La historia ha pasado de generación en generación, la mayoría de los durangueses han crecido escuchando este relato, pero como cualquier otra leyenda, con el paso de los años las personas le han agregado u omitido detalles.

Un día Durango se cubrió de imponentes valles y calles empedradas, donde las familias paseaban en carretas jaladas por caballos y acudían cada domingo sin falta a la misa de mediodía en la majestuosa Catedral.

Corría el siglo XIX, en México vivíamos un momento bastante complicado pues estaba a punto de comenzar la segunda intervención francesa. Y la ciudad de Durango poco a poco comenzó a verse invadida por soldados franceses.

Foto: Lulú Murillo | El Sol de Durango

En medio de este caos se escribiría una trágica historia de amor, la de Beatriz, una joven duranguense devota de Dios, quien según relatan destacaba por su gran belleza, provenía de una familia acomodada y rica. Su fe era tan grande que optó dedicar su vida a la iglesia.

Sus padres aprobaron la decisión, orgullosos les presumían a sus amigos y decían que era mejor verla casada con Dios que con un hombre que no estuviera a su altura.

Pronto ingresó a un convento local, pero no pasaría mucho tiempo para que este cerrara sus puertas. Devastada la joven regresó a la casa de sus padres, quienes vivían cerca de la Catedral.

Lamentablemente ambos habían muerto y durante un tiempo vivió sola. Una noche bastante fría y solitaria, alguien llamó a la puerta de Beatriz, con miedo abrió y encontró a sus pies a un soldado francés herido, quien le imploró por ayuda y un refugio.

Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

La joven temerosa se negó, pero el soldado desenfundó su espada y la amenazó, por lo que tuvo que ceder. Beatriz lo curó y lo escondió durante semanas, y poco a poco ambos se enamoraron, a tal punto que empezaron a planear su vida juntos.

Pero una vez más el destino sorprendería a Beatriz, pues su amado Fernando debía marcharse junto con su ejército, al verla destrozada, el joven le juro que regresaría para desposarla y hacer realidad sus sueños.

Ninguno de los dos imaginó que esa despedida cambiaría el rumbo de su vida para siempre. Aunque Fernando intentó muchas veces regresar a la ciudad, este fue asesinado.

Beatriz nunca se enteró de la noticia y cada noche ilusionada subía hasta la parte más alta de Catedral, para observar cuando regresara su amado y darle la noticia de que estaba embarazada.

Una mañana, puntualmente llegó el encargado al templo y cual fue su sorpresa al descubrir el cadáver de Beatriz a los pies de la iglesia.

Hasta el día de hoy nadie sabe si fue accidente o suicidio, pero según cuentan algunos duranguenses, la noche en la que murió ella subió a la torre y en un momento de emoción creyó que era Fernando, por lo que tropezó y cayó.

Lo que es verdad es que la monja vigila cada noche el regreso de su amado, su figura se distingue en las alturas del templo, sobre todo en las noches de luna llena.

Observar a la monja de Catedral: una tradición en Durango

Como en cualquier otro estado, en Durango las leyendas se han convertido en parte de la cultura e incluso historia de sus habitantes.

Quién no recuerda haber asistido un domingo por la noche a la Catedral para buscar entre sus columnas a la icónica monja.

Si pones atención lograrás observar la “aparición” de la mujer en la columna izquierda, justo donde se unen ambos arcos, por el lado de la calle Constitución. Se trata de un juego de sombras, casi una ilusión óptica de la cual muy pocos han logrado ser testigos.

Foto: León Carmelo | El Sol de Durango

Cuando la noche cobija la ciudad de Durango, puedes ver en lo más alto de la torre de Catedral a una monja que está a la espera de su amado, quien le juro amor eterno y jamás regresó por ella.

La historia ha pasado de generación en generación, la mayoría de los durangueses han crecido escuchando este relato, pero como cualquier otra leyenda, con el paso de los años las personas le han agregado u omitido detalles.

Un día Durango se cubrió de imponentes valles y calles empedradas, donde las familias paseaban en carretas jaladas por caballos y acudían cada domingo sin falta a la misa de mediodía en la majestuosa Catedral.

Corría el siglo XIX, en México vivíamos un momento bastante complicado pues estaba a punto de comenzar la segunda intervención francesa. Y la ciudad de Durango poco a poco comenzó a verse invadida por soldados franceses.

Foto: Lulú Murillo | El Sol de Durango

En medio de este caos se escribiría una trágica historia de amor, la de Beatriz, una joven duranguense devota de Dios, quien según relatan destacaba por su gran belleza, provenía de una familia acomodada y rica. Su fe era tan grande que optó dedicar su vida a la iglesia.

