/ sábado 24 de octubre de 2020

Urge la unidad en la diversidad

Urge la unidad en la diversidad. Unos defendiendo modelos del pasado y otros tantos luchando por un país anacrónico.

No se ve una oposición estructurada, con un plantón a media pandemia y en tiempo de lluvias, los conservadores no tienen experiencia en esas lides. El líder del Frente Nacional Anti AMLO (FRENAA), Gilberto Lozano, alardea diciendo que tiene apoyos de empresarios para quedarse tres años en el Zócalo. El compromiso es no moverse hasta que renuncie el presidente. Vamos a ver cuánto aguantan.

En el hemiciclo a Juárez proceden a hincarse y rezar y piden a Dios que se vaya López Obrador. No estoy a favor del absurdo de pedirle la renuncia al presidente, a lo que además está impedido por mandato constitucional, ni comulgo, nunca dicho más exactamente, con ese grupo que también invoca a Dios para asuntos del César.

Para acabarla, el excandidato presidencial por el Partido Acción Nacional, Ricardo Anaya, anunció su regreso a la vida política y anuncia que va a recorrer toda la República. Quien originó la discusión sobre procesar a los expresidentes fue Ricardo Anaya, el 8 de marzo de 2018, el candidato panista se reunió con desarrolladores inmobiliarios y ante ellos lanzó la idea de meter a la cárcel a Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón.

En el marco de la investigación que realizaba la entonces PGR en su contra –por presunto lavado de dinero en la venta de una nave industrial–, Anaya se fue contra el presidente en funciones y también contra su antecesor. Sin embargo, el panista Ricardo Anaya Cortés se encuentra dentro de las 70 personas que denunció Emilio Lozoya dentro de su declaración ante la Fiscalía General de la República afirmó el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto Castillo.

López Obrador los ha invitado a que formen un verdadero frente opositor con FRENAA, otros grupos sociales, los ex presidentes, el PRI, el PAN más lo que se acumule y participen en las elecciones del próximo año.

El martes 22 de septiembre de 2020 en el marco del 75° debate de la Asamblea General de las Organización de las Naciones Unidas, el presidente Andrés Manuel López Obrador habló sobre como México ha enfrentado las dos crisis que atraviesa el país: La pandemia del coronavirus y la económica, aseguró que se está logrando la cuarta transformación de la vida pública del país pese a las condiciones económicas y de salud adversas, dijo que gracias a los profesionales médicos, México está avanzando en el combate contra el coronavirus.

En cuanto a lo económico, López Obrador presumió la estrategia de su gobierno que está centrada en brindar apoyos sociales a los sectores más pobres, no permitir la corrupción y no contratando deuda para el país.

Además, aprovechó para reconocer el apoyo de los migrantes mexicanos que viven en Estados Unidos pues han enviado remesas que están contribuyendo a la recuperación económica. “Entonces con lo que estamos invirtiendo desde el gobierno y las remesas estamos fortaleciendo el consumo y a pesar de la pandemia y la crisis no hay hambre en nuestro país”, agregó.

Ante los desafíos que enfrenta el país, ojalá los académicos, investigadores, comunicadores, sociedad civil nos enfoquemos a analizar y proponer alternativas de solución. Algunos analistas se pronuncian por el predominio del mercado, otros por la reivindicación del Estado y otros más por regresar al modelo de economía mixta. La vieja disputa entre el estatismo y el privatismo está sucumbiendo. Está en vías de ser reemplazado por una más prometedora rivalidad entre formas alternativas de institucionalidad de economía, sociedad y pluralismo político.

Con unidad en la diversidad, debemos de establecer el proyecto de nación que nos lleve al desarrollo, al progreso, a disminuir la gran brecha entre pobres y ricos, a una verdadera democracia y una justicia social en plenitud sin los estigmas de la corrupción y la impunidad.

Urge la unidad en la diversidad. Unos defendiendo modelos del pasado y otros tantos luchando por un país anacrónico.

No se ve una oposición estructurada, con un plantón a media pandemia y en tiempo de lluvias, los conservadores no tienen experiencia en esas lides. El líder del Frente Nacional Anti AMLO (FRENAA), Gilberto Lozano, alardea diciendo que tiene apoyos de empresarios para quedarse tres años en el Zócalo. El compromiso es no moverse hasta que renuncie el presidente. Vamos a ver cuánto aguantan.

En el hemiciclo a Juárez proceden a hincarse y rezar y piden a Dios que se vaya López Obrador. No estoy a favor del absurdo de pedirle la renuncia al presidente, a lo que además está impedido por mandato constitucional, ni comulgo, nunca dicho más exactamente, con ese grupo que también invoca a Dios para asuntos del César.

Para acabarla, el excandidato presidencial por el Partido Acción Nacional, Ricardo Anaya, anunció su regreso a la vida política y anuncia que va a recorrer toda la República. Quien originó la discusión sobre procesar a los expresidentes fue Ricardo Anaya, el 8 de marzo de 2018, el candidato panista se reunió con desarrolladores inmobiliarios y ante ellos lanzó la idea de meter a la cárcel a Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón.

En el marco de la investigación que realizaba la entonces PGR en su contra –por presunto lavado de dinero en la venta de una nave industrial–, Anaya se fue contra el presidente en funciones y también contra su antecesor. Sin embargo, el panista Ricardo Anaya Cortés se encuentra dentro de las 70 personas que denunció Emilio Lozoya dentro de su declaración ante la Fiscalía General de la República afirmó el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto Castillo.

López Obrador los ha invitado a que formen un verdadero frente opositor con FRENAA, otros grupos sociales, los ex presidentes, el PRI, el PAN más lo que se acumule y participen en las elecciones del próximo año.

El martes 22 de septiembre de 2020 en el marco del 75° debate de la Asamblea General de las Organización de las Naciones Unidas, el presidente Andrés Manuel López Obrador habló sobre como México ha enfrentado las dos crisis que atraviesa el país: La pandemia del coronavirus y la económica, aseguró que se está logrando la cuarta transformación de la vida pública del país pese a las condiciones económicas y de salud adversas, dijo que gracias a los profesionales médicos, México está avanzando en el combate contra el coronavirus.

En cuanto a lo económico, López Obrador presumió la estrategia de su gobierno que está centrada en brindar apoyos sociales a los sectores más pobres, no permitir la corrupción y no contratando deuda para el país.

Además, aprovechó para reconocer el apoyo de los migrantes mexicanos que viven en Estados Unidos pues han enviado remesas que están contribuyendo a la recuperación económica. “Entonces con lo que estamos invirtiendo desde el gobierno y las remesas estamos fortaleciendo el consumo y a pesar de la pandemia y la crisis no hay hambre en nuestro país”, agregó.

Ante los desafíos que enfrenta el país, ojalá los académicos, investigadores, comunicadores, sociedad civil nos enfoquemos a analizar y proponer alternativas de solución. Algunos analistas se pronuncian por el predominio del mercado, otros por la reivindicación del Estado y otros más por regresar al modelo de economía mixta. La vieja disputa entre el estatismo y el privatismo está sucumbiendo. Está en vías de ser reemplazado por una más prometedora rivalidad entre formas alternativas de institucionalidad de economía, sociedad y pluralismo político.

Con unidad en la diversidad, debemos de establecer el proyecto de nación que nos lleve al desarrollo, al progreso, a disminuir la gran brecha entre pobres y ricos, a una verdadera democracia y una justicia social en plenitud sin los estigmas de la corrupción y la impunidad.