/ sábado 10 de octubre de 2020

En cartera

Urge unidad en la diversidad

Por ley, la SHCP deberá destinar 70% de lo entregado a amortizar la deuda pública, mientras que lo restante se destinará al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios o al incremento de activos que fortalezcan la posición financiera del gobierno federal.

21 senadores del PAN presentaron una denuncia ante la Fiscalía General de la República en contra del doctor Hugo López-Gatell. Lo acusan por las acciones, omisiones y negligencias en la atención y manejo de la pandemia originada por el Covid-19 que, dicen, son constitutivos de delitos. La parte final de la denuncia es dura: “Hay datos de prueba suficientes para establecer que el C. Hugo López-Gatell y las autoridades administrativas federales sanitarias cometieron los delitos de homicidio, lesiones, sabotaje…”.

A seis meses de que el Covid-19 llegara a nuestras vidas, trastocándolas, tenemos que hacernos cargo de un obligado balance entre las omisiones históricas y las omisiones vigentes. Porque tenemos el derecho a saber si nuestros gobiernos y nosotros como sociedad hicimos lo necesario y lo mejor ante la pandemia que descontroló la vida de todos y cambió las finanzas del mundo entero. Salir cuando la indicación era quedarse en casa y el rechazo a portar cubrebocas, tuvo sus consecuencias.

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, dio a conocer que el año que viene sería el peor desde 1932 porque se habían acabado los guardaditos: El Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios, FEIP, que se recibió con 280 mil millones y el año pasado se gastaron 112 mil millones de pesos y en el 2020 van por los 166 mil millones restantes; el Fondo de Estabilización de Ingresos de la Entidades Federativas, FEIEF, que el 30 de noviembre de 2018 tenía 92 mil millones de pesos de los que en 2019 quedaban 60 mil millones y en diciembre de 2020 veremos su saldo; los fideicomisos públicos, de donde Hacienda obtuvo otros 180 mil millones de pesos.

Aún así, se estima que 12 millones de mexicanos que hoy son de clase media baja pasarán a ser pobres por ingresos, a la pobreza extrema. Los 17 programas prioritarios del gobierno actual apenas representan el 0.61 por ciento del Producto Interno Bruto de 2019. Simplemente la pauperización de la economía. Cada vez es más patente la insuficiencia de los programas oficiales, los cuales sólo están dirigidos a los ciudadanos y a sus familias para atender las necesidades ingentes de consumo que padece el 40 por ciento de nuestra población.

No existen, por el contrario, ningunos que apoyen el potencial económico nacional para crear nueva producción, empleos y consumo. Aumenta en consecuencia la brecha entre ricos y pobres. Se dio fin, en cambio, a servicios sociales como guarderías, refugios para mujeres maltratadas; o de salud, como, por ejemplo, los destinados a atender a niños con cáncer.

Los 10 mandatarios estatales adscritos a la Alianza Federalista -entre ellos Durango- oficializaron por medio de un comunicado su unánime decisión de retirarse de la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago), el oficio fue dirigido a Juan Manuel Carreras López, gobernador de San Luis Potosí y titular de la Conago. El próximo sábado 26 de septiembre se cumplirán seis años del levantamiento y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Y hasta la fecha nada. El comercio ilegal de fentanilo (tiene una potencia superior a la morfina) se ha popularizado entre las redes de narcotráfico en todo el mundo.

En México, esta droga ha ganado terreno sobre otras, siendo una de las más distribuidas entre los cárteles mexicanos.

El rector de la Universidad Iberoamericana, David Fernández Dávalos, afirmó que existe un ataque clasista, ideológico, político y económico para que AMLO fracase: “Las élites surgidas del porfiriato están siendo desplazadas del control político, más no del control económico”. Continuará)

Urge unidad en la diversidad

Por ley, la SHCP deberá destinar 70% de lo entregado a amortizar la deuda pública, mientras que lo restante se destinará al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios o al incremento de activos que fortalezcan la posición financiera del gobierno federal.

21 senadores del PAN presentaron una denuncia ante la Fiscalía General de la República en contra del doctor Hugo López-Gatell. Lo acusan por las acciones, omisiones y negligencias en la atención y manejo de la pandemia originada por el Covid-19 que, dicen, son constitutivos de delitos. La parte final de la denuncia es dura: “Hay datos de prueba suficientes para establecer que el C. Hugo López-Gatell y las autoridades administrativas federales sanitarias cometieron los delitos de homicidio, lesiones, sabotaje…”.

A seis meses de que el Covid-19 llegara a nuestras vidas, trastocándolas, tenemos que hacernos cargo de un obligado balance entre las omisiones históricas y las omisiones vigentes. Porque tenemos el derecho a saber si nuestros gobiernos y nosotros como sociedad hicimos lo necesario y lo mejor ante la pandemia que descontroló la vida de todos y cambió las finanzas del mundo entero. Salir cuando la indicación era quedarse en casa y el rechazo a portar cubrebocas, tuvo sus consecuencias.

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, dio a conocer que el año que viene sería el peor desde 1932 porque se habían acabado los guardaditos: El Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios, FEIP, que se recibió con 280 mil millones y el año pasado se gastaron 112 mil millones de pesos y en el 2020 van por los 166 mil millones restantes; el Fondo de Estabilización de Ingresos de la Entidades Federativas, FEIEF, que el 30 de noviembre de 2018 tenía 92 mil millones de pesos de los que en 2019 quedaban 60 mil millones y en diciembre de 2020 veremos su saldo; los fideicomisos públicos, de donde Hacienda obtuvo otros 180 mil millones de pesos.

Aún así, se estima que 12 millones de mexicanos que hoy son de clase media baja pasarán a ser pobres por ingresos, a la pobreza extrema. Los 17 programas prioritarios del gobierno actual apenas representan el 0.61 por ciento del Producto Interno Bruto de 2019. Simplemente la pauperización de la economía. Cada vez es más patente la insuficiencia de los programas oficiales, los cuales sólo están dirigidos a los ciudadanos y a sus familias para atender las necesidades ingentes de consumo que padece el 40 por ciento de nuestra población.

No existen, por el contrario, ningunos que apoyen el potencial económico nacional para crear nueva producción, empleos y consumo. Aumenta en consecuencia la brecha entre ricos y pobres. Se dio fin, en cambio, a servicios sociales como guarderías, refugios para mujeres maltratadas; o de salud, como, por ejemplo, los destinados a atender a niños con cáncer.

Los 10 mandatarios estatales adscritos a la Alianza Federalista -entre ellos Durango- oficializaron por medio de un comunicado su unánime decisión de retirarse de la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago), el oficio fue dirigido a Juan Manuel Carreras López, gobernador de San Luis Potosí y titular de la Conago. El próximo sábado 26 de septiembre se cumplirán seis años del levantamiento y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Y hasta la fecha nada. El comercio ilegal de fentanilo (tiene una potencia superior a la morfina) se ha popularizado entre las redes de narcotráfico en todo el mundo.

En México, esta droga ha ganado terreno sobre otras, siendo una de las más distribuidas entre los cárteles mexicanos.

El rector de la Universidad Iberoamericana, David Fernández Dávalos, afirmó que existe un ataque clasista, ideológico, político y económico para que AMLO fracase: “Las élites surgidas del porfiriato están siendo desplazadas del control político, más no del control económico”. Continuará)