/ domingo 18 de febrero de 2024

¿Sabías que las brujas en Durango usaban la comida para hacer de las suyas?

La brujería "...era un recurso para las mujeres, no se tiene que ver desde una visión misógina, ni de considerar que la mujer era pecaminosa, sino porque la misma sociedad patriarcal empujaba a las mujeres a que tomaran esta clase de decisiones"

Aunque suene curioso, las brujas de Durango y la gastronomía tienen una amplia y cercana relación, y es que se dice que precisamente hacían uso de la comida para hacer de las suyas, para embrujar. Es el chef Jaime Iram Vargas Barrientos, quien contó a El Sol de Durango dónde es que hay brujas en Durango –según le cuenta la misma gente-, y qué tienen que ver los alimentos con ellas.

Recuerda que una colega del municipio de Canelas le contó que en aquel lugar había un dicho, que en una región llamada Valles, tenían que cuidarse de las mujeres, porque se decía que eran brujas; esto le llamó la atención y comenzó a estudiar al respecto, a tal grado que mapeó Durango con especificaciones de los lugares en que hay brujas.

“Pude recopilar algunos lugares que eran conocidos por brujería aquí en el estado, y finalmente eso me permitió reflexionar un poco más de cómo esta práctica brujeril se relacionaba con los alimentos”.

Encontró que la alimentación era importante a la hora de buscar manifestar un cambio en una persona, ya sea a través de un hechizo o un amarre. Se usaban los alimentos de acuerdo a lo que se buscaba lograr con determinada persona.

Por ejemplo, dijo, para curar se utilizaban hierbas, que eran de uso tradicional en los grupos originarios, pero que cuando llegaron los españoles consideraron que esto era para uso brujeril.

“Para la curación se usaba mucho una hierba que se llamaba doradilla, esa la podemos encontrar en el mercado, y se vende como una planta para algunos remedios. Pero de acuerdo a los documentos antiguos, en la brujera se usaba con una especie de té, mezclada con otras hierbas y se daba a las personas enfermas”. En la actualidad tiene algunas funciones para que la gente se sienta mejor.

Por otro lado, si en brujería se quería conocer sobre el futuro, o el sortilegio como se le llama a esta práctica, se hacía una lectura a través del maíz.

Una herencia que van a traer los grupos judíos de España, va a ser el futuro a través de las habas. “Se juntaban 12 habas, se metían en la boca y se escupían en una especie de tapete”, además lanzaban objetos que tenían cierto significado, por ejemplo una piedra era símbolo de matrimonio, un pedazo de hierro el trabajo.

“…y donde caían, y de acuerdo al número de habas, pues ya simbolizaba cosas diferentes”. En esta práctica, como en aquellos tiempos en México no había habas, se empezaron a sustituir por el maíz, a través del cual también se daba una lectura.

Encontró que la alimentación era importante a la hora de buscar manifestar un cambio en una persona, ya sea a través de un hechizo o un amarre / Foto: Cortesía Chef Jaime

➡️ Entérate de todo lo que está pasando en Durango directo en tu celular. Suscríbete al canal de WhatsApp

“Tú aventabas maíz y de acuerdo a los colores y la forma que tenían, podías saber cosas del futuro, que todavía a la fecha se sigue prácticamente en algunas comunidades originarias”.

Para el amor, que era lo que más le interesaba a la gente, sobre todo porque en aquella época en la Nueva España había una marginación y discriminación a las personas que tenían un color de piel oscuro, y lo que siempre se buscó era el blanqueamiento de los herederos. Buscaban que los hijos fueran de piel más blanca.

Aquí entraba otra práctica brujeril, que tenía que ver más con que las mujeres tuvieran maridos de piel blanca para que su descendencia tuviera mejores oportunidades.

Aquí, usaban el chocolate, porque cuando se mezcla con otros alimentos esconde el sabor y aromas, debido que es muy fuerte, entonces se agregaban elementos de la persona a hechizar, como cabello, uñas, etc.

Usaban el chocolate, porque cuando se mezcla con otros alimentos esconde el sabor y aromas, debido que es muy fuerte, entonces se agregaban elementos de la persona a hechizar, como cabello, uñas / Foto: Isaac Esquivel Monroy / Cuartoscuro

“También se utilizaba un polvo fino que se hacía con el corazón de las perdices o con el corazón de las gallinas, se ponía a tatemar el corazón, se molía, se agregaba y se mezclaba. Esto se le daba al ser amado, lo tomaba y caía enamorado”.

Aquí entra también el famoso toloache, una planta sagrada para algunas comunidades. Que se mezclaba con chocolate, se daba a tomar al hombre y también caía; esto se llamaba amancebar.

“…quedaban mensos, porque el toloache era una droga, y ya drogado el marido no podía salir en las noches y se quedaba en casa”.

Vargas Barrientos consideró que esto sí se sigue haciendo en Durango y sus diversas regiones, incluso quizá ya con otras formas actualizadas.

“En esa época era lo que tenían, y era un recurso para las mujeres, no se tiene que ver desde una visión misógina, ni de considerar que la mujer era pecaminosa, sino porque la misma sociedad patriarcal empujaba a las mujeres a que tomaran esta clase de decisiones, porque finalmente eran vulnerables”.

Aunque suene curioso, las brujas de Durango y la gastronomía tienen una amplia y cercana relación, y es que se dice que precisamente hacían uso de la comida para hacer de las suyas, para embrujar. Es el chef Jaime Iram Vargas Barrientos, quien contó a El Sol de Durango dónde es que hay brujas en Durango –según le cuenta la misma gente-, y qué tienen que ver los alimentos con ellas.

