/ miércoles 13 de diciembre de 2023

La comunidad duranguense en Estados Unidos son un ejemplo con raíces muy fuertes

Desde 2009 hasta 2021, ha construido puentes entre más de un millón y medio de duranguenses en EE. UU., ofreciendo asesoramiento y apoyo esencial

En entrevista con el Sol de Durango, la Lic. Patricia Gurrola comparte su experiencia como Titular de la Oficina del Gobierno del Estado de Durango en California, desde 2009 a 2021, con el testimonio enriquecedor de la realidad de más de un millón y medio de duranguenses que siguen vinculados a su tierra y al deseo de volver a encontrarse con sus familias.

La oficina del Gobierno del Estado de Durango en Long Beach Blvd, Los Ángeles, representa un lugar esencial para miles de familias duranguenses que encuentran el asesoramiento personal y la información necesaria para resolver sus inquietudes y necesidades.

La comunidad duranguense en Estados Unidos son un ejemplo con raíces muy fuertes / Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

Desde su apertura en 2009, Patricia Gurrola Arredondo, Licenciada en Derecho por la Universidad España de Durango, compartió multitud de experiencias mediante el servicio de atención a la comunidad de paisanos duranguenses.

En la actualidad, con motivo de las fiestas navideñas, la pervivencia de las relaciones entre las familias duranguenses con sus parientes en Estados Unidos representa un símbolo y una referencia sobre el progreso social y el logro de mejores condiciones de vida. El año pasado las remesas que llegaron a Durango desde Estados Unidos fueron de alrededor de 1400 millones de dólares, favoreciendo además a muchas familias duranguenses de municipios como Canatlán, Santiago Papasquiaro, Guadalupe Victoria y Gómez Palacio.

La comunidad duranguense en Estados Unidos son un ejemplo con raíces muy fuertes / Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

-La presencia duranguense en Estados Unidos es importante y hay miles de familias con un pariente que durante décadas vive en California o Chicago y otras ciudades, ¿Cómo fue el origen del proyecto de la oficina del gobierno?

Con la oficina se estaba cumpliendo con la petición de los paisanos migrantes, en aquel entonces solo estaba la casa de gobierno del Estado de México, y entonces la federación duranguense y muchas personas de la comunidad pidieron una oficina que se fundó en septiembre de 2009. Actualmente siguen abiertas sus puertas, con reducciones de presupuesto en el nuevo gobierno. Desde sus comienzos el objetivo fue tener una cercanía con los duranguenses en el exterior, y que hubiera un puente de amistad entre el gobierno y la comunidad, ofreciendo servicios necesarios para la comunidad. Yo estaba como servidora pública en la secretaría de finanzas, estuve en 2007 haciendo un curso de valores y relaciones humanas en las comunidades, y encontré a los duranguenses que vivían en la parte sur de Los Ángeles, con las fotografías de la entrega de los reconocimientos del curso y con la nueva administración municipal que visitó California, se hizo el proyecto y fui para tomar protesta, además de otro representante que también fue a la oficina de Chicago.

-¿Cuántos duranguenses vivían en Estados Unidos cuando se creó la oficina del gobierno del Estado de Durango?

En aquellos años se hablaba que en Durango había un millón y doscientos mil duranguenses, y en Estados Unidos como 700 mil que duranguenses de la comunidad migrante, me hubiera encantado verles algún día juntos. Con la aparición de las redes sociales fuimos llegando a más estados de la unión americana, siempre se contemplaba lo que era California y Chicago, pero también en Dallas, Texas, donde había una gran comunidad, sumándose Kansas, Carolina del Norte, incluso Nuevo México.

La comunidad duranguense en Estados Unidos son un ejemplo con raíces muy fuertes / Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

-¿Y cuáles han sido las demandas esenciales de los duranguenses en Estados Unidos?

Lo más importante era su identidad, cómo podían ellos presentarse con una identificación, ahí nos dimos cuenta que lo más esencial para el duranguense era su acta de nacimiento, para poder obtener junto a su pasaporte mexicano, lo que era la matrícula consular, y así tener trabajo. Anteriormente, la comunidad duranguense al no tener estas oficinas, podían caer en las manos de la extorsión con documentos falsos, y con la oficina nosotros ofrecíamos la posibilidad de que las comunidades tuvieran sus derechos y se fueran empoderando y obtener así trabajo y su seguro social.

-¿Qué diferencias hay entre la generación de duranguenses migrantes más mayor y la de nuevos jóvenes que deciden viajar al extranjero?

