/ jueves 10 de agosto de 2023

¿Quién es el Niño Fidencio y por qué en Durango varios se adjudican su nombre?

En la actualidad su nombre sigue vigente, y es que se le reconoce como un famoso curandero mexicano, venerado por la Iglesia Fidencista Cristiana

Son muchas las personas que han escuchado hablar del Niño Fidencio, e incluso, en lo que compete a Durango, hay personas que se adjudican ese nombre, ¿por qué?, ¿quién es él?. Hay mucho que contar de él, datos que son parte de la historia, y otros tantos que han ido de boca en boca.

De acuerdo a la historia, su nombre completo fue José Fidencio de Jesús Síntora Constantino, mejor conocido como el Niño Fidencio, un taumaturgo en México, el cual se volvió famoso derivado de sus curas que eran consideradas por la misma gente, como milagrosas, y es que aseguraban que era sanador.

Al ser un personaje considerado como un sanador, un curandero, el nombre de Niño Fidencio comenzó a cobrar buena popularidad | Foto: Cortesía Twitter Crónicas de Banqueta

Recurrían a él con mucha fe y esperanza de recibir la salvación por diversas situaciones; a lo largo del tiempo le adjudicaron la posibilidad de extirpar tumores con vidrios de botella, amputaba miembros con serrucho, hacía gritar a los mudos encerrándolos en una jaula con un tigre sin garras ni colmillos, y también hacía caminar a los paralíticos, columpiándolos tan fuerte que salían disparados y aterrizaban de pie.

En la actualidad su nombre sigue vigente, y es que se le reconoce como un famoso curandero mexicano, venerado por la Iglesia Fidencista Cristiana, pese a que cabe precisar que la Iglesia Católica no le reconoce bajo la figura de Santo.

Recurrían a él con mucha fe y esperanza de recibir la salvación por diversas situaciones | Foto El Sol de La Laguna

Al ser un personaje sanador, el nombre de Niño Fidencio comenzó a cobrar buena popularidad, así que al pasó de los años hubo quienes recobraron un estilo de curas y sanación, y enseguida se hicieron llamar así.

En Durango, por ejemplo, hay varias personas reconocidas por la propia ciudadanía como Niño Fidencio. E incluso hay quienes aseguran haber sido curados por ellos.

Pero, no hay manera de confirmar si alguno de ellos, o de los que dicen ser Niño Fidencio en otros estados de México, pudieran tener el mismo "don" de sanar, como es creencia con él.

El presidente Plutarco Elías Calles, según dice la historia, habría sido curado por el Niño Fidencio, precisamente el 8 de febrero de 1928 │Foto El Sol de México


Habría curado a Plutarco Elías Calles con tan solo untarle miel

El presidente Plutarco Elías Calles, según dice la historia, habría sido curado por el Niño Fidencio, precisamente el 8 de febrero de 1928; aquel día, llegó a bordo del tren El Olivo a la estación Espinazo, una comunidad cercana a Monterrey, Nuevo León.

El propio Niño Fidencio recibió al ejecutivo, donde cabe precisar que lo saludó de mano, se dieron un abrazo y luego desaparecieron entre la multitud de personas.

“El niño le untó miel de abeja, lo dejó en un cuarto. El presidente, incrédulo, le dijo que había viajado desde muy lejos como para que solo le pusieran miel. Pero después de unas horas ya estaba curado”, señala David, un creyente del Niño Fidencio para un documental realizado en 2014 sobre la figura de este curandero.

Es importante mencionar que aunque son muchas las personas que mantienen la fe y esperanza en ellos, hay otro porcentaje de la población que se mantiene escéptica; es una decisión propia, y según los ideales, en quienes se fija determinada creencia.

Son muchas las personas que han escuchado hablar del Niño Fidencio, e incluso, en lo que compete a Durango, hay personas que se adjudican ese nombre, ¿por qué?, ¿quién es él?. Hay mucho que contar de él, datos que son parte de la historia, y otros tantos que han ido de boca en boca.

De acuerdo a la historia, su nombre completo fue José Fidencio de Jesús Síntora Constantino, mejor conocido como el Niño Fidencio, un taumaturgo en México, el cual se volvió famoso derivado de sus curas que eran consideradas por la misma gente, como milagrosas, y es que aseguraban que era sanador.

