/ martes 24 de noviembre de 2020

Recorriendo…

REGIÓN SIERRA, Dgo. (OEM).- Las nuevas medidas que se implementarán dentro de la contingencia sanitaria que se atraviesa en el municipio Nuevo Ideal será el abrir los comercios no esenciales en un horario de diez de la mañana a las seis de la tarde, algo que ya se lleva en Canatlán.

Esta medida sin duda es positiva, en el sentido de que la economía no debe de asfixiarse y con ello a muchas familias que de ahí viven, además de que los comerciantes mantienen los protocolos de salud en lo que es el interior del inmueble o local donde trabajan.

Una cosa distinta opera en el comercio informal, donde las personas que acuden a vender sus productos, cumpliendo ellos su resguardo, el respectivo cuidado personal, están más a merced de aquellas personas que acuden a sus puestos sin cumplir las normas establecidas, dejando el ambulante un poco indefenso, ante la incapacidad que se tiene de vetarles el paso, al ser calle, corredor o banqueta.

Las autoridades han hecho lo conducente, el sector salud también, así como los comerciantes, pero existe aún mucha falta de cuidado de la gente, que acude llevando a sus niños para aquí y para allá, como ayer se observó en el tianguis ubicada en la plaza Zaragoza, en ciudad Canatlán, frente al colegio González y Valencia.

Toca a la población a cuidar a los médicos, a las enfermeras, a los comerciantes y a toda aquella persona que está en el servicio público, pero, sobre todo, toca a cada persona cuidar de sí mismo, de sus hijos y de sus padres; lo anterior viene al caso al conocer el fallecimiento de un esforzado comerciante, de ciudad Canatlán.

El que estén las tiendas abiertas es un beneficio para la población y toca a ésta, con el autocuidado y respetando lo establecido, el mantenerlas funcionando, entendiendo lo que desde marzo se ha venido diciendo en todas las formas posibles lo que debe hacerse para evitar enfermar.

En fin, a seguir a la espera de más sucesos derivados de la enfermedad del año 2020, que ha resquebrajado y puesto a temblar los sistemas económicos, de salud, educativo, social, deportivo y todo aquello que tiene que ver con la convivencia y desarrollo social.

REGIÓN SIERRA, Dgo. (OEM).- Las nuevas medidas que se implementarán dentro de la contingencia sanitaria que se atraviesa en el municipio Nuevo Ideal será el abrir los comercios no esenciales en un horario de diez de la mañana a las seis de la tarde, algo que ya se lleva en Canatlán.

Esta medida sin duda es positiva, en el sentido de que la economía no debe de asfixiarse y con ello a muchas familias que de ahí viven, además de que los comerciantes mantienen los protocolos de salud en lo que es el interior del inmueble o local donde trabajan.

Una cosa distinta opera en el comercio informal, donde las personas que acuden a vender sus productos, cumpliendo ellos su resguardo, el respectivo cuidado personal, están más a merced de aquellas personas que acuden a sus puestos sin cumplir las normas establecidas, dejando el ambulante un poco indefenso, ante la incapacidad que se tiene de vetarles el paso, al ser calle, corredor o banqueta.

Las autoridades han hecho lo conducente, el sector salud también, así como los comerciantes, pero existe aún mucha falta de cuidado de la gente, que acude llevando a sus niños para aquí y para allá, como ayer se observó en el tianguis ubicada en la plaza Zaragoza, en ciudad Canatlán, frente al colegio González y Valencia.

Toca a la población a cuidar a los médicos, a las enfermeras, a los comerciantes y a toda aquella persona que está en el servicio público, pero, sobre todo, toca a cada persona cuidar de sí mismo, de sus hijos y de sus padres; lo anterior viene al caso al conocer el fallecimiento de un esforzado comerciante, de ciudad Canatlán.

El que estén las tiendas abiertas es un beneficio para la población y toca a ésta, con el autocuidado y respetando lo establecido, el mantenerlas funcionando, entendiendo lo que desde marzo se ha venido diciendo en todas las formas posibles lo que debe hacerse para evitar enfermar.

En fin, a seguir a la espera de más sucesos derivados de la enfermedad del año 2020, que ha resquebrajado y puesto a temblar los sistemas económicos, de salud, educativo, social, deportivo y todo aquello que tiene que ver con la convivencia y desarrollo social.