Nuestras comunidades que conocí yo de primera generación, cuando estuve viajando a congresos en muchas ciudades, esas primeras generaciones trabajaron sin aprender el idioma muchos de ellos, ya en las regiones del norte donde no llegaba la comunidad latina, los duranguenses aprendieron más el idioma, pero teníamos comunidad que cuando llegaban a la oficina, decían “oiga Licenciada, pero aquí no nos hablen en inglés” y decíamos “claro que no”, pues “aquella era su oficina y su Durango”. Así ellos se sentían acogidos, y podían sentir que estaban llegando a su casa, la oficina era merecedora de nuestra comunidad, eran sus montañas, sus fotografías y paisajes, era lo que ellos recordaban, y luego traían a sus nietos para decirles, “mira de ahí soy, esa es la sierra de mi tierra”, viendo el mural de Eliazar Martínez, ahí es Durango, te llenaba el alma ver a esa comunidad deseosa de regresar a Durango en algún momento, pesar de que ya sus padres y abuelos habían muerto en Durango. En México, muchas cosas de la educación y los valores, como no conducir si se ha tomado alcohol, es importante que se conozcan las leyes y que se respeten, para evitar delitos y que la educación hay que traerlos afianzados desde la tierra. Había que aprender el idioma y también ir a la escuela, pues si no se aprendía a leer, luego cómo se iba a vivir en Estados Unidos, las consecuencias de no aprender en nuestro país el inglés desde la primaria, por eso es importante aprender aquí, porque nuestra comunidad es muy trabajadora aquí y allá, el que pudo aquí puede allá,

La comunidad duranguense en Estados Unidos son un ejemplo con raíces muy fuertes / Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

-Tras su regreso a Durango, ¿Qué siente de aquella experiencia en California?

Para mí es un gran orgullo y un honor haber tenido ese acercamiento con nuestra comunidad de duranguenses migrantes, “es una gran experiencia de vida que platico a mis hijos y a mis nietos”, y ha sido un trabajo que gracias a la oportunidad del Gobierno del Estado de Durango, como servidora pública, en estos doce años me dieron esa experiencia de amistad y de abrir puentes, con todo lo que ellos solicitaban, teniendo el respaldo de todas las instancias de Durango para seguir adelante resolviendo sus problemas legales, sus herencias, inclusive situaciones de peligro, la fiscalía y los municipios siempre apoyaron a las familias duranguenses, hubo etapas de dolor y de llanto para nuestras comunidades. Hubo muchas experiencias, ver cómo llegaron y se aprendía de ellas, llegaban a la oficina con niños chiquitos y se sacaban la foto con la imagen de Pancho Villa, allí les mencionaba de la importancia del presidente Guadalupe Victoria que fue duranguense. La comunidad que vive en Estados Unidos vana a trabajar, es una comunidad muy contenta de superarse en su trabajo.

Hay una señora muy hermosa, Rosaura, de Panuco de Coronado, que ya tiene su certificado de inglés y con sus hijos adolescentes, se siente muy orgullosa y líder de su comunidad en Kansas, “esa es nuestra comunidad, sus raíces son muy fuertes, somos Durango, tenemos mucho carácter y no hay un no se puede, seguimos batallando por encontrar nuestro sueño, somos una comunidad fuerte, correcta y que da ejemplo a sus hijos, Durango vale la pena, no hay que separarnos de nuestras raíces”. Muchas familias tratan de regresar ya con su ciudadanía, y eso ha reforzado que visiten su estado, desde 2018 se inició el programa “Abrazando almas”, ya estaban Zacatecas y Michoacán llevando a los abuelos para que visiten a la comunidad de sus descendientes en Estados Unidos. El gobernador comprendió de hacer real el programa de reunificación de familias, no ha habido nuevamente una reforma de residencia legal y por eso son importantes esos encuentros de las familias después de 30 años, “ese abrazo y esas bendiciones nos salían las lágrimas, de ese amor. Me siento orgullosa de haber puesto esa semilla y que ahora en este nuevo Gobierno, se pueda volver a retomar porque la gente lo está pidiendo"

En entrevista con el Sol de Durango, la Lic. Patricia Gurrola comparte su experiencia como Titular de la Oficina del Gobierno del Estado de Durango en California, desde 2009 a 2021, con el testimonio enriquecedor de la realidad de más de un millón y medio de duranguenses que siguen vinculados a su tierra y al deseo de volver a encontrarse con sus familias.

