/ miércoles 27 de mayo de 2020

Sí hay mujeres en Durango

Durango, tercer lugar en embarazo adolescente


28 de mayo: Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres. El Estado debe garantizar el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos.

El “Día internacional de acción de salud de las mujeres” tiene como antecedentes el “Día del vientre libre” decretado en Brasil en 1871, que significaba liberar a los hijos e hijas de las esclavas, terminó con la esclavitud en el vientre, antecedente de la eliminación de la esclavitud en ese país, 17 años después, por la princesa Isabel.

El 28 de mayo se conmemoró el “Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres” y pocas veces tenemos algo qué celebrar y por ello es el momento propicio de “llamar la atención” sobre la situación de las mujeres, sobretodo en cuanto a su salud sexual y reproductiva.

El cuidado de la salud de las mujeres es diferente a la de los hombres y requiere de atención distinta: Las mujeres sufren embarazos no deseados a temprana edad, en algunos casos producto de violaciones sexuales, también pasan por la violencia obstétrica en los hospitales y la muerte materna que según algunos estudios serios se podría evitar en la mayoría de los casos.

Por lo anterior es importante la salud sexual y reproductiva que tiene que ver con los derechos humanos, en particular con los derechos sexuales y reproductivos.

La preocupación sobre la salud de las mujeres, sobre todo las adolescentes, nos llevó a signar desde el 2002 junto con otras muchas organizaciones la “Cartilla de derechos sexuales y reproductivos de adolescentes y jóvenes”, este documento fue impulsado por El Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir y REDefine México.

En 2020 Durango ocupa el tercer lugar en embarazo en adolescentes, según el sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y adolescentes (SIPINNA) de Durango. En 2019 hubo más de 500 embarazos en menores de 14 o sea 500 violadores que no pisaron la cárcel. Recuerde en nuestro estado las relaciones sexuales en menores de 14 aunque sean consentidas, son consideradas violación.

Es momento de volver a recordarles a los gobiernos federal, estatal y municipal, que tienen mucho qué hacer para evitar de niñas y adolescentes se embaracen y pongan en peligro su vida y el desarrollo profesional y muchas otras cosas más, que es lo que provoca el embarazo en adolescentes. Ojalá tanto hombres como mujeres conociéramos la mencionada cartilla.

En mi opinión los gobiernos tienen que implementar materias de sexualidad en los programas de estudio de preescolar, primaria, secundaria y preparatoria. Esto también evitaría el número de abusos sexuales infantiles. El conocimiento de la sexualidad y contar con información y el acceso a los métodos anticonceptivos, permitiría disminuir los embarazos en adolescentes y el abuso sexual infantil; esto sin dejar fuera el castigo a los responsables de tales hechos ilícitos. Recuerde que la impunidad es la causa de que sigan ocurriendo los delitos.

Los derechos sexuales y reproductivos son los siguientes y su ejercicio nos permitirá una salud sexual adecuada para mujeres, niñas y adolescentes.

Derecho a decidir de forma libre, autónoma e informada sobre mi cuerpo y mi sexualidad. Una sexualidad libre e informada y que el gobierno garantice su ejercicio.

Derecho a ejercer y disfrutar plenamente mi vida sexual. Derecho a que cualquier expresión sexual, erótica o de género que decidamos ejercer, con pleno respeto a los derechos de las personas involucradas, sea protegida por el Estado.

Derecho a manifestar públicamente mis afectos. Libertad de expresar públicamente mi identidad de género, sexual. Esta expresión deberá ser dentro de las legislaciones federales, estatales y municipales, pero libre de estereotipos

Derecho a decidir con quién o quiénes relacionarme afectiva, erótica y sexualmente. Nadie puede obligar a relacionarme con persona determinada, ni de sexo determinado; los matrimonios arreglados están prohibidos y yo puedo ejercer mi derecho a relacionarme con quien quiera y que, desde luego, esté dentro de la ley.

Derecho a que se respete mi privacidad y a que se resguarde mi información personal. Este derecho tiene que ver con que en el campo de mi sexualidad y forma de relacionarme debe guardarse privacidad en la escuela, en el trabajo y en los servicios de salud.

Derecho a la vida, a la integridad física, psicológica y sexual. No ser víctimas de tortura o tratos crueles e inhumanos en el ejercicio de nuestra sexualidad, un ejemplo claro no puedes negar el aborto a una niña o adolescente que fue violada.

