/ viernes 3 de noviembre de 2023

¡México campeón! Tri Femenil se lleva el oro al vencer a Chile 1-0

El tricolor femenil venció a la selección chilena con gol de Rebeca Bernal en la gran final por el oro de Santiago 2023

En lo alto del cerro de Playa Ancha, en el estadio Elias Figueroa de Valparaíso, la selección femenil mexicana cumplió con su destino.

El equipo dirigido por Pedro López estuvo a punto de no venir a los Juegos Panamericanos de Santiago 2023, pero la baja de Canadá le abrió la puerta. El conjunto tricolor aprovechó su oportunidad para derrotar 1-0 a Chile y así ganar la medalla de oro por primera vez en su historia, en un torneo en el que logró imponer su superioridad.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Lejos de las especulaciones de la previa, no fue un partido fácil para México. El hecho de que Chile no pudiera contar con ninguna de sus arqueras titulares por temas administrativos hacía pensar que la final sería un mero trámite para el cuadro tricolor.

En el marco chileno estaba la delantera María José Urrutia, con su nueve en la espalda, como una exiliada de sus dominios.

Las ideas previas, sin embargo, se desmontaron de inmediato. Sin el oficio de una guardameta convencional, la jugadora chilena cumplió a cabalidad con su rol y salvó con solvencia los balones que le llegaron a su marco, en parte, también, ante la poca capacidad de las mexicanas para poner en verdaderos aprietos a la portera.

El triunfo de Urrutia fue no convertirse en factor y dejarle a sus compañeras, y a la marea roja que siempre muerde desde la tribuna, la responsabilidad de buscar el milagro. Chile lo intentó, más con corazón que con futbol, y por algunos minutos el plan le salió a la perfección.

El problema para las locales vino a la media hora de juego, cuando una falta en la frontera del área generó el nervio en la grada. Sin la prisa de una jugada, varias mexicanas se pusieron alrededor de la pelota y tomaron su tiempo para decidir. Fue Rebeca Bernal quien se perfiló de derecha. Urrutia colocó su barrera y se alejó del poste, y cuando quiso reaccionar ya era demasiado tarde. La mexicana colocó el balón en la escuadra, en un disparo que nadie, ni las arqueras titulares ni las suplentes, habrían podido detener.

El gol silenció tibiamente el graderío del Figueroa, pintado espectacularmente de rojo. Lejos de caerse, las chilenas siguieron en lo suyo, como si el gol hasta cierto punto fuera lo esperado, dadas las circunstancias.

El gol tampoco cambió mucho la estrategia de México, que buscó controlar el partido desde el medio campo, casi por oficio. Ya en el segundo tiempo, el 1-0 en el marcador dio paso a uno de esos partidos donde el drama se mantiene, siempre propenso a una jugada que lo cambie todo. Cuando el cansancio comenzó a mermar el ímpetu chileno, el cuadro tricolor se acercó al segundo, incluso el balón besó la red, pero el gol fue anulado por una falta previa.

No se puede decir que México no buscó ampliar la renta, porque lo hizo, pero en el camino se encontró con un poste, y con la figura de Urrutia que, como marca su instinto, de a poco se sintió más cómoda para jugar con los pies y así salvar una vez más a su equipo.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Chile acusó su falta de pegada y en realidad nunca generó peligro en el marco de Esthefanny Barreras. En los últimos minutos, la grada alentaba con pasión, con sus múltiples cantos, pero el fútbol no alcanzó. La medalla de oro tenía dueño, y la bandera que ondearía en todo lo alto era verde, blanco y rojo.

Publicado originalmente en el ESTO

En lo alto del cerro de Playa Ancha, en el estadio Elias Figueroa de Valparaíso, la selección femenil mexicana cumplió con su destino.

El equipo dirigido por Pedro López estuvo a punto de no venir a los Juegos Panamericanos de Santiago 2023, pero la baja de Canadá le abrió la puerta. El conjunto tricolor aprovechó su oportunidad para derrotar 1-0 a Chile y así ganar la medalla de oro por primera vez en su historia, en un torneo en el que logró imponer su superioridad.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Lejos de las especulaciones de la previa, no fue un partido fácil para México. El hecho de que Chile no pudiera contar con ninguna de sus arqueras titulares por temas administrativos hacía pensar que la final sería un mero trámite para el cuadro tricolor.

