/ miércoles 5 de diciembre de 2018

Recorriendo…

REGIÓN SIERRA, Dgo. (OEM).- Pues parece que será hasta mejor ocasión que ciudad Canatlán contará con relleno sanitario, una obra que es una verdadera necesidad pero que es tema muy temido por habitantes y vecinos del municipio, que se rehúsan a que se construya cerca de su propiedad.

De acuerdo a inmejorable fuente, la obra ya no se realizará en virtud de que el gobierno municipal encontró marcado rechazo de los vecinos de aquellos sitios que tenían las condiciones para recibir esta obra y el primero donde hubo reacción en contra fue en la comunidad El Pozole.

En el trienio municipal anterior, 2013-2016, se trabajó en la búsqueda de un espacio para construirlo, con el respaldo de la Secretaría de Recursos Naturales y Medio Ambiente de Durango, institución que gestionó y construyó un relleno sanitario, definiendo el sitio para realizar la obra y en donde el municipio sólo consiguió y rentó el espacio.

La inconformidad vecinal y denuncia “anónima” provocó que dependencias ligadas con el medio ambiente pusieran multas y cancelaran los trabajos, lo que no impidió que el relleno terminara de construirse, ante lo cual se inició un proceso legal en el cual el gobierno local buscó destrabar el problema y poner en marcha la esperada obra, para terminar con el tiradero de basura y sus constantes incendios provocadores de humaredas que pudieran resultar nocivas para la salud.

Entró el nuevo gobierno, actual administración municipal 2016-2019, con rechazo para todo lo que oliera a la administración anterior y el Departamento Jurídico ya no siguió el proceso legal, que presuntamente ya estaba ganado y el relleno sanitario quedó en el olvido.

El mes de septiembre del año 2017, los concejales Jacob Martínez Reyes, Leobardo Ayala Lares y Efrén Lares Cervantes acudieron al sitio donde se levanta esta obra y constataron su abandono; ese día por la tarde, el concejal Lares Cervantes cuestionó en la Sesión de Cabildo a la presidente Dora González por que el abandonamiento de la citada obra, a lo cual la primer edil contestó no saber la razón.

En el municipio de Nuevo Ideal, el alcalde Gerardo Galaviz Martínez, de extracción panista, trabaja para terminar lo faltante al relleno sanitario que dejó inconcluso, en lo que se refiere a los accesos, la administración 2010-2013 que encabezó el priista Ernesto Velázquez, es decir, Gerardo muestra una madurez y un sentido de responsabilidad que permitirá terminar con el tiradero de basura actual, que al igual que el de Canatlán, representa un riesgo para la salud de la gente, inclusive riesgos cancerígenos, han mencionado algunos.

Sería oportuno que el Ayuntamiento canatlense investigara a fondo el tema del relleno sanitario, se asesore de las instituciones que participaron en su gestión y construcción, como lo es la Secretaría de Recursos Naturales y Medio Ambiente de Durango y en el ánimo de mejorar la situación irregular actual, saber a ciencia cierta si el relleno puede ser utilizable, con parámetros técnicos y no con sesgos político-partidistas o revanchistas, como pareciera sucedió.

Gerardo Galaviz Martínez en Nuevo Ideal permite observar que cuando se quieren hacer bien las cosas, los colores partidarios salen sobrando.

Por lo pronto, en Canatlán no lograron concretizar relleno sanitario las administraciones municipales que encabezaron Crescencio Contreras García, Eugenio Rodríguez del Campo, Manolo Ávila Galindo y ahora la de Dora González Tremillo.

La pregunta es ¿hasta cuándo?

Hasta la próxima…


REGIÓN SIERRA, Dgo. (OEM).- Pues parece que será hasta mejor ocasión que ciudad Canatlán contará con relleno sanitario, una obra que es una verdadera necesidad pero que es tema muy temido por habitantes y vecinos del municipio, que se rehúsan a que se construya cerca de su propiedad.