Derecho a decidir de manera libre e informada sobre mi vida reproductiva. De acuerdo al artículo 4º. Constitucional puedo decidir libremente el número de hijas e hijos y sus espaciamiento, por lo cual el gobierno debe garantizar mi derecho a acceder a métodos anticonceptivos y a la reproducción asistida.

Derecho a la igualdad. Vivir libres de estereotipos para ejercer nuestros derechos en igualdad

Derecho a vivir libre de discriminación. No debemos ser discriminadas, ni discriminados por nuestras diferentes formas de vida, o por raza, edad, sexo, creencias, etc.

Derecho a la información actualizada, veraz, completa, científica y laica sobre sexualidad. Todas las personas tenemos derecho a información científica libre de creencias religiosas o costumbres culturales.

Derecho a la educación integral en sexualidad. Las niñas y los niños así como las y los adolescentes y jóvenes tienen derecho a recibir educación en salud sexual, lo cual sin duda evitara embarazos adolescentes y el abuso sexual infantil.

Derecho a los servicios de salud sexual y reproductiva. El acceso a los anticonceptivos, reproducción asistida, a la profilaxis, así como como al aborto deben de estar al acceso sin dilación. Las mujeres no tienen por qué vivir violencia obstétrica

Derecho a la identidad sexual. Tenemos derecho a construir, decidir y expresar nuestra identidad sexual e identidad política, sin ser juzgadas o juzgados por ello

Derecho a la participación en las políticas públicas sobre sexualidad y reproducción. A que en cualquier cambio de ley o de política pública tenga participación todas las personas incluyendo la diversidad sexual, respecto al matrimonio igualitario y la adopción.

Los derechos sexuales y reproductivos son para todas las personas tanto hombres como mujeres y los gobiernos tienen la obligación de garantizar su ejercicio independientemente de costumbres o creencias religiosas.

Durango, tercer lugar en embarazo adolescente


28 de mayo: Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres. El Estado debe garantizar el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos.

El “Día internacional de acción de salud de las mujeres” tiene como antecedentes el “Día del vientre libre” decretado en Brasil en 1871, que significaba liberar a los hijos e hijas de las esclavas, terminó con la esclavitud en el vientre, antecedente de la eliminación de la esclavitud en ese país, 17 años después, por la princesa Isabel.

El 28 de mayo se conmemoró el “Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres” y pocas veces tenemos algo qué celebrar y por ello es el momento propicio de “llamar la atención” sobre la situación de las mujeres, sobretodo en cuanto a su salud sexual y reproductiva.

El cuidado de la salud de las mujeres es diferente a la de los hombres y requiere de atención distinta: Las mujeres sufren embarazos no deseados a temprana edad, en algunos casos producto de violaciones sexuales, también pasan por la violencia obstétrica en los hospitales y la muerte materna que según algunos estudios serios se podría evitar en la mayoría de los casos.

Por lo anterior es importante la salud sexual y reproductiva que tiene que ver con los derechos humanos, en particular con los derechos sexuales y reproductivos.

La preocupación sobre la salud de las mujeres, sobre todo las adolescentes, nos llevó a signar desde el 2002 junto con otras muchas organizaciones la “Cartilla de derechos sexuales y reproductivos de adolescentes y jóvenes”, este documento fue impulsado por El Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir y REDefine México.

En 2020 Durango ocupa el tercer lugar en embarazo en adolescentes, según el sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y adolescentes (SIPINNA) de Durango. En 2019 hubo más de 500 embarazos en menores de 14 o sea 500 violadores que no pisaron la cárcel. Recuerde en nuestro estado las relaciones sexuales en menores de 14 aunque sean consentidas, son consideradas violación.

Es momento de volver a recordarles a los gobiernos federal, estatal y municipal, que tienen mucho qué hacer para evitar de niñas y adolescentes se embaracen y pongan en peligro su vida y el desarrollo profesional y muchas otras cosas más, que es lo que provoca el embarazo en adolescentes. Ojalá tanto hombres como mujeres conociéramos la mencionada cartilla.

En mi opinión los gobiernos tienen que implementar materias de sexualidad en los programas de estudio de preescolar, primaria, secundaria y preparatoria. Esto también evitaría el número de abusos sexuales infantiles. El conocimiento de la sexualidad y contar con información y el acceso a los métodos anticonceptivos, permitiría disminuir los embarazos en adolescentes y el abuso sexual infantil; esto sin dejar fuera el castigo a los responsables de tales hechos ilícitos. Recuerde que la impunidad es la causa de que sigan ocurriendo los delitos.