Al ser un personaje considerado como un sanador, un curandero, el nombre de Niño Fidencio comenzó a cobrar buena popularidad | Foto: Cortesía Twitter Crónicas de Banqueta

Recurrían a él con mucha fe y esperanza de recibir la salvación por diversas situaciones; a lo largo del tiempo le adjudicaron la posibilidad de extirpar tumores con vidrios de botella, amputaba miembros con serrucho, hacía gritar a los mudos encerrándolos en una jaula con un tigre sin garras ni colmillos, y también hacía caminar a los paralíticos, columpiándolos tan fuerte que salían disparados y aterrizaban de pie.

En la actualidad su nombre sigue vigente, y es que se le reconoce como un famoso curandero mexicano, venerado por la Iglesia Fidencista Cristiana, pese a que cabe precisar que la Iglesia Católica no le reconoce bajo la figura de Santo.

Recurrían a él con mucha fe y esperanza de recibir la salvación por diversas situaciones | Foto El Sol de La Laguna

Al ser un personaje sanador, el nombre de Niño Fidencio comenzó a cobrar buena popularidad, así que al pasó de los años hubo quienes recobraron un estilo de curas y sanación, y enseguida se hicieron llamar así.

En Durango, por ejemplo, hay varias personas reconocidas por la propia ciudadanía como Niño Fidencio. E incluso hay quienes aseguran haber sido curados por ellos.

Pero, no hay manera de confirmar si alguno de ellos, o de los que dicen ser Niño Fidencio en otros estados de México, pudieran tener el mismo "don" de sanar, como es creencia con él.

El presidente Plutarco Elías Calles, según dice la historia, habría sido curado por el Niño Fidencio, precisamente el 8 de febrero de 1928 │Foto El Sol de México


Habría curado a Plutarco Elías Calles con tan solo untarle miel

El presidente Plutarco Elías Calles, según dice la historia, habría sido curado por el Niño Fidencio, precisamente el 8 de febrero de 1928; aquel día, llegó a bordo del tren El Olivo a la estación Espinazo, una comunidad cercana a Monterrey, Nuevo León.

El propio Niño Fidencio recibió al ejecutivo, donde cabe precisar que lo saludó de mano, se dieron un abrazo y luego desaparecieron entre la multitud de personas.

“El niño le untó miel de abeja, lo dejó en un cuarto. El presidente, incrédulo, le dijo que había viajado desde muy lejos como para que solo le pusieran miel. Pero después de unas horas ya estaba curado”, señala David, un creyente del Niño Fidencio para un documental realizado en 2014 sobre la figura de este curandero.

Es importante mencionar que aunque son muchas las personas que mantienen la fe y esperanza en ellos, hay otro porcentaje de la población que se mantiene escéptica; es una decisión propia, y según los ideales, en quienes se fija determinada creencia.

Policiaca

Dictan 64 años de cárcel a feminicida de Pánuco de Coronado

Octavio, quien el pasado 19 de mayo asesinó a su esposa frente a sus hijos, fue sentenciado a 64 años de cárcel

Local

Constanza Gurrola Velázquez desea que México sea un país inclusivo

La estudiante propone que la población indígena sea reconocida y cuente con diversos espacios activos dentro de la sociedad mexicana

Municipios

Las mujeres no queremos un trato preferencial, queremos justicia: Marisol Carrillo Quiroga

A casi seis años la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las mujeres declaro la alerta de genero en 16 municipios de nuestro estado, incluido el de la capital

Doble Vía

Reyna Guadalupe, paciente de cáncer que requiere la solidaridad duranguense

La revisión exhaustiva de su salud comenzó enseguida que mientras cuidaba a su hijo, éste se movió fuerte, ella apretó los brazos y sintió un dolor fuerte y extraño

Policiaca

Encontronazo en la libre a Mazatlán dejó 1 muerto y 7 heridos

Resultaron siete personas heridas, tres de ellos de gravedad y todos fueron internados en el Hospital General 450

Doble Vía

Krispy Kreme abrirá sucursal en Durango: ¿dónde se ubicará?

Te contamos todo lo que sabemos sobre la llegada de esta franquicia a nuestra ciudad