En el marco chileno estaba la delantera María José Urrutia, con su nueve en la espalda, como una exiliada de sus dominios.

Las ideas previas, sin embargo, se desmontaron de inmediato. Sin el oficio de una guardameta convencional, la jugadora chilena cumplió a cabalidad con su rol y salvó con solvencia los balones que le llegaron a su marco, en parte, también, ante la poca capacidad de las mexicanas para poner en verdaderos aprietos a la portera.

El triunfo de Urrutia fue no convertirse en factor y dejarle a sus compañeras, y a la marea roja que siempre muerde desde la tribuna, la responsabilidad de buscar el milagro. Chile lo intentó, más con corazón que con futbol, y por algunos minutos el plan le salió a la perfección.

El problema para las locales vino a la media hora de juego, cuando una falta en la frontera del área generó el nervio en la grada. Sin la prisa de una jugada, varias mexicanas se pusieron alrededor de la pelota y tomaron su tiempo para decidir. Fue Rebeca Bernal quien se perfiló de derecha. Urrutia colocó su barrera y se alejó del poste, y cuando quiso reaccionar ya era demasiado tarde. La mexicana colocó el balón en la escuadra, en un disparo que nadie, ni las arqueras titulares ni las suplentes, habrían podido detener.

El gol silenció tibiamente el graderío del Figueroa, pintado espectacularmente de rojo. Lejos de caerse, las chilenas siguieron en lo suyo, como si el gol hasta cierto punto fuera lo esperado, dadas las circunstancias.

El gol tampoco cambió mucho la estrategia de México, que buscó controlar el partido desde el medio campo, casi por oficio. Ya en el segundo tiempo, el 1-0 en el marcador dio paso a uno de esos partidos donde el drama se mantiene, siempre propenso a una jugada que lo cambie todo. Cuando el cansancio comenzó a mermar el ímpetu chileno, el cuadro tricolor se acercó al segundo, incluso el balón besó la red, pero el gol fue anulado por una falta previa.

No se puede decir que México no buscó ampliar la renta, porque lo hizo, pero en el camino se encontró con un poste, y con la figura de Urrutia que, como marca su instinto, de a poco se sintió más cómoda para jugar con los pies y así salvar una vez más a su equipo.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Chile acusó su falta de pegada y en realidad nunca generó peligro en el marco de Esthefanny Barreras. En los últimos minutos, la grada alentaba con pasión, con sus múltiples cantos, pero el fútbol no alcanzó. La medalla de oro tenía dueño, y la bandera que ondearía en todo lo alto era verde, blanco y rojo.

Publicado originalmente en el ESTO

Local

Fraccionamiento Río Dorado, un foco rojo en violencia; son muchas las quejas

“Cada día vemos más las noticias de que hay problemas en Río Dorado, tenemos que ver qué está pasando, poner manos a la obra”: Regidora

Policiaca

Mueren 3 jóvenes intoxicados en Tayoltita

Dos de las víctimas eran menores de edad, todos originarios del Estado de México

Local

Indispensable estimular lluvias en la sierra de Durango: SAGDR

Se requiere una respuesta del Gobierno federal para planear toda la logística

Local

Se prevé que planta potabilizadora se entregue en septiembre

Está en proceso la adquisición de suministros, ya que son equipos sumamente sofisticados que generalmente tienen que ser solicitados fuera del país

Elecciones 2024

Esto es todo lo que tienes saber sobre la veda electoral

Los candidatos, luego de semanas buscando ganarse la confianza de la gente, deben dejar de hacer campaña electoral el 29 de mayo a las 23:59 horas

Policiaca

Encuentran a hombre muerto en su vehículo

El cuerpo fue localizado la mañana del domingo, sobre el bulevar Santa Rita, a la altura del fraccionamiento Urbivillas del Cedro, en Gómez Palacio