La oficina del Gobierno del Estado de Durango en Long Beach Blvd, Los Ángeles, representa un lugar esencial para miles de familias duranguenses que encuentran el asesoramiento personal y la información necesaria para resolver sus inquietudes y necesidades.

La comunidad duranguense en Estados Unidos son un ejemplo con raíces muy fuertes / Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

Desde su apertura en 2009, Patricia Gurrola Arredondo, Licenciada en Derecho por la Universidad España de Durango, compartió multitud de experiencias mediante el servicio de atención a la comunidad de paisanos duranguenses.

En la actualidad, con motivo de las fiestas navideñas, la pervivencia de las relaciones entre las familias duranguenses con sus parientes en Estados Unidos representa un símbolo y una referencia sobre el progreso social y el logro de mejores condiciones de vida. El año pasado las remesas que llegaron a Durango desde Estados Unidos fueron de alrededor de 1400 millones de dólares, favoreciendo además a muchas familias duranguenses de municipios como Canatlán, Santiago Papasquiaro, Guadalupe Victoria y Gómez Palacio.

La comunidad duranguense en Estados Unidos son un ejemplo con raíces muy fuertes / Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

-La presencia duranguense en Estados Unidos es importante y hay miles de familias con un pariente que durante décadas vive en California o Chicago y otras ciudades, ¿Cómo fue el origen del proyecto de la oficina del gobierno?

Con la oficina se estaba cumpliendo con la petición de los paisanos migrantes, en aquel entonces solo estaba la casa de gobierno del Estado de México, y entonces la federación duranguense y muchas personas de la comunidad pidieron una oficina que se fundó en septiembre de 2009. Actualmente siguen abiertas sus puertas, con reducciones de presupuesto en el nuevo gobierno. Desde sus comienzos el objetivo fue tener una cercanía con los duranguenses en el exterior, y que hubiera un puente de amistad entre el gobierno y la comunidad, ofreciendo servicios necesarios para la comunidad. Yo estaba como servidora pública en la secretaría de finanzas, estuve en 2007 haciendo un curso de valores y relaciones humanas en las comunidades, y encontré a los duranguenses que vivían en la parte sur de Los Ángeles, con las fotografías de la entrega de los reconocimientos del curso y con la nueva administración municipal que visitó California, se hizo el proyecto y fui para tomar protesta, además de otro representante que también fue a la oficina de Chicago.

-¿Cuántos duranguenses vivían en Estados Unidos cuando se creó la oficina del gobierno del Estado de Durango?

En aquellos años se hablaba que en Durango había un millón y doscientos mil duranguenses, y en Estados Unidos como 700 mil que duranguenses de la comunidad migrante, me hubiera encantado verles algún día juntos. Con la aparición de las redes sociales fuimos llegando a más estados de la unión americana, siempre se contemplaba lo que era California y Chicago, pero también en Dallas, Texas, donde había una gran comunidad, sumándose Kansas, Carolina del Norte, incluso Nuevo México.

La comunidad duranguense en Estados Unidos son un ejemplo con raíces muy fuertes / Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

-¿Y cuáles han sido las demandas esenciales de los duranguenses en Estados Unidos?

Lo más importante era su identidad, cómo podían ellos presentarse con una identificación, ahí nos dimos cuenta que lo más esencial para el duranguense era su acta de nacimiento, para poder obtener junto a su pasaporte mexicano, lo que era la matrícula consular, y así tener trabajo. Anteriormente, la comunidad duranguense al no tener estas oficinas, podían caer en las manos de la extorsión con documentos falsos, y con la oficina nosotros ofrecíamos la posibilidad de que las comunidades tuvieran sus derechos y se fueran empoderando y obtener así trabajo y su seguro social.

-¿Qué diferencias hay entre la generación de duranguenses migrantes más mayor y la de nuevos jóvenes que deciden viajar al extranjero?

