/ martes 16 de enero de 2024

La historia de la Casa Windisch, la primera construcción de ladrillos en Durango

Una casona construida a inicios del siglo XX, alrededor de 1901, para el alemán Roberto Windisch, quien muchos años después la heredó a una de sus hijas

La Casa Windisch, ubicada sobre bulevar Dolores del Río, esquina con José María Morelos, construida por el arquitecto Estanislao Slonecky, es el primer inmueble en Durango en el que se utilizaron ladrillos cocidos para su edificación, según lo informó para El Sol de Durango el cronista e historiador, Javier Guerrero Romero, quien consideró que ésta es una de las peculiaridades de este lugar en la Zona Centro.

“Antes los materiales para construcción o era adobe o piedra. Y ese fue el primer edificio en que se usó ladrillo cocido, que es el que usamos ahora, en aquel entonces le llamaban ladrillo mecánico, el cual no se producía aquí en Durango, había que traerlo de Torreón, donde estaban la primeras fabricas”.

Es hasta hace dos años aproximadamente que se vende este inmueble a la Universidad Autónoma de Durango | Foto: Cortesía

Eran ladrillos finos, hechos con arcillas, lisos completamente, con acabados terminados prácticamente el ladrillo, hueco.

Se trata de una casona construida a inicios del siglo XX, alrededor de 1901, para el alemán Roberto Windisch, quien muchos años después la heredó a una de sus hijas, la cual se casa con un hombre de apellido Von Bertrab.

Es hasta hace dos años aproximadamente que se vende este inmueble a la Universidad Autónoma de Durango | Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

Explica Guerrero Romero que esta casona siguió funcionando como vivienda hasta principios del siglo XXI. Es una casa pequeña realmente; por ello finalmente la familia se cambia a unos metros a una casa mayor.

“…y esta casa queda mucho tiempo sola, y la rentan en diferentes momentos, para diferentes usos”, por ejemplo, para escuela, oficinas gubernamentales, IMAC. Se empezó a rentar en el 2001 o 2002, con largos períodos en que se quedaba sola”.

Es hasta hace dos años aproximadamente que se vende este inmueble a la Universidad Autónoma de Durango | Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

Es hasta hace dos años aproximadamente que se vende este inmueble a la Universidad Autónoma de Durango (UAD), quien le dio trabajos de mantenimiento y conservación, y la integró a su complejo de un lado.

Una casona construida a inicios del siglo XX, alrededor de 1901, para el alemán Roberto Windisch, quien muchos años después la heredó a una de sus hijas | Foto: Cortesía

La Casa Windisch, ubicada sobre bulevar Dolores del Río, esquina con José María Morelos, construida por el arquitecto Estanislao Slonecky, es el primer inmueble en Durango en el que se utilizaron ladrillos cocidos para su edificación, según lo informó para El Sol de Durango el cronista e historiador, Javier Guerrero Romero, quien consideró que ésta es una de las peculiaridades de este lugar en la Zona Centro.

“Antes los materiales para construcción o era adobe o piedra. Y ese fue el primer edificio en que se usó ladrillo cocido, que es el que usamos ahora, en aquel entonces le llamaban ladrillo mecánico, el cual no se producía aquí en Durango, había que traerlo de Torreón, donde estaban la primeras fabricas”.

Es hasta hace dos años aproximadamente que se vende este inmueble a la Universidad Autónoma de Durango | Foto: Cortesía

Eran ladrillos finos, hechos con arcillas, lisos completamente, con acabados terminados prácticamente el ladrillo, hueco.

Se trata de una casona construida a inicios del siglo XX, alrededor de 1901, para el alemán Roberto Windisch, quien muchos años después la heredó a una de sus hijas, la cual se casa con un hombre de apellido Von Bertrab.

Es hasta hace dos años aproximadamente que se vende este inmueble a la Universidad Autónoma de Durango | Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

Explica Guerrero Romero que esta casona siguió funcionando como vivienda hasta principios del siglo XXI. Es una casa pequeña realmente; por ello finalmente la familia se cambia a unos metros a una casa mayor.

“…y esta casa queda mucho tiempo sola, y la rentan en diferentes momentos, para diferentes usos”, por ejemplo, para escuela, oficinas gubernamentales, IMAC. Se empezó a rentar en el 2001 o 2002, con largos períodos en que se quedaba sola”.

Es hasta hace dos años aproximadamente que se vende este inmueble a la Universidad Autónoma de Durango | Foto: León Alvarado | El Sol de Durango

Es hasta hace dos años aproximadamente que se vende este inmueble a la Universidad Autónoma de Durango (UAD), quien le dio trabajos de mantenimiento y conservación, y la integró a su complejo de un lado.

Una casona construida a inicios del siglo XX, alrededor de 1901, para el alemán Roberto Windisch, quien muchos años después la heredó a una de sus hijas | Foto: Cortesía

Local

Albergues municipales resguardan 8 personas en la primera noche de contingencia

Seis son personas que viven en la calle y dos más que solo están de paso en la ciudad y necesitaban un lugar para pernoctar

Policiaca

Detienen en Chihuahua a doble homicida de Mapimí

El pasado jueves 13 de junio presuntamente asesinó a tiros a dos hombres en la localidad de Ceballos, perteneciente al municipio de Mapimí

Local

Gobierno estatal trabaja para garantizar seguridad hídrica

Esteban Villegas anuncia inversión conjunta de 5.1 MDP con Coca-Cola, Profauna y Arca Continental para proyecto que permitirá el uso eficiente del agua en municipios

Doble Vía

Captan en video a los mejores bailadores del Centro Histórico de Durango

Seguramente sí te ha tocado verlos en tu visita a la zona centro de la ciudad; se trata de personajes que sí le arrebatan la tristeza y el desánimo a unos cuantos

Local

Identifican estructura endeble en unidad deportiva La Forestal

Un trabajador cayó mientras realizaban el retiro del material que daba soporte al toldo

Local

Presas, a un 28.3% de su almacenamiento: Conagua

La presa Santiago Bayacora es la que tiene actualmente un nivel más alto de llenado, con un 61.8 por ciento, seguido de la Francisco Villa con 57.2 por ciento