Recuerda que una colega del municipio de Canelas le contó que en aquel lugar había un dicho, que en una región llamada Valles, tenían que cuidarse de las mujeres, porque se decía que eran brujas; esto le llamó la atención y comenzó a estudiar al respecto, a tal grado que mapeó Durango con especificaciones de los lugares en que hay brujas.

“Pude recopilar algunos lugares que eran conocidos por brujería aquí en el estado, y finalmente eso me permitió reflexionar un poco más de cómo esta práctica brujeril se relacionaba con los alimentos”.

Encontró que la alimentación era importante a la hora de buscar manifestar un cambio en una persona, ya sea a través de un hechizo o un amarre. Se usaban los alimentos de acuerdo a lo que se buscaba lograr con determinada persona.

Por ejemplo, dijo, para curar se utilizaban hierbas, que eran de uso tradicional en los grupos originarios, pero que cuando llegaron los españoles consideraron que esto era para uso brujeril.

“Para la curación se usaba mucho una hierba que se llamaba doradilla, esa la podemos encontrar en el mercado, y se vende como una planta para algunos remedios. Pero de acuerdo a los documentos antiguos, en la brujera se usaba con una especie de té, mezclada con otras hierbas y se daba a las personas enfermas”. En la actualidad tiene algunas funciones para que la gente se sienta mejor.

Por otro lado, si en brujería se quería conocer sobre el futuro, o el sortilegio como se le llama a esta práctica, se hacía una lectura a través del maíz.

Una herencia que van a traer los grupos judíos de España, va a ser el futuro a través de las habas. “Se juntaban 12 habas, se metían en la boca y se escupían en una especie de tapete”, además lanzaban objetos que tenían cierto significado, por ejemplo una piedra era símbolo de matrimonio, un pedazo de hierro el trabajo.

“…y donde caían, y de acuerdo al número de habas, pues ya simbolizaba cosas diferentes”. En esta práctica, como en aquellos tiempos en México no había habas, se empezaron a sustituir por el maíz, a través del cual también se daba una lectura.

Encontró que la alimentación era importante a la hora de buscar manifestar un cambio en una persona, ya sea a través de un hechizo o un amarre / Foto: Cortesía Chef Jaime

➡️ Entérate de todo lo que está pasando en Durango directo en tu celular. Suscríbete al canal de WhatsApp

“Tú aventabas maíz y de acuerdo a los colores y la forma que tenían, podías saber cosas del futuro, que todavía a la fecha se sigue prácticamente en algunas comunidades originarias”.

Para el amor, que era lo que más le interesaba a la gente, sobre todo porque en aquella época en la Nueva España había una marginación y discriminación a las personas que tenían un color de piel oscuro, y lo que siempre se buscó era el blanqueamiento de los herederos. Buscaban que los hijos fueran de piel más blanca.

Aquí entraba otra práctica brujeril, que tenía que ver más con que las mujeres tuvieran maridos de piel blanca para que su descendencia tuviera mejores oportunidades.

Aquí, usaban el chocolate, porque cuando se mezcla con otros alimentos esconde el sabor y aromas, debido que es muy fuerte, entonces se agregaban elementos de la persona a hechizar, como cabello, uñas, etc.

Usaban el chocolate, porque cuando se mezcla con otros alimentos esconde el sabor y aromas, debido que es muy fuerte, entonces se agregaban elementos de la persona a hechizar, como cabello, uñas / Foto: Isaac Esquivel Monroy / Cuartoscuro

“También se utilizaba un polvo fino que se hacía con el corazón de las perdices o con el corazón de las gallinas, se ponía a tatemar el corazón, se molía, se agregaba y se mezclaba. Esto se le daba al ser amado, lo tomaba y caía enamorado”.

Aquí entra también el famoso toloache, una planta sagrada para algunas comunidades. Que se mezclaba con chocolate, se daba a tomar al hombre y también caía; esto se llamaba amancebar.

“…quedaban mensos, porque el toloache era una droga, y ya drogado el marido no podía salir en las noches y se quedaba en casa”.

Vargas Barrientos consideró que esto sí se sigue haciendo en Durango y sus diversas regiones, incluso quizá ya con otras formas actualizadas.

“En esa época era lo que tenían, y era un recurso para las mujeres, no se tiene que ver desde una visión misógina, ni de considerar que la mujer era pecaminosa, sino porque la misma sociedad patriarcal empujaba a las mujeres a que tomaran esta clase de decisiones, porque finalmente eran vulnerables”.

Local

En Durango se desperdicia el 40% del agua que se extrae para consumo humano

Actualmente y debido a las altas temperaturas, se tiene un impacto mucho mayor que genera un incremento en la demanda de entre un 15 y un 20%

Policiaca

Incinera la FGR más de 195 kilos de droga en Durango

La destrucción de marihuana, metanfetamina y otros objetos de delito fueron destruidos en el Campo Militar 5 de Mayo

Local

Baja la demanda de bacheo en Durango, solo se reciben 5 reportes diarios

Se espera un incremento de hasta 45 denuncias diarias, una vez que comience la temporada de lluvias, indicó la Dirección Municipal de Obras Públicas

Municipios

Se manifiestan ejidatarios en la Procuraduría Agraria de Gómez Palacio

Señalan presuntas irregularidades al interior de esta demarcación que “debería velar por la estabilidad del campo y de los ejidatarios”

Local

Olivia Ciriano, locutora en Mezquital con más de 30 años de trayectoria

Actualmente es además de locutora, productora de la radio cultural comunitaria “Las tres voces de Durango”: se le ha reconocido por su labor durante más de tres décadas

Policiaca

Adolescente muere al volcar en carretera a Tlahualilo

El menor de 14 años de edad perdió la vida en la carretera Tlahualilo-Gómez Palacio, a la altura del kilómetro 14