/ jueves 4 de noviembre de 2021

Recorriendo…

REGIÓN SIERRA, Dgo. (OEM).- Muy metido a su labor en Santiago Papasquiaro el delegado priísta Martín Atienzo Lazos, destrabando, clarificando y ampliando los lazos entre personajes del priísmo local que en algún momento han externado inquietud de cara al 2022.

Muy llamativo el encuentro sostenido la mañana de miércoles con personas como Daniel Escobedo Miranda, Jesús Ever Mejorado, Ana Lilia Lomas Aguirre, Carlos Mejorado, Víctor Manuel Gallegos y el ex alcalde Albino Ponce Barrón.

El encuentro fue en el restaurante de don Manuel Rivera Carrasco, doble ex alcalde y priísta cuya opinión es muy valorada por el delegado estatal.

Como co-anfitriones estuvieron Vera Abascal, secretaria general del comité municipal tricolor y el presidente Sergio Favela Rodríguez, de quien se dice por allá que cuando inició el Partido Nacional Revolucionario allá en tierra pinolera, el “Maskas” ya había sido regidor dos veces. ¡Ah raza!

Quizá lo más importante que puede suceder en estos encuentros es que don Manuel y Albino estrechen sus manos, porque al final el presunto desencuentro entre ambos no fue ni de agresión ni de intención, quizás solo de omisión. Ambos son personas de una sola pieza.

Si el librito de la política y sus maneras tradicionales sigue vigente, aspirantes priístas y panistas deberán coincidir en la necesidad que tienen de unirse y ponerse a trabajar, en torno a quien tiene las circunstancias a su favor y se llama César Rivas Nevárez, alcalde que tiene en su trato hacia la gente su principal, virtud, una sencillez auténtica.

Por ahí anda otro político reconocido, Everardo Cereceros Martínez, priísta, morenista y ahora al parecer como “agente libre”, que bien pudiera ser regresado al tricolor, luego de que el ex director del Coba le dio a Movimiento de Regeneración Nacional dos regidores.

Si las negociaciones de Alonso Díaz con Morena fructifican, entonces la incorporación de Ever Cereceros deberá tener casi el carácter de urgente ya que bien o mal, el académico tiene su capital político, como sin duda lo tiene el dos veces candidato panista a la presidencia municipal.

Hace dos años, los aspirantes blanquiazules a la presidencia municipal fueron Alma Carrera Silva, Fernando Díaz, Ricardo del Rivero, José Luis Corral Samaniego, Alonso Díaz, César Rivas y Rodrigo Sotelo.

De entenderse los actuales tiempos, en el actual proceso electoral solo deberá estar el nombre de Rivas Nevárez, quien tiene respaldo de panistas, priístas, morenistas y un amplio sector de la sociedad apartidista, entre otros.

No pasa desapercibido el ritual de quienes, no teniendo un respaldo real para una aspiración de este tamaño, buscan hacerse presentes para buscar reintegro, seguir vigentes y se anote ese buen deseo en el currículum.

Por reintegro debe entenderse algún puesto en la vida pública e inclusive, dinero en efectivo, para vender ese apoyo, situación que pareciera lastimosa pero que es una realidad, lo mismo en campañas que en precampañas y procesos internos.

En fin, el proceso electoral está en marcha y con ello las maquinarias que participarán en ello, una renovación de ayuntamiento atípica en Santiago Papasquiaro y en todo el Estado, a excepción de Nuevo Ideal, donde lleva años de practicarse religiosamente cada tres años, coaliciones, alianzas y todo lo que signifique llegar al poder y en dos casos concretos, joder al enemigo.

REGIÓN SIERRA, Dgo. (OEM).- Muy metido a su labor en Santiago Papasquiaro el delegado priísta Martín Atienzo Lazos, destrabando, clarificando y ampliando los lazos entre personajes del priísmo local que en algún momento han externado inquietud de cara al 2022.

Muy llamativo el encuentro sostenido la mañana de miércoles con personas como Daniel Escobedo Miranda, Jesús Ever Mejorado, Ana Lilia Lomas Aguirre, Carlos Mejorado, Víctor Manuel Gallegos y el ex alcalde Albino Ponce Barrón.

El encuentro fue en el restaurante de don Manuel Rivera Carrasco, doble ex alcalde y priísta cuya opinión es muy valorada por el delegado estatal.

Como co-anfitriones estuvieron Vera Abascal, secretaria general del comité municipal tricolor y el presidente Sergio Favela Rodríguez, de quien se dice por allá que cuando inició el Partido Nacional Revolucionario allá en tierra pinolera, el “Maskas” ya había sido regidor dos veces. ¡Ah raza!

Quizá lo más importante que puede suceder en estos encuentros es que don Manuel y Albino estrechen sus manos, porque al final el presunto desencuentro entre ambos no fue ni de agresión ni de intención, quizás solo de omisión. Ambos son personas de una sola pieza.

Si el librito de la política y sus maneras tradicionales sigue vigente, aspirantes priístas y panistas deberán coincidir en la necesidad que tienen de unirse y ponerse a trabajar, en torno a quien tiene las circunstancias a su favor y se llama César Rivas Nevárez, alcalde que tiene en su trato hacia la gente su principal, virtud, una sencillez auténtica.

Por ahí anda otro político reconocido, Everardo Cereceros Martínez, priísta, morenista y ahora al parecer como “agente libre”, que bien pudiera ser regresado al tricolor, luego de que el ex director del Coba le dio a Movimiento de Regeneración Nacional dos regidores.

Si las negociaciones de Alonso Díaz con Morena fructifican, entonces la incorporación de Ever Cereceros deberá tener casi el carácter de urgente ya que bien o mal, el académico tiene su capital político, como sin duda lo tiene el dos veces candidato panista a la presidencia municipal.

Hace dos años, los aspirantes blanquiazules a la presidencia municipal fueron Alma Carrera Silva, Fernando Díaz, Ricardo del Rivero, José Luis Corral Samaniego, Alonso Díaz, César Rivas y Rodrigo Sotelo.

De entenderse los actuales tiempos, en el actual proceso electoral solo deberá estar el nombre de Rivas Nevárez, quien tiene respaldo de panistas, priístas, morenistas y un amplio sector de la sociedad apartidista, entre otros.

No pasa desapercibido el ritual de quienes, no teniendo un respaldo real para una aspiración de este tamaño, buscan hacerse presentes para buscar reintegro, seguir vigentes y se anote ese buen deseo en el currículum.

Por reintegro debe entenderse algún puesto en la vida pública e inclusive, dinero en efectivo, para vender ese apoyo, situación que pareciera lastimosa pero que es una realidad, lo mismo en campañas que en precampañas y procesos internos.

En fin, el proceso electoral está en marcha y con ello las maquinarias que participarán en ello, una renovación de ayuntamiento atípica en Santiago Papasquiaro y en todo el Estado, a excepción de Nuevo Ideal, donde lleva años de practicarse religiosamente cada tres años, coaliciones, alianzas y todo lo que signifique llegar al poder y en dos casos concretos, joder al enemigo.