Nuestras comunidades que conocí yo de primera generación, cuando estuve viajando a congresos en muchas ciudades, esas primeras generaciones trabajaron sin aprender el idioma muchos de ellos, ya en las regiones del norte donde no llegaba la comunidad latina, los duranguenses aprendieron más el idioma, pero teníamos comunidad que cuando llegaban a la oficina, decían “oiga Licenciada, pero aquí no nos hablen en inglés” y decíamos “claro que no”, pues “aquella era su oficina y su Durango”. Así ellos se sentían acogidos, y podían sentir que estaban llegando a su casa, la oficina era merecedora de nuestra comunidad, eran sus montañas, sus fotografías y paisajes, era lo que ellos recordaban, y luego traían a sus nietos para decirles, “mira de ahí soy, esa es la sierra de mi tierra”, viendo el mural de Eliazar Martínez, ahí es Durango, te llenaba el alma ver a esa comunidad deseosa de regresar a Durango en algún momento, pesar de que ya sus padres y abuelos habían muerto en Durango. En México, muchas cosas de la educación y los valores, como no conducir si se ha tomado alcohol, es importante que se conozcan las leyes y que se respeten, para evitar delitos y que la educación hay que traerlos afianzados desde la tierra. Había que aprender el idioma y también ir a la escuela, pues si no se aprendía a leer, luego cómo se iba a vivir en Estados Unidos, las consecuencias de no aprender en nuestro país el inglés desde la primaria, por eso es importante aprender aquí, porque nuestra comunidad es muy trabajadora aquí y allá, el que pudo aquí puede allá,

La comunidad duranguense en Estados Unidos son un ejemplo con raíces muy fuertes / Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

-Tras su regreso a Durango, ¿Qué siente de aquella experiencia en California?

Para mí es un gran orgullo y un honor haber tenido ese acercamiento con nuestra comunidad de duranguenses migrantes, “es una gran experiencia de vida que platico a mis hijos y a mis nietos”, y ha sido un trabajo que gracias a la oportunidad del Gobierno del Estado de Durango, como servidora pública, en estos doce años me dieron esa experiencia de amistad y de abrir puentes, con todo lo que ellos solicitaban, teniendo el respaldo de todas las instancias de Durango para seguir adelante resolviendo sus problemas legales, sus herencias, inclusive situaciones de peligro, la fiscalía y los municipios siempre apoyaron a las familias duranguenses, hubo etapas de dolor y de llanto para nuestras comunidades. Hubo muchas experiencias, ver cómo llegaron y se aprendía de ellas, llegaban a la oficina con niños chiquitos y se sacaban la foto con la imagen de Pancho Villa, allí les mencionaba de la importancia del presidente Guadalupe Victoria que fue duranguense. La comunidad que vive en Estados Unidos vana a trabajar, es una comunidad muy contenta de superarse en su trabajo.

Hay una señora muy hermosa, Rosaura, de Panuco de Coronado, que ya tiene su certificado de inglés y con sus hijos adolescentes, se siente muy orgullosa y líder de su comunidad en Kansas, “esa es nuestra comunidad, sus raíces son muy fuertes, somos Durango, tenemos mucho carácter y no hay un no se puede, seguimos batallando por encontrar nuestro sueño, somos una comunidad fuerte, correcta y que da ejemplo a sus hijos, Durango vale la pena, no hay que separarnos de nuestras raíces”. Muchas familias tratan de regresar ya con su ciudadanía, y eso ha reforzado que visiten su estado, desde 2018 se inició el programa “Abrazando almas”, ya estaban Zacatecas y Michoacán llevando a los abuelos para que visiten a la comunidad de sus descendientes en Estados Unidos. El gobernador comprendió de hacer real el programa de reunificación de familias, no ha habido nuevamente una reforma de residencia legal y por eso son importantes esos encuentros de las familias después de 30 años, “ese abrazo y esas bendiciones nos salían las lágrimas, de ese amor. Me siento orgullosa de haber puesto esa semilla y que ahora en este nuevo Gobierno, se pueda volver a retomar porque la gente lo está pidiendo"

Local

Se peatonalizará otra calle en el Centro Histórico de Durango

Será a partir del 1 de julio cuando se inicien los trabajos, para concluir el 30 de noviembre, con el fin de impactar lo menos posible la actividad comercial

Policiaca

Arrojan “ponchallantas” en la supercarretera Durango-Mazatlán

A la altura del túnel El Sinaloense, presuntos integrantes del crimen organizado arrojaron “ponchallantas ante el avance de un convoy de diversas fuerzas de seguridad

Deportes

Día de medallas para Durango en natación

Una plata para Joseph Martínez, y bronces para Marco Ayub Vallejo y Andrea Santos

Local

Se investiga presunto tráfico de animales en el Zoológico Sahuatoba

Una asociación dedicada a la protección de animales, señaló que dos jaguares hembras y un tigre de bengala, no aparecen en el inventario del lugar

Local

Según la Profeco, ésta es la tienda más barata en Durango para hacer la despensa

El promedio nacional indica que la canasta básica ronda los 812 pesos; los precios se han mantenido por varios meses, refiere el organismo