Sus padres aprobaron la decisión, orgullosos les presumían a sus amigos y decían que era mejor verla casada con Dios que con un hombre que no estuviera a su altura.

Pronto ingresó a un convento local, pero no pasaría mucho tiempo para que este cerrara sus puertas. Devastada la joven regresó a la casa de sus padres, quienes vivían cerca de la Catedral.

Lamentablemente ambos habían muerto y durante un tiempo vivió sola. Una noche bastante fría y solitaria, alguien llamó a la puerta de Beatriz, con miedo abrió y encontró a sus pies a un soldado francés herido, quien le imploró por ayuda y un refugio.

Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

La joven temerosa se negó, pero el soldado desenfundó su espada y la amenazó, por lo que tuvo que ceder. Beatriz lo curó y lo escondió durante semanas, y poco a poco ambos se enamoraron, a tal punto que empezaron a planear su vida juntos.

Pero una vez más el destino sorprendería a Beatriz, pues su amado Fernando debía marcharse junto con su ejército, al verla destrozada, el joven le juro que regresaría para desposarla y hacer realidad sus sueños.

Ninguno de los dos imaginó que esa despedida cambiaría el rumbo de su vida para siempre. Aunque Fernando intentó muchas veces regresar a la ciudad, este fue asesinado.

Beatriz nunca se enteró de la noticia y cada noche ilusionada subía hasta la parte más alta de Catedral, para observar cuando regresara su amado y darle la noticia de que estaba embarazada.

Una mañana, puntualmente llegó el encargado al templo y cual fue su sorpresa al descubrir el cadáver de Beatriz a los pies de la iglesia.

Hasta el día de hoy nadie sabe si fue accidente o suicidio, pero según cuentan algunos duranguenses, la noche en la que murió ella subió a la torre y en un momento de emoción creyó que era Fernando, por lo que tropezó y cayó.

Lo que es verdad es que la monja vigila cada noche el regreso de su amado, su figura se distingue en las alturas del templo, sobre todo en las noches de luna llena.

Observar a la monja de Catedral: una tradición en Durango

Como en cualquier otro estado, en Durango las leyendas se han convertido en parte de la cultura e incluso historia de sus habitantes.

Quién no recuerda haber asistido un domingo por la noche a la Catedral para buscar entre sus columnas a la icónica monja.

Si pones atención lograrás observar la “aparición” de la mujer en la columna izquierda, justo donde se unen ambos arcos, por el lado de la calle Constitución. Se trata de un juego de sombras, casi una ilusión óptica de la cual muy pocos han logrado ser testigos.

Foto: León Carmelo | El Sol de Durango

Local

CNTE retira su campamento frente a Congreso estatal

Si bien, no lograron avanzar en la negociación del pago de quinquenios, al menos 60 maestros conservarán sus empleos, señaló el líder de la CNTE, Moisés Trujillo Esquivel

Local

Duranguenses continúan sin acatar las medidas sanitarias: no bajan los contagios

"Por favor no saquen a sus niños para que pidan halloween este 31 de octubre, ya que en vez de dulces obtendrían un virus", dijo Sergio González

Cultura

Gala de danza con “La Revuelta” y grupo de jazz “Quartetrio”

En esta ocasión y con motivo de la celebración del “Festival Cultural Revueltas 2020” unirán talentos para engalanar los hogares duranguenses

Local

Se estima una producción de frijol similar a la 2019

Un aproximado de 55 mil toneladas de frijol, serán las que se obtengan, luego de sembrar una superficie de 200 mil toneladas

Policiaca

[Video] Explota línea de gas subterránea

En calle Regato y Negrete, una línea de conducción de una empresa gasera, explotó sin que se registren personas heridas

Cultura

Gala de danza con “La Revuelta” y grupo de jazz “Quartetrio”

En esta ocasión y con motivo de la celebración del “Festival Cultural Revueltas 2020” unirán talentos para engalanar los hogares duranguenses

Cultura

Julio Revueltas en concierto

El concierto de Julio Revueltas cerrará la edición de este año del Festival Cultural Virtual 2020, junto a una charla con toda la familia Revueltas

Cultura

Disfruta de la Proyección Monumental “Santos Difuntos”

Este fin de semana dentro de la programación del Festival Muuki, se llevará a cabo la proyección monumental Santos Difuntos, en el edificio Durán, ubicado en el centro histórico de la ciudad de Durango