Los derechos sexuales y reproductivos son los siguientes y su ejercicio nos permitirá una salud sexual adecuada para mujeres, niñas y adolescentes.

Derecho a decidir de forma libre, autónoma e informada sobre mi cuerpo y mi sexualidad. Una sexualidad libre e informada y que el gobierno garantice su ejercicio.

Derecho a ejercer y disfrutar plenamente mi vida sexual. Derecho a que cualquier expresión sexual, erótica o de género que decidamos ejercer, con pleno respeto a los derechos de las personas involucradas, sea protegida por el Estado.

Derecho a manifestar públicamente mis afectos. Libertad de expresar públicamente mi identidad de género, sexual. Esta expresión deberá ser dentro de las legislaciones federales, estatales y municipales, pero libre de estereotipos

Derecho a decidir con quién o quiénes relacionarme afectiva, erótica y sexualmente. Nadie puede obligar a relacionarme con persona determinada, ni de sexo determinado; los matrimonios arreglados están prohibidos y yo puedo ejercer mi derecho a relacionarme con quien quiera y que, desde luego, esté dentro de la ley.

Derecho a que se respete mi privacidad y a que se resguarde mi información personal. Este derecho tiene que ver con que en el campo de mi sexualidad y forma de relacionarme debe guardarse privacidad en la escuela, en el trabajo y en los servicios de salud.

Derecho a la vida, a la integridad física, psicológica y sexual. No ser víctimas de tortura o tratos crueles e inhumanos en el ejercicio de nuestra sexualidad, un ejemplo claro no puedes negar el aborto a una niña o adolescente que fue violada.

Derecho a decidir de manera libre e informada sobre mi vida reproductiva. De acuerdo al artículo 4º. Constitucional puedo decidir libremente el número de hijas e hijos y sus espaciamiento, por lo cual el gobierno debe garantizar mi derecho a acceder a métodos anticonceptivos y a la reproducción asistida.

Derecho a la igualdad. Vivir libres de estereotipos para ejercer nuestros derechos en igualdad

Derecho a vivir libre de discriminación. No debemos ser discriminadas, ni discriminados por nuestras diferentes formas de vida, o por raza, edad, sexo, creencias, etc.

Derecho a la información actualizada, veraz, completa, científica y laica sobre sexualidad. Todas las personas tenemos derecho a información científica libre de creencias religiosas o costumbres culturales.

Derecho a la educación integral en sexualidad. Las niñas y los niños así como las y los adolescentes y jóvenes tienen derecho a recibir educación en salud sexual, lo cual sin duda evitara embarazos adolescentes y el abuso sexual infantil.

Derecho a los servicios de salud sexual y reproductiva. El acceso a los anticonceptivos, reproducción asistida, a la profilaxis, así como como al aborto deben de estar al acceso sin dilación. Las mujeres no tienen por qué vivir violencia obstétrica

Derecho a la identidad sexual. Tenemos derecho a construir, decidir y expresar nuestra identidad sexual e identidad política, sin ser juzgadas o juzgados por ello

Derecho a la participación en las políticas públicas sobre sexualidad y reproducción. A que en cualquier cambio de ley o de política pública tenga participación todas las personas incluyendo la diversidad sexual, respecto al matrimonio igualitario y la adopción.

Los derechos sexuales y reproductivos son para todas las personas tanto hombres como mujeres y los gobiernos tienen la obligación de garantizar su ejercicio independientemente de costumbres o creencias religiosas.

miércoles 29 de julio de 2020

Sí hay mujeres en Durango

miércoles 22 de julio de 2020

Sí hay mujeres en Durango

miércoles 08 de julio de 2020

Sí hay mujeres en Durango

miércoles 01 de julio de 2020

Sí hay mujeres en Durango

miércoles 24 de junio de 2020

Si hay mujeres en Durango

miércoles 17 de junio de 2020

Si hay mujeres en Durango

miércoles 10 de junio de 2020

Sí hay mujeres en Durango

miércoles 10 de junio de 2020

Sí hay mujeres en Durango

miércoles 03 de junio de 2020

Si hay mujeres en Durango

miércoles 27 de mayo de 2020

Sí hay mujeres en Durango

Cargar Más