De acuerdo a inmejorable fuente, la obra ya no se realizará en virtud de que el gobierno municipal encontró marcado rechazo de los vecinos de aquellos sitios que tenían las condiciones para recibir esta obra y el primero donde hubo reacción en contra fue en la comunidad El Pozole.

En el trienio municipal anterior, 2013-2016, se trabajó en la búsqueda de un espacio para construirlo, con el respaldo de la Secretaría de Recursos Naturales y Medio Ambiente de Durango, institución que gestionó y construyó un relleno sanitario, definiendo el sitio para realizar la obra y en donde el municipio sólo consiguió y rentó el espacio.

La inconformidad vecinal y denuncia “anónima” provocó que dependencias ligadas con el medio ambiente pusieran multas y cancelaran los trabajos, lo que no impidió que el relleno terminara de construirse, ante lo cual se inició un proceso legal en el cual el gobierno local buscó destrabar el problema y poner en marcha la esperada obra, para terminar con el tiradero de basura y sus constantes incendios provocadores de humaredas que pudieran resultar nocivas para la salud.

Entró el nuevo gobierno, actual administración municipal 2016-2019, con rechazo para todo lo que oliera a la administración anterior y el Departamento Jurídico ya no siguió el proceso legal, que presuntamente ya estaba ganado y el relleno sanitario quedó en el olvido.

El mes de septiembre del año 2017, los concejales Jacob Martínez Reyes, Leobardo Ayala Lares y Efrén Lares Cervantes acudieron al sitio donde se levanta esta obra y constataron su abandono; ese día por la tarde, el concejal Lares Cervantes cuestionó en la Sesión de Cabildo a la presidente Dora González por que el abandonamiento de la citada obra, a lo cual la primer edil contestó no saber la razón.

En el municipio de Nuevo Ideal, el alcalde Gerardo Galaviz Martínez, de extracción panista, trabaja para terminar lo faltante al relleno sanitario que dejó inconcluso, en lo que se refiere a los accesos, la administración 2010-2013 que encabezó el priista Ernesto Velázquez, es decir, Gerardo muestra una madurez y un sentido de responsabilidad que permitirá terminar con el tiradero de basura actual, que al igual que el de Canatlán, representa un riesgo para la salud de la gente, inclusive riesgos cancerígenos, han mencionado algunos.

Sería oportuno que el Ayuntamiento canatlense investigara a fondo el tema del relleno sanitario, se asesore de las instituciones que participaron en su gestión y construcción, como lo es la Secretaría de Recursos Naturales y Medio Ambiente de Durango y en el ánimo de mejorar la situación irregular actual, saber a ciencia cierta si el relleno puede ser utilizable, con parámetros técnicos y no con sesgos político-partidistas o revanchistas, como pareciera sucedió.

Gerardo Galaviz Martínez en Nuevo Ideal permite observar que cuando se quieren hacer bien las cosas, los colores partidarios salen sobrando.

Por lo pronto, en Canatlán no lograron concretizar relleno sanitario las administraciones municipales que encabezaron Crescencio Contreras García, Eugenio Rodríguez del Campo, Manolo Ávila Galindo y ahora la de Dora González Tremillo.

La pregunta es ¿hasta cuándo?

Hasta la próxima…


sábado 16 de febrero de 2019

Recorriendo...

viernes 15 de febrero de 2019

Recorriendo...

jueves 14 de febrero de 2019

Recorriendo…

miércoles 13 de febrero de 2019

Recorriendo…

martes 12 de febrero de 2019

Recorriendo…

lunes 11 de febrero de 2019

Recorriendo…

domingo 10 de febrero de 2019

Recorriendo…

viernes 08 de febrero de 2019

Recorriendo....

jueves 07 de febrero de 2019

Recorriendo…

miércoles 06 de febrero de 2019

Recorriendo